Una concepción dogmática y absolutista del desarrollo de la ciencia tiende a ver las teorías científicas como algo terminado, estático, inamovible; como si el científico que las idea las generara  en un tiempo pero luego las dejara acabadas para siempre (O ni siquiera eso, el mito de Newton y la manzana es una muestra de falsa idea de cómo nace una teoría científica. Los Principia de Newton no son fruto de un “manzanazo” sino de años de dura investigación). Así, si hablamos de paradigmas, solemos entender el paradigma aristotélico, el newtoniano y el einsteniano como tres grandes totems, corpus de doctrinas perfectamente ensambladas. Cuando empezaron a caer, uno imagina que una serie de evidencias experimentales corroyeron sus cimientos hasta que se derrumbaron de una sola vez como un edificio al ser demolido. Parece que uno se acuesta aristotélico y a la mañana siguiente ya es newtoniano.

Nada más lejos de la realidad. La ciencia, cuando es buena ciencia, se caracteriza por lo móvil. Una buena idea no es la idea que se queda en el trono de la verdad nada más pensarse; una buena idea genera inmediatamente líneas de investigación que vuelven constantemente a revisarla; una buena idea es una visión de futuro, más valiosa por lo que abre que por las soluciones que da. Esa es la diferencia entre la ciencia viva y la ciencia muerta (o la religión).

La teoría de Darwin abrió un marco nuevo de hipótesis y contrahipótesis, de tesis y refutaciones

Y, precisamente, desde el Blog Memecio nos llega un claro ejemplo de ciencia viva. El Origen de las especies de Charles Darwin se gestó durante unos veinte años (imaginemos las vueltas que dieron las ideas en la cabeza de Darwin durante tanto tiempo) y luego tuvo nueve ediciones en las que se corrigieron y matizaron un montón de tesis. El especialista en visualización de datos del MIT Ben Fry (en su Web podréis ver diagramas del código genético, estructura de cromosomas, etc.) nos muestra una visualización de los cambios que Darwin introdujo en las sucesivas ediciones de su gran obra. Además de poder verse los cambios frase por frase, es curioso contemplar como las ediciones aumentan de tamaño (de 140.000 a 190.000 palabras). Y es que Darwin tuvo que responder a muchas objeciones (muchas de ellas bastante lógicas) ya que su pensamiento supuso el comienzo de una gran revolución por lo que, necesariamente, habría de estar inacabado.

Los que argumentan que el darwinismo es una religión autoritaria bien harían en comparar los cambios constantes en el pensamiento de Darwin con la, esta vez sí, quietud totémica de los textos bíblicos. ¿Cuántas veces se ha corregido la Biblia debido a las objeciones planteadas? Sólo quien se cree en posesión de la verdad absoluta no necesita revisarla, sólo quien opera con dogmas y no con hipótesis no necesita pensar sino sólo dar órdenes a su rebaño. En el caso de Darwin, desde luego, la historia no era esa.

Anuncios
comentarios
  1. Héctor M dice:

    La diferencia entre la praxis teológica y la científca es, en el fondo, institucional. Mientras que la primera es -en la mayoría de las religiones- centralizada, en el caso de la ciencia, el manejo de la información es descentralizado.

    Que triunfe una más que otra, se debe a las mismas razones que hacen que las instituciones del libre mercado creen sociedades más ricas que las comunistas. Al fin y al cabo, el capitalismo es mejor que el comunismo por una cuestión computacional, esto es, porque maneja de forma más eficiente la información.

    Por eso la ciencia puede permitirse el lujo de unos practicantes con diferentes creencias, no pasa factura, lo importante es la institución, más concretamente, el socialmente descentralizador método científico, que es el que dicta el devenir de las revoluciones científicas que, para mi, dicho sea de paso, es similar en su desarrollo al de los animales en un ecosistema.

  2. Hola Héctor:

    No tengo tan claro el triunfo de las ciencias sobre la religión, así como que tampoco tengo claro que su superioridad se deba únicamente a una superior gestión de la información.

