Pregunta para economistas: ¿Qué significan 53.957 dólares por cada onza de oro?

Publicado: 18 noviembre 2010 en Economía
Etiquetas:, , , , , , , , ,

No soy demasiado franckfurtiano. No creo que detrás de nuestro orden social hay una mano negra dirigiendo todo desde la sombra ni que el capitalismo sea el causante de todos los males que nos acechan. No creo que los bancos o las multinacionales sean esencialmente malvadas y que los grandes directivos sean como el Ebenezer Scrooge de Dickens, como tampoco creo que fuerzas ocultas manipulen significativamente nuestra mente mediante la hipnopedia de Huxley. Pienso en la realidad como en un conjunto muy complejo de intereses entrecruzados en la que el poder se encuentra muy descentralizado. Creo que la realidad más que controlada desde la sombra está más bien bastante descontrolada.  Por ello, cuando pensaba en la crisis económica, aceptaba de algún modo que todos hemos contribuido a ella y que buscar culpables era más un ejercicio demagógico de descarga de responsabilidad que un análisis objetivo de la situación. Sin embargo, el otro día leí ESTO y, claro, uno empieza a vislumbrar que la responsabilidad sí que puede centralizarse en ciertas entidades, lo cual no deja de recordarme a Leopoldo Abadía y su teoría de la crisis NINJA:

¿Es ASÍ realmente como se ha desenvuelto la crisis? ¿Hay otras teorías alternativas?  ¿Tengo que pegarle fuego al banco que tengo enfrente de mi casa o el señor Abadía se equivoca? Por favor, economistas, ayudadme.

Léase también mi Historia de una bromilla.

Anuncios
comentarios
  1. Renaissance dice:

    Que qué significa “53.957 dólares por cada onza de oro”? Significa esto: exactamente nada. El enlace no es más que un rebuzno de un nostálgico del patrón oro. El dólar no es convertible en oro desde los años 70, cuando Nixon declaró la flotabilidad libre del dólar. Que hayan X dólares por onza de oro, o Y, es como decir que hay X terrones de azucar por euro, dato divertido pero total y absotamente irrelevante. Y tampoco el hecho de que el oro sube o baje significa gran cosa hoy por hoy, más me preocuparía que suba el pan y no que suba el oro.

  2. yack dice:

    El señor Abadía es un tipo muy simpático y ocurrente, y un buen contador de historias, pero no pasa de ahí. En realidad las crisis han existido desde que el hombre empezó a intercambiar cachiporras y la razón es que un sistema complejo no puede funcionar siempre al 100%.

    Esto ocurre en los ecosistemas naturales y nadie anda buscando culpables. Que si ha sido el león que es un glotón, que si ha sido la hiena que le tiene manía a los antílopes, que si los antílopes no paran de comer hierba y así sucesivamente.

    Entrando más en detalle, esta crisis se ha producido porque la gente (a saber por qué) se ha asustado y ha empezado a retraerse el consumo y cuanto más se retrae menos trabajo y más retracción en el consumo. Nadie había predicho la crisis y ahora todo el mundo la ve inevitable y evidente.

    La economía de los países desarrollados no se basa en las necesidades sino en el consumo elástico (ropa de moda, teléfonos móviles, televisiones 3D, etc.) y cuando la gente se asusta, deja de comprar lo superfluo y como la economía está formada en su mayor parte por lo superfluo, hay un bajón en el empleo que nadie comprende ni nadie puede frenar. Esto se arregla con paciencia. Llegará el momento en que toquemos fondo cuando tengamos que renunciar a productos menos superfluos y entonces la avaricia humana hará el resto lanzándose a comprar para posicionarse en el nuevo boom que se avecina. Y todo el mundo recuperará la fe en el futuro, se lanzará a comprar de nuevo y empezará un nuevo ciclo.

    Y todo lo demás son invenciones.

    Saludos.

  3. Renaissance dice:

    No es completamente así en el caso de España. En Alemania, Francia e Italia sí. Cuando acaece una “crisis de demanda” sucede eso, el PIB puede dar un bajón increible y luego con un brinco volver a poner como estaba, porque su tejido productivo era adecuado y lo único que fallaba era la demanda, que por una situación concreta y pasajera, se había espantado.

