Por qué no me ha gustado Inception

Publicado: 4 septiembre 2010 en Cine
Etiquetas:, , , , , , ,

1. Las escenas de acción, de gran peso en la cinta, están pésimamente rodadas. Cuando aterrizan en el sueño del atontado Cilliam Murphy (al que engañan con una facilidad ridícula) van subidos en un taxi que es atacado por varios tipos armados con fusiles de asalto desde unos pocos metros (prácticamente a quemarropa). Lo normal es que todos hubieran muerto en cuestión de segundos pero, después de varios minutos de tiroteo, el único que sale herido es el personaje de Ken Watanabe.  La poca eficacia de la defensa militarizada del subconsciente hace que en ningún momento temas por la consecución de la misión y que la película acabe por hacerse aburrida. Y es que parece un error que una cinta de acción no tenga un villano combativo (quitando quizá a la suicida Morion Cotillard), siendo los malos un conjunto abstracto de estúpidos pseudosoldados que no dan miedo ni a mi sobrina de tres años.

2. El mundo de los sueños no es así. Cuando se está soñando uno está en el salón de su casa viendo la tele para, un segundo después, estar volando por el cielo del Amazonas y, otro segundo más tarde, ser perseguido por un rinoceronte en una calle de Londres. Es decir, los sueños son incoherentes, ilógicos, fantasiosos, borrosos… En Origen, los sueños son absolutamente reales, de una precisión geométrica, realidades paralelas idénticas a la realidad misma.  Los protagonistas se pasan horas hablando de las reglas de algo que, desde luego, no son los sueños. ¿Desde cuándo tiene tanta importancia el urbanismo cuando dormimos?

3. Creo que una buena película no necesita estar más de la mitad de su metraje explicándose a sí misma (peor aún si lo hace usando a los personajes como profesores del espectador). Creo que una buena película debe explicarse mediante el propio lenguaje cinematográfico, mediante el desarrollo del propio argumento, mediante ese bello juego de imágenes, sonido y palabras que es el buen cine, y no sólo mediante un Di Caprio en plan profe de primaria.

4. La banda sonora (que no está mal) intenta paliar sin éxito la falta de intensidad de la acción. Te asedian sonidos que expresan una desgarradora tensión en momentos que, dado el desarrollo narrativo de la película, no la tienen.

5. Todos los personajes, menos el de Di Caprio, son absolutamente planos, no tienen rasgo definitorio alguno. Y, el de Di Caprio, lo único, es el tormento por la muerte de su esposa y el deseo de ver a sus hijos. Ningún rasgo personal más en los siete personajes principales.

6. Todos los personajes son superhéroes: aparte de su “formación onírica” en la “universidad onírica” todos tienen una formación militar excelente: conducen con la pericia de Alonso, saben usar diferentes armas y explosivos (hasta bazookas), artes marciales, motos de nieve, esquiar…  Eso los hace aún menos creíbles.

7. El mundo que crean Di Caprio y su mujer… cincuenta años para crear el mundo de tus sueños… ¡Y crean una amalgama laberíntica de rascacielos! ¿Ese es el mundo onírico ideal de alguien?

8. La película no es nada original. Si has visto Matrix, Dark City, Abre los ojos u Olvídate de mí (Michel Gondry) habrás visto películas mejores que Origen y de las que ésta se nutre sin demasiado pudor. El tema del sueño dentro de un sueño está bastante trillado desde Calderón de la Barca.

9. Después de tanta parafernalia y tanta explicación, la historia es terriblemente simplona. Bajo esa aparente complejidad todo es hasta ingenuo, superfluo. Nolan nos engaña, presentándonos con barroca grandilocuencia algo finalmente insustancial. La trama más profunda, la de Di Caprio con su mujer, es muy predecible. Desde mitad de película, uno ya se imagina la escena en que  se reconcilian y Cobb la deja marchar.

No obstante, a pesar de estos graves defectos, Origen es una buena película que merece la pena ver. Sus efectos visuales son muy buenos (la ciudad que se pliega sobre sí misma o las peleas sin gravedad molan), el montaje es soberbio (Nolan es un experto en ello desde Memento, película muy, muy recomendable) y, a pesar de ser complicada, te enteras bien de lo fundamental de la trama (es un acierto que los tres niveles de sueño se encarnen en escenarios visualmente muy diferentes). Me gusta esa furgoneta que nunca termina de caer, la elegancia de un encantador Joseph Gordon-Levitt con chaleco luchando contra la gravedad en un ascensor; o que la película dé para varias lecturas y discusiones, más cuando introduce una buena serie de conceptos como tótem, limbo, patada, arquitecto, etc.  que, quizá por su ambigüedad más que por otra cosa, dan para varias sobremesas de controversia. No abunda el cine que invita a pensar.

