Fuzzy Logic y la bipolarización de la política

Publicado: 28 diciembre 2009 en Filosofía política, Teoría del conocimiento
Etiquetas:, , , , , ,

¿Esta manzana es roja o verde?

¿De qué color es esta manzana? ¿Verde? ¿Naranja? ¿Roja? Si quisiéramos decir con precisión el color deberíamos recurrir a la estadística: 23% verde, 42% naranja y 35% roja. Aún así, ¿estaríamos describiendo con precisión su color? En esta manzana hay más de tres colores, hay muchas tonalidades, así que debemos indagar más: 16% verde oscuro, 6% verde claro, 21% naranja claro, 21% naranja oscuro… Además, habría que decir que el color depende también de factores externos: la luminosidad. Por la noche los tonos serán más oscuros y por el día más claros. ¡Las cosas no tienen un color permanente definido!

Precisamente esto es lo que denuncia la lógica borrosa o Fuzzy Logic: en nuestra vida cotidiana utilizamos el lenguaje de forma binaria. Las manzanas son rojas o verdes, buenas o malas, grandes o pequeñas… cuando sabemos que en realidad no es así. La lógica aristotélica era bivalente, sólo aceptaba dos valores de verdad. La lógica borrosa pretende subsanar esta limitación aceptando muchos valores de verdad, por eso también se la llama lógica multivalente. Las cosas no son ni verdaderas ni falsas, sino “Probablemente verdaderas”, “Casi, casi verdaderas” o “Muy poco verdaderas” al igual que la manzana puede ser “un poco verde”. No obstante podría objetarse que en nuestro lenguaje cotidiano utilizamos la lógica bivalente por un principio de economía. Si cada vez que tuviéramos que hablar del color de una manzana tuviésemos que mencionar todas sus tonalidades cromáticas, tardaríamos horas en pronunciar la expresión “acércame la manzana roja”. La lógica borrosa parece simplemente “estadística camuflada”.

Pero independientemente de esta discusión, la lógica borrosa se hace muy interesante al ser aplicada. Durante los años 60 del siglo pasado, dominó en psicología lo que se llamó conductismo. Sus máximos representantes, J.B. Watson y Burrhus Skinner, entendieron el comportamiento humano mediante el binomio estímulo-respuesta. En un alarde de ingenuidad, pensaron que sería posible predecir la conducta de cualquier ser humano, simplemente, estudiando las conexiones entre las diversos estímulos que nos acechan y las respuestas que les damos. Pronto se toparon con la complejidad y aparente indeterminación de nuestra conducta: ante los mismos estímulos se daba gran cantidad de respuestas diferentes y viceversa. Era prácticamente imposible establecer leyes pues no había patrones de conducta que se repitieran concluyentemente.

Y aquí esta el quid: ¿quién ha dicho que para predecir la conducta  humana haya que seguir férreas leyes bipolares? La lógica borrosa puede ser un modelo más interesante a la hora de aplicarse a mecanismos de decisión que la lógica binaria de Skinner.  Supongamos que queremos diseñar un coche que conduzca sólo, sin nadie al volante. Nuestro prototipo es muy sencillo: sólo gira unos grados a la derecha o a la izquierda en función de las órdenes que reciba de un sensor que detecta los bordes de la carretera. Si utilizamos lógica binaria, nuestro coche, cuando detecta el borde de la carretera a la izquierda gira unos grados a la derecha. Si sigue detectando gira más y más hasta que deja de detectarlo. Perfecto, nuestro coche no se estrella pero si contemplamos su recorrido, es tosco, lleno de largas líneas rectas que giran formando ángulos rectos. El recorrido parecerá muy robótico.

Ahora, supongamos que el coche funciona utilizando lógica borrosa. Cuando detecta el borde izquierdo, sólo gira a la derecha el 70% de las veces (“muchas posibilidades de ser verdadero”). Cuando observemos el recorrido realizado veremos que es más curvo, más natural, más propio de un ser vivo que de un robot.  Es interesante que en esto se introduce la idea de que el error no es algo que hay que evitar a toda costa. Hay veces que nuestro coche gira a la derecha cuando el borde está a la derecha, acercándose al desastre, pero no pasa nada, pues la naturaleza no es perfecta, acepta el error.

