Skinner y el libre albedrío

Publicado: 8 noviembre 2010 en Antropología, Ética y moral, Filosofía de la mente
Etiquetas:, ,

El problema de la libertad acaba por disolverse. Si al no encontrar causas de nuestra conducta lo llamamos libre arbitrio, cuando las encontramos, la libertad se convierte en una hipótesis innecesaria.

Ver también Por qué somos robots zombi

Anuncios
comentarios
  1. La consciencia es una forma de ser de la humanidad, o de la especie. Ser concientes de algo nos hace mejores seres humanos, aunque, el sentido de libertad tenga que valerse de la metafora fundamental del origen para proseguir: La luz o la oscuridad, el vacio o la materia, el dia y la noche. La verdad en la que yo creo, es dinamismo, cambio permanente, movimiento, por lo tanto la verificación de que mi consciencia es trascendente y puede tener puntos de partida que estan en mi entorno, o en mi memoria mediata, solo prueba que estoy mas cerca de uno de los extremos de la métafora, sin embargo, puedo desplazarme concientemente al otro extremo y verificar si mis decisiones al momento de actuar van mas alla de mis estados de animo, o de mi temple personal, puedo actuar sobre mis emociones y racionalizar su aplicación a corto y largo plazo y criticar una posición experimental de mi consciencia, distanciarme y talvez reducirla a una mínima expresión significativa. El juego adictivo puede superarse.El habito de fumar puede desaparecer de mi horizonte. Si tengo opciones es porque soy libre.

  2. Renaissance dice:

    Lo que ocurre al final es que para muchos comportamientos humanos no relación causal. Por ejemplo:

    – Dos gemelos idénticos sin contacto entre sí, se enfrentan a una situación idéntica, escoger A o B.

    Estoy completamente seguro que, en el 99% de los casos, la decisón también será idéntica, pero en el 1% restante, uno de los dos gemelos habrá divergido de su hermano. De ser así, la causalidad clásica sería violada, y existiría librealbedrío.

    (La causalidad física nos dice que dos situaciones idénticas producen exactamente el mismo resultado).

  3. Danilo:

    Tengo serios problemas para entender lo que dices.

    Renaissance:

    No, el que existan casos no predecibles no implica la existencia de libre albedrío. Si yo tiro una moneda al aire no puedo predecir si saldrá cada o cruz, pero nadie diría que por eso, la moneda elige libremente el resultado de la tirada.

    De esa forma, en el caso de que los dos gemelos elijan propuestas diferentes (suponiendo el discutible determinismo genético en el que basas tu ejemplo), no muestra su libertad, sólo muestra que no sabemos lo suficiente como para predecir su conducta. Es posible que existan otros factores que causaran su decisión.

    La causalidad física nos dice que dos situaciones idénticas producen exactamente el mismo resultado… ¡el problema está en saber si las dos situaciones son realmente idénticas!

    Un saludo.

  4. Rennaissance dice:

    Si la moneda es exactamente igual, la situación, la forma de tirarla y todo lo demás también, debe de salir el mismo resultado necesariamente. Si no fuera así ningún experimento científico tendría sentido. En realidad no existe el azar en el mundo físico, sino necesidad. Lo que nosotros llamamos azar es más bien ignorancia.

    No quería evidenciar determinismo genético, quería evidenciar indeterminismo. El 99% está explicado con las causalidades científicas (genético y ambiental), lo que no está explicado es el 1% restantes.

  5. Rennaissance:

    Claro, lo que quiero decirte es que ese 1% que no podemos predecir (realmente es mucho más. Precisamente, el conductismo de Skinner pretendía predecir y controlar la conducta pero, al final, o como mínimo de momento, está muy lejos de conseguirlo. Realmente es muy complicado predecir la conducta humana) no es fruto de que se viole la causalidad ni de la aparición del indeterminismo, es, como bien dices, ignorancia.

    En el caso de los gemelos, son genéticamente idénticos, pero ese cambio impredecible en su conducta se debe a que no son exactamente iguales (suponemos que por causas ambientales), no por que exista libre albedrío.

  6. Santiago:
    No es discutible¡¡¡???

  7. Danilo:

    Sigo igual… ¿Qué no es discutible?

  8. Antonio dice:

    Ni la manzana es libre de caer ni la moneda es libre de elegir qué cara muestra. Tampoco el cerebro es libre de elegir. A idénticas condiciones idénticos resultados. ¿O acaso el cerebro viola las leyes físicas?
    Es importante separar la negación científica del libre albedrío de la experiencia subjetiva. Estamos hechos para sentirnos libres y no vamos a cambiar por más que lleguemos a ser totalmente predecibles.
    Un saludo.

  9. Antonio:

    Yo no lo hubiera dicho mejor.

    Por cierto, ando como loco recolectando libros que hablen de AI desde perspectivas filosóficas… ¿Sabes de alguno?

    Un saludo.

  10. Santiago:
    un poco de humor prueba que ciertamente somos predecibles, pero volviendo al punto.

    Esta bien el planteamiento de Antonio, vale al propósito de entender la posición del libre albedrio y la libertad.La libertad no tendría otra opción que aceptar que está en ejercicio de una determinada condición, luego el cerebro es una condición. Que el cerebro me revele una condición subjetiva es algo que no se va a tratar, pero… que sucede si mediante el cerebro puedo modificar la condición que me rodea, no en sus extremos absolutos, en sus leyes,porque tal cosa es asunto de la física, pero si haciendo uso de ellas para cambiar los grados intermedios de esa manifestacion de la materia, estos escenarios a los que pudieramos denominar la historia, los episodios de mi mundaneidad, entonces,si hay libertad…,

    Es predecible la condición humana en la teoría de las cuerdas? probablemente se va a verificar que micro y macromundo responden a un conjunto de principios de los que hablariamos en otra conversación, aun así, que probaríamos, que el dominio que ell cerebro humano tiene de los terminos de manifiestación intermedios, o emergentes, el dominio de esa condición de física a la que denominamos historia y que es por igual materia, me permite percibir que tengo una posible opción de controlar los hechos,talvez por eso mismo, porque soy en esencia materia y ella no hace otra cosa que corresponderme en mi empatía fisico histórica.

    La prueba de mi libertad son los cambios. Libertad y autodeterminación de mi libertad son complementarios en determinados momentos.

    Hay algo que mi libertad no podría permitirse y es apearse del carro de la historia, esto simplemente no es posible, por lo tanto materia y mente, cerebro y mente son una misma cosa, historia y universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s