La clase como Escuela de Samba

Publicado: 14 junio 2011 en Educación
Etiquetas:,

La mayoría de los profesores de nuestro país tienen la misma sensación que el de la viñeta a la hora de entrar todos los días en clase. Se ven solos, desasitidos e indefensos ante un alumnado ingrato. La educación se entiende como un combate, como una pelea entre profes y alumnos en el que, en múltiples ocasiones, lo único que prima es la supervivencia. Muchos docentes sentencian tranquilamente: “Mientras no me den la lata, que hagan lo que quieran” o “Yo paso de ellos y me centro sólo en los que me hacen caso”.  Lo único que quieren es minimizar los daños de esa batalla que libran a diario, pero lo que ignoran es que hay muchas más formas de entender la educación:

Si uno entra en una Escuela de Samba una típica noche de sábado, la confundirá con un salón de baile. La actividad predominante es el baile, con el acompañamiento habitual de la bebida, la conversación, y la contemplación del conjunto. De vez en cuando para el baile y alguien canta o suena un pequeño discurso con el equipo de megafonía al máximo. Pronto se empieza uno a dar cuenta de que allí hay más continuidad, más cohesión social, y un objetivo común a más largo plazo que entre los visitantes casuales, o incluso los bailarines regulares, de cualquier salón de baile norteamericano. Lo que ocurre es que el objeto de la Escuela de Samba no es pasarlo bien una tarde cualquiera. Su objeto está relacionado con el famoso Carnaval que dominará todo Río el martes de Carnaval y en el que cada Escuela de Samba se encargará de una parte del desfile de más de veinte horas de baile por las calles. Esta parte consistirá en la presentación de una historia cuidadosamente preparada y con una esmerada coreografía, normalmente un cuento popular cuya letra, música y pasos de baile se habrán escrito ese año. Esto puede verse como un modelo educativo en muchos aspectos, pero algunos de ellos son demasiado complejos para exponerlos aquí brevemente. Por eso seleccionaré uno, el más simple y en el que más facilmente sese ven las semejanzas con una escuela: su función como escuela de baile.

Desde este punto de vista, una característica destacada de la Escuela de Samba es la presencia en un mismo lugar de mucha gente comprometida en una actividad común – el baile – en la que se encuentran todos los niveles de destreza, desde niños que empiezan y que casi parece que ni siquiera saben hablar todavía, hasta superestrellas que no desmerecerían a ningún solista de cualquier compañía de baile del mundo. El hecho de estar juntos ya sería educativo para los principiantes; pero lo que lo es más aún es el grado de interacción entre bailarines de muy distintos niveles de competencia. De vez en cuando un bailarín reúne a un grupo para trabajar juntos en algún aspecto técnico; la vida de ese gurpo puede ser de diez minutos o de media hora, la edad media de sus componentes cinco o veinticinco, su propósito puede ser muy didáctico o simplemente la oportunidad de practicar con un bailarín más experimentado. Los detalles no son importantes. Lo que cuenta es extender este tipo de educación a experiencias culturales y sociales más ricas.

Así que este es nuestro problema: trasladar las características positivas de la Escuela de Samba al contexto de aprendizaje de las “materias escolares” tradicionales, como las matemáticas o la gramática. ¿Podemos resolverlo?

Seymour Papert, Some Poetic and Social Criteria for Education Design (1976)

Esto de lo que habla Papert no es descubrir las Américas. Es algo inventado hace mucho tiempo y suele recibir el nombre de tutorización entre iguales. Cuando le hablo a algún compañero de ello suele responderme que llevar esas ideas a la práctica es muy trabajoso y que, total, como nadie te lo va a agradecer…

¿Hasta cuándo durará el divorcio entre la pedagogía y la práctica docente?

Anuncios
comentarios
  1. En primer lugar, y antes de que se me olvide, comparto contigo esta conferencia que he conocido hace poco y de la que me acordé leyendo tu entrada http://www.vimeo.com/14757150. Creo que el contenido de la conferencia guarda también relación con el alma del proyecto educativo en el que trabajas con Juanmi y que conozco ligeramente. En segundo lugar, como me parece que lo que apenas sugieres tiene un aire de familia con las reflexiones donde ahora estoy, te remito a una entrada de mi joven blog.

  2. Hola Rafael:

    Interesante vídeo, gracias. Pues sí, en esas lides andamos Juanmi y yo, metidos en temas de innovación educativa, intentando cambiar la forma de dar clase y la misma forma de entender lo que es la educación.

    Buen blog. Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s