    No así el caso de España. En España en un momento determinado nos volvimos locos y empezamos a construir 800.000 viviendas al año, con una aportación al PIB de aproximadamente el 14% y un porcentaje de mano de obra empleada en la construcción del 20%. Y claro, nadie veía que eso no podía ser. Cuando nos cortaron el grifo del crédito allá por 2007 nos quedamos todos pasmados imaginando a quién les iban a colocar 800.000 chabolas mal construidas.

    En España la situación es complicada, porque nuestra crisis no es de demanda puramente, también es de oferta, porque de la noche a la mañana nos hemos dado cuenta de que teníamos un sector hipertrofiado por una burbuja especulativa, y ahora hemos defenestrado dicho sector y por el camino hemos dejado un 20% de paro y, milagrosamente, menos de un 5% del PIB.

    Y la cosa no va a mejorar ni a corto ni a medio plazo, porque un trabajador de la construcción no lo reconvertimos en un ingeniero industrial de la noche a la mañana, no va a haber sector que absorba el paro que padecemos, ni de lejos. Se acuerdan cuando un ministro, deficiente mental el pobre, decía que necesitábamos no se cuantos millones de inmigrantes para seguir creciendo? Ahora les estamos pagando para que se vuelvan a casita y dejen de engrosar las listas del paro. Qué bofetones que da la vida, y los que le quedan por dar aún.

  4. yack dice:

    Efectivamente Renaissance, en España tenemos la crisis mundial +ZP y algún otro elemento negativo de menor cuantía.

    De todas formas, lo bonito de la economía es que cada uno puede tener su propia teoría y es imposible refutarla o demostrarla. Así que voy a dar la mía, por pura diversión.

    España es un país que vive (básicamente) del turismo, es decir, del sol y de las playas y mientras los europeos tengan dinero para venir aquí, todo va a ir sobre ruedas. Algo así como Dubái con sus islas artificiales, solo que aquí son más sólidas.

    Pero claro, Europa se ha desinflado, nuestra economía se basa en su consumo superfluo y este se ha cortado en seco. Las viviendas han dejado de subir al encogerse la demanda.

    La gente ha empezado a ver que la vivienda, lejos de ser una inversión segura que se duplica cada 10 años es una inversión de alto riesgo cuyo gigantesco precio va mermando sin que se sepa cuándo va a tocar fondo.

    La especulación, que no es un invento de los malvados capitalistas, sino la capacidad que tiene el ser humano de predecir el futuro, ha hecho que las creencias de la gente se haya dado la vuelta y ahora apuestan por una bajada de precio continua.

    Así que nadie quiere oír hablar de comprar viviendas, aunque las necesite, porque cree que va a perder dinero si la compra en plena caída. Por otro lado mucha gente ha perdido su trabajo y tiene que malvender la vivienda, lo que produce una bajada aun mayor y robustece la creencia pesimista sobre el precio de la vivienda.

    Pero no sobran viviendas en absoluto. Véndelas a 5o euros y verás lo que duran. Hay mucha más gente que viviendas y la especulación (la famosa y vilipendiada burbuja) ha sido positiva porque ha generado muchas viviendas y la posibilidad de que cada ser humano tenga su propia casita (ahora las familias son monoparentales).

    La burbuja sólo es una alucinación retrospectiva que se ha producido al cambiarse las expectativas especulativas de los españolitos. Lo que antes era un negocio, ahora es una ruina, sin que nada haya cambiado en el mundo real (las mismas casas y los mismos españolitos ansiosos de tenerlas). Esa es la burbuja que nadie había visto y que ahora todo el mundo profetizaba.

    Y todo esto ha ocurrido porque se ha producido un microenfriamiento en algún lugar y el bizcocho económico se ha venido abajo. Y cada región del bizcocho tiene sus propios problemas para afrontar el enfriamiento. Nosotros saldremos de la crisis cuando ZP se vaya a su casa y los europeos tengan dinero para vacaciones en España. Y mientras tanto, paciencia, que esto se arreglará por sí solo, como siempre.