    Estoy de acuerdo contigo que, muchas veces, se pinta la historia de la ciencia como una historia de buenos y malos, del bueno de Galileo contra los malvados inquisidores, pintando a la Iglesia como un conjunto de fanáticos irracionales que lo único que desean es quemar a todo científico. Sin embargo, que eso no sea cierto no nos hace creer en la idea contraria: los monjes ilustrados protegiendo la cultura en sus monasterios contra la barbarie brutal del medievo. La historia es muy compleja y hay casos y ejemplos para todos los gustos.

    Sin embargo, sin irnos tan lejos, en el presente la religión, en concreto el catolicismo, cree en dogmas, mitos, milagros y demás absurdos y nos anima a no tener una actitud crítica con todo ello sino a que vivamos en un “creer sin ver”. Esto lo he mamado yo en la educación que he recibido (no he tenido ni que leerlo) y lo oigo cada vez que piso la Iglesia (bodas, bautizos y comuniones). Esto es una actitud diametralmente opuesta a lo que hizo que Newton formulara su ley de gravitación.

    Respecto al avance de la ciencia como ecosistema estoy de acuerdo contigo. Creo, si no me falla la memoria, que fue Popper el que la formuló.

  3. bLuEs dice:

    La ciencia termina siendo un mito al que se le otorgan cualidades pseudoreligiosas. En este sentido no es tan distinto de la religión. Encima, desde otro lado, es más cojo que ella porque parte de unos presupuestos que no tiene ninguna justificación en sí.

    Saludos

  4. irichc dice:

    Si la movilidad definiera a la ciencia, la filosofía sería la más científica y digna de las disciplinas.

  5. irichc dice:

    “el catolicismo… nos anima a no tener una actitud crítica con todo ello sino a que vivamos en un “creer sin ver”.

    Nada hay más contrario al catolicismo, con independencia de lo que hayas “mamado”. La complejidad de sus dogmas es muy superior a la del resto de religiones monoteístas. Si hay una religión empapada de filosofía, ésta es la católica.

  6. Adolfo dice:

    Opino lo mismo que irichc, el catolicismo no nos invita a creer como bobos en cosas absurdas. Los evangelios plantean unas cuestiones morales y teológicas muy interesantes y abiertas a la crítica. Jesucristo era un tipo muy crítico.

    Otra cuestión muy diferente es que haya cierta estructura que intente imponer ciertas cosas. Eso es diferente. Yo me pongo del lado de Miret Magdalena: “Ser Iglesia y ser crítico con la Iglesia”. En cuanto a la ciencia ¿es que ahí no hay poderes? ¿es que cualquiera es libre de criticar lo que quiera? Yo soy científico, o al menos aprendiz, y mi experiencia dice que no: hoy en día se investiga en lo que el poder político/económico quiere que se investigue, y no se puede publicar más allá de lo que los editores de las revistas más prestigiosas permiten. La investigación científica y tecnológica no es tan democrática como parece.

    No obstante, comparar la ciencia y la religión, salvo en casos puntuales como el anterior, me parece bastante absurdo, ya que es conocimiento que intenta responder a preguntas diferentes y de forma diferente. La ciencia no habla del sentido de la vida y la religión no habla de la fuerza de la gravedad.

    Por cierto, esperemos que nunca cambien los libros de la Biblia, puesto que aparte de su profundidad filosófica y religiosa, son una gran fuente de estudio histórico y literario.

  7. Blues:

    Es cierto que, en muchas ocasiones, también se le atribuyen a la ciencia propiedades míticas: la idea de un progreso indefinido, la creencia en que podrá solucionar todos nuestros problemas o el principio de autoridad del que se revisten ciertas creencias para hacerse pasar por prestigiosas. Las personas que hacen eso manifiestan una mala comprensión de la ciencia.

    Pero no, no creo de ningún modo que la ciencia esté más coja que la religión debido a que sus presupuestos estén menos justificados. En cualquier caso, si nos ponemos escépticos a ultranza, ambas están empatadas. Y si vamos abriendo el terreno, la ciencia tiene, desde luego, muchísima más fundamentación que la de cualquier religión.