En el vídeo tenemos un sistema de navegación que utiliza lógica borrosa. Nótese que el recorrido que se sigue no es siempre el más corto y que la trayectoria parece muy natural, perfectamente propia, por ejemplo, de una abeja o una mosca. Los humanos, como seres vivos que somos, parece que, igualmente utilizamos la lógica borrosa en nuestra toma de decisiones. Cuando conducimos, por ejemplo, no siempre giramos al mismo tiempo cuando nos acercamos al borde de la carretera: unas veces lo hacemos antes, otras después, corregimos, retroalimentamos… de modo borroso; de tal forma que sería imposible que realizáramos dos veces exactamente la misma ruta. En nuestra conducta, la incorporación del error es algo esencial. Sin él no habría tentativa, no habría opciones mejores que otras, en definitiva, no habría aprendizaje.

Pero, ¿sería extrapolable la fuzzy logic más allá de la realización de modelos de toma de decisiones? ¿Podría ser útil en otras circunstancias? Según el profesor Bart Kosko sí. Una de sus reflexiones es que en política, utilizamos una lógica binaria (más en España que en ningún lado): izquierdas o derechas, facha o rojo, no hay más. Estas ideologías quizá sólo son formas de homogeneizar el pensamiento (es decir, de imposibilitarlo) cuando todo el mundo sabe que no todo es malo en cada una de ellas. Además, cada bando se inventa un muñeco de paja a su medida como chivo expiatorio para todos los males que realmente no representa a nadie. No existe nadie en la derecha que sea franquista, obispo, machista,esté a favor de la pena de muerte, de la tendencia de armas y de la guerra por la guerra, ultracapitalista, protaurino; al igual que en la izquierda no hay nadie que sea comunista, fumador de porros, vago, homosexual, tremendamente promiscuo y enemigo de la familia tradicional, que esté siempre pegándose con los antidisturbios y que sea íntimo amigo de Fidel Castro. Estos extremos negativos no existen, si bien se dan en alguna medida en muchos. Parece que lo más normal y lo más realista es acercarse en cierto grado a unos aspectos o a otros de la derecha o de la izquierda. Para Kosko, tanto los que están al 100% a la derecha o a la izquierda son dignos de poca confianza o tienen una visión muy distorsionada de la realidad. Yo creo que tiene razón.

Anuncios
comentarios
  1. José Manuel dice:

    Hola, Santiago. Me ha encantado tu comentario, y lo suscribo al 100%, aunque eso no sea propio de la lógica borrosa. Envíaselo a Pepiño Blanco, a ver si cae en la cuenta.

  2. Carlos S dice:

    Interesante tema, lástima que la adopción de un modelo a cambio de otro no conduzca mucho más allá de los sueños y sólo defina posibles resultados de una guerra onírica que no es la que se libra en los hechos. Qué le vamos a hacer: no somos máquinas prediseñadas adecuadamente (con ninguna “lógica” incorporada) ni seres que respondan a ningún D.I. ni al deseo de los que pretenden conseguir realizarlo algún día… y cuando alcanzan el poder para hacerlo… diseñan algo muy diferente y muy penoso. (Por cierto, espero que no creas que sólo me meto contigo… je…)
    Un saludo.

  3. Lino dice:

    Precisamente el problema es que la única posibilidad que tiene garantías de tomarse en España es la de cambiar un modelo por otro. Eso es lo que creo que se está criticando, asi que entiendo que no es que no se este metiendo «solo» con el autor del artículo, es que se está metiendo «exclusivamente» con otros.

    Saluddos

  4. José Manuel dice:

    Por cierto, creo que esa lógica borrosa que tan sanamente nos aleja del blanconegrismo también deberíamos aplicarla a las religiones, a las que bien está señalarles sus ideas indefendibles, pero a veces se nos escapa que en todas ellas hay algo positivo, ¿no? Seguramente el fundamento teórico de las afirmaciones de la ortodoxia cristiana no es mucho, pero también seguramente conocemos a personas que llevan a cabo una encomiable labor práctica guiados por los postulados prácticos de alguna religión, y que sin esos postulados no obrarían así. Haberlos háylos, seguro. Por tanto: ¿de qué color es la manzana de la religión? En mi opinión no siempre es negro.

  5. Adolfo dice:

    Hola,

    llevo unos días con más ganas que tiempo para escribir por aquí.

