Honramos a Galileo pero no a Darwin

Publicado: 30 enero 2009 en Astronomía, Ciencia y religión, Evolución
Etiquetas:, , ,

Ridiculizaron a Darwin como era su deberEl Vaticano va a honrar la figura de Galileo en una serie de actividades previstas para el año internacional de la astronomía.  El arzobispo Gianfranco Ravasi afirma que los tiempos ya están maduros para una revisión de la figura de Galileo… ¿Ya? No, 362 años después de su muerte… ¿Seguro que las cosas “están ya maduras” para revisar las aportaciones de  Galileo?

En 1992 fue cuando Juan Pablo II rehabilitó la figura de Galileo, once años después de haber creado una comisión para investigar lo que realmente pasó. Es decir, la Iglesia ha tardado 350 años en decir que Galileo llevaba razón… ¡350 años! Bueno, con Darwin pasó algo parecido. No fue hasta 1950 cuando el Papa Pío XII, en su encíclica Humani Generis, dirá que el evolucionismo es compatible con la doctrina católica (91 años después del Origen de las especies). Sin embargo, en el caso de Darwin, el papado se niega a pedir disculpas.

La verdad es que no entiendo por qué la Iglesia ve más peligroso a Galileo que Darwin cuando, en esencia, Darwin no es compatible con el catolicismo. El hecho de que la tierra sea o no el centro del universo sólo contradice unas frases de la Biblia sin importancia doctrinal. No pasa nada por aceptar que Galileo tenía razón. Sin embargo, con Darwin pasa algo bien distinto:

1. El darwinismo ataca de raíz el principio antrópico (el Universo está hecho para el hombre): la selección natural es ciega, el hombre es una especie entre tantas, pudo existir con la misma probabilidad que cualquier otra. El principio antrópico es fundamental para el Cristianismo: Dios creó el mundo para el hombre.

2. El darwinismo postula una causa natural para el hombre. Ya no hace falta una explicación sobrenatural para comprender las singularidades de lo humano. El hombre es explicable desde la naturaleza y no hace falta la mano de Dios para dotarlo de alma.

Creo que estas dos razones son básicas en la doctrina darwinista y no es necesario una exégesis muy profunda para deducirlas. Es lo que se enseña en el instituto. Lógicamente, los creyentes que se toparon con Darwin y Wallace en el siglo XIX reaccionaron airadamente, como buenos cristianos que eran.

El hecho que la Iglesia asuma su compatibilidad tanto con Galileo como con Darwin no es claramente comprensible. ¡Deberían estar intentando que no se impartiera el evolucionismo en los colegios europeos!

Anuncios
comentarios
  1. hector1564 dice:

    Pequeñas objeciones

    1- El principio antrópico existe y es defendido actualmente por numerosos científicos para explicar lo que se conoce como el ajuste fino. Lo único que Darwin demostró es que no es necesario en el ámbito biológico.

    2- Lo natural, lo que hay, es, en la opinión de un creyente y en última instancia, parte de un proyecto divino. El hecho de que el azar sea efectivo se debe a las leyes físicas que lo posibilitan y restringen lo cual nos lleva al primer punto.

    A mi juicio, una de las razones por las que pudiera quejarse la iglesia católica, en concreto y no necesariamente otras cosmovisiones religiosas, es que desde la teoría de Darwin sabemos que la diferencia entre el hombre y los animales es cuantitativa, no cualitativa.

    Saludos

  2. 1- Claro, Darwin poco sabía de astrofísica. El principio antrópico sólo es atacado en su versión biológica. El tema de este principio a nivel cosmológico es muy interesante. Próximamente haré un post para discutirlo.

    Este enlace es interesante al respecto:
    http://astronomia.net/cosmologia/antropico.htm

    2- Efectivamente, el azar es posible dentro de unas leyes físicas que bien podrían haber sido puestas por un Dios. El problema es que la tesis cristiana “Dios creó el Universo entero por y para el hombre” no es compatible con “El hombre pudo no existir”. La postura teísta acorde, en este sentido debería decir: “Dios creó el universo con unas leyes y, casualmente, apareció el hombre”.

