El tercer replicador

Publicado: 24 junio 2010 en Evolución, Tecnología
Etiquetas:, , , , , , ,

El inglés de Blackmore es perfecto aunque habla muy deprisa. Para escuchar con subtítulos en castellano clic aquí.

La historia comenzó con el exitoso best-seller de Richard Dawkins: El gen egoísta. Allí se defendían una serie de polémicas tesis. La primera es que la unidad de selección natural era el gen, entidad en torno a la cual “todo lo demás” (la biosfera al completo) no era más que su transporte, su taxi hacia la siguiente generación. Todo el fenotipo no era más que un epifenómeno del gen, auténtico protagonista de la historia natural. Todas nuestras características no eran más que los medios, las herramientas a través de las cuales los genes “egoístas” se perpetuaban generación tras generación.

Esta carrera armamentística entre genes comenzó con una entidad hipotética: el replicador, un antecedente remoto del ADN, el cual sería un tipo de molécula con la capacidad de replicarse a sí misma. Aplicando la selección natural darwiniana, esas moléculas habrían de ser mayoritarias en la sopa primitiva. Y pronto, de entre estas moléculas mayoritarias, habría otras con nuevas capacidades: quizá la de hacer réplicas más duraderas o la de replicarse a una mayor velocidad. La lucha por la existencia comenzó y los seres vivos fueron haciéndose más y más eficaces en proteger su “secreto interior”. Complejos sistemas de depredación, parasitismo, reproducción… fueron proliferando mientras pasaban los milenios.

La siguiente etapa aparece con la llegada de un nuevo tipo de replicador: el meme. Los seres humanos y algunas otras especies de mamíferos superiores tenemos la capacidad de transmisión cultural, de copiar unos de otros, de aprender, recordar y transmitir. Ya no hace falta de que se de una mutación genética que sea seleccionada por la naturaleza, sólo hace falta que algo merezca la pena ser copiado por otro. Nace la evolución cultural en la cual rigen las mismas normas que en la natural: se seleccionan determinados memes, pero ya no por ser más eficientes a la hora de adaptarse al medio, sino por ser más útiles, bellos, placenteros…

Blackmore nos propone un tercer replicador: el teme, que sería un meme tecnológico, una máquina de Von Neumann, es decir, un artefacto que puede replicarse a sí mismo de modo que ya no necesita fabricantes humanos. Para Blackmore esto es un peligro (la llegada de cada nuevo tipo de replicador es peligrosa), ya que los temes actúan de forma egoísta, es decir que, aunque no hay intencionalidad en sus acciones, harían todo lo que fuera para seguir perpetuándose, donde cabe “quitar de en medio” a todo ser, incluidos los humanos, que entorpezca su labor. Al igual que los memes (los hombres) están cerca de exterminar a los genes (los demás seres vivos), los temes podrían eliminar a los memes. En principio la lucha parece desigual. Genes y memes llevan muchos millones de años perfeccionando sus mecanismos de perpetuación por lo que es improbable que los novedosos temes pudieran eliminarlos fácilmente, pero pensemos en lo rápido que evoluciona la tecnología. Por ejemplo, una herramienta poderosa de los temes serían las distintas dependencias y adicciones que nos crean. Cuando hay un apagón eléctrico comprobamos lo que nos costaría vivir sin Internet, sin televisión, sin las redes sociales, sin adictivos videojuegos… ¿Controlamos la tecnología o ésta nos controla a nosotros? A ninguno de nosotros nos parece apetecible una vuelta al hombre natural, renunciando a nuestras comodidades…

Hace tiempo escribí una entrada criticando esta teoría. Me basaba en que la evolución independiente de las máquinas menospreciaba la voluntad humana, nuestra libre capacidad de elección, de desenchufar la máquina. Sin embargo, si eliminamos el libre albedrío tenemos que estar abiertos a aceptar estructuras que determinen nuestra historia. La de Blackmore es una alternativa. ¿Que os parece?

