El salto que es el hombre (II)

Publicado: 11 mayo 2009 en Antropología, Filosofía de la ciencia
Etiquetas:, , , ,

Hoy hablaba con mi compañero de departamento. Estamos dando en clase algo de genética. Con esto de ser el año Darwin decidimos explicar un poco de este hombre y de lo que filosóficamente puede representar su revolucionaria teoría. Así, en estos días estamos hablando de Watson y Crick y de lo que significa el ADN. Él me cuenta que le dice a los alumnos que reflexionen sobre si el hombre es sólo eso, si el hombre es sólo el determinismo preciso de la maquinaria molecular del ácido desoxirribonucleico. Es más, insistía en decir que el hombre, su libertad, es lo contrario al determinismo del ADN. El hombre es alma, es libertad, es moralidad, es arte, es todo lo opuesto al inhumano reduccionismo científico en el que sólo hay frío cálculo.

El hombre es demasiado fascinante para ser sólo ADN. Y yo le respondo: a mí lo que realmente me fascina es que el hombre sea ADN. Creo que sería mucho más lamentable que el hombre fuera algo tan simple como un alma o un espíritu. Me parece que el hecho de que tengamos un sistema de replicación hereditaria tan complejo y sorprendente como el ADN no es algo que nos convierta en animales o robots, sino que nos acerca a ser dioses. Otros razonamientos de esta índole que he oído son del tipo: el amor no puede ser sólo un flujo de feromonas o el pensamiento no se reduce a neuronas…

Creo que hay un error de base en argumentos de ese tipo. Cuando un científico habla de que las feromonas tienen mucho que ver con el amor no está reduciendo el amor a feromonas, sino que está abriendo el amor a las feromonas. De algo que no teníamos explicación, ahora vamos a abrir un nuevo campo de investigación. De una sola pregunta, vamos a hacer cien. Una vez formulada la hipótesis, ahora quedan mil cosas por hacer. A cada paso que demos se abrirán muchos problemas. Esa es la esencia del conocimiento, de la ciencia.

Dibujo de Leonardo da Vinci

Hablar de reduccionismo científico implica habitualmente un desconocimiento grave de lo que realmente es la ciencia. La ciencia no reduce, amplía. Descubrir el ADN, las feromonas o las neuronas no es reducir el hombre a ellos, es abrir el hombre a nuevas explicaciones de las que antes carecíamos. Y eso no quita ni una pizca de dignidad al hombre. A mí, el hecho de descender, por parte de padre o de madre :), de un primate no me ha causado más que fascinación. Mirar a uno de esos seres sabiendo que son mis parientes, que comparto con ellos gran parte de mi genoma, que, de algún modo, yo salí de uno de ellos, me hace contemplarlos con una curiosidad renovada y me hace sentirme algo más hermanado con el mundo natural.

Somos colonias de alrededor de cien billones de células perfectamente coordinadas (los seres humanos somos sólo algo más de 6.000 millones. Imagina coordinar a toda esa gente para que trabajen en algo), una complejísima máquina simbiótica irrigada por las geometrías fractales de nuestro sistema cardiovascular; somos millones de reacciones químicas en constante proceso de inacabamiento, de desequilibrio termoquímico, en constante “estar entre medias” porque terminar significa estar muerto; somos el fruto de cientos de miles de años de evolución, de millones de cambios  que pasaron el filtro de la selección natural, hijos de supervivientes natos; somos tantas neuronas como para que todas en fila lleguen a la luna, teniendo por cerebro el objeto más complejo de todo el Universo… ¿Es esto ser poco?

Esta entrada continúa a: El salto que es el hombre

Anuncios
comentarios
  1. Manu dice:

    Hola Santiago.

    Opino más o menos como tú.

    Lo realmente sorprendente es la rapidísima evolución cultural de nuestra especie desde que comenzó a dibujar en las paredes de las cavernas hasta conseguir una comunicación global como esta conversación que estamos manteniendo, en apenas unos miles de años.

    “No es que seamos más altos, sino que nos alzamos en los hombros de los que nos precedieron”

    Seguimos siendo animales, desde luego, pero el desarrollo cultural ha llevado aparejado un desarrollo tecnológico sin precedentes.

    De hecho, nuestros instintos básicos siguen floreciendo a la primera de cambio y por mucha tecnología que nos rodee, continuamos dejándonos llevar por nuestras emociones animales sin apenas poder evitarlo.

    En el fondo, como muy bien dices, no somos más que un complicado conjunto de reacciones fisico-químicas y la prueba más fehaciente de ello es los estragos que puede producir en ¿nuestra alma? la ingesta de una excasa cantidad de sustancias químicas como alcohol o otro tipo de drogas psicotrópicas.
    Y si nos privan del corrosivo oxígeno por un corto periodo de tiempo (unos minutillos), pues “caput”, todo nuestro complicado sistema fisico-químico se va al garete de forma irremediable.

    Espero haberme explicado correctamente.

    Un saludo.

  2. Hola Manu.

    Sí, efectivamente, nuestra especie es singular porque genera cultura, crea tecnología, cosa que no hace ninguna especie viviente (por lo menos a nuestro nivel). Sin embargo, otras especies extintas como el neanderthal, el habilis, ergaster, erectus, etc. también hacían lo que la nuestra.

    Lo que quiero criticar en este post es el prejuicio antropocéntrico heredado desde la antigüedad de creernos el ombligo del mundo sin valorar las auténticas maravillas y misterios del mundo natural. Y cómo no, denunciar cualquier diferenciación de carácter espiritual o por causa de intervención divina.

    El ser humano no representa nada que no pueda salir de la evolución natural. NADA. Sólo puede ser explicable desde ella. Todo otro origen posible es fantasía.

    Un saludo.

  3. jjdd dice:

    ¿¿Esta cientificamente demostrado que descendemos del primate??
    Creia que compartiamos mas adn con el cerdo.

  4. brujaaa dice:

    Hola Santiago.

    Acabo de publicar en mi blog [que es más un lugar para republicar cosas que quiero volver a leer] esta entrada. No te pedí permiso para hacerlo, así que si te molesta, dime no más y la borro.

    Está muy inspiradora esta entrada, felicitaciones.

  5. brujaaa dice:

    Caramba, la dirección de mi blog es ésta, para que la veas in situ: http://inhusuario.blogspot.com/2010/02/el-salto-que-es-el-hombre-ii-tomado-de.html

  6. Hola Brujaaa:

    No tengo ningún problema en que publiques cualquiera de mis artículos en tu blog.

    Muchas gracias.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s