Me gusta la idea de que, en los sueños, el tiempo pasa mucho más despacio, de modo que lo que en la realidad son unos minutos, en los sueños pueden ser horas, años e incluso décadas. Si pudiéramos controlar el ritmo del tiempo, bajando niveles de sueños dentro de sueños, ¿no podríamos llegar a la inmortalidad? No se trataría de parar el tiempo real, sino de parar nuestra percepción del mismo… Si pudiéramos crear un sueño en el que el tiempo fuera infinito habríamos conquistado la eternidad, y así, sub specie aeternitatis, nuestra vida real no sería más que una mota de polvo, una nada en la eternidad de nuestros sueños. Esta idea da, sin lugar a dudas, para unas cuantas películas más.

Anuncios
comentarios
  1. Masgüel dice:

    “Me gusta la idea de que, en los sueños, el tiempo pasa mucho más despacio, de modo que lo que en la realidad son unos minutos, en los sueños pueden ser horas, años e incluso décadas.”

    Yo ya no voy al cine y solo descargo dvdrip en versión original con subtítulos, así que todavía no he visto la peli.

    Pero la ralentización del tiempo en los sueños ha sido desmentida por Stephen LaBerge en el Lucidity Institute con soñadores lúcidos. Un soñador lúcido puede darse cuenta de que está soñando y realizar experimentos en el sueño (contar segundos y hacer una señal). La única forma de comunicarse con el investigador es mediante el movimiento ocular (en el sueño REM los ojos se mueven siguiendo la acción onírica). Bueno, pues diez segundos en el sueño duran aproximadamente diez segundos. Si en los sueños el tiempo parece que pasa más deprisa se debe a un mecanismo narrativo bien conocido en la literatura y el cine: La elipsis temporal. (Ejemplo: No hemos hecho más que salir y ya hemos llegado). Y como en el sueño nos comportamos como niños con déficit de atención, cambiando rápidamente de actividad y escenario, en una siesta de diez minutos parece que hemos soñado mes de vacaciones.

  2. Hola Masgüel:

    Gracias por la información, no la conocía. Bien le hubiera valido a Nolan informarse un poco sobre literatura científica al respecto antes de hacer una película sobre el tema.

    Y de nuevo, mi gozo en un pozo. La eternidad se nos resiste… 😦

  3. toni Nievas dice:

    Te ha pasado?…

  4. yack dice:

    A mí me ha gustado, aunque el tema es demasiado ambicioso y cinematográfico para darle rigor cientifico. Basta con que resulte mínimamente coherente y eso lo consigue.

    En cuanto al tiempo, podemos suponer que la maquinita que controla el sueño colectivo puede hacer muchas cosas interesantes, tales como crear un entorno adaptativo y, ya puestos, sincronizar las mentes de los soñadores para que no vaya cada uno por su sitio. Y si puedes sincronizar la mente, también puedes incrementar la velocidad de la historia.

    El sueño puede ser todo lo rápido que se quiera porque puede extractarse, al no tener que estar sincronizado con el tiempo exterior.

    De lo que se trata en los sueños es de vivir experiencias emocionales y no de cambiar la realidad. En un sueño puedes sentir la emoción de haber escalado el Himalaya y el placer final de coronarlo, en sólo tres segundos, porque lo que cuentan son las emociones y el cerebro puede recrearlas en segundos a partir de la experiencia. Como dicen en la película, en un sueño te encuentras en el escenario sin saber cómo has llegado.

    Pero eso no es cierto en un sueño de los que tenemos en nuestra vida real. Si el soñador se preguntara como ha llegado allí, su propio cerebro inventaría una explicación convincente, con tantos detalles como hicieran falta. En los sueños se elimina lo superfluo que es sustituido por la convicción de haberlo realizado.

    La recomiendo. Mantiene el interés durante toda la película, que es más de lo que se puede pedir. Además plantea desde un nuevo punto de vista la eterna pregunta de ¿es preferible la realidad real, aunque sea peor?

    Saludos.

  5. Hola Toni:

    ¡Bravo! ¡Magnífico! ¡Una obra genial digna de Wilder o de Kazan! Oye… el martes bautizan a mi sobrina… ¿para ese día puedes?