    Y en tu última parte también discrepo: no creo que las diferencias entre el hombre y los animales sean sólo cuantitativas. Sí que es cierto, y llevas razón, en que Darwin acercó el hombre a los animales, el hombre es un animal fruto de la evolución, pero precisamente la evolución le ha llevado a ser cualitativamente diferente… ¿cómo?

    Un ejemplo: muchos animales tienen lenguaje. Si decimos que la diferencia es simplemente cuantitativa sólo podríamos decir que el lenguaje humano es igual que el de los perros pero con muchas expresiones más. Realmente eso no es así. Nuestro lenguaje es articulado, propiedad cualitativamente diferente de la de cualquier lenguaje animal y no sólo de grado. Pasa lo mismo con otras características como la autoconciencia, la capacidad artística, etc. No se dan en el mundo animal en ningún grado.

    Un saludo.

  3. hector1564 dice:

    Hola Santiago,

    Sigo dando la lata si no te importa. 😛

    Dices:El problema es que la tesis cristiana “Dios creó el Universo entero por y para el hombre” no es compatible con “El hombre pudo no existir”. La postura teísta acorde, en este sentido debería decir: “Dios creó el universo con unas leyes y, casualmente, apareció el hombre”.

    Eso que dices es muy cierto pero por ejemplo y simplificadamente, si yo tengo unos datos iniciales sobre el clima y pretendo calcular dónde va a suceder un huracán, las matemáticas del caos nos dicen que es muy difícil predecir si va a suceder en A o en B y que hay que apelar a la estadísitca, luego es cuestión de azar.

    Pero si tuviéramos una supercomputadora, pero super super, y pudiéramos recopilar infinitos datos iniciales podríamos colegir que se va a dar en o en B porque el caos es determinístico.

    Lo mismo podría pasar con la evolución, de hecho, esta cada vez más demostrado que esta se rige por dinámicas caóticas.

    En cuanto a que el animal es cualitativamente inferior, bueno esto es discutible según los términos que aceptemos porque lo que tú dices es cierto; yo lo que quería decir es que, así como no hay entidades inmateriales -almas- que gestionan a los animales, así tampoco, se supone, pasará con los humanos pues estos vienen de aquellos, es decir, que todo lo especial de estos emerge de aquellos. No hay salto. O dicho de otro modo estamos hecho de la misma sustancia todos los seres vivos: neuronas, células, átomos.

    De hecho, si no me equivoco, la Iglesia cree en Darwin pero cree que a un mono se le dio un hálito divino o algo así.

    p.d: Estoy expectante a que trates el tema del principio antrópico que me suscita emociones ambivalentes. A ver si tu me ayudas a tener un juicio claro sobre el tema.

    p.d2: Mi heterodoxa convicción es que incluso los católicos debieran preferir antes el darwinismo al diseño inteligente y para demostrarlo escribí hace tiempo un post que tal vez te interese
    http://hector1564.blogspot.com/2008/07/sobre-los-derechos-de-autor-de-la.html

    Saludos

  4. Sí, si la naturaleza funcionara determinísticamente, la objeción de Darwin al principio antrópico queda invalidada. Si no hay azar y todo está determinado, todo podría ser un plan de Dios para que al final surgiera el hombre.

    Vale, estoy de acuerdo con tu diferenciación entre hombres y animales. No hay un salto tan radical como se pensaba antes de Darwin. Y sí, la Iglesia afirma que en un momento dado de la evolución la mano de Dios dotó de alma a un mono.

    Con respecto al tema del principio antrópico a nivel cosmológico… no te creas, no lo tengo del todo claro. Hay muchas afirmaciones chocantes y hay que saber mucho de física para tener una opinión sólida.

    Voy a leer tu post y luego te cuento.

    Un saludo

  5. Miguel Arias dice:

    Y a pesar de los comentarios de ese señor del Vaticano Gianfranco Ravasi, ha mentido, según leo en este artículo http://blogs.periodistadigital.com/religiondigital.php/2008/11/25/urbano-viii-no-firmo-la-condena-de-galil?blog=834&c=1&page=1&more=1&title=urbano-viii-no-firmo-la-condena-de-galil&tb=1&pb=1&disp=single

    Y pondré aquí el comentario, que puse en esa página: El señor Gianfranco Ravasi miente, en 1616 fue el juicio a Galieo, en cualquier libro sobre el tema se comprueba; el Papa entonces era Paulo V (1605-1621), después vendría Gregorio XV (1621-1623) y posteriormente Urbano VIII (1623-1644). Por lo que lo dicho por Gianfranco es una mentira.