    España no tiene músculo económico, ni mentalidad ni capacidad para salir por si sola de las arenas movedizas. Tenemos que salir a remolque, cuando los demás hayan salido y tengan dinero para gastarlo aquí.

    Y esa es mi versión, que no es mejor ni peor que otras. Sólo tiene una virtud y es que no busca culpables ni propone castigos ejemplares a los malvados especuladores codiciosos que han planificado la burbuja, la han pinchado y se las han arreglado para escaparse en el último momento con el botín a un paraíso fiscal.

    Saludos.

  5. Renaissance:

    Quiero enterarme bien. En un comienzo de los tiempos, el dinero papel tenía el oro como equivalencia. Más adelante se fue dando permiso para generar dinero que no tuviera oro como garantía. Los bancos podían prestar sin tener, confiando en que todos sus deudores no sacaran el dinero al mismo tiempo (cosa que siempre me ha parecido algo fraudulenta en sí: ¿qué es eso de prestar dinero que no tienes?). Sin embargo, los gobiernos fijan unos límites para el dinero que el banco puede inventarse. Cuanto más pasa el tiempo, los bancos presionan más y más a los gobiernos hasta conseguir poder inventarse muchísimo dinero. Creo que el dato de 53.957 dólares viene a ser una orientación de todo el dinero flotante que existe que, puede significar lo, al límite, que han funcionado los bancos en eso de jugar con dinero imaginario. ¿Me equivoco mucho? (no lo digo irónicamente, quiero enterarme bien de si esto es así)

    Con todo lo demás coincido contigo.

    Yack:

    “El señor Abadía es un tipo muy simpático y ocurrente, y un buen contador de historias, pero no pasa de ahí.”

    Bueno… ¿has visto su currículum? Yo no diría que sólo es un tipo simpático en lo que a economía se refiere.

    “Esto ocurre en los ecosistemas naturales y nadie anda buscando culpables.”

    Sí se buscan. ¿No has oído nunca hablar de plaguicidas?

    “Entrando más en detalle, esta crisis se ha producido porque la gente (a saber por qué) se ha asustado y ha empezado a retraerse el consumo y cuanto más se retrae menos trabajo y más retracción en el consumo”

    ¿Sólo por eso? ¿La gente se asustó sin más sin saber por qué? ¿Algo más habrá, no?

    “La especulación, que no es un invento de los malvados capitalistas, sino la capacidad que tiene el ser humano de predecir el futuro, ha hecho que las creencias de la gente se haya dado la vuelta y ahora apuestan por una bajada de precio continua.”

    Joer Jack, pensaba que no tenías este aire tan super-neoliberal. La especulación la tuvo que inventar el pobre agricultor venezolano entonces… Especular no es algo malo en sí, pero la especulación salvaje es lo que ha traído la burbuja inmobiliaria, ¿no? Y no creo que haya sido una alucinación retrospectiva desde luego…

    “Y esa es mi versión, que no es mejor ni peor que otras. Sólo tiene una virtud y es que no busca culpables ni propone castigos ejemplares a los malvados especuladores codiciosos que han planificado la burbuja, la han pinchado y se las han arreglado para escaparse en el último momento con el botín a un paraíso fiscal.”

    Para luego decir:

    “Nosotros saldremos de la crisis cuando ZP se vaya a su casa”

    ¿Eso no es buscar culpables?

    Vamos a ver. Mi versión de la crisis en España:

    Crisis financiera en Estados Unidos (lo que dice el señor Abadía)+Crisis en el sector de la construcción debido a que se construye sin ton ni son pensando en que es un chollo (especulación salvaje, burbuja)=los bancos no dan créditos y hay millones de viviendas que se quedan sin vender (véase Seseña)=las constructoras, motor de la economía española se van a pique.

    La crisis financiera afecta en mayor o menor medida a los demás países europeos, los cuales dejan de venir el veranito a España, lo cual hace que el sector turístico se resienta. Así, albañiles+camareros en menor medida=cuatro millones de parados. El estado tiene que mantener cada vez a más pensionistas y más parados con cada vez menos dinero=endeudamiento estatal, congelación y bajada de sueldos a los funcionarios y ya veremos con las pensiones+ todos los recortes sociales que están llegando y los que quedan por venir.

