El concepto de clase está obsoleto

Publicado: 24 febrero 2010 en Educación
Etiquetas:, , ,

En una interesante entrevista para Cuadernos de Pedagogía (nº373) el pedagogo francés Philippe Meirieu nos cuenta:

“Pienso que hace falta interrogarse sobre la absolescencia del modelo tradicional que constituye la clase, es decir, un grupo de unas 30 personas que hacen la misma cosa al mismo tiempo y dentro del cual hay extremadamente poco trabajo de acompañamiento individual. La clase fue perfectamente adaptada al sistema escolar del siglo XIX. Hoy, la clase se ha convertido en un freno a la evolución del sistema escolar; por una parte porque hay actividades que deben hacerse con grupos más numerosos y, por otra parte, porque lo que necesitan los alumnos con grandes dificultades es el apoyo individual, tiempos de acompañamiento personal, tiempos que permiten a los enseñantes detectar y remediar esas dificultades. Este acompañamiento personal de los alumnos es algo absolutamente esencial.

En los institutos tenemos horarios férreos, clases cerradas, estructuras jerárquicas y de gestión invariables. ¿Cómo es posible hacer diferentes actividades, trabajar a distintos ritmos, atender a lo diverso, si tengo a 30 niños apegotados en una clase a los que veo dos veces a la semana de 10:35 a 11:25?

[…] Hoy la biblioteca mental de nuestros alumnos parece mi buzón cuando estoy ausente durante quince días. Hay de todo, y va llegando todos los días en cantidades extraordinarias, y antes incluso de que uno haya podido mirar qué hay de importante, llegan otras cosas, a través de la tele, el teléfono, la radio, la publicidad, los compañeros… de todas partes. Y, por tanto, el niño está en un estado a la vez de sobreinformación y de sobreexcitación.

Nuestros chicos no son ni mejores ni peores que los de otras épocas. Tienen algunas carencias pero también otras virtudes. Quizá uno de sus principales problemas es estar constantemente bombardeados por muchísima información, sobresaturados de actividades, estresados prematuramente. El profesor puede ser una brújula en esa dispersión.

[…] las clases son hoy en día sitios donde hay más tensión y menos atención. Y es evidente que esto causa problemas a los enseñantes. El peligro es que hay quien piensa que basta con gritar, con ser autoritario, mientras que en realidad es mucho más difícil que eso. Lo que hace falta, pienso yo, es crear marcos, situaciones, que permitan a los niños aprender a hacer aquello que no hacen delante del televisor, es decir, a concentrarse, a estar atentos, a trabajar sobre cosas que requieren tiempo y hacer del tiempo su aliado y no un adversario, es decir, no estar en la inmediatez.

Efectivamente, esto es algo que los padres nunca entienden. Si en casa estás todo el día regañando a tu hijo crearás un ambiente de tensión en el que es imposible estudiar. Igual, si en una clase reina el miedo al castigo, los gritos, los imperativos… no estaremos generando un ambiente muy adecuado para que al alumno le interese algo y se ponga a trabajar en ello. La escuela ha de ser un lugar diferente a cualquier otro, donde se hacen otros rituales.

[…] No soy en absoluto nostálgico de los rituales de antaño, que ya no sirven, pero estoy convencido de que es necesario reconstruir rituales escolares adaptados a la modernidad […] Una clase de infantil es un lugar extraordinariamente prometedor, pero a medida que los niños crecen ese lugar se diluye y se convierte en particular en Secundaria, en una especie de lugar sin fronteras, sin marco, sin reglas, sin estructura… que no favorece el trabajo intelectual. Hay que tomar ejemplo de lo que pasa en la escuela infantil más de lo que pasa en la universidad.

Un niño de Primaria tarda aproximadamente una semana en darse cuenta que toda la normatividad de su antigua clase ya no existe en Secundara. En un trimestre habrá perdido todos sus buenos hábitos y cuando llegue a tercero o a cuarto de la ESO, ya lo habremos perdido. La triste realidad es esa: Secundaria es un rotundo fracaso y quizá el asunto tiene que ver con que se ha copiado la forma de hacer de la universidad y se ha minusvalorado al maestro de Primaria.

