Cuando la creencia religiosa se hace nociva

Publicado: 2 noviembre 2009 en Ciencia y religión, Filosofía política
Etiquetas:, , , ,

Leo en Imposturas intelectuales de Sokal y Bricmont el siguiente caso:

“Meera Nanda, una bioquímica india que ha militado en los movimientos de “ciencia para el pueblo” en la India y que actualmente estudia sociología de la ciencia en los Estados Unidos, relata la siguiente historia a propósito de supersticiones tradicionales védicas que rigen la construcción de los edificios sagrados y que están destinadas a potenciar al máximo la “energía positiva”. A un político indio que estaba metido en grandes dificultades le advirtieron

que sus dificultades desaparecerían si entraba en su oficina, por una puerta orientada hacia oriente. Sin embargo, aquel acceso estaba bloqueado por un barrio de chabolas y era imposible atravesarlo en automóvil. De ahí que ordenara la demolición del barrio“.

¿No nos previene el ejemplo contra realizar propuestas ligadas a creencias religiosas en el Tercer Mundo? ¿No se nos asemeja el asunto en algo a las “políticas sociales” contra el uso del preservativo y a favor de la abstinencia? ¿No recuerda el caso a la negación de las transfusiones de sangre o al rechazo a la investigación con células madre?

Anuncios
comentarios
  1. yack dice:

    Creo que todas estas cuestiones se resuelven fácilmente admitiendo que toda teoría falsa es potencialmente peligrosa, es decir, que no hay errores neutrales y menos aún beneficiosos como muchos pretenden hacernos creer en relación con las creencias mágicas y religiosas.
    De ahí se sigue que la ciencia, al tener el monopolio de la verdad, es la fuente de todo bien, o el único faro en la noche de la barbarie.
    Y si alguien va a objetar que la ciencia también ha creado armas para matar, le diría que no es la ciencia, sino los seres humanos (monos con pistolas) los que emplea los avances técnicos para llevar a cabo sus propositos. La rueda es un avance técnico pero puede usarse para mover tanques con los que atacar a un poblado indefenso. ¿Deberíamos eliminar la rueda? El único problema que genera la ciencia es que amplifica (como en Planeta prohibido) los efectos de la agresividad humana (y también el altruismo y la colaboración), pero eso es inherente al progreso. La pregunta importante es si el balance es o no positivo y creo, sin duda, que nunca han vivido tantos seres humanos al mismo tiempo ni tan confortablemente.
    Saludos.

  2. Hola Yack:

    Efectivamente. Es posible que las creencias religiosas puedan traer consuelo y felicidad a quienes las mantienen, aunque siempre he creído que la felicidad va mucho más ligada a las características propias de cada individuo. Es decir que un individuo puede ser feliz o desdichado independientemente de si cree en Alá, Yaveh o en los aceleradores de partículas. Factores genéticos, las relaciones con tus padres, los aprendizajes de la infancia o las tragedias de la vida, influyen mucho más en tu felicidad que el creer si Dios es Uno y Trino.

    Sin embargo, aunque esas creencias pudieran hacerte feliz no se justifican. En primer lugar y de modo casi autoevidente, porque nadie quiere vivir en una mentira. A mi nada me gustaría más que ser Superman, pero aunque pudiera ser más feliz si lo creyera, no puedo hacerlo. Y, en segundo lugar, porque, como bien dices, toda teoría errónea es potencialmente peligrosa. Lo que garantiza seguridad es el control, y una teoría falsa no nos da control sobre la naturaleza. Creer que controlo el espíritu del león mediante un hechizo es muy peligroso porque me hará perder un tiempo precioso realizando un ritual en vez de correr por ponerme a salvo.

    Y no puedo estar más de acuerdo contigo acerca de la neutralidad del conocimiento. Nunca he entendido a aquellos que culpan de Auschwitz o de Hiroshima a la ciencia. El gas Ciclón o la bomba atómica se utilizaron con unas determinadas intenciones. Lo malo no era la ciencia en sí misma, era la intención de quien la utilizaba.

  3. Manu dice:

    Hola Santiago (y compañía).

    Pues a mí lo que me demuestra este ejemplo es el nivel intelectual de los políticos y su amor y dedicación hacia el pueblo que se supone que representan. Porque dudo mucho que realojaran a los chabolistas en chalets o apartamentos de lujo tras su expropiación forzosa ¿no?.

    En fin. No sólo en la India siempre pagan los parias, desde luego.

    Un abrazo.

  4. Hola Manu.

    Sí, desde luego. El diligente se las trae y eso es lo más grave. Pero fíjate que basándose en falsas creencias, aunque su voluntad fuera la de socorrer al pueblo, su actuación podría ser igual de catastrófica.

    Y sí, me imagino a los pobres chabolistas mirando mientras los bulldozers hacían el resto con sus viviendas pensando en dónde edificar una nueva chabola.

    Un saludo.

  5. […] Y es que hay que dejar claro que el laicismo es la mejor herramienta para garantizar la libertad religiosa, la expresión pública de cualquier religión. El laicismo no elimina las religiones sino que las protege a las unas de las otras (más que del ateísmo) y a los demás de todas ellas. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s