    La lógica borrosa, como bien dice Santiago, tiene unas implicaciones terribles y un potencial enorme para el desarrollo tecnológico. Pero, como casi siempre ocurre, prometió más de lo que ahora parece que puede hacer.
    Efectivamente, sus aplicaciones para autómatas son muchas, pero también limitadas. No sólo permite modelar el error, sino que permite declarar variables borrosas y no binarias. De hecho, ya se comercializan procesadores borrosos que permiten implementar en hardware la lógica borrosa.
    Un ejemplo de este último caso es un mecanismo muy utilizado en los aires acondicionados. Imaginemos que ponemos el aire a 20º, de forma que cuando el aparato está a menor temperatura se enciende y cuando está a mayor se apaga. Al final tendremos una habitación a una temperatura que oscila entre (20º+un poco) y (20º-un poco), y un aire acondicionado que se enciende y se apaga todo el rato, con el consiguiente consumo de energía. La lógica borrosa nos evita esto de forma sencilla.

    En cuanto a la política, la polarización y los “packs ideológicos”, como los llama un amigo mío, son propios de mentes no pensantes, que por tanto no andan por este blog 🙂

  6. juanjo dice:

    Magnífico post.

    Un ejemplo ( Y de muy actual polémica) que leí en uno de los libros de Kosko: El aborto. Tenemos la manía de fijar temporalmente mediante una ley el derecho de la (futura) madre a abortar, en una semana concreta del embarazo. Se supone pues que antes de esa semana ( O quizás deberíamos decir momento exacto en horas, minutos y segundos), el feto es no-persona y justo despues ya es persona ( potencialmente hablando). Es un ejemplo de lógica clásica, bivalente.

    Kosko propone tratarlo con lógica borrosa asignando grados de pertenencia, de forma que un feto de una semana está más próximo digamos a la categoría de no-persona que a la de persona, mientras que un feto de 8 meses y medio lo estaría más de la categoría de persona que de la de no-persona. ¿Y en medio? . Kosko propone una banda central de casos dudosos que deberían ser estudiados uno a uno. Cómo solución, me parece poco práctica, incluso utópica, pues creo que aunque muchas de nuestras acciones motoras y cognitivas parecen adaptarse bien a la lógica borrosa, parece que los seres humanos nos sentimos más cómodos con la lógica binaria en lo que a aspectos morales se refiere. ( Y no deja de ser una arbitrariedad no sólo fijar una semana concreta, si no incluso fijar los límites entre las categorías de persona — dudosa — no-persona). Creo que este es uno de los frenos de la aplicación de estas técnicas a aspectos de ciencias sociales y humanas; un robot, al menos de momento no tiene ese handicap….

    La editorial Springer tiene una colección de “studies in fuziness”, donde, sólo con ver los títulos se da cuenta uno de la gran variedad de aplicaciones de lo lógica difusa, incluso más allá de los ya clásicos de robótica y control, aparecen por ejemplo aplicaciones interesantes en economía, en métodos de razonamiento en derecho ( Inocente-culpable frente a perteneciente a la categoría de inocente con una probabilidad de…., etc).

    Saludos ( Y aunque tarde, felices fiestas y mejor año nuevo…)

  7. Hola José Manuel:

    Es cierto. No todos los curas son pederastas, homosexuales y fascistas. Lo dejaremos en un 99,9% 🙂

    Carlos S:

    ¿No estás de acuerdo con un modelo computacional de la mente? Bueno, pero como mínimo aceptarás que sí que nacemos con una cierta lógica… ¿no aceptas la gramática de Chomsky? O, no sé, me da a mí que algunas nociones de lógica clásica están insertadas en nuestros genes. No creo que un masaai no aceptará el principio de no contradicción. ¿No hay nada algorítmico en nuestra mente?

    Adolfo:

    Pues seas siempre bienvenido como mente pensante a este blog.

    Un saludo.

  8. Hola Juanjo:

    En una discusión acerca del aborto hace un tiempo, utilicé el argumento de Kosko. Veo interesante aceptar una franja borrosa ante la cual saber que es arbitrario poner cualquier fecha. Una legislación más liberal tendría un plazo más cercano al límite derecho mientras que una más conservadora se acercaría al izquierdo.

    Pero el problema, como bien dices, es que en el tema del aborto la lógica es necesariamente binaria: o abortamos o no. Por lo que la lógica borrosa nos serviría más que como una solución, como un aviso ante la arbitrariedad que supone no ser persona y al segundo siguiente comenzar a serlo.

    Saludos y felices fiestas a ti también.