[…] Yo pienso que cada vez más debe pasar de ser cara a cara a ser codo con codo. Esto no quiere decir que el profesor renuncie a su saber ni a su autoridad. Los alumnos son perfectamente conscientes de que el profesor tiene saberes y una autoridad que ellos no tienen. De lo que se trata es de estar con el otro, y concretamente de estar al lado del proceso y no del resultado”

La postura nunca debe ser la del enfrentamiento. El profesor no ha de verse ante un grupo de “enemigos” con los que tiene que lidiar. En este sentido ha de parecerse a un entrenador de un equipo de fútbol. Ha de gestionar al equipo para conseguir los mejores resultados. El profesor ha de hacer lo mismo, ha de trabajar junto a su alumnado, no frente a ellos. También junto a los padres, saliendo de ese constante discurso de culpabilización mutua. Se trata de crear estructuras de colaboración que sean operativas y salir de una vez de la terrible fragmentación que atraviesa el sistema educativo en todos sus niveles.

Ver también Exigiendo un futuro y negando un presente.

Anuncios
comentarios
  1. Hugo dice:

    En secundaria, yo he llegado a estar en una clase de 38 alumnos. Y juraría que la mitad de ellos eran demonios disfrazados de niños 😛

    Un post muy pertinente. Un saludo.

  2. turbeng dice:

    Quitarse de la clase, bueno, que podemos usar en vez de la clase?
    En Suecia han tratado de “individualizar” le educación que ha tenido como consequencia que los alumnos “hacen trabajos de colegio”.
    Voy a darles un ejemplo. Un alumno puede usar mitad o más de un semestre de la educación en geografía para escribir un trabajo sobre África. Es facil copilar trabajos de otros, hay sitios en la red con miles de “trabajos”. La clase ahora es un grupo donde los individos hacen cosas diferentes, siempre. No una clase con profesores que enseñan los alumnos con cosas interesantes. La filosofía Cut´n´paste ha hecho su entrada; y el resultado? Las evaluaciones han mostrado que los resuötados de los alumnos suecos han peorado mucho, mucho. Antes los alumnos suecos tenían buenas posiciones, ahora no.
    En nuestro país vecino Finlandia, no han experimentado tanto con la forma de educación y los alumnos finlandeses son los mejores del mundo en muchas categorías.
    Soy profesor jubilado con una página en la red que se llama don Gerardo de Suecia en: http://turbeng.wordpress.com/
    Allí cuento un poco de mi país y mi vida aquí – ¡bienvenidos!

  3. Hola Turbeng, bienvenido:

    “Individualizar la educación” no tiene por qué significar que los alumnos “hagan trabajos de colegio”. Simplemente ha de significar tratar a cada alumno conforme a sus ritmos y necesidades, no más. Y esto tampoco implica que todos los alumnos tengan que hacer cosas diferentes. Sólo aquellos con necesidades diferentes harán cosas diferentes, todos los demás harán lo mismo. No hay que radicalizar la atención a la diversidad.

    Hugo:

    38 alumnos… ¡y seguro que tú eras de los peores! 😉

    Un saludo.

  4. yack dice:

    El problema de la enseñanza es muy simple: agrupar a varios niños a la fuerza, encerrarlos en un local, inmovilizarlos y empeñarse en enseñarles cosas abstrusas que no les interesan y que en buena parte no sirven, ni probablemente servirán para nada, y eso durante un número inconmensurable de años.

    El problema de la enseñanza actual es que, además, se quiere hacer lo mismo, pero sin obligarlos por la fuerza, como en los viejos tiempos.
    La solución pasa por enseñarles cosas útiles (para ellos) y divertidas, (porque lo útil suele ser divertido) y hacerlo dentro de una estructura organizativa donde les sea mucho más rentable colaborar que jugar a saboteadores.

    Eso implicaría autoridad, sustentada en un sistema de premios y castigos insoslayables.

    Y todo lo demás son ocurrencias.

    Saludos.

  5. turbeng dice:

    Muchas gracias por las respuestas!

    Lo único que quero decir es esto: Para él o ella que no es profesor es dificil saber la dura realidad de la vida en el colegio. Para que comprendan que yo también quisiera trabajar de una manera más “moderno” les envio un enlace a mi página don Gerardo, donde los alumnos pueden hacer ejercicios interactivos en su educación española.
    No sé como es en España, si hay profesores allí que tratan de usar internet para dar a los alumnos los conocimientos más útil par a el futuro – pero YO soy uno de ellos y esto puedo decir sin jactarme o tratar de ser demasiado filosófico.
    Aquí la dirección: http://www1.shellkonto.se/gertfors/spanska/dongerar_redirect.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s