Una “gran lección” de los católicos

Publicado: 7 diciembre 2008 en Ciencia y religión
Etiquetas:,

Hoy, en el Semanal de ABC, Juan Manuel de Prada se congratulaba en su famosa página del discurso de los compañeros del recientemente asesinado por ETA Álvaro Ussía. Cito textualmente:

“Hablan, con un aplomo y un fervor admirables, de perdón; hablan de vida eterna; hablan de las bondades del compañero que han perdido; y elevan al cielo una oración, rogando por su alma inmortal, seguros de que Ussía está disfrutando a estas horas de un Paraíso muy superior a los paraísos terrenales de pacotilla que pretenden vendernos los idólatras. Y, mientras hablan, cesa por un momento el ruido: porque las verdades esenciales tienen la propiedad de acallar la cháchara de los idólatras”.

¿Quiénes serán esos idólatras que hacen ruido molesto según de Prada? Al principio del artículo habla de que nuestra sociedad es idolátrica y que una de sus características es la incapacidad de afrontar la muerte con naturalidad. Nos dice que, mientras estamos vivos, la idolatría de la ciencia y el progreso nos inspiran ideas fatuas, haciéndonos creer que somos semidioses; mientras que cuando estamos cerca de la muerte y la medicina ya no puede hacer nada, esta idolatría que supone la ciencia y el progreso enmudece y nos hace sentir que no somos nada. Después mete en un mismo saco lo que es la idolatría científica con la carroñería de los medios de comunicación y las tardías acciones políticas: todo idolatrías. Lo auténtico es el discurso cristiano de los compañeros de Ussía, todo lo demás, idolatrías.

¿Qué decir ante algo así? ¿Cómo empezar? El cristianismo actual ve la actualidad como una época de corrupción y degeneración sin parangón. El Tercer Mundo se cae en pedazos y en Occidente sólo hay superficialidad e ignorancia, banalidad e idolatría… ¿Todo esto causado por qué? Porque se ha abandonado lo único que no es falso, lo único que no es mentira: el catolicismo. Los seminarios y las iglesias se vacían debido a esta terrible falta de valores… El hombre se ha dejado engañar por las promesas ilustradas de ciencia y progreso, falsos dioses que a la postre sólo traerán desgracias (Auschwitz o Hiroshima. Es curioso que Auschwitz se lo considere como un logro de la ciencia cuando su modus operandi era el mismo que el de reyes, califas y Papas desde el comienzo de los tiempos cuando aún no existía la ciencia moderna).

En general, a todos estos señores que son tan críticos con las ideas de progreso y de ciencia les invito a que sean plenamente consecuentes con sus acusaciones. Si la ciencia y el progreso son idolatrías, son mentiras, vale, cuando usted tenga un ataque de apendicitis no vaya a un médico, por favor, rece todo lo que pueda para que la Virgen de Lourdes le opere ella misma. Y, de nuevo por favor, no utilice todos estos artefactos diabólicos de la ciencia: el agua caliente, el frigorífico, la calefacción, la luz eléctrica, el ordenador, su automóvil… vuelva pues a su querida Edad Media en donde la ciencia moderna no existía y todo era Cristianismo, pero no tenga esa doble moral de criticar el progreso y hacer buen uso de él cuando lo necesita.

Me resulta igualmente curioso cuando de Prada alaga las virtudes del Paraíso celestial, muy superior a la de “los paraísos de pacotilla que pretenden vendernos los idólatras“. Claro, el único Paraíso válido es el suyo, en la otra vida. Como toda buena religión la única verdad es la que ella promueve. Sólo nos vale entonces la vida ultraterrena, siendo esta un valle de lágrimas y todo intento de mejorar este mundo pecaminoso y lleno de calamidades será una idolatría, un “paraíso de pacotilla”. Señores científicos, dejen de trabajar para la cura del cáncer o del Alzheimer, que todo lo que ustedes hacen es mentira. No nos prometan paraísos que no pueden cumplir.

Sin embargo, y esto ya es la monda, el cristianismo sí que puede cumplir sus promesas. Acusa a la ciencia y al progreso de fracasar, de ser falsos, pero ellos… PROMETEN UN MÁS ALLÁ CELESTIAL, UN PARAÍSO EN DONDE ESTAREMOS TODA LA ETERNIDAD CONTEMPLANDO A DIOS… y eso es lo verdadero, lo que nos tenemos que creer. Es decir, no me he de creer lo que la Electrodinámica cuántica me dice aún cuando en sus experimentos acierta resultados con más de veinte decimales y me he de creer todas sus promesas basadas en un libro escrito hace dos mil años lleno de mitos y leyendas… y luego la ciencia es la soberbia que “nos hace creernos semidioses” y el catolicismo es humilde. Un hombre que dice “yo soy el camino, la verdad y la vida” es humilde, mientras que el espíritu científico que te dice que no te creas nada hasta que no lo tengas bien demostrado y ni aún así, es soberbio.

Cuando alguien muere de modo trágico como Álvaro Ussía, prometer paraísos falsos llenos de amor y bondad de Dios me parece pésimo. Llenar a la gente el corazón con falsas esperanzas, con supersticiones de vida futura y de reencuentros mágicos es casi hasta malicioso. ¿No es más humilde callar? ¿No es más humilde estar en silencio, perplejos ante algo que no entendemos, reflexionando sobre ello y acompañando a las pobres víctimas, que lanzar soflamas absurdas y mentirosas? ¿No es más honesto decir que no sabemos, que no entendemos cómo es posible que la gente se muera, que no sabemos nada de las tragedias de la vida, antes de lanzar un gran discurso? ¿No es más honesta la reflexión prudente que la afirmación taxativa? Según de la Prada y los demás dueños de la verdad, parece que no.

Anuncios
comentarios
  1. […] Ver también: Pensamiento mágico y Cristianismo o De los sobrenatural. Y si os apetece leer como me gano el infierno a pulso podéis leer Una gran “lección” de los católicos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s