  9. Carlos S dice:

    Lo siento, Santiago, pero llevo 4 larguísmos posts en mi blog sobre el tema (y queda uno y las conclusiones) como para hacer una síntesis que no podría ser bien entendida. (y casi todo mi blog trata ese tema). No te pido que te tragues todo so, salvo que tengas un gran interés en profundizar en el tema y considerar críticamente desde tu punto de vista el mío, al que seguro se le podrían hacer objeciones que me gustaría considerar.
    En fin, ahí está.
    Un saludo.

  10. Lino dice:

    Una cosa es observar las dificultades que entraña un modelo computacional de la mente, y otra es analizar si la mente sigue algún modelo algoritmico.

    La mente si que puede funcionar según algunos algoritmos, pero los alñgoritmos, de momento, no pueden funcionar como la mente.

  11. Lino:

    Así es. Yo diría que, como mínimo, algunas funciones mentales funcionan algorítmicamente. Otra cosa es que toda la mente sea un gran algoritmo o que lo único que haga sea computar información.

    Un saludo.

  12. juanjo dice:

    Una idea con la que juego mentalmente a veces es la de pensar que toda la mente es algorítmica. Creo que la pregunta correcta sería más bien la de ver que tipos de algoritmos: deterministas, no-deterministas, probabilísticos, borrosos, de redes neuronales, etc. Y sobre todo, cómo coj**** se integra toda esa información, que reglas heurísticas o metarreglas se siguen para hibridar los algoritmos ó esquemas de decisión mentales. Me fascina, por ejemplo, el uso que hace el ser humano de los cálculos probabilisticos( en el sentido que se le dá en sicología, por ejemplo de pensamiento probabilista), por ejemplo al ver cómo evaluaba el humano primitivo la posibilidad de cazar una presa interceptando su trajectoria, de la misma forma que un futbolista evalua la trayectoria del balón antes de que le llegue para rematarlo. Y todo ello frente al mal uso de los conceptos formales de probabilidad en nuestros alumnos de bachillerato ( y primeros cursos universitarios).

    Creo que nuestro problema como humanos al pensar sobre la mente, y al mismo tiempo manejar los conceptos de algoritmo y de computabilidad, es que caemos en la trampa de identificar “algoritmos” con “algoritmos deterministas”, y cuando discutimos acerca si la mente es ó no es “algorítmica”, en realidad lo hacemos sobre si usa algoritmos sólo deterministas. Por cierto, buena parte de los tipos de algorítmos que he nombrado son “computables”.

    Al contrario que el sentir de mucha gente, por ejemplo los seguidores de Penrose, yo creo que la mente es mayormente ( si no toda) computable. Y tambien podríamos entrar a ver qué entendemos por computable. Creo que, de nuevo, el uso habitual de este término no es el mismo cuando lo usa el ciudadano común( Por ejemplo, despues de haberse empapado de los libros de Penrose), que cuando lo hace un experto en teoría de la computación, y ni aún para estos parece estar todo claro. Por ejemplo, la función de Ackerman, es computable, en el sentido de que hay un algoritmo determinista que la calcula( Además, es bastante simple); pero no es computable-en-la-práctica, dado que el tiempo que tardaría en ejecutarse crece exponencialmente con los datos de entrada( Clase NP).

    Por lo tanto, cuando alguien dice que la mente es no-computable, ¿se refiere a toda la mente? , ¿A una parte ? ¿ A que parte, es decir que elemento ó elementos de la cognición son no computables y porqué?, ¿En qué sentido es no computacional y porqué?. Demasiadas preguntas sin contestar aún. Pero recordemos la frase de Sagan: “Ausencia de pruebas no es prueba de ausencia”. Y me temo que de momento, esto va para los seguidores de ambos bandos…..De momento, que yo sepa, nadie ha probado estrictamente hablando, ni que toda la mente sea computacional ni que algúna parte concreta sea no comptacional. Y por cierto, ¿Qué es la mente?……

    Saludos.

  13. José Manuel dice:

    Lo menos computable, hasta ahora, es la consciencia; es decir, la conciencia de uno mismo. ¿Cómo se computa la conciencia de sí mismo si para eso tenemos que computarlo con la computación misma disponible? He ahí la cuestión. Algo gordo se nos escapa.

  14. juanjo dice:

    Yo no estaría tan seguro de que la consciencia no sea computable. Mira por ejemplo, la búsqueda de “neural networks for consciousness” en el portal de la ACM:
    http://portal.acm.org/results.cfm?coll=GUIDE&dl=GUIDE&CFID=70540369&CFTOKEN=75267163

    ¿Y si fuera simplemente una propiedad emergente de los sistemas de redes neuronales? ¿ De qué podría depender: del número de neuronas, de las sinapsis, de algo marcado geneticamente?.
    (Cuando digo aquí sistema de redes neuronales, me refiero tanto a los sistemas “naturales” como a los “artificiales”).