    Yack:

    Es verdad, es un fallo el hecho de que cuando en el sueño se preguntan cómo han llegado allí, no lo sepan. El cerebro se inventaría la razón.

    Una cosa muy curiosa de los sueños es lo intenso de las emociones vividas en ellos. A veces me he despertado con un pánico terrible, un miedo que nunca había sentido con tal fuerza en el mundo real. ¿Por qué?

    Un saludo.

  6. Masgüel dice:

    “es un fallo el hecho de que cuando en el sueño se preguntan cómo han llegado allí, no lo sepan. El cerebro se inventaría la razón.”

    Durante el sueño inventamos un sentido para todo lo que en él acontece, pero rara vez nos preguntamos cómo hemos llegado a una situación dada. De hecho, una de las técnicas para reconocer que estás soñando consiste en intentar recordar lo que has hecho durante los últimos diez minutos (se hace muchas veces durante el día para convertirla en hábito y repetirlo durante el sueño). Cuando uno recuerda lo que ha hecho recientemente durante el sueño, si se entrena la memoria proyectiva en el ejercicio, cae en la cuenta de la imposibilidad de tales sucesos y reconoce estar soñando.

    “A veces me he despertado con un pánico terrible, un miedo que nunca había sentido con tal fuerza en el mundo real. ¿Por qué?”

    Probablemente porque en la vida real nunca te has visto que a alguien que está hablando contigo se le derrita la carne de la cara, ni has sido devorado por un gigantesco cocodrilo.

  7. JATH dice:

    No coincido contigo en los puntos: 2, 6 y 7

    El punto 2: Se puede especular que estos no son sueños comunes, tienen un diseño base que es rellenado por el subconciente, reitero “siguiendo el diseño base del laberinto”, ademas de que en estos el soñador esta conciente y puede manipularlos.

    El punto 6: Si te fijas bien, El que conducia como alonso (era el soñador en ese instante), El que pelea en el hotel con sus artes marciales y demas (era el soñador en ese instante), en la nieve, quien esquia, toma la moto de nieve y elimina casi un ejercito solo (era el soñador en ese momento). Casi al principio en una de las tantas explicaciones que dan, hablan algo sobre el experimento con los sueños que era utilizado por militares, para entrenamientos, no seria sorpresa que los personajes fuesen militares o mercenarios… aunque eso queda a la imaginacion del expectador.

    El punto 7: Recuerda que Di Caprio, mejor dicho Cobb era arquitecto, y cabe destacar que estas en un mundo de sueño que sabes que es un sueño y puedes hacer lo que quieras… tambien nota que una parte de su mundo habian bellos edificios y casas, en otra solo una triste y gris hilera de edificios que se convierten en laberinto como dices, ahora bien, recuerda que en otra de lasexplicaciones Cobb dice que el y su esposa duraron mucho tiempo aya abajo y llego un punto en el que ya no aguantaba vivir mas asi… de ahi es que parto para decir que esa separacion de la ciudad bella de su mundo con ella y la parte gris y aburrida de cuando ya queria volver a la realidad.

    En los demas puntos estoy totalmente de acuerdo contigo… pero acepto que es buena pelicula, al menos deja tema de conversacion para rato.

  8. MARCOS JAVIER dice:

    En realidad muchas de las criticas son coherentes, sin embargo si vemos el trama, la banda sonora, las actuaciones, es decir el conjunto, esta pelicula es una de las mejores en los ultimos año… matrix es del 99…. dark city mucho mas antigua, pero en esta decada las peliculas que te mantienen atado a la pantalla durante mas de 2 horas son muy, pero muy pocas….

    Claro esta si se es un adolecente de 16 años que le gusta jugar counter strike, esta pelicula es muy aburrida…

    Actualmente las peliculas estan carentes de originalidad en absoluto, no poseen trama, si conexion con el publico.

    Una de las basofias mas grandes es el mal llamado Avatar… el cual es la receta: toma todos los ultimos videojuegos, danza con lobos, historia de amor en guerra y greenpeace…. y tendras un Avatar…

    Inception es una pelicula donde el todo es mayor quela suma de sus partes….

  9. noEstoyDeAcuerdo dice:

    Todas las peleas, y persecuciones se producen en sueños, por lo que mentes entrenadas para ello, serían capaz de controlar el resultado de sus peleas, ya que no es la realidad.

  10. Mayo dice:

    No podría estar más de acuerdo. Sobretodo con los puntos 1 y 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s