    Y, algo de acuerdo con Yack, ZP y sus secuaces tampoco lo han hecho muy bien.

    Solución: como dice Renaissance, muy complicado recolocar a tanto albañil en otros sectores, por lo que el asunto va para rato. La verdad es que no tengo ni idea qué vamos a hacer con tanta peña, cuando lo que deberíamos sería decrecer…

    Un saludo.

  6. yack dice:

    Ya van tres teorías sobre la crisis y suma y sigue. Santiago, yo no le echo la culpa a ZP, sino todo lo más a quienes lo han puesto ahí. El buenazo de ZP sólo es un agravante añadido, una especie de loza que hay que remover para salir más rápido del pozo cuando el agua suba. Tendrás que admitir que en mi teoría sobre la crisis no juega ningún papel relevante, sencillamente porque no lo tiene.

    En la tuya en cambio hay culpables (incluido ZP). Por ejemplo, la especulación “salvaje” o construir casas “sin ton ni son”. De improviso la gente se volvió codiciosa, estúpida y salvajemente especulativa y hete aquí que surgió la crisis.

    Habría entonces que admitir que existen ciclos biológicos de estupidez, avaricia y especulación que sacuden rítmicamente la economía humana. Y no creo que eso sea defendible desde el rigor.

    Mi teoría neoliberal (salvajemente neoliberal) es que la gente sigue siendo igual de estúpida (o inteligente) que siempre y que gracias a la especulación (salvaje o no) y a la codicia (que yo llamó afán de prosperar) tenemos el frigorífico lleno y algunos, un coche en la puerta.

    Por cierto, el señor Abadía dice que los bancos les daban dinero a los indigentes para comprar una vivienda y para irse de vacaciones. Entonces, toda esa gente del Bronx que sale en las películas, ¿por qué no se compraron su buen pisazo, lo vendieron al cabo de un par de años, pagaron la hipoteca y con las ganancias se fueron de crucero? También podrían haber comprado varios pisos ya que los bancos estaban ansiosos por darle la hipoteca sin ningún tipo de respaldo.

    No sé, pero a mi esta historia me suena a cuento chino, aunque admito que resulta muy divertida y está muy bien contada. Por lo menos a él le ha servido para forrarse.

    Saludos.

  7. “Ya van tres teorías sobre la crisis y suma y sigue”

    No, estoy básicamente de acuerdo con Renaissance y con parte de la tuya. No creo que la crisis sea como la Trinidad, algo enigmático de lo que cada cual se inventa su explicación. Creo que, más o menos, se podrá saber lo que sucedió al igual que los historiadores saben por qué pasó la del 29.

    “En la tuya en cambio hay culpables (incluido ZP). Por ejemplo, la especulación “salvaje” o construir casas “sin ton ni son”. De improviso la gente se volvió codiciosa, estúpida y salvajemente especulativa y hete aquí que surgió la crisis. Habría entonces que admitir que existen ciclos biológicos de estupidez, avaricia y especulación que sacuden rítmicamente la economía humana. Y no creo que eso sea defendible desde el rigor.”

    En el mundo hay gente más o menos codiciosa y gente que se salta o no se salta las normas. No digo que la gente se volvió codiciosa, estúpida y especulativa de repente, sólo que a los codiciosos, no tan estúpidos y especulativos de siempre, se les permitió serlo demasiado. Si se hubiera puesto tajo a la especulación financiera y constructora, quizá no hubiéramos llegado a esto.

    ZP tiene una parte de responsabilidad que consiste en haber estado muy flojo en sus medidas. Aunque no sé yo si viniendo los que vienen la cosa va a mejorar mucho…

    “Mi teoría neoliberal (salvajemente neoliberal) es que la gente sigue siendo igual de estúpida (o inteligente) que siempre y que gracias a la especulación (salvaje o no) y a la codicia (que yo llamó afán de prosperar) tenemos el frigorífico lleno y algunos, un coche en la puerta.”