    Irich:

    En el sentido de movilidad, la filosofía es más móvil que la ciencia. No tengo ningún problema en aceptar esto ya que no tengo nada en contra de la filosofía (sólo en contra de algunos tipos de filosofía). No obstante, la movilidad no es ÚNICAMENTE lo que distingue a la ciencia de otros saberes (lo cual nos haría caer en relativismo puro y duro), sino muchas cosas más.

    Me hace gracia que cuando uno menciona todas las cosas que ha “mamado” del cristianismo, sus defensores me dicen que eso no es el auténtico cristianismo. Vaya, lo que se predica todos los días desde el púlpito no lo es, sino que hay otro, “oculto”, que es el auténtico y que no tiene los vicios del primero, un cristianismo lleno de intelectuales y hombres sabios con una verdad más profunda que, nosotros desde la ciencia, pobres mortales, desconocemos por ignorancia.

    Adolfo:

    Estoy de acuerdo con que la ciencia, como cualquier actividad humana, puede corromperse e ir contra los mismos principios que la generaron. Pero cuando eso ocurre ya no estamos hablando de ciencia sino de ESCOLÁSTICA. Cuando hay autoridades intocables, ya no hay ciencia, sino otra cosa. Si en la facultad donde estudias hay catedráticos fanfarrones, editores sobornables o investigadores al servicio del poder, no serán buenos científicos, pues la ciencia, en principio, es un saber en tercera persona en donde se intenta que no quepa la subjetividad (de ahí, por ejemplo, el juicio inter pares para la publicación en revistas científicas). La ciencia intenta, en principio ser democrática, otra cosa es lo que los hombres la corrompan. Sin embargo, el cristianismo, corrupto o no, no lo es.

    Defender que la ciencia y la religión son dos cosas distintas y, por lo tanto incomparables, me parece un bonito modo de hacer que el “saber” religioso sea intocable y se salve de los ataques de la racionalidad y del sentido común. Yo creo que la religión tiene un contenido doctrinal el cual está lleno de enunciados declarativos y, por lo tanto, sujetos a verificación. La proposición “Dios resucitó al tercer día en cuerpo y alma” es un enunciado del cual se puede decir si es verdadero o falso. Yo creo firmemente que es falso y que incitar a personas a que crean en él me parece difundir el irracionalismo.

    Lógicamente la Biblia no ha de cambiar ya que es un documento histórico como los son las Pirámides de Egipto. Lo que sí debería cambiar es la interpretación que se hace de ella, obviamente.

  8. Memecio dice:

    La religión enseña. La ciencia aprende. La religión además imparte dogmas fuera de cualquier comprobación, con todas las probabilidades de ser falsos.
    Buen artículo. Has aportado interesantes matices.

  9. Adolfo dice:

    Me he explicado mal.

    No quería decir que haya gente que haga ciencia de forma poco ética (que la hay, pero ese es un problema aparte) sino que la comunidad científica no es democrática. Existen unos cuantos que tienen el prestigio suficiente como para que todos les hagan caso, y aunque no estés exentos de crítica, es muy difícil llevarles la contraria. Eso es lo que decía Lakatos cuando hablaba de que las revoluciones científicas no ocurren por el mero hecho de que se encuentre una incongruencia en el paradigma vigente, hay otros motivos (sociales, políticos, económicos…). Michel Foucault daba una visión mucho más radical al respecto. Ahora la investigación científica es muchísimo más compleja que en época de Lakatos, así que un análisis profundo no es cosa de 10 líneas.

    Por otra parte, mi experiencia personal me dice que la investigación está orientada por la administración pública y en menor medida (sobre todo en España) por la empresa privada. Esto no lo veo injusto, puesto que quien paga tiene derecho a exigir en qué se trabaja.
    Yo quería haber hecho una tesis en filosofía pero… así no me daban ninguna beca. Una pena. Ahora estoy haciendo una tesis de telemática que estoy disfrutando mucho y con la que he adquirido una beca pública. Yo hubiera preferido la filosofía, pero hay que comer y buscarse un trabajo para el futuro.

