Los defensores de la vida

Publicado: 31 marzo 2009 en Ética y moral, Ciencia y religión
Etiquetas:, , ,

Traslado aquí literalmente el artículo 2266 del Catecismo de la Iglesia Católica:

2266 La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legítima autoridad pública para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte. Por motivos análogos quienes poseen la autoridad tienen el derecho de rechazar por medio de las armas a los agresores de la sociedad que tienen a su cargo [Las negritas son mías].

Vaya, parece que la vida no es algo que sólo Dios nos puede quitar…

Anuncios
comentarios
  1. hector1564 dice:

    Bien visto.

    Es lo que pienso yo cuando dicen que la vida de un ser humano hay que respetarla en cualquier caso. Sin ir tan lejos como la discutible pena de muerte, ¿acaso no es legítima matar en defensa propia? Si lo es entonces la vida de una persona no tiene un valor absoluto, ¿no?

    Saludos

  2. Actúan de un modo muy extraño: Protegen zigotos y embriones y prohíben suicidarse a tetrapléjicos mientras que fomentan el SIDA en África y, ahora resulta, que están a favor de la pena de muerte…

  3. Fer dice:

    Y como en este asunto tantos otros….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s