  6. No Miguel, no ha mentido.

    Sí es verdad que Galileo fue citado en 1616 por el papa Paulo V y éste ya le obligará a retractarse, pero no lo condena.

    Pero en 1632, cuando publica su “Diálogo sobre los principales sistemas del mundo” es cuando la cosa se pone fea. Esa obra será claramente pro-copernicana. Entonces sí era papa Urbano VIII y se condena oficialmente a Galileo en 1633.

    Ravasi dice que fue un tribunal de la inquisición el que condenó a Galileo y no el mismo Urbano, cosa que yo ignoro y que, además, creo que tampoco es demasiado importante ni quita peso al asunto.

  7. Javier dice:

    Estimable Señor:

    En su artículo critica la actitud incongruente de la Iglesia al aceptar, según Vd., el darwinismo, del que se derivaría la imposibilidad de que el alma hubiera sido creada por Dios. Deduzco de sus afirmaciones que (sin discutir sus conocimientos sobre la teoría evolucionista) Vd. no ha leído la encíclica Humani Generis de Pío XII, en la que sólo se dice que la Iglesia no prohíbe la discusión moderada acerca de las tesis evolucionista (que en ningún momento se acepta), pero dejando los límites de esta libertad de debate bien claros y restringidos: que el alma la creó directamente Dios (sólo del cuerpo podría argumentarse libremente su origen en la evolución), y que Adán fue el primer hombre y ancestro común de los demás. Le copio dos párrafos de la Encíclica:

    “…el Magisterio de la Iglesia no prohíbe el que —según el estado actual de las ciencias y la teología— en las investigaciones y disputas, entre los hombres más competentes de entrambos campos, sea objeto de estudio la doctrina del evolucionismo, en cuanto busca el origen del cuerpo humano en una materia viva preexistente —pero la fe católica manda defender que las almas son creadas inmediatamente por Dios—. Mas todo ello ha de hacerse de manera que las razones de una y otra opinión —es decir la defensora y la contraria al evolucionismo— sean examinadas y juzgadas seria, moderada y templadamente; y con tal que todos se muestren dispuestos a someterse al juicio de la Iglesia, a quien Cristo confirió el encargo de interpretar auténticamente las Sagradas Escrituras y defender los dogmas de la fe [11]. Pero algunos traspasan esta libertad de discusión, obrando como si el origen del cuerpo humano de una materia viva preexistente fuese ya absolutamente cierto y demostrado por los datos e indicios hasta el presente hallados y por los raciocinios en ellos fundados; y ello, como si nada hubiese en las fuentes de la revelación que exija la máxima moderación y cautela en esta materia.

    30. Mas, cuando ya se trata de la otra hipótesis, es a saber, la del poligenismo, los hijos de la Iglesia no gozan de la misma libertad, porque los fieles cristianos no pueden abrazar la teoría de que después de Adán hubo en la tierra verdaderos hombres no procedentes del mismo protoparente por natural generación, o bien de que Adán significa el conjunto de muchos primeros padres, pues no se ve claro cómo tal sentencia pueda compaginarse con cuanto las fuentes de la verdad revelada y los documentos del Magisterio de la Iglesia enseñan sobre el pecado original, que procede de un pecado en verdad cometido por un solo Adán individual y moralmente, y que, transmitido a todos los hombres por la generación, es inherente a cada uno de ellos como suyo propio.”

    Un cordial saludo.

  8. Hola Javier.

    Gracias por la información. Yo tenía la idea de que a partir de esta encíclica la Iglesia aceptaba la evolución como teoría científica, si bien, manteniendo la línea de los dos magisterios (La ciencia nos dice qué es el cielo y la Iglesia cómo se va al cielo) de tal forma que ciencia y religión no se estorben.

    Pero entonces, ¿qué postura tiene a día de hoy al respecto? ¿Hay en otra encíclica posterior algún tipo de declaración?

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s