    Saludos.

  15. Lino dice:

    Juanjo, la no computabilidad la definió perfectamente A. turing con su teorema de la indecibilidad, demostrando matemáticamente que hay problemas que no puede resolver un sistema automático basado en la máquina de turing. Es decir, todos los algoritmos conocidos y computadores actuales. No existe hoy por hay tecnología alternativa, a pesar de uqe se avanza en la lógica borrosa, redes neuronales, o computación cuantica.

    La mente sin embargo, SI QUE PUEDE resolver sin relativa dificultad dichos problemas, por lo tanto está demostrado que la mente no es computable en su totalidad, salvo que logres explicar como es posible que la mente pueda resolver dichos problemas.

    El único que lo ha intentado es precisamente R. Penrose, para que una gran parte de la comunidad científica le critica por haberlo intentado.

  16. juanjo dice:

    Lino:

    Lo que Turing demuestra en “On computable numbers” es la indecibilidad del problema de la parada, es decir, demuestra que su constructo teórico, la Máquina de Turing, puede encontrarse ante una entrada ( Un lenguaje de entrada), que sólo será aceptado si, al mismo tiempo no lo es. Para ello usa un argumento diagonal semejante al usado por Cantor. Esto es un ejemplo de lo que se entiende en Teoría de la Computación, por no-computabilidad.

    El ser humano no hace nada mágico que le permita “resolver”( Palabra que creo que usas o entiendes de forma ambigua) dicho problema. No es que el ser humano resuelva el problema de la parada, por ejemplo, que ninguna máquina de turing podría resolver. El ser humano “ve” que es indecidible saliéndose del sistema, por decirlo con analogía al argumento de Gödel.

    Penrose, a mi modo de ver, concluye que, dado que hay problemas que la máquina de turing no puede resolver, y que el ser humano puede “ver” que no son resolubles saliéndose del sistema, entonces la mente humana es más potente que la máquina de turing y por lo tanto puede computar cosas que para la máquina de turing son no-computables. Esta inferencia es la que creo que es erronea: el ser humano no computa estrictamente hablando lo no-computable ( No resuelve el problema de la parada, dado que es posible hacerlo).

    Saludos.

  17. juanjo dice:

    Errata : ” dado que NO es posible hacerlo” .

  18. Lino dice:

    No digo que haga nada mágico, sino que hay problemas que un sistema automático es incapaz de llegar a una solución (porque no sabe cuando acabar), y el cerebro humano si. Estos es un hecho, nada más.

    no es que el problema sea irresolube, sino que es indedicible, es decir, irresoluble para una máquina de turing. Que no es una mente humana, ni podrá llegar a equivalerla jamás

  19. juanjo dice:

    ¿Y como hace el ser humano para ver o comprender eso?

    Siguiendo a Dennett, la falacia en la que cae Penrose es un non-sequitur.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Non_sequitur

    “1.Si soy humano, entonces soy mamífero.
    2.Soy mamífero.
    3.Por lo tanto, soy humano.”

    Según Dennett, lo que Penrose hace es:
    – El ser humano puede comprender ( lo que yo he llamado “ver” la no decibilidad saliendose del sistema).
    – No hay algoritmo factible para comprender ( Referido al hecho de que “dentro” del propio sistema, la MT no podría decidir si acepta ó no el Lenguaje de Entrada).
    – Conclusión: Lo que hay en la mente que nos hace comprender no es un algoritmo.

    Es decir la conclusión del razonamiento de Penrose ( Que no es una demostración es trictamente hablando ni en sentido matemático, ni cómo se acaba de ver en sentido lógico), está referida a los algoritmos de “dentro” del sistema(MT), que no , como dice Dennett en “La peligrosa idea de Darwin”, pag 739, al “enorme espacio de los algoritmos interesantes, llenos de errores tipográficos y fallos” ( Fuera del propio sistema formal).

    Saludos.

  20. juanjo dice:

    “una máquina de turing. Que no es una mente humana, ni podrá llegar a equivalerla jamás”.

    Es que esa es la clave. Una MT sólo acepta algoritmos “sintacticamente bien escritos”. Pero nadie dice que la mente tenga que funcionar sólo con algoritmos “perfectos”.

