No future

Publicado: 13 junio 2010 en Arte, Sociología
Etiquetas:, , , , , ,

Una adolescencia mimada, adormilada, anestesiada tas años de hiperprotección institucionalizada. Una adolescencia que vive en un presente superabundante, tan saturado de estímulos que sólo las emociones extrafuertes pueden sacarle de su letargo. Una adolescencia que cuando ya lo tiene todo, al no quedarle nada contra lo que rebelarse, ninguna parcela de la realidad por conquistar, opta por el último lugar prohibido: la autodestrucción.

Como sacadas de Trainspotting, las lolitas de John John Jesse lucen el nihilismo punk del “No future” propio de la época Thatcher en los suburbios de Manchester. No hay trabajo, no hay ningún proyecto vital que merezca la pena. Rostros drogados y cansados, apatía e inocencias rotas demasiado pronto.

¿No será lo que nos espera como resultado de esta crisis del fin del mundo? ¿No es esta la conclusión lógica? ¿No son las conductas juveniles variantes de retornos al punk? ¿Volverán los Sex Pistols insultando a la reina de Inglaterra?

Visto en 40fakes.

Anuncios
comentarios
  1. Roberto dice:

    No es una vuelta al punk, más bien la creación de un neo-punk.
    Los punkys de los 70-80 tenían la autodestrucción como meta, conscientes de a donde se dirigían sus vidas. Los adolescentes(entre los que me incluyo) viven de una forma mimada y edonista, su objetivo no es la destrucción de todo lo que les rodea, sino más bien la diversión pura y dura sin preocuparse por nada más. Esto es producto de lo que ya has dicho antes, tanto proteccionismo les hace creer que lo tienen todo y siempre lo tendrá y así sucede, que el mundo se va a la mierda porque nadie tira hacia delante creyendo que lo tendrán todo por siempre.
    Patética sociedad que me tocó vivir : /

  2. Carlos S dice:

    ¡Buenísimo todo! ¡Y qué imágenes!

  3. María José dice:

    Totalmente de acuerdo contigo en que los adolescentes están adormilados, anestesiados tras años de hiperprotección insitucionalizada, pero el título me parece excesivamente pesimista.

    No creo que haya que titularlo NO FUTURE, eso no es cierto, el futuro siempre existe y los jóvenes cuales bellas durmientes siempre despiertan cuando sacados de esa hiperprotección que es la ESO salen al mundo real.

    El problema es por qué sabiendo que el sistema es engañoso, que esa hiperprotección les hace permanecer en un estado larvario demasiado tiempo permitimos que esto siga existiendo.

    Por qué los que sabemos que la responsabilidad debe ser proyectada sobre los jóvenes, hacerles coopartícipes de su propio destino dejamos que sean tratados como presos hasta los 16 años como mínimo.

    Yo tengo alumnos que con 17 años no han salido de su pueblo solos a pesar de estar a 12 kilómetros de Madrid. Chavales que preguntan por qué en la Castellana ponen tantas luces de navidad y no lo hacen igual en su pequeña ciudad dormitorio. A pesar de ello, no creo que la tendencia sea a la autodestrucción sino al escapismo de la realidad circundante a través de un consumo masivo que tanto juego da al capitalismo y que éste cuida tratándoles como pequeños dioses televisivos.

    ¿ Cómo compaginar esa excesiva protección institutcional con el descontrol de adolescentes saliendo los fines de semana hasta altísimas horas de la noche? ¿Crees que esto es autodestrucción?

    ¿ Los adolescentes no pueden estar en la calle cuando es de día pero por la noche sí? Esta es la pregunta.

    Un saludo.

  4. Roberto:

    La diversión pura y dura acaba sin más propósito, es decir, una vida volcada únicamente en la diversión acabará por ser necesariamente autodestructiva, aunque no sea de modo patente con automutilaciones o intentos de suicidio.

    Y sí, no será una vuelta al mismo punk de antaño, sino una reconstrucción de ese punk. Viendo a los chavales actuales yo pronosticaría un punk “light”, blando, estereotipado y configurado por el mercado, a lo Hannah Montana con las alas negras de su último videoclip.

    Carlos:

    Gracias. Te veo enérgico, en plena forma.

    María José:

    Yo me pregunto cómo los padres son tan inútiles para, sabiendo cómo lo sabemos todos, que esta hiperprotección es funesta, la siguen manteniendo a capa y espada. ¿Qué es lo que pasó para que en otros tiempos no se protegiera tanto y ahora los padres hayan dado este giro? ¿Qué razones sociológicas hay?