Anuncios
comentarios
  1. Un servidor ha visto, leído y escuchado tal cantidad de versiones, a cuál más ridícula, de la teoría de los temes ladinos que terminan por hacerse con el dominio del mundo que lo que da en sostener la señora Blackmore le resulta verdaderamente risible. Máxime si su argumento más sólido es el de la supuesta dependencia respecto de los videojuegos, internet, televisión o redes sociales.

    http://antoniolopezpelaez.com

  2. Masgüel dice:

    Para empezar, la aproximación analítica que pretende explicar los sistemas complejos descomponiéndolos en átomos de información (genes, memes, temes) me parece errada. Solo puede entenderse un sistema atendiendo a la actividad que realiza como un todo y las relaciones con el medio que lo caracterizan. El organismo no se explica en función de los genes sino los genes en función del organismo. Hablar de las culturas humanas como conjuntos de memes, como parásitos que infectan máquinas biológicas y las ponen a su servicio, es el mismo caso. Tanto Dawkins como Blackmore o Dennett empiezan afirmando que los replicadores son mera información, pero tardan apenas unos párrafos en emplear un léxico antropomorfo y adjudicarles intenciones.

    Estoy de acuerdo en que cada nueva tecnología reestructura la totalidad de nuestra cognición y nuestra forma de relacionarnos con el mundo. Lo que me chirría es la pretensión de entender el tema desde una aproximación atomista.

    Respecto al futuro reinado de las máquinas, creo que la biotecnología borrará las fronteras entre máquinas y organismos. La tecnología no solo es la forma en que la vida abre nuevas posibilides mediante la trasformación del medio. También lo hace mediante la posibilidad de que los organismos capaces de desarrollar tecnología se conviertan en artefactos de sí mismos.

    P.D. Blackmore pregunta al público “¿No es un pensamiento maravilloso que pueda existir tal cosa como la mejor idea que alguien haya tenido?.” Una voz, desde el fondo, le responde con un claro y contundente “No”.

    P.D. Esto de las TED talks es todo un hallazgo. Desde que las descubrí hace unos días en otro blog, no paro de ver conferencias. En la página de la fundación Juan March colgaron todas las conferencias desde 1975 en archivos de audio. Otro filón para entretenerse y aprender a la vez.

  3. yack dice:

    Tal vez se esté llevando a los replicadores más allá de lo que dan de sí.
    Es como decir que el desarrollo de la informática es el resultado del afán replicativo de los transistores.

    Es probable que algún día los transistores sean sustituidos por otros elementos y también es posible que algún día los seres humanos (o sus descendientes) se alimenten de energía eléctrica y no haya en su interior nada que se replique. En IA aparecen unos seres de este tipo.

    En tal caso, la historia de que sólo somos vehículos construidos por los genes para alcanzar la inmortalidad, quedaría refutada al desaparecer éstos como resultado de la evolución tecnológica.

    Yo veo la historia así: En principio las partículas procedentes del Bing bang se reorganizaron en átomos y moléculas estables creando el primer nivel de complejidad.

    Luego aparecieron los replicadores darvinistas que dieron lugar al segundo nivel de complejidad (la vida orgánica).

    Seguidamente apareció la inteligencia como un nuevo nivel de complejidad que no necesita de los replicadores para evolucionar (ingeniería genética).

    Y por último, están los artefactos que representan un nuevo y reciente nivel de complejidad en el que se prescinde de los replicadores y de la biología.

    En este nivel sólo queda la materia, la energía y la información, sin ningún lastre del pasado como podrían ser los replicadores egoístas o la biología basada en una actividad que necesita explotar las energías disponibles en el entorno (fotosíntesis o depredación).

    No sé donde nos lleva esta evolución pero desde luego va más allá de lo que puede dar de sí un replicador egoísta, aunque éste allá sido esencial para superar la primera fase.

    Saludos.

  4. Masgüel:

    Es cierto que intentar explicar algo sólo desde sus constituyentes más pequeños es un error (que además se ha dado a lo largo de toda la Modernidad), sin embargo, descartar toda explicación que puedan dar los componentes pequeños es igualmente erróneo. Por ejemplo, muchas propiedades de los materiales físicos se explican desde propiedades de los átomos que los componen. No todo van a ser propiedades sistémicas, explicables desde el todo. Creo que hay que ver las cosas desde las dos direcciones. De hecho el mismo Dawkins lo hace así. Nos pone el ejemplo del meme “Dios”, el cual ha tenido tanto éxito (siempre según Dawkins) debido a que se ha aliado con otros memes (por ejemplo, la amenaza del infierno, la promesa del paraíso, etc.). Es decir, existirían confederaciones de memes con propiedades holísticas propias.