    Yo también creo que gracias al capitalismo (y a muchas otras cosas) mi frigorífico está lleno. Lo que tiene tu visión de salvajemente neoliberal es que no veas problema alguno al capitalismo, que lo veas como algo maravilloso sin más, cuando parece más que evidente que también produce terribles desigualdades y, lo siento por tu querido Norberg, también puede producir pobreza. ¿Te suena de algo el principio de Pareto?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_Pareto

    Parece que la distribución de la riqueza no es tan guay en un sistema capitalista.

  8. Renaissance dice:

    Fui a contestar, pero una cosa llevó a la otra y me excedí en la extensión del mensaje, así que he colgado la respuesta en mi blog.

  9. yack dice:

    Santiago, yo no digo que el capitalismo sea perfecto. Nada es perfecto. Digo que es lo mejor que tenemos y que cualquier intento de sustituirlo por otra cosa es una locura.
    El capitalismo genera pobreza porque se basa en dejar que cada cual tenga lo que se merece o dicho de otro modo, que recibas de la sociedad en función de lo que aportas. Si eres perezoso, poco inteligente, descuidado, irresponsable, ludópata, drogadicto o pródigo, tienes que espabilarte o lo pasarás muy mal.

    Por otro lado, si el gobierno decide generosamente subvencionar a los indigentes, estos dejan de esforzarse por mejorar, y los que están en el límite, se dejan caer en la lona porque ven que ellos trabajando viven peor que los indigentes sin trabajar. Y mientras más comprensivo y generoso sea el estado, más gente se apunta a ir a remolque hasta que el sistema se degrada y se agotan las subvenciones después de destruir buena parte del tejido productivo.

    El problema del capitalismo es la libertad, gracias a la cual se puede trabajar o no trabajar, estudiar o no estudiar, tirar el sueldo en el bingo o ahorrarlo, mientras que en la URSS no había opción para las tentaciones, no había libertad en suma y siempre estaba Siberia, para los recalcitrantes.

    Personalmente creo que debe haber un soporte social para los que se estrellan (y lo hay en los países ricos porque sobra dinero para eso) pero hay que ser muy estricto si no quieres que se desmorone todo el sistema por la línea que separa a los improductivos subvencionados de los currantes. Y al socialismo le encanta expandir ese límite hasta hacerlo desaparecer, subvencionando a todo el mundo y a las actividades más absurdas, con el dinero de los currantes. La ventaja es que la gente se siente agradecida, porque ignoran que el dinero que le regalan, se lo han quitado previamente en impuestos para el bien común.

    El marxismo predicaba algo que me suena espantoso: “A cada uno según sus necesidades y de cada uno según sus capacidades”. Este mensaje apostólico traducido a roman paladino, significa: Si no quieres trabajar hasta reventar, simula que eres un incompetente. Total, vas a recibir lo mismo.

    Luego te quitaban la libertad y te ponían un vigilante con una cachiporra que hacía las veces de mano invisible, más que nada para que el sistema no se hundiera ni los dirigentes se quedaran desasistidos.

    Saludos.

  10. “El capitalismo genera pobreza porque se basa en dejar que cada cual tenga lo que se merece o dicho de otro modo, que recibas de la sociedad en función de lo que aportas. Si eres perezoso, poco inteligente, descuidado, irresponsable, ludópata, drogadicto o pródigo, tienes que espabilarte o lo pasarás muy mal.”

    Esta concepción meritocrática me da mucho miedo. ¿Seguro que los cuatro millones de parados son gente perezosa, poco inteligente, descuidada, irresponsable, lúdopata, drogadicta o pródiga…?

    “Y al socialismo le encanta expandir ese límite hasta hacerlo desaparecer, subvencionando a todo el mundo y a las actividades más absurdas, con el dinero de los currantes”

    Que el PSOE haya derrochado las arcas estatales no lo hace el paradigma de socialismo. Es posible administrar bien el dinero de los impuestos.

    “La ventaja es que la gente se siente agradecida, porque ignoran que el dinero que le regalan, se lo han quitado previamente en impuestos para el bien común.”

    Joer, tienes una concepción de la peña un tanto baja. Creo que sin tener doctorados en economía, la gente sabe que es con el dinero de sus impuestos con el que el Estado hace cosas.

