El logos de la superstición

Publicado: 10 septiembre 2010 en Arte, Ciencia y religión, Filosofía de la ciencia
Etiquetas:, , ,

Todos los años, un grupo de profesores del instituto donde trabajo escriben un libro sobre diversas temáticas. El año pasado se hizo sobre etnografía manchega. Yo, al que nunca le ha interesado el folclore popular (menos si es manchego. Ya se sabe que nadie es profeta en su tierra), no sabía de qué escribir, pero, rindiendo honor a una picaresca también muy manchega,  se me ocurrió una treta: usando como pretexto alguna superstición popular, hablaría de algo que sí me interesa, a saber, las falsas creencias. Así, hice una pequeña investigación sobre el mal de ojo, una superstición muy arraigada por aquí, como pretexto para reflexionar acerca del origen de la superstición en general y de su supervivencia a lo largo de los siglos.

Y aquí os dejo lo que me atrevería a decir que es lo mejor que jamás nadie ha escrito sobre la superstición. Son treinta páginas, pero tal es su calidad y la sapiencia que se desprende de entre sus páginas, que no os arrepentiréis de su lectura 😉

El Logos de la Superstición en pdf.

Anuncios
comentarios
  1. Alejandro dice:

    Fascinante tema y muy buen artículo. Gracias por compartirlo aquí.

    A mí también me llamó mucho la atención la creencia en el mal de ojo, de la que yo no sabía nada hasta llegar a la Mancha, y en concreto, a Tomelloso. Mi particular interpretación de este fenómeno en concreto es que es una deriva supersticiosa de la moral sexual católica: la mirada concupiscible, que provoca el deseo, es socialmente reprobada, y esta prohibición se recubre con un mecanismo simbólico invisible: la mirada debe evitarse porque causa un mal real, físico, a la persona. Es una forma de consagrar mágicamente un tabú moral.

    De todas formas, el tema da para mucho. Al parecer, la creencia en que los ojos emiten algún tipo de haz de luz que pudiera afectar de algún modo a los objetos contemplados es antiquísima, y se encuentra en muchas culturas.

  2. xlince94xx dice:

    Santiago, yo me estoy leyendo un libro que me aconsejo mi madre llamado “el secreto de la ley de la atracción´´, y leyendo tu articulo, la frase por ejemplo como: “La superstición trae mala suerte”, en realidad trae mala suerte porquetu mente atrae todo lo que le des, si a ti te han dicho que existe eso, y que pasa, tu mente lo asimila y al ver un gato negro quizás ese dia tengas mala suerte, aunque no es debido al gato negro, sino a que tu mente cree que tendras mala suerte y asi lo asimila.

    Durante más de 5 décadas de competencia olímpica, ningún atleta había podido acercarse a la marca impuesta en 1903 para la carrera de la milla. En aquella ocasión, Harry Andrews, entrenador olímpico del equipo británico había profetizado: “el récord de la milla de 4 minutos, 12.75 segundos, nunca sera superado´´.
    Existían aún menos posibilidades de correr algún día dicha carrera en menos de 4 minutos. De acuerdo a muchos esa era una hazaña imposible de hacer.
    La comunidad médica advertía a los atletas sobre ciertos peligros asociados con intentar la absurda proeza de correr una milla ne menos de 4 minutos. En los siguientes cincuenta años los mejores atletas del mundo llegaron muy cerca de ese récord. pero ninguno logró superarlo. ¿Por qué? Porque los médicos habían dicho que era imposible. Los científicos opinaban lo mismo y afirmaban que el cuerpo no soportaria tal esfuerzo y que el corazón literalmente podría explotar.
    Todo cambio el día en que el joven corredor británico Roger Bannister hizo un anuncio público: Él correria la milla en menos de cuatro minutos.El joven atleta tras haber perdido 2 grandes titulos debió soportar todas las críticas de la prensa deportiva británica. El joven atleta resolvió reivindicar su nombre anunciando públicamente que rompería la aparentemente imposible barrera de los cuatro minutos. el 6 de mayo de 1954, después de varias caídas y decepciones. Roger logró lo imposible: corrió la milla en menos de 4 minutos y sobrevivió.
    Cuando esta noticia dió la vuelta al mundo algo sorprendente sucedió. En menos de un año, 37 atletas ya habían superado esta misma marca. El siguiente año, más de 300 atletas registraron marcas por debajo de los 4 minutos. Hoy, incluso estudiantes de escuelas secundarias rompen con facilidad la marca de los cuatro minutos para la carrera.
    Cuando le preguntaron a Bannister cómo era posible que tantas personas hubiesen aprendido a correr tan rápido en tan poco tiempo, él respondió: “Nada de esto ocurrió porque de repente el ser humano se hubiese convertido en un ser mas rápido, sino porque entendió que no se trataba de una imposibilidad fisica, sino de una barrera mental´´.

    Este es solo un ejemplo que da el libroante las Autofirmaciones son profecías hechas realidad. Es un gran libro.

    PD: Este nick esta mejor que l1nc3 o killgetdead.

  3. Francisco dice:

    Santiago, excelente artículo, felicidades.

    Únicamente te falta un punto importante. En México sabemos que la única protección efectiva, verdadera y definitiva contra el mal de ojo, es cargar en el bolsillo, en un brazalete o en un collar, un “ojo de venado”. 😉

    Saludos.

  4. Hola Alejandro:

    Sí, es curiosa la fuerza expresiva, simbólica que puede tener la mirada. Una moral que da a la sexualidad unos cauces precisos habrá de regular la mirada también. Otro factor muy importante, que no menciono demasiado en el artículo, es la maternidad. La mujer tiene una relación muy intensa con sus sentimientos maternos. Factores como la esterilidad, la forzada soltería, la envidia ante la saludable tenencia de hijos hermosos, tienen mucho que ver con el mal de ojo.

    Lince:

    Así es, lo que Bannister llamaba barreras mentales se llama de modo más técnico sesgos cognitivos (En el artículo hablo de ellos). Por ejemplo, si hoy has visto un gato negro y piensas que eso te dará mala suerte, cualquier cosa mala que hoy te pase, será atribuida al gato, ignorando todo aquello bueno que pudiera pasarte. Eso, en concreto, se llama sesgo de confirmación.

    Francisco:

    Gracias. Buen método ese, habrá que probarlo 🙂

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s