    El descontrol nocturno se debe a que los niños lo exigen y se les da. Yo me quedo tremendamente alucinado cuando en las ciudades se habilitan zonas para que los niños hagan botellón. O sea, estamos todos de acuerdo en que la gente se reúna a inflarse a beber está muy mal pero como los niños lo exigen, los padres median y lo consiguen… ¿En qué sociedad de la historia han mandado sus menores? ¿Cuándo hemos dejado el control del mundo a quienes, precisamente por quienes son, no tienen el criterio para mandar?

    Creo que la autodestrucción más severa vendrá cuando el adolescente, en la vida real, vea que su mundo de hadas ha desaparecido para siempre. Cuando trabaje sus 9 o 10 horas diarias como reponedor en un supermercado o de peón en una fábrica, comprobará el grave error que ha sido su vida. Pero ya será tarde. Así que el fin de semana como huida, como vía de escape ante su miseria laboral, será aún más acusado. El extremismo vendrá como expresión de esa frustración vital, como toma de conciencia de que es un inútil, alguien blando, sin voluntad, que no vale para nada. Alcohol, drogas, falta de objetivos y valores, e insatisfacción vital serán un cóctel muy peligroso.

    Un saludo.

  5. María José dice:

    Santiago, no me puedo creer que seas tan pesimista.

    ¡Qué manía con echar toda la culpa a los padres¡ ¿Es que los padres aisladamente pueden ir contra una corriente generalizada? ¿El individuo aisladamente puede luchar contra algo?

    Y no sólo los reponedores de supermercado o el peón de fábrica trabajan 9 o 10 horas sino que los informáticos, abogados, arquitectos, auditores,
    etc .se ven sometidos a un sistema de trabajo regido por objetivos que les obliga a no desconectar nunca de su trabajo y a ser meros esclavos laborales vendidos por un ilusorio sueldo más alto.

    El control del mundo no está en manos de los adolescentes, el del consumo sí, a través de sus padres.

    Pero sigo insistiendo ¿por qué molestan tanto los adolescentes por el día en la calle?

    Saludos

  6. María José:

    Evidentemente, los padres no tienen toda la culpa. El problema de la adolescencia se da a múltiples niveles: culturales, sociales, educativos, económicos, etc. Sin embargo, sí que creo que lo están haciendo bastante mal.

    Con respecto a tu pregunta sobre el por qué los niños no están en la calle por el día, creo que es un resultado claro de un estado del bienestar. Nuestras casas están llenas de divertimentos, de comodidades, de todo lo que necesitamos. El hombre actual se ha vuelto muy casero ¿Qué hay en la calle para que el niño salga más que peligros para él? La campana hiperproteccionista se solapa con los muros del hogar.

  7. humildeestudiante dice:

    Hola a todos,

    ¿Habéis oído Come libertad de Gatillazo?, dice verdades como puños pero como mezcla conceptos y cosas, lo que dice se le va de las manos, lo que se debería transmitir muere por el camino.

    Ésta “autodestrucción” puede que solo sea otro modo, para aceptar el mundo en el que vivimos, como una preparación.Una vez has crecido, aceptas las normas, dejas de oir ese tipo de grupos y dices que ya no crees en nada, pero yo pregunto ¿Alguna vez ese que dice eso, creyó realmente en algo?

    La industria del tittytainment lleva en marcha mucho tiempo, inhibiendo la voluntad por cuestionar todo lo establecido. Todo aquél que pudiese llevar la contraria es absorbido por la masa.

    Me gustaría extraer unas cuantas citas de “El hombre unidimensional” de Herbert Marcuse:

    1- Si el individuo no estuviera aún obligado a probarse a sí mismo en el mercado, como sujeto económico libre, la desaparición de esta clase de libertad sería uno de los mayores logros de la civilización.

    2- En el medio tecnológico, la cultura, la política y la economía se unen en un sistema omnipresente que devora o rechaza todas las alternativas.

    3- Se necesitan nuevos modos de realización que correspondan a las nuevas capacidades de la sociedad.

    4- Las obras alienadas y alienantes de la cultura intelectual se hacen bienes y servicios familiares.

    Y Santiago, con respecto a lo que has dicho sobre drogas y alcohol, la siguiente:

    5- El “Principio de placer” absorbe el “principio de realidad”.

    En fin, un libro altísimamente recomendable, que aunque suene desfasado cuando trata el armamento nuclear es mucho más descriptivo que unos cuantos famosetes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s