    Y NO, nunca les dan intenciones antropomórficas. La tesis es que los que actuaran “como si tuvieran intenciones” serían los que supervivieran. Blackmore es consciente de que un gen o un meme no piensan, sólo son unidades de información. Pero en la lucha por la existencia, las unidades que, por lo que sea, sean más longevas, fieles a la original o se reproduzcan más, serán las que sobrevivan, sin intención alguna de hacerlo, al igual que ocurre en el mundo natural con los genes.

    PD: A mí en el fondo no me gusta mucho este planteamiento. Estoy haciendo de advocatus diaboli para ver qué se le puede sacar.

    PD: Las Ted Talks son lo mejor del mundo… ¿Para cuándo en España?

    Yack:

    Tu planteamiento es similar, al fin de cuentas, al de Blackmore. De hecho, la aparición de cada nuevo replicador puede suponer la extinción del anterior. Cuando llegan los memes, están cerca de eliminar a los genes (el hombre puede destruir el medioambiente con las armas nucleares, por ejemplo), y cuando llegan los temes, puede pasar lo que pronosticas al final: que “sólo queda la materia, la energía y la información, sin ningún lastre del pasado”. No hay contradicción entre tu propuesta y la de Blackmore.

    Saludos.

  5. Masgüel dice:

    “sin embargo, descartar toda explicación que puedan dar los componentes pequeños es igualmente erróneo.”

    Dacuerdo. A mí la idea de tratar las ideas y las técnicas desde el punto de vista de su difusión y emplear una metáfora atomista o un gráfico de expansión vectorial para imaginarlo, no me parece mal, siempre que se entienda como una aproximación parcial. Porque es verdad que además de propiedades sistémicas encontramos propiedades explicables desde un análisis de los elementos constituyentes.

    Y lo del antropomorfismo es casi una broma. Me refiero a que los tres autores dicen tener muy claro que están hablando de átomos de información, pero resulta gracioso que, acto seguido, empiecen a contarte que quieren tal o cual cosa, que somos máquinas parasitadas por replicadores, etc… Yo puedo hablar de un avión contigo y dibujarlo para que entiendas cómo lo imagino, pero el dibujo no vuela. La conferencia de Blackmore está plagada de figuras similares. Para constituir un intento de eliminar la intencionalidad en la naturaleza, sus elementos teóricos son representados párrafo tras párrafo como sujetos intencionales.

  6. yack dice:

    Santiago, yo no diría que es igual. Blackmore pretende explicarlo todo mediante replicadores darwinistas y yo digo que los replicadores son sólo una etapa que forma parte de una evolución de mucho más recorrido.

    Ahora bien, puedo coincidir remotamente en que la evolución del universo implica cambios de modelo y que los modelos subsiguientes son más eficientes y dejan obsoletos a los precedentes.

    Por otro lado me parece que la memética es un modelo redundante que no aporta nada que ya no sepamos. Prefiero el modelo que dice que la información que es relevante prospera en un medio (la especie humana) que necesita información útil para sobrevivir y prosperar. Cuando una información se proclama errónea (los dioses mandan la lluvia) deja de propagarse, lo que no parece deducirse de la memetica a menos que introduzcas cláusulas ad hoc como hace el materialismo dialéctico.

    Sinceramente no consigo ver el avance tecnológico como el efecto de replicadores. ¿Qué replicadores?

    No hay que confundir repetir un diseño (una lavadora), para que muchos usuarios puedan disfrutarla, con un replicador darwinista que tiene vida propia y es autosuficiente para llevar a cabo su replicación y evolución.

    Lo de los memes resulta más razonable, aunque creo que es un camino que no lleva a ningún lado. Y lo del gen egoísta, es un planteamiento brillante que puede ser correcto en las primeras etapas evolutivas pero que poco a poco se va dando la vuelta. Es como decir que en realidad un ser humano es una colonia de protozoos particularmente eficiente.

    Sabemos que los mamíferos gestionan sus células en base a sus intereses, y no a la inversa.

    Saludos.

