Ver The Road: creando sentido en la desolación

Publicado: 11 febrero 2010 en Cine, Filosofía general
Etiquetas:, , , , ,

No leas esto si aún no has visto la película

Supongamos que llega el fin del mundo. El cielo se vuelve gris y todos los animales y plantas empiezan a extinguirse lentamente. Pronto no queda nada que comer. Es algo difícil de asumir. En primer lugar, todos nuestros planes de futuro, todo para lo que nos hemos preparado, todo lo que sostiene y da sentido a nuestra vida, desaparece. Las oposiciones que llevo años estudiando… el ascenso que acababa de conseguir… mis ahorros atesorados en el banco durante años y años… todo se desvanece. Al principio, suponemos, la sociedad aguantaría un tiempo en estado de relativa paz y búsqueda de soluciones, pero The Road nos sitúa cuando eso hace mucho que pasó. El mundo está absolutamente devastado, completamente destruido. ¿Cuántos hombres quedan vivos? ¿Cómo sabrías si eres el último hombre vivo sobre la tierra? Eso nunca se sabe, sólo se es.

La mujer (Charlize Theron) tiene al hijo (Kodi Smit-McPhee) cuando el mundo hacía tiempo que ya se había acabado. Ella dudaba del sentido de traer una vida a una realidad tan atroz. ¿Qué futuro le esperaría? La mujer, el hijo y su marido (Viggo Mortensen) viven escondidos en su casa ante el temor de ser atrapados y devorados por la “nueva forma” de conseguir alimento: los caníbales.  Pasan los años y, a la mujer, no le basta con sobrevivir. (y es que la vida no puede sólo consistir en seguir vivo) ¿Qué sentido tiene ver pasar los días escondido sin esperanza alguna de que el futuro vaya a deparar algo mejor? Lo único que pasará es que se acabarán los alimentos y morirán de hambre o que los caníbales darán con ellos. No hay otra. ¿Por qué seguir viviendo?

Sin valor para despedirse del niño, ella les abandona. “Id hacia el sur” le dice a un suplicante marido, y se va sola caminando hacia la oscuridad de la noche. Solos los dos, parten hacia el sur. El padre intenta mantener la esperanza en el niño fijando un objetivo en el viaje: llegar a la costa. También le lee, le habla de cosas buenas, de ideales de justicia. El padre intenta salvar, de algún modo, lo que quedó de su civilización, lo mejor de ella.

Lo que realmente impacta es el empecinamiento por dar sentido a lo que no tiene. El padre sabe que la costa , que el sur es exactamente igual al resto del inhóspito mundo en el que viven. No existe un lugar a donde ir, no existe el final de esa interminable carretera. No queda casi nadie vivo. La comida se acabará, morirán de frío o de hambre. Eso es todo lo que cabe esperar. “Nosotros no comemos a otras personas”, “Nosotros somos los buenos”, “Nosotros tenemos fuego interior”. Sólo esas máximas, el último código moral les da algo en la nada más absoluta. Por si acaso, tienen una pistola con dos balas. El niño sabe como usarla llegado el momento.

En una de sus inspecciones de casas desvencijadas encuentran un antiguo refugio nuclear lleno de comida. Será una maravillosa tregua. Cenan sentados a una mesa, se dan un baño, incluso el padre se fuma un cigarro y bebe unos tragos de whisky. ¿Y qué? Eso es lo máximo, lo más grande que alguien puede conseguir en el fin del mundo: una copia cutre de una cena, emular algo que ya apenas queda en el recuerdo y que, antaño, no era nada. Y además, a sabiendas de que sólo es una tregua, de que es un espejismo, un postergar un minuto lo inevitable. Es peligroso quedarse allí, hay que seguir.

El padre tose sangre, y aunque quiere ocultar la enfermedad, el niño es consciente de lo que significa. No siempre podrá estar aquí para cuidar de él y él es sólo un niño. Además, es débil, es demasiado buena persona, demasiado confiado para sobrevivir en un mundo así. Aún así se continúa, siguiendo la carretera, hacia el sur.

Anuncios
comentarios
  1. Hugo dice:

    Vengo de verla. Es como Soy Leyenda pero… mejor 😛

    ¿Qué me dices de la escena del baño, a mitad de peli, en la que están a punto de ser descubiertos? Oh, es espeluznante lo que acaban de ver en el sótano. He visto poco cine, pero estoy seguro de que escenas como esa se han rodado muy pocas.

    Un saludo.

  2. Hola Hugo:

    Es brutal… el padre apuntando con la pistola la cabeza de su hijo… ¡qué angustia!

    Yo salí bastante impresionado de la película, con una amargura que todavía me dura un poco.

    Un saludo.

  3. Ahí va!! Muchas gracias por linkear mi blog O_O No me leo el artículo que le tengo ganas a esta peli xD

  4. Carlos S dice:

    ¿Por qué os impresiona o impacta; creeis que eso pueda suceder… que amenace si no a vuestra vida sí a la de vuestros hijos en un alto grado de probabilidad? Pregunto porque me interesa vuestra persepción, sinceramente.

  5. Carlos S dice:

    Perdón: “percepción”.

  6. Jonatan:

    De nada. Me gustan tus ilustraciones. Eres muy bueno, sigue así.

    Carlos:

    No, yo no creo que vaya a ocurrir nada parecido, por lo menos a corto plazo. De siempre me han gustado las películas de corte post-apocalíptico. Me gusta imaginar cómo me las apañaría yo en tales circunstancias o qué iría pasando a todos los niveles: económico, político, social…

    Pero en The Road lo que me impresiona es que consigue reflejar (hasta el final feliz, claro) la absoluta carencia de futuro. No hay un mañana por el que luchar, no hay un mundo que salvar ni nada que hacer… ¿por qué seguir viviendo? Ese interrogante límite es fascinante: ¿cómo encontrar algo en el filo del abismo, en el sinsentido más aplastante?

    Un saludo.

  7. Carlos S dice:

    Apenas me lo permita “La Economía” que me estoy despachando colgaré un análisis tangencial de la película en mi otro blog, el “más light”.

    En cuanto a lo que dices, gracias: sin duda es muy propio del hombre imaginarse en situaciones límite para “prepararse”… Yo lo hacía de niño y supongo que casi todos…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s