    Lo de la ciencia y la religión lo dejo para mejor ocasión 🙂

  10. José Manuel dice:

    ¿Puede un científico mantener creencias irracionales? La religión habla del sentido de la vida y pone sobre el tapete un dios creador de los pastores de hace dos siglos… ¡Glups! Tiene alma la cosa, nunca mejor dicho.

  11. José Manuel dice:

    Dos milenios, quise decir. Una re-composición de las creencias anteriores.

  12. Manu dice:

    Perdona por la intromisión Santiago, pero es que yo también fuí creyente antes que ateo, por haberlo “mamado” al igual que tú y la inmensa mayoría de esta sociedad (me refiero a la española) que, por imperativo legal, era “católica, apostólica y románica”, durante casi 50 años de dictadura, que se dice pronto…, así que no es de extrañar que haya aún tantísima gente anclada en el paradigma cristiano. Más aún si se tiene en cuenta que a pesar de que el actual estado es aconfesional con una supuesta clara distinción entre poderes políticos y religiosos, aún hay partidos de derechas e instituciones, como la militar por ejemplo, donde parece reinar una perpetua pleitesía hacia las instituciones católicas.
    Lo mismo ocurre con la educación: Laica la oficial, aunque el cristianismo impera en la privada.
    Además de tradiciones como la navidad, semana santa y otras fiestas religiosas que rigen nuestras costumbres desde la niñez, cuando se es más permeable y vulnerable al lavado de cerebro, creyendo en todo tipo de cuentos y fantasías, por muy increibles que estas sean.

    Por suerte o por desgracia, esa etapa ya pasó y el espíritu crítico nos ha hecho (a algunos/as) replantearnos todas nuestras “inamovibles” creencias para ir contrastándolas con la realidad más cruda y objetiva, descubriendo que estábamos siendo vilmente engañados por personas inocentes, educadas en el oscurantismo religioso (la mayoría de ellas desconocedoras de otras ideas que no fueran las que habían aprendido en su ancestral y sectaria educación), empezando por nuestros seres más ayegados.

    Descubrimos que los únicos milagros posibles son los tecnológicos y nos adaptamos a ellos, pasando a considerar a la ciencia como la única “religión” verdadera.

    ¿Acto de fe?, posiblemente, pero totalmente libre y voluntario.

    Soy ateo, porque estoy plenamente convencido de la inexistencia de los dioses, que sólo son producto de la fantasía humana, pero respeto a quien quiera creer en ellos/as, lo mismo que mi sobrino cree en Spiderman o en Bob esponja. Sin embargo, creo en la ciencia, porque estoy aquí sentado frente a un ordenador conectado por cable u ondas a otros, a la luz de una lámpara eléctrica y sé que todos estos “milagros” tecnológicos sólo son posibles gracias a los avances científicos conseguidos mediante la acumulación de millones de horas de trabajo y experiencia, de muchísimos seres humanos, como yo.

    Y no me enrollo más, porque ya me estoy liando.

    Un abrazo.

  13. José Manuel:

    Esa es la famosa polémica entre Pinker y Collins. ¿Puede Collins creer que Jesús andó sobre las aguas y ser un científico serio? Hombre, yo creo que mientras en su praxis laboral no pretenda ver milagros y ángeles por el microscopio, podría ser un buen científico. No obstante, no me parece lo más apropiado por el ejemplo que da a la comunidad científica y al resto de la sociedad. Es algo así como un torero de Greenpeace.

    Adolfo:

    No comparto la visión post-kunhniana de la ciencia. Sí que hay científicos más prestigiosos que otros a los que se les hace más caso pero hay criterios para que, por mucha autoridad que tenga tal científico, demostrar que no tiene razón. Einstein era un don nadie y su teoría revolucionó el mundo a pesar que tiraba por tierra muchas postulados defendidos por antiguas eminencias. Pero, en fin, es un tema realmente complejo y, tienes razón, daría para más de diez líneas. A mí me gusta, aunque está algo anticuada, la concepción de Merton.