  7. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El inglés de Blackmore es perfecto aunque habla muy deprisa. Para escuchar con subtítulos en castellano clic aquí. La historia comenzó con el exitoso best-seller de Richard Dawkins: El gen egoísta. Allí se defendían un……

  8. Jorge dice:

    “Sabemos que los mamíferos gestionan sus células en base a sus intereses, y no a la inversa.”

    Pero tengo entendido que se plantea que esos “intereses” (deseos) son causados por los mismos genes, y, a la larga, es algo que favorece a la reproducción, que termina por favorecer a los propios genes en su carrera.

  9. yack dice:

    Jorge esto es una cuestión de naturaleza indemostrable, ya que se trata de prioridades imbricadas y necesariamente subjetivas. ¿Quien decide lo que hace un programa, el programador o los transistores que conforman la placa base?

    Por otro lado, podemos suponer que en el futuro aparezcan seres inteligentes como nosotros pero sin genes, que se reproduzcan a partir de un plano, como se fabrican los ipod o las impresoras. En tal caso, dónde estarían los genes y sus intereses omnipotentes.

    ¿Podría decirse en tal caso que los replicadores primitivos siguen dirigiendo la evolución de la vida o que los replicadores solo fueron un mecanismo de transito en un proceso de largo recorrido entre la materia inerte y la materia consciente?

    Saludos.

  10. Jorge dice:

    El hecho de que Dawkins nos ofreciera una alternativa a nuestra biología es todo un lujo. Asumimos que manejamos todo por el principio antrópico, pero una alternativa en donde nuestros genes nos ponen zanahorias cual mula de carga es fascinante. Y es indemostrable, por supuesto, pero eso quiere decir que tampoco la otra “versión” es verdadera.

    Y bueno, un plano es obra del ser humano. No veo como puedo modificar ese paradigma para que su función sea tan siquiera SIMILAR a la de los genes.

    Por último, a tu pregunta: el proceso no creo que tenga un propósito de diseño. Son los “comportamientos” más básicos del Universo el que dieron como resultado a la vida, o a los precursores de esta. Y luego aparecen los genes… entonces, a partir de ahí, comienza la carrera por reproducirse a la siguiente generación por parte del Gen Egoísta.

    Y una cosa importante que pienso acotar: ¿Genes omnipotentes? No es necesario que los genes estén al tanto de nada, ni tengan poderío de nada. Al contrario, podría usar tu mismo razonamiento: ¿el “yo” omnipotente?. Si no mal recuerdo, existe un antigüo debate de psiquitras y psicólogos divididos en la opinión de si manda un “yo” consciente o un “yo” inconsciente (sea lo que sea el “yo”). ¿No se asemeja a algo?

    Los genes también son encausados por la Selección Natural. De hecho, en este caso sería manejar la biología moderna pero desde la “visión de los genes”. Supongo que así, de esa manera más simplista, se entiende mejor.

  11. Kike dice:

    Aparte de las criticas que se pueden hacer y se hacen sobre el meme, tenemos que tener en cuenta que es una cosa joven y por tanto todavia no cuenta con el aparataje y la literatura de la genetica. Sin embargo la memetica tiene un poder explicativo bastante curioso cuando nos planteamos ciertos temas que los sociobiologos intentan explicar mediante biologia (lenguaje, tamaño cerebral, religion, etc)

    Aqui (http://mifilosofiacasera.blogspot.be/2012/09/darwinismo-universal-del-gen-al-meme-y.html) podeis encontrar una entrada que hice sobre el tema.

  12. Hola Kike:

    Lo que yo pongo en cuestión es dos cosas:

    1. Comparar la evolución biológica con la cultural y mostrarlas como idénticas y exagerar sus similitudes. Creo que son dos cosas muy diferentes con diferentes reglas, procesos y explicaciones.

    2. Ver la evolución cultural como un resultado necesario, y por lo tanto, parte final o resultante, de la evolución biológica. Muchos hablan de la evolución cultural como una nueva fase de la biológica. Blackmore va en esa línea. Yo no veo en ello un resultado o nueva fase, sino un accidente o algo completamente diferente a pesar de que su origen esté en la biología. Hay que tener cuidado de no ver un proceso teleológico o finalista en la aparición de la cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s