Preedy en la playa

Publicado: 16 noviembre 2009 en Antropología, Sociología
Etiquetas:, ,

William Sansom en  A Contest of Ladies nos describe a Preedy, un tipo normal y corriente que comienza sus vacaciones en el Mediterráneo:

Pero, de todos modos, se cuidó muy bien de encontrarse con la mirada de alguno. En primer lugar, tenía que dejar bien sentado ante esos posibles compañeros de vacaciones que ellos no despertaban el menor interés en él. Miraba fijamente a través de ellos, alrededor de ellos, por encima de ellos – los ojos perdidos en el espacio -. La playa podría haber estado vacía. Si por casualidad se cruzaba una pelota en su camino, la observaba sorprendido; entonces una sonrisa divertida le iluminaba el rostro (Preedy Bondadoso), miraba a su alrededor deslumbrado al ver que había gente en la playa, la lanzaba de vuelta sonriendo para sí (no a la gente), y luego reanudaba como al descuido su impasible exploración del espacio.

Pero era el tiempo de hacer una pequeña exhibición, la exhibición del Preedy Ideal. Mediante tortuosos manejos daba la oportunidad de ver el título de su libro a todo aquel que lo deseara – una traducción de Homero al español, clásico en este caso, pero no atrevido, cosmopolita también – y luego recogía su bata de playa y su bolso en una prolija pila a prueba de arena (Preedy Metódico y Sensato), se levantaba en forma lenta para estirar a sus anchas su enorme figura (el Gran Gato Preedy), y echaba a un lado sus sandalias (Preedy Despreocupado, después de todo).

¡Las nupcias de Preedy y el mar! Había rituales alternativos. El primero implicaba el paseo que se torna carrera y zambullida directa en el agua, para suavizarse después en fuerte crol sin chapoteo, hacia el horizonte. En forma bastante súbita, se volvería de espaldas y batiría las piernas, arrojando grandes salpicaduras blancas y mostrando así de algún modo que podría haber nadado más lejos si lo hubiera deseado; luego se pararía sacando un cuarto de su persona fuera del agua para que todos vieran de quién se trataba.

El curso de la acción alternativo era más simple, evitaba el choque de agua fría y el riesgo de parecer demasiado brioso. El objeto era parecer tan acostumbrado al mar, al Mediterráneo, y a esta playa en particular, que era lo mismo estar en el mar que fuera de él. Involucraba una lenta caminata hasta el borde del agua – sin darse cuenta siquiera de que tenía los dedos mojados, ¡tierra y agua eran lo mismo para él! – con los ojos elevados al cielo gravemente, investigando portentos del tiempo invisibles a los otros (Preedy Pescador Nativo)”.

¿No es la vida misma? ¿No somos todos un poco Preedy? ¿No es la vida un poco como un teatro en el cual hacemos nuestra representación? ¿No estamos siempre un poco intentando aparentar lo que no somos pero quisiéramos ser? ¿No, a fin de cuentas, aparentamos más que somos? O, nos ponemos serios: ¿No sólo aparentamos? Preedy en ningún momento es él mismo o, mejor dicho, su forma de ser él mismo es precisamente no siéndolo: es aparentar, mentir. Si pensamos que nosotros vivimos según un superego regulativo y nos comportamos siempre conforme a él… ¿cuándo nos comportamos realmente como somos? ¿O es que no hay un somos sino sólo un queremos ser?

 

Anuncios
comentarios
  1. yack dice:

    Totalmente de acuerdo con tus observaciones. La explicación de todo esto es que somos animales sociales y que nos pasamos la vida aprendiendo (y enseñando) el comportamiento que se requiere en ese ambiente complejo donde discurre nuestra vida.

    Nuestra sociedad es como una inmensa maraña de neuronas humanas interconectadas por la visión y el oído intentando optimizar su comportamiento para conseguir el máximo placer o el mínimo dolor, que viene a ser lo mismo.

    Y todo nuestro comportamiento social se genera en ese juego o lucha constante por llegar a ser uno más, si es que no alcanzamos a ser alguien excepcional.