    Vaya, siento que no pudieras hacer la tesis de filosofía. Seguro que habrías hecho algo grande 😉

    Manu:

    Pienso básicamente igual que tú. Nuestro país, más que los de nuestro entorno, ha sido más papista que el Papa. Una cosa que mencionas y que me parece preocupante es ese control del catolicismo de la educación privada, ya que ésta continua creciendo. Se lucha para que el catolicismo salga de la educación pública y no nos damos cuenta de su peligrosa presencia en la privada.

    Un saludo.

  14. Rodolfo Plata dice:

    CIENCIA VIVA, RELIGIÓN MUERTA: La relación entre la religión, la ciencia y la educación se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana, abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia: (psicología, psicoterapia, etc). Congruencia que prueba a la unión inseparable de la fe y la razón, revelada metafóricamente por Cristo al ciego de nacimiento para hacer un juicio justo a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos que llevan a conclusiones erróneas que nos confunden, conflictuan y enajenan, haciéndonos ciegos a la verdad. La actual controversia entre la fe y la razón, la ciencia y la religión, se inició en el Areópago cuando los helénicos cuestionaron a San Pablo sobre la relación entre las enseñanzas de la doctrina judeo cristiana y las enseñanzas de la filosofía helénica, es decir la relación entre la fe y la razón. Y San Pablo se salió por la tangente arguyendo que el Dios desconocido de los helénicos, era el Dios de Israel, siendo que todos los dioses del Olimpo habían sido derogados por la razón. Convirtiendo el cuestionamiento en controversia, y la controversia en paradoja al separar San Pablo la fe de la razón; lo cual ha mantenido perpleja a la humanidad desde hace dos milenios en espera de una respuesta satisfactoria. Convirtiendo el fideísmo bíblico en una potentísima incubadora de generaciones de estultos en gran escala. El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, por eso lo sigue, no como Dios, sino como hombre. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. Es hora de impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que promueve el humanismo secular cristiano: http://www.scribd.com/doc/17694382/EL-HUMANISMO -SECULAR -CRISTIANO -Y -EL -DESLINDE -OBJETIVO -DEL –CAMINO –ECUMÉNICO

  15. Rodolfo Plata dice:

    LA JUVENTUD ES LA PALANCA QUE MOVERA AL MUNDO: La cruzada de los jóvenes militantes del humanismo secular cristiano, es en contra de crédulos e incrédulos, modernistas y conservadores, papistas y antipapistas, romanos y luteranos, testigos de Jehová y masones, etc. que todo critican menos el profetismo judío impidiendo el crecimiento espiritual de las pasadas generaciones. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. El fideísmo bíblico es una potentísima incubadora de castrados mentales en gran escala, pero es tiempo de cosechar, separando el trigo de la cizaña tirando a la basura la mitología sagrada del Antiguo Testamento. Y ante el cambio de paradigmas nosotros los jóvenes rompemos con el pasado, porque queremos impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que orientan al humanismo secular cristiano. El desarrollo espiritual, es la meta más importante de la educación en los valores de la trascendencia humana y la sociedad perfecta necesarios no solo para lograr la armonía personal y social de los pueblos cristianos sino para activar los procesos supra racionales de la mente necesarios para alcanzar la supra humanidad; Por ello, tomando a Cristo como ejemplo de la trascendencia humana, lo seguimos no como Dios sino como hombre.http://www.scribd.com/doc/17694382/EL-HUMANISMO-SECULAR-CRISTIANO-Y-LA-DOCTRINA-Y-LA-TEORIA-DE-TRASCENDENCIA-HUMANA-MARCO-CIENTIFICO-DEL-CAMINO-ECUMENICO-

  16. yack dice:

    Yo pienso que la diferencia fundamental entre religión y ciencia es que la primera está basada en un error absoluto y crece y se nutre de él, como un tumor intelectual. La ciencia por el contrario se basa en la búsqueda continua de la verdad y crece a partir de ella.
    La religión no ha hecho ningún descubrimiento ni avance en toda su historia, mientras que la ciencia ha cambiado el mundo y lo sigue cambiando a ritmo creciente.
    Todo lo demás son explicaciones innecesarias.
    Saludos.