    Creo que es interesante ver cómo salen de este atolladero tanto Penrose como Dennett. Penrose se inventa su futurible gravedad cuántica y con ella llega la hipótesis de Penrose-Hameroff de que los microtúbulos celulares realizan computación cuántica. Dennett lo achaca todo a que la evolución nos ha dotado de la posibilidad de funcionar con “algoritmos imperfectos”

    Saludos.
    PD: Lino, no interpretes que “odio” a Penrose ó algo así. En realidad me gusta su estilo, y desde un primer momento me hizo gracia la virulencia con que se le respondió desde las filas de la IA. Sólo que en este tema, su argumento no termina de convencerme.Actualmente me estoy leyendo su “Camino a la Realidad”, tocho de libro, pero interesante.

  21. juanjo dice:

    Sorry, se me cortó algo en mi comentario anterior ( Aún estoy dormido).

    Sigo:
    Creo que es interesante ver cómo salen de este atolladero tanto Penrose como Dennett. Penrose se inventa su futurible gravedad cuántica y con ella llega la hipótesis de Penrose-Hameroff de que los microtúbulos celulares realizan computación cuántica. Dennett lo achaca todo a que la evolución nos ha dotado de la posibilidad de funcionar con “algoritmos imperfectos”. En realidad, ninguno de los dos autores ha demostrado como funcionaría esa vía para justificar porqué el ser humano puede ver la no decibilidad en el halting problem, y una MT no puede. Puestos a elegir, y unicamente por el principio de la navaja de Occam, elijo la de Dennett, la justificación por evolución, sólo por el hecho de que es una teoría que ya tenemos ( no como la futurible de Penrose), y de que además sabemos que funciona en muchos “otros” casos. Sé que es un argumento débil, pero de momento , creo que no tenemos otro. El hecho de que la evolución funcione en otros casos ( Aunque sean abrumadora mayoría), no justifica que deba funcionar en este. Por supuesto, si Penrose o sus seguidores demuestran que él está en lo cierto habría que aceptarlo, pero de momento, parece que no van por ahí los tiros.

    Saludos.

  22. Carlos S dice:

    Santiago, hola de nuevo:

    He visto que me he saltado olímpicamente tus preguntas, perdona. Las reproduzco antes y luego no sé si te contestaré (en parte por razones que explico inmediatamente luego):

    “¿No estás de acuerdo con un modelo computacional de la mente? Bueno, pero como mínimo aceptarás que sí que nacemos con una cierta lógica… ¿no aceptas la gramática de Chomsky? O, no sé, me da a mí que algunas nociones de lógica clásica están insertadas en nuestros genes. No creo que un masaai no aceptará el principio de no contradicción. ¿No hay nada algorítmico en nuestra mente?”

    En “positivo” digo: no me disgustan las evidencias, todas deben ser atendidas, y tampoco cierta causalidad establecida en las teorías, como las puestas sobre el tapete por Chomsky, por supuesto. Creo que toda la ciencia está dando resultados muy aprovechables (la mayoría y en sí misma para la sociedad en la que opera, pero también “más alla”). Y creo que la Lógica es una herramienta que está en los genes como componente de la Intuición.

    El modelo del que hablas (como todos) son construcciones abstractas que “deben” responder a esquemas predefinidos como válidos, lo que es dictado por el estamento académico-científico-metodológico (en discusión aunque “aceptado” hoy) que impone las reglas precisas de todo “discurso legítimo”, el sello de “certificado”. Y, en un plano más general en el que ello se inscribe (gozando de cierta libertad en “tal” marco) bajo la sombrilla de lo socialmente aceptado (un “firmamento de valores dominantes” como lo llamo que se haya “instituido” a fuerza de los sucesivos acontecimientos históricos previos y sistemáticos, etc.). Esto es, en breve, una “interpretación” en todo caso interesante y operativa en ciertos terrenos, y sujeta a la gödeliana “incompletitud” y a la nietzscheana “relatividad como verdad”.

    Pero, lo que para mí está claro (con los dos filósofos citados en la última frase) es que ese “detalle” reduccionista, aunque fuese válido temporal y espacial y hasta geográficamente (y sin duda socialmente que es el plano de su plasmación última: lo social), ese “detalle” modélico reduccionista, repito, aporte algo de claridad o ayude realmente a elucidar por qué se construye, por qué se defiende, por qué se gira en torno a ello, qué se busca al hacerlo, para qué sirve más allá de su operatividad circunstancial, etc., etc.