    Y así, con este juego sutil de aparentes estupideces, se educa al recién llegado y así se evoluciona continuamente hacia formas más avanzadas que den soporte a sociedades más complejas y versátiles. Tal vez el relato nos parezca exagerado o referido a un comportamiento superfluo y estúpido, pero tiene su sentido profundo, que es la necesidad de sintonizar con nuestras semejantes a todos los niveles para conformar un tejido neural colectivo eficiente, sensible a las más mínimas fluctuaciones del entorno y capaz de soportar la complejidad dinámica y reactiva de una sociedad humana en continua renovación y avance.

    Tal vez la actitud más inteligente frente a estas observaciones es la de suponer que no hay nada superfluo y que si algo nos lo parece, se debe a que no lo hemos comprendido.

    Saludos.

  2. Hola Yack:

    Buena imagen la que propones: “Nuestra sociedad es como una inmensa maraña de neuronas humanas interconectadas por la visión y el oído intentando optimizar su comportamiento para conseguir el máximo placer o el mínimo dolor, que viene a ser lo mismo”.

    Me gusta pensar en nuestros sentidos externos como en un alargamiento de nuestras neuronas venciendo las limitaciones de la distancia. Mi neurona no puede conectarse físicamente con las tuyas pero sí que puede captar las ondas lumínicas que hay entre los dos, por lo que, al final, nuestras neuronas y las de toda la sociedad, están conectadas.

    Parece que la evolución premió a los mentirosos, quizá llegando el momento en que no hubo nadie totalmente honesto que sobreviviera. Así todo nuestro entramado social es absolutamente simbólico, rituales de rituales, mentiras de mentiras, apariencias de apariencias. Y como bien dices, a pesar de ello, sin nada superfluo.

  3. Manu dice:

    Bueno, creo que pasa en todas las especies vivas (principalmente las animales) ¿no?.

    Cada individuo se esmera en aparentar el rol que él mismo considera más adecuado en cada ocasión, porque, como tú dices: “La vida es puro teatro”.

    Y nosotros seguimos siendo animales, aunque no queramos verlo.

    Un abrazo.

  4. yack dice:

    Animales con autoconciencia y con un montón de neuronas y sinapsis extra, que posibilitan reverberaciones, ecos y reflexiones que dan lugar a esos comportamientos, pensamientos y fantasías exclusivamente humanas.

    Respecto a tu cita de “Me gusta pensar en nuestros sentidos externos como en un alargamiento de nuestras neuronas venciendo las limitaciones de la distancia. Mi neurona no puede conectarse físicamente con las tuyas pero sí que puede captar las ondas lumínicas que hay entre los dos, por lo que, al final, nuestras neuronas y las de toda la sociedad, están conectadas” creo que es algo más que una forma de ver las cosas. Es pura realidad.

    No hay duda de que formamos una superestructura virtual pensante llamada sociedad humana y que, además, estamos asistiendo, aquí y ahora, a la generación de un nuevo tejido inteligente, una especie de neocortex virtual, al que llamamos Internet.

    Internet es una nueva red de complejidad que integra mentes humanas, información digital y procesadores artificiales de información, y todo ello entrelazado mediante alambres de cobre, fibra óptica, ondas sonoras y electromagnéticas visibles e invisibles y todo ello evolucionando a una velocidad nunca vista.

    Y ahora, aunque no siempre seamos consciente de ello, estamos interactuando con, y a través, de esa maquinaria prodigiosa, compartiendo pensamientos, aun sin conocernos, aún sin saber dónde estamos, contribuyendo involuntariamente a ese pensamiento colectivo que remodela, alimenta y desarrolla el hardware y el software del gran cerebro virtual del que formamos parte.

    Lo único que nos queda por saber es cuando nuestras mentes serán reemplazadas por componentes más eficientes, como ya se está reemplazando el cobre por la fibra óptica.

    Saludos.

  5. “Lo único que nos queda por saber es cuando nuestras mentes serán reemplazadas por componentes más eficientes, como ya se está reemplazando el cobre por la fibra óptica”

    Pura poesía… 😉 Me encanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s