    ” El marxismo predicaba algo que me suena espantoso: “A cada uno según sus necesidades y de cada uno según sus capacidades”. Este mensaje apostólico traducido a roman paladino, significa: Si no quieres trabajar hasta reventar, simula que eres un incompetente. Total, vas a recibir lo mismo.

    Luego te quitaban la libertad y te ponían un vigilante con una cachiporra que hacía las veces de mano invisible, más que nada para que el sistema no se hundiera ni los dirigentes se quedaran desasistidos.”

    Tienes una visión algo sesgada de lo que es el marxismo. Además parece que lo sitúas como única alternativa al capitalismo, cuando el capitalismo, igualmente con muchos matices, es sólo una forma de organización económica de las infinitas que uno puede imaginar. Dices: o bienestar o gulags. Eso es hacer una falsa dicotomía.

    Existen muchísimas formas de hacer las cosas. Mi profesor de economía de la facultad hablaba, por ejemplo, de un sistema llamado socialismo descentralizado que, según él, en teoría podía ser más eficiente que el librecapitalismo. Así, también hay muchos modos de intervencionismo estatal en la economía que no tienen la consecuencia de hundir el sistema.

    Y a mí es que me gustan muchísimo dos cosas:

    1. Que el control de la sociedad no sea arbitrario, es decir, no lo dejemos totalmente a leyes de oferta y demanda, ya que las leyes económicas no saben nada de ética. No entiendo por qué, insisto, la economía debe regir todas y cada una de las facetas de nuestra vida.

    2. El “soporte social para los que se estrellan” que dices, a mí me encanta que sea muy, muy sólido.

    Creo que ambos conceptos quedan bien reflejados en la idea de socialdemocracia.

    Un saludo.

  11. Alejandro dice:

    Santiago, estoy contigo.

  12. Alejandro:

    Estaba seguro de ello 😉

    Saludos.

  13. yack dice:

    El problema de darle la razón a quien no la tiene es que lo confirmas en su error, pero entiendo que es una experiencia agradable por ambas partes, se lleve o no razón, que ahí no entro.

    De todas maneras, Santiago, sólo quería añadir que no he mencionado a los parados en mi argumentación. Tú lo sabes, yo lo sé y peor aún, todos lo saben.

    Uno de los peores errores de los marxistas es que no han considerado el efecto que tiene sobre el tejido social sus juicios morales y, sobre todo, sus contramedidas morales.
    Los socialistas deciden “ayudar” con el dinero de los demás a determinadas personas por el simple hecho de que “tienen menos” o les caen simpáticos. El problema es doble. Por un lado estás colgando peso muerto en la chepa de los que más y mejor trabajan. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que estás enviando el mensaje de que cuanto más eficiente seas, más peso te van a echar encima y que mientras más ineficiente seas, más ayuda vas a recibir.

    Cuanto más “socialista” seas, más arena estas echando en los engranajes de la maquinaria social y si echas suficiente arena, el submarino se irá al fondo y todos acabarán ahogados.

    Te voy a poner un ejemplo ilustrativo de lo que quiero decir: En una empresa en la que trabajé, debido a un error en la redacción del convenio, se nos pagaba el doble cuando estábamos de baja que cuando estábamos trabajando. Eso era malo para la empresa pero no era lo peor. Lo peor es que había un absentismo brutal, un absentismo casi famélico.

    La empresa finalmente, consiguió arrancarle a los sindicatos un acuerdo por el cual se derogaba la cláusula y a cambio nos pagaba a todos (por la cara) el importe que se calculaba que cobraríamos a lo largo de nuestra vida laboral en concepto de sobresueldo por enfermedad real o imaginaria. A esto le llamo yo ser realista en un mundo desquiciado.

    Es este efecto perverso de primar la incompetencia, la pereza o la deshonestidad, el que hace del socialismo un sistema ineficiente, tanto más, cuanto más “justo” y “equitativo” sea.

    En realidad, más allá del socialismo real que sobrevivió entre alambradas electrificadas y que de derrumbó sobre sí mismo por cansancio, el socialismo debilitado (estilo ZP) es capitalismo estructural con una inyección de buenismo antropológico que sólo sirve para debilitar las constantes vitales de la bestia sobre cuya piel vivimos todos.