    Y, sin duda, yo al menos, que no temo permanecer a la intemperie, o sea, fuera del fortín seguro de la Ciencia que cada vez se parapeta más en los sótanos de ese fortín (fortín kantiano y por fin positivista), los sótanos de la modelización, las curvas probabilísticas y las estadísticas, la lógica formal, las demostraciones racionalistas… y del progresivo vaciamiento del lenguaje en línea con la postmodernidad imperante (parte cada vez mayor del “firmamento de valores” mencionados, “valores” nominales, etc.), yo, al menos, retomo, considero que buscar la lucidez que nos permita ver algo más del camino que todos, con las cosas, estamos trazando es lo realmente significativo y crucial.

    Y que permanecer dentro del fortín a la manera del anacoreta (aunque pareciendo “estar” en el mundo), en todo caso “asomando” a veces la cabeza o la punta del pie o sacando el dedo por la ventana… sólo nos llevará a… a actuar como meros copartícipes ingenuos del botín de la redistribución, de las migajas del poder bajo cuya sombra se ha construido el fortín, en simbiosis con él… y a ser cada vez más “sus dóciles hormiguitas”, las hormigas de la Reina-madre.

    Claro que no creo que exponerlo provoque algún cambio, aunque me satisfaría enormemente ver que quienes piensan bastante bien lo hagan mejor (y esto es sólo mi propia arrogancia de grupo -grupo vacío o casi-). De lo contrario, je… todos (los intelectuales) seríamos “verdaderamente” nietzscheanos a estas alturas…

    Pero, en todo caso, permiteme el atrevimiento de dedicarte estas líneas.

    Un abrazo y gracias.

    Carlos.

  23. Lino dice:

    Hola Juanjo,

    Creo que estás equivocado en lo del non-sequitur. Sin entrar en detalle sobre ello, lo que hace Penrose es lo siguiente:

    1- Ha problemas que no son resolubles para NINGÚN algoritmo (teorema de la indecibilidad de Turing)
    2- La mente humana no se «atasca» en esos problemas, y puede finalizarlos (no requiere de demostración).
    3- Conclusión obvia e irrefutable, es que la mente humana no es un algoritmo basado en la máquina de turing.

    Y ya está.

  24. Lino dice:

    El punto 3 puede mejorarse, al hilo de lo comentado en:

    3- Ningún algoritmo es capáz de equivaler a la mente humana totalmente, aunque la mente humana pueda funcionar ocasionalmente como un algoritmo.

  25. Lino dice:

    Penrose ha postulado una hipótesis, basada en su famosa teoría de los microtúbulos (junto con Hamennoff). Teoría que, al igual de la que Darwin o la de Einstein, es solo eso, una teoría.

    Sinceramente, no conozco el trabajo de Dennett bien, pero no me gusta nada la definición de «algoritmos perfectos». No se porqué ha de ser perfecto algo que no es capaz de acabar su trabajo. La idea de perfección al parecer es la de poner por encima lo que el diga. No me parece científico. Por lo tanto, me quedo con la de Penrose, aunque rompa moldes. Si la ciencia a avanzado, ha sido a base de romper moldes.

    Saludos

  26. […] Fuzzy Logic y la bipolarización de la política vonneumannmachine.wordpress.com/2009/12/28/fuzzy-logic-y-la-…  por ribega hace 2 segundos […]

  27. Hola a todos:

    Siento la injustificable desatención de vuestros comentarios pero es que estoy de vacaciones pero trabajando más que cuando no las tengo.

    Lino y Juanjo:

    Contra el argumento de Penrose creo que el darnos cuenta de la incomputabilidad del problema de la parada no implica la incomputabilidad de la mente. Darnos cuenta del problema no implica que lo solucionemos (por lo que no realizaríamos algo más que la máquina de Turing). De hecho, podríamos crear una MT que comprobara a posteriori (como lo hacemos los humanos) si una determinada MT para o no.

    Yo estaría de acuerdo con Dennett. La noción de algoritmo es muy amplia y las MT tienen muchas restricciones. Los seres humanos podemos operar con algoritmos mucho más cutres que las MT. De aquí venía el post con lo de la lógica borrosa: utilizamos algoritmos que se equivocan o que no siempre actúan igual.

