Inteligencia de enjambre

Publicado: 24 octubre 2009 en Filosofía política
Etiquetas:, , ,

Siguiendo un prejuicio antropomórfico, siempre hemos pensado que la inteligencia era algo propio de una entidad única, individual y de una enorme complejidad. De aquí que los proyectos de AI siempre hayan ido enfocados a generar supercomputadoras, capaces de manejar muchísima información a gran velocidad. Pero, ¿y si esa no fuera la idea? ¿Y si no hay que buscar una única entidad superinteligente sino algo distinto?

Como en tantas otras ocasiones, mirando a la naturaleza aprendemos de ella (es lo que llamamos modelos de computación bioinspirados). Si observamos las grandes colonias de animales sociales como las abejas, termitas u hormigas,  comprobamos que, como individuos, cada uno de sus miembros es muy estúpido, sigue patrones algorítmicos muy sencillos; sin embargo, como colonia, como grupo, su conducta es mucho más inteligente. Una hormiga por sí sola no puede defender la colonia o alimentar a la reina, pero muchas de ellas en colaboración sí. Vale, pero nuestras sociedades humanas consiguen grandes proezas al colaborar y trabajar en equipo, ¿dónde estaría entonces lo novedoso? Que nuestra forma de gestionar los grupos suele ser jerárquica: existen líderes, supervisores que comprueban el funcionamiento del todo, que lo dirigen y re-dirigen hacia sus objetivos.  En las colonias de insectos, por el contrario, no existen supervisores, no existe nadie que gobierne el sistema. La consecución de los objetivos surge como propiedad emergente, como sinergia del funcionamiento independiente de cada una de las partes. Además, curiosamente, los objetivos conseguidos son espectacularmente inteligentes.

Muchos robots tontos hacen uno listo

La comparación con el cerebro y la conciencia parece obligada. Una neurona tiene un patrón de comportamiento muy simple, pero millones de ellas funcionando simultáneamente pueden generar conducta inteligente, e incluso conciencia. Además, introducir en la robótica el concepto de simultaneidad es superar una de las diferencias fundamentales entre máquinas y cerebros. Nuestros ordenadores, a pesar de su increíble velocidad, sólo realizan una acción a la vez, lo que constituye una gran pérdida de potencia. ¿No conseguirán hacer cosas más potentes millones de pequeños procesadores que sólo uno muy rápido? Nuestro cerebro es mucho más lento que un procesador pero procesa muchísima más información.

El objetivo de la investigación estaría en estudiar qué propiedades emergentes se consiguen a partir de combinaciones de patrones de actuación simple, entender el comportamiento de los “enjambres” o “masas” de individuos en cuanto a tales a partir del comportamiento sencillo de sus individuos al asociarse. De hecho, ya se está utilizando este modelo para estudiar el origen de la cultura. Y en robótica, eso es lo que están haciendo en el Proyecto Symbrion: microrobots que forman diversos macrorobots sin perder su identidad micro (Esto además, les de una enorme versatilidad que no tendrían siendo piezas estáticas de un macrorobot).  Entramos en la era de los robots sociales.

También puede resultar muy interesante utilizar este modelo para explicar eventos sociales. Nuestras sociedades son conjuntos de muchos individuos operando, lo cual crea, del mismo modo, propiedades sistémicas o emergentes no previstas al analizar el comportamiento individual de modo aislado. Quizá uno de los grandes problemas de nuestro mundo es que dichas propiedades ocurren sin ser previstas ni controladas por las autoridades (deterioro medioambiental, crisis económica…). Y quizá es que nuestro modelo de gobierno no debe ir encauzado a controlar todos los sectores del sistema (absolutamente inabarcables), sino sólo a coordinarlos para conseguir las consecuencias emergentes deseables. Más que dirigir parte por parte, estudiar la comunicación entre ellas, sus formas de interactuación ¿Una inteligencia de enjambre no habría de llevarnos a una política de enjambre?

Anuncios
comentarios
  1. Héctor M dice:

    Sí, es muy interesante el tema de la inteligencia colectiva. No olvidemos que, dado que no existe ninguna neurona pontificia ni zona cerebral privilegiada, nuestro sistema neuronal es, digamos, como un ejambre.

    Respecto a la última pregunta, bueno, me parece que te acercas peligrosamente a lo dicho por Hayek (y creído por mi)

  2. yack dice:

    Básicamente nuestra sociedad se basa en el mismo principio que los enjambres, salvo que nuestro cerebro es (en números redondos) cien millones de veces más potente que el de una hormiga. Quitando eso, no hay diferencias importantes, salvo que nuestra organización es jerarquica e infinitamente más compleja y eficaz que la de un enjambre, precisamente por aquello de que tenemos un cerebro cien millones de veces más potente que las hormigas.
    Yo pienso que Internet representa el modelo válido para la formación de una superestructura organizativa, tipo enjambre, capaz de dar cumplido soporte al enjambre humano en el siglo xxi. Lo de los microrobots está bien para entretenerse, pero no creo que aporte nada que ya no sepamos y estemos utilizando. Aunque nunca se sabe.
    Saludos.