    Mi solución es esta: Subvencionar al que no puede salir del pozo (un tetrapléjico, un enfermo de Alzheimer), enseñar lo necesario, para que pueda trabajar, al que no sabe (un analfabeto, un niño, un trabajador despedido de un sector obsoleto) y dejar al resto que se busque la vida como pueda, porque sólo así se esforzarán para ganarse el pan que los demás fabrican. Y si esto es capitalismo salvaje, sea, pero es lo mejor que conozco.

    Saludos.

  14. Jack:

    Vuelves a repetir lo mismo, no respondes a objeciones.

    “Uno de los peores errores de los marxistas es que no han considerado el efecto que tiene sobre el tejido social sus juicios morales y, sobre todo, sus contramedidas morales.”

    Vuelvo a repetirte por enésima vez que distinguir ente o capitalismo o marxismo es hacer una falsa dicotomía. Además, si crees que todas las formas de intervencionismo estatal en la economía o todas las formas de no querer que la economía controle todo son marxistas, tienes una visión muy reducida de la realidad. No era lo mismo, desde luego, lo que decía Bernstein que lo que decía Plejanov.

    “Los socialistas deciden “ayudar” con el dinero de los demás a determinadas personas por el simple hecho de que “tienen menos” o les caen simpáticos”

    Sí, yo suelo dar un billete de 500 euros a cada tío que veo por la calle y me cae simpático.

    “Lo peor es que estás enviando el mensaje de que cuanto más eficiente seas, más peso te van a echar encima y que mientras más ineficiente seas, más ayuda vas a recibir.”

    Es evidentísimo que en la España actual es mucho mejor ser pobre y subvencionado que multimillonario. Amancio Ortega va a vender Zara para cobrar el paro.

    “Te voy a poner un ejemplo ilustrativo de lo que quiero decir: En una empresa en la que trabajé, debido a un error en la redacción del convenio, se nos pagaba el doble cuando estábamos de baja que cuando estábamos trabajando. Eso era malo para la empresa pero no era lo peor. Lo peor es que había un absentismo brutal, un absentismo casi famélico.

    La empresa finalmente, consiguió arrancarle a los sindicatos un acuerdo por el cual se derogaba la cláusula y a cambio nos pagaba a todos (por la cara) el importe que se calculaba que cobraríamos a lo largo de nuestra vida laboral en concepto de sobresueldo por enfermedad real o imaginaria. A esto le llamo yo ser realista en un mundo desquiciado.”

    ¿Te pongo yo ejemplos de injusticias por parte del patrón? Mira que esto es un blog y no quiero que estés todo el día leyendo. Los resumo: despidos improcedentes, horas extras no pagadas, sueldos miserables, vacaciones inexistentes, contratos terriblemente precarios, etc, etc, etc, etc, etc.

    “Mi solución es esta: Subvencionar al que no puede salir del pozo (un tetrapléjico, un enfermo de Alzheimer), enseñar lo necesario, para que pueda trabajar, al que no sabe (un analfabeto, un niño, un trabajador despedido de un sector obsoleto) y dejar al resto que se busque la vida como pueda, porque sólo así se esforzarán para ganarse el pan que los demás fabrican. Y si esto es capitalismo salvaje, sea, pero es lo mejor que conozco.”

    Entonces en tu sistema ni hablar de legislar sobre el salario mínimo, vacaciones pagadas, máximo de horas de trabajo diario, condiciones de despido… y demás derechos de los trabajadores (eso debe ser lo que llamas buenismo antropológico). La mano invisible ya regulará estas cosas como lo hacía en las fábricas de Liverpool en el siglo XIX.

    Saludos.

  15. yack dice:

    Santiago, tienes razón en una cosa, y es en que me repito, pero lo hago a ver si así consigo que te enteres de lo que estoy diciendo, pero por lo que contestas, no te enteras, ni te quieres enterar.

    “Sí, yo suelo dar un billete de 500 euros a cada tío que veo por la calle y me cae simpático.”