    Carlos:

    No creas que el fortín positivista es tan seguro hoy en día. Es fácil que nada más encerrarte en él te acusen de hacerlo. Yo es que más que un encerramiento lo veo una apertura. Vengo de una tradición humanística (estudié filosofía) y, para mí, descubrir la ciencia como tal me supuso una apertura de miras que no tenía antes. Cansado de estar encerrado en la biblioteca pensando en ideas que referían a otras ideas, descubrí en la ciencia el enganchar todo eso con el mundo real. Me encantó, de repente, comenzar a dialogar con el mundo “en su superficie” y no ya en unas alturas que comenzaban a ser demasiado oscuras.

    De primeras parece que el modelo computacional de la mente es reduccionista. Algo tan complejo como la mente parece que hace más cosas que una fría Máquina de Turing. Pero el problema está en… ¿qué es eso no algorítmico o no computable que hace la mente? ¿Cuál es la naturaleza de algo que actúa no algorítmicamente? Hay que tener en cuenta que cuando decimos que algo actúa algorítmicamente sólo decimos que coge información y la manipula en un número finito de pasos.

    Un saludo y disculpas.

  28. Lino dice:

    Hola Santiago,

    Tu argumentación no cabe duda de que es ingeniosa, y casi me convence, pero final y lamentablemente, me inclino a pensar que está equivocado.

    ¿Como sabe una MT, que otra está frente a un problema indecidible? La respuesta es que no lo sabe. Ni siquiera un nº infinito de MT en serie podrían saberlo. Es problema es que no puede haber una MT que compruebe como lo hacemos los humanos que otra se enfrenta a un problema irresoluble para ella (no para los humanos), sencillamente, porque Turing acababa de demostrar que no puede identificarlos.

    Pero aunque se admitiera que otra MT pudiera ayudar a otra, me da la sensación que esto tampoco va en la dirección que indicas, sino en que precisamente para poder ser «consciente» de esta realidad, hace falta un «observador externo». No añado más, ya que las conclusiones se nos podrían ir de las manos.

    Saludos y felices Reyes

  29. Carlos S dice:

    Hola, Santiago; antetodo no hace falta que te disculpes conmigo (si te demoras por algo será), además he podido apreciar tu amabilidad y predisposición para la discusión “positiva” (no, je… positivista).

    Aclaro primero: lo de la la “fortaleza” no era en el sentido de estar protegido de la “crítica” sino en el de “sentirse seguro” a base de “no interrogarse”, a base de “dejar fuera la intrrogación” y simplemente… “hacer ciencia”, es decir, Rutina de Investigación, Rutina del detalle que no deja ver el bosque. El positivismo (y realmente el “clásico” más que el actual que como todo lo actual es cada vez más un remedo cada vez más vaciado de contenidos y hasta de ideología), intentó “suprimir” la Filosofía a base de normalizar al hombre reflexivo mediante una única dedicación “positiva” o mejor “provechosa”. Ello, pensaban de hecho, “resolvería todos los problemas” ya que, “concentrándose” en aquello de lo que “se puede hablar” (LW, of course) “avanzaríamos” en la línea ya trazada/esbozada por Kant “hacia” un futuro donde la Humanidad se “haría” Una y el Bienestar y la Paz serían alcanzados con el “encausamiento” (Kant dixit) en manos de los Científicos (Positivistas, claro; porque ya se sabe que el propio Partido Político es el que tiene La Razón y sabe hacia dónde hay que marchar y cómo…).

    Luego, con la entrada en la posmodernidad y su “objetivo” de la “des-significación”, empieza una nueva etapa… pero esto nos llevaría demasiado lejos.

    En fin, no me extiendo: trato el asunto en 6 capítulos (y 3/8, je…) y este fin de semana toca publicar el 5to., subtitulado precisamente “La fortaleza asegurada: construcción, rehabilitación, decadencia”. Si aún amas la práctica filosófica (estimología aparte) “deberías” soportar leerlo todo y por supuesto opinar. Creo que se puede hacer una filosofía (estimología aparte) muy alejada de “unas alturas que comenzaban a ser demasiado oscuras”. Y si no, ya verás hasta dónde me mantengo mucho más en tierra que la teoría de cuerdas, la cuántica y hasta la mente computacional. Conste por cierto que me gustaría contar con tu punto de vista crítico que si me mostrase incoherencias o debilidades de cq tipo me ayudarían a ver más ampliamente, lo que sigue siendo algo que me motiva… a-pesar-de-todo, je…

    Un saludo afectuuoso y gracias a tí de nuevo.

  30. luis dice:

    voy a hacer un comentario fuera de tema, en colombia a esa manzana se le llama manzana criolla, jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s