  3. Hola Héctor:

    No sabía que Von Hayek afirmaba el surgimiento espontáneo de los elementos sociales. Yo no quiero decir tanto. Creo que la sociedad es un conjunto de muchas cosas, unas diseñadas intencionalmente, otras no previstas aunque fácilmente predecibles, otras sistémicas (las que resalto en el post) y, seguramente, que otras absolutamente impredecibles. Las más peligrosas, con toda certeza, son las segundas.

    Yack:

    Sí, Internet es un buen ejemplo de inteligencia de enjambre (Wikipedia, por ejemplo). En el programa Redes ponen como ejemplo el comportamiento de los miembros de una manifestación. Si uno avisa por sms a otro de, por ejemplo, la llegada de los antidisturbios, los mensajes se transmitirán en red de modo simultáneo y la manifestación se moverá de modo unitario, ordenado, evitando a la policía.

    Y, bueno, lo de los microrobots sí que tendrá aplicaciones. Piensa en miles de nanobots del tamaño de una bacteria entrando por el torrente sanguíneo para atacar un tumor o agrupándose para ejercer fuerza y desplazar un trombo. Los de las imágenes son sólo unos prototipos muy rudimentarios. Demos tiempo.

    Un saludo.

  4. juanjo dice:

    Una cuestión que siempre me viene a la cabeza cuando veo estos “otros” tipos de inteligencia, es el tema de la consciencia. Creo que sistemas que exhiban comportamientos inteligentes en algún sentido, no tiene obviamente que ser conscientes necesariamente. Esto es obvio en sistemas como los que apuntas: enjambres robóticos, sistemas de agentes en intenet, (p. ej. los bots de google), etc; nadie puede pensar a día de hoy que estos sistemas inteligentes sean conscientes. Igual ocurre con muchos seres vivos, o al menos así lo cree el ser humano. Pero, ¿ Cual es el punto que separa la simple inteligencia de la inteligencia consciente?. ¿Cual es ese umbral, que una vez superado, ha producido, al menos una ocasión, en el ser humano, un nivel “superior” de inteligencia?. Igual somos excesivamente optimistas pidiendo a la IA que realice sistemas inteligentes al estilo de los de “Yo, Robot”, de Asimov, ó el de B. Aldiss “Los superjuguetes duran todo el verano”. Igual aún estamos muy lejos de ese umbral que pasa de la Inteligencia a la Inteligencia consciente. Y conste que creo que, de momento no se ha hallado ningún hecho ni físico no lógico ni argumental – a la Penrose – que lo impida. Otra cosa es las cuestiones éticas y morales….

    saludos.

  5. yack dice:

    Me refería a que no creo que los microrrobot ayuden mucho a comprender la sociedad ni la inteligencia humana (tal vez sí a los hormigueros), aunque sí que estoy de acuerdo contigo en que como herramientas minusculas y ubicuas serán imprescindibles para determinadas tareas de orden físico.
    Me parece que un hormiguero es un cerebro formado por neuronas (hormigas) que se comunican físicamente (antenas, olores, tacto, etc.) , pero nuestra civilización es un hormiguero (sociedad) de hormigueros (cerebro) que se comunican cada vez más activamente y al que se le añaden nuevas neuronas artificiales (ordenadores conectados e la Red).
    En cuanto a lo que dice Juanjo, me parece una buena pregunta. Sea lo que sea la conciencia, creo que podrá reproducirse artificialmente, aunque no tengo idea de cuándo ni cómo.
    Tal vez llegue el día en que nos ofrezcan transferirnos a un chip de grafeno. Te escanean la cabeza, te transfieren el mapeado neuronal al chip y te meten en una batidora. Inmediatamente después reapareces en el chip y a vivir eternamente. Claro que, ¿quién se presta a que te trituren el cerebro en la esperanza de que tu conciencia reaparecerá en el chip?
    Esa será la parte más difícil de resolver para la empresa que consiga resolver el problema técnico de la transferencia.
    Saludos.

  6. kathuman dice:

    La inteligencia como expresada en este articulo tiene que ver con la capacidad de resolver problemas complejos y beneficiarse de la experiencia. Modelos basados en Agente son efectivamente muy utiles en ayudarnos a entender la sociedad y su comportamiento agregado (comportamiento emergente) y que bajo la teoria de los Sistemas Adaptativos Complejos, no podría ser eficientemente estudiada desde los prismas tradicionales (Sicologia social, antropologia o Sociologia), dado que no consideran la emergencia como resultado inevitable de las interaccion de la sociedad con su medio.
    Gran parte de la dificultad con el comportamiento emergente es que no es apreciable desde los entes que lo generan.
    La inteligencia distribuida esta solo recien comenzando a ser entendida, y existen teorias que sugieren que el conocimiento se esparce en el inconsciente colectivo mas que sea transmitido de agente en agente. Es por eso que muchas veces ideas surgen paralelamente en varios lugares, por ejemplo.
    Fascinante.
    Los invito a revisar mi blog, con temas similares, conde les confirmo dejar sus comentarios para intercambiar opiniones sobre estos apasionantes temas: Sistemas Adaptativos Complejos Chile: http://cas-chile.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s