    Aquí demuestras que no te has enterado. Tú no haces esto porque no eres un dirigente socialista. Si lo fueras, podrías cargar la factura de tu generosidad al contribuyente y te saldría gratis total, como a ZP.

    “Es evidentísimo que en la España actual es mucho mejor ser pobre y subvencionado que multimillonario. Amancio Ortega va a vender Zara para cobrar el paro.”
    Sigues sin enterarte. Lo que he dicho es que el socialismo castiga la eficiencia y premia la incompetencia, pero no hasta el punto de darle la vuelta a la tortilla y hacer que los pobres sean los ricos y los ricos pobres. Me sorprende que no entiendas eso. Quiero creer que no lo quieres entender.

    “Entonces en tu sistema ni hablar de legislar sobre el salario mínimo, vacaciones pagadas, máximo de horas de trabajo diario, condiciones de despido… y demás derechos de los trabajadores (eso debe ser lo que llamas buenismo antropológico). La mano invisible ya regulará estas cosas como lo hacía en las fábricas de Liverpool en el siglo XIX.”
    ¿Tú crees que Ronaldo necesita todo eso para ganar lo que gana? Todo eso se establece automáticamente en un mercado libre. Establecer el salario mínimo sólo contribuye a crear paro, impedir el despido libre es la mejor forma de hundir a las empresas, las vacaciones pagadas solo son una forma de pago en especies, ¿o es que te crees que no te las rebajan del sueldo, aunque no lo especifiquen en la nomina?
    En Liverpool en el siglo XIX, se vivía mejor que fuera. ¿O es que alguien obligaba a los obreros, escopeta en mano, a ir a las fábricas? ¿Crees que un clon de ZP podría imponer allí la jornada de 8 horas y las vacaciones pagadas? La revolución industrial supuso el comienzo de una era de prosperidad, pero llevó tiempo generar riqueza para acabar con la miseria. Tal vez el problema es que la miseria ecológica (la de los agricultores que se mueren de hambre en los espacios abiertos) era más estética que el hacinamiento que se producía cuando miles de personas se acumulaban alrededor de las fuentes de prosperidad (relativa) que suponían las fábricas, pero algo queda claro: que los obreros acudían allí libremente, desde el campo. Sus motivos tendrían.

    No es un problema de voluntad política, sino de nivel de riqueza y cada país y cada época tiene un nivel. Y si no te lo crees, mira a los países pobres actuales. ¿Hay salarios mínimos, vacaciones pagadas, guarderías, gimnasios y piscinas para los empleados?
    El trabajo no es un regalo ni un derecho, ni las empresas ni los trabajadores se hacen favores mutuamente. El trabajo es una mercancía como los tomates. Se compra y se vende. Yo vendo mi trabajo y el empresario me lo compra y el precio y las condiciones se establecen de mutuo y libre acuerdo. Pero ninguno debe nada al otro más allá de lo que se ha acordado en el contrato. Creo que en EEUU funciona así y es el país más rico y próspero del mundo y el motor del progreso.

    Saludos.

  16. Severian dice:

    Por una vez mi país, Argentina se adelantó al resto del mundo. Fue en meter la pata. Lo que hoy pasa en Europa, ya lo dije por este blog creo, tiene tantos puntos de contacto con lo que aquí vivimos en el 2001 que es difiícil no relacionarlo. En el caso argentino la causa fue, claramente, la ilusión neoliberal de que el mercado se autoregula. Me parece que en el caso europeo la causa es la misma. La reacción que están teniendo los políticos eurpeos ante la crisis es exactamente la misma que tuvieron los políticos argentinos en el período 1999-2001. Recortes fiscales, enfriamiento de la economía, disminución de derechos laborales, en fin, liquidación del estado de bienestar. Por el principio general de que las mismas ecuaciones tienen las mismas soluciones, no puedo sino imaginarme que en el futuro cercano la crisis se irá agravando, exactamente como pasó en Argentina.

    Ahh, y por supuesto, debes prender fuego a los bancos, que duda cabe.

  17. yack dice:

    Ilustranos, Severian, ¿tu solución para la crisis española es prender fuego a los bancos?

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s