El Doctor Frankenstein soviético

Publicado: 1 abril 2009 en Evolución, Filosofía de la ciencia
Etiquetas:, , , , , , ,

El vídeo es un fragmento del documental Experimentos en la reanimación de organismos difundido por el gobierno de la antigua Unión Soviética en 1940. El narrador es el británico John Burdon Sanders Haldane (1892-1964), gran genetista a la par que convencido marxista y miembro del Partido Comunista (hasta 1956).  Quizá por ello se pensó que el vídeo es mera propaganda comunista, a pesar de que el científico responsable de la investigación, Sergei S. Bryukhonenko (1890-1960), publicó, en su momento, todos los procedimientos empleados (cómo está montada la cinta también hace dudar de su autenticidad). Bryukhonenko trabajó con Vishnevsky, quien realizó la primera operación a corazón abierto en 1957, y es el inventor del autojektor, un corazón-pulmón artificial (uno de los lúgubres artefactos que salen en el vídeo). Por dar más datos, recibió la prestigiosa medalla Lenin a título póstumo.

El caso es que en el vídeo podemos ver primero cómo mantiene un corazón y unos pulmones vivos latiendo y respirando respectivamente. Esto no parece nada del otro mundo (o por lo menos, para mi indiferente sensibilidad visual propia de nuestra época). Sin embargo, después, podemos ver cómo la cabeza de un perro mantenida con sangre oxigenada responde a estímulos externos, imagen tétrica donde las haya. Pero, más difícil todavía, se ve como se provoca la muerte clínica de otro perro, le extrae la sangre y después de diez minutos lo conecta al autojektor. Al cabo de un tiempo el perro revive.

A pesar de lo extraño que todo esto nos pueda parecer, no lo es tanto. En el año 2005 en el Safar Center of Resuscitation de la Universidad de Pittsburg (Sí, esto de la resurrección ya no es propiedad exclusiva de hijos de Dios sino que la ciencia también trata con ello, aunque, de momento, sólo de partes del cuerpo y no de humanos enteros) estaban investigando con perros posibilidades de medicina paliativa cuando volvieron a realizar algo parecido a lo de Bryukhonenko: les extrajeron la sangre y la sustituyeron por una mezcla salina enfriada con oxígeno y glucosa. Los animales entraban en muerte clínica y, tres horas después, se les devolvía su sangre. Después de un electroshock, los perros revivían sin apenas sufrir daños permanentes.

Aparte de todas las posibilidades que estos experimentos abren dentro de la ciencia (criogenización, criptobiosis inducida…) rompen con algo que me llama la atención desde hace tiempo: el hecho de la continuidad de la vida. Desde el nacimiento de las primeras células en el caldo primitivo hasta la actualidad la vida no se ha interrumpido, siempre han existido seres vivos. Nunca se ha dado, por decirlo de alguna manera, “un apagón de vida”, un segundo en el que no hubiese vida alguna en el Universo. Bien, los descubrimientos en este campo abren la posibilidad de paralizarla, nos dicen que la vida no es algo que se defina, precisamente, por su continuidad. Podemos apagar y encender seres vivos sin ningún problema.  Como el desafortunado Doctor de Mary Shelley, podemos jugar como dioses con la vida. Ahora nos queda ver lo que consigue Craig Venter.

Otro Frankenstein algo más antiguo fue Andrew Crosse.

Anuncios
comentarios
  1. Tay dice:

    Muy interesante, como siempre por aquí.

    Respecto a “apagar la vida” podríamos decir que en la naturaleza si se da al nivel que se ha alcanzado con la ciencia… se me ocurre la criptobiosis de los tardígrados, por ser mi ejemplo preferido… pero las ranas, más familiares también pueden llegar a congelarse y parar su corazón, otra cosa es anular totalmente el metabolismo, que no llega a darse nunca, sí reducciones enormes, pero no totalmente… como no creo que llegue a darse en los animales de experimentación.

    Un saludo

  2. Hola Tay:

    Me resulta curioso eso de la continuidad de la vida. Un ordenador, lo apagas y lo enciendes y sigue funcionando. Esa es una de las mayores diferencias entre lo vivo y lo artificial. Lo vivo no suele poder apagarse y encenderse, excepto, claro está, algunas sorprendentes especies. Si te gustan los tardígrados aquí tengo un post dedicado a ellos:

    https://vonneumannmachine.wordpress.com/2009/01/22/los-seres-que-heredaran-la-tierra/

    Un cordial saludo y enhorabuena por el éxito del chocolate y el microondas.

  3. […] El doctor Frankenstein soviéticovonneumannmachine.wordpress.com/2009/04/01/el-doctor-franken… por Santiago1980 hace pocos segundos […]

  4. tay dice:

    Genial, no sabía que tenias una entrada dedicada a ellos, voy a leerla ahora mismo, muchas gracias.

    Es cierto que la vida requiere de continuidad, supongo que como todo sistema en equilibrio al perder la estabilidad y salir del equilibrio… si no es con un “empujón” dificilmente vuelve a su lugar.

    Un saludo y gracias otra vez

  5. Ernesto dice:

    Los avances en este campo en los últimos años son enormes. Cada vez más expertos apoyan esta técnica y existen numerosos estudios que la avalan. Uno de los últimos informes es muy importante porque consiste nada menos que en la “Justificación científica de la práctica criónica”:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18321197

    Aquí hay información en español:

    http://www.crionica.org

    Espero que os resulte interesante

    Saludos

  6. […] Esta entrada continua: En busca de la vida eterna y está relacionado con El Doctor Frankenstein soviético […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s