  17. a mi maestra me nos enseña mucho sobre su vida de darwin y ahora si yo platicara sobre le vida de hoy y sus observaciones se sorprenderian mucho de los cembios ke han passado desde su epocee de carlos hasta la nuestra yo piuenso ke se sorprenderia carlos .

    yo supe ke a varlos sele nurieron sus hijos por casarse con su prima y cada uno de sus hijos de diferrente manera por ke sus genes de los des eran iguales ke ironiacon su vida .

    lo mejor de su vid ase le passaba en su estudio de su investigacion investigando mas sobre su vida de los seres humanos.

    suponiendo ke algunas de su investigaciones fueran ciertas y no digo ke no sea asi estaria muy interesante saber ke nas supo sobre los humanes no creen por ejemplo ke un hombre se le pueda llamar nujer y a una mujer hombre eso seria interesante o noooooooooo bueno esa es mi opinion ke tal si otro dice ke estoy loca lo ke haria seria golpearlo jajajajaja.

    si todavia estuviera vivo darwin me cae ke me golpearia por hacerle tantas preguntas pare es ke a mi edad ke tengo 13 hay muxo ke preguntar o nooooooooooo .ADIOS.

  18. Hola América.

    No creo que Darwin te golpeara por preguntarle, es más, seguro que te animaría a que siguieras preguntándole.
    Sólo una cosa: has de mejorar tu expresión. Es difícil entenderte.

    Un saludito.

  19. anonimo dice:

    me parecio muy interesante hacerca de la maquina de von neumann

  20. Buena lectura.

    Un intertexto completo desde la primera percepción de la religión como ciencia muerta, pasando por las opciones de crecimiento personal por sabiduría, la crítica justificada a los dogmas, y finalmente las nuevas visiones de la religión cristiana antropológica.

    Total que el papel que tiene la religión en cada uno parece ir de la mano de algo mas que de un simple conocimiento, o de una construccion de red social ¿que es aquello que nos conforma con la religión? En primera instancia no hay incompatibilidad entre ciencia y religión, si se entiende esta como una explicación antropológica del ser social y de su naturaleza trascendental. La ciencia crea mundos y por igual parecería generar pertenencia cosmica en un sentido muy particular, tal como se pretende en ocasiones entender el mundo del matemático con su exclusividad.

    Sin embargo la función del conocimiento social trascendente es un argumento histórico social antiguo y contemporáneo de la religión.Por lo tanto, como hecho histórico le doy su razón de ser a la religíón, quizas como hecho de conocimiento, la ciencia resulta una empresa filosófíca contínua, actual y sucita un sentimiento que bien puede considerarse competitivo sin caer en el fanatismo emocional de algunas religiones o mejor, de algunos religiosos.

  21. wachovsky dice:

    ¿Creerá Francis collins en la resurrección de la carne? No lo cree, nadie lo cree, yo no lo creo
    Si me explican de una impresora 3D con resolución hasta la escala de Planck de 10 a la menos 30 para la distancia mínima espacial, que las geometrías topodinámicas se pueden entrelazar y superponer y cada cosita en su lugar en un momento dado en memoria RAM en el espacio y en el tiempo (previo escaneo 3D a igual resolución) y que nuestra muerte se llama decoherencia cuántica, yo dudaría por años pues nunca esa tecnología estaría a nuestro alcance ni lo estará ¿y el maquinista criptoateo y laplaciano que pensaría al respecto? ¿que entendería por vivo en en tiempo menor al del attosegundo, en los músculos, las fibras, los nervios, neuronas, intercambios transmembrana celulares, etc? La duda queda flotando para los fariseos y los saduceos aunque nadie se los hubiese podido explicar así hace dos milenios. La duda sigue ahí flotando y en mí segiurá por algunos años más y hasta que muera y me desconecte y lo olvide todo. Saludos y por ahora no mas comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s