Una mirada por la ventana o a través del olfato del perro

Publicado: 10 enero 2012 en Antropología, Evolución, Teoría de la percepción
Etiquetas:,

Miramos por la ventana este hermoso paisaje: una insondable complejidad se muestra ante nuestros ojos. Una gama cromática radicalmente inabarcable para nuestro pobre lenguaje pictórico. Miles de tonalidades de azules, de blancos, de verdes…  que no podemos nombrar. Miles de formas igualmente indefinibles por nuestros pobres conceptos geométricos… ¿Cuál es la forma de aquel arbusto, de aquella entrecortada cima de ladera, de esa nube…? Imposible. Sólo los escritores más talentosos, y sólo tras años de costosa formación, pueden dar descripciones más o menos fidedignas de un simple vistazo por la ventana. Existe un marcado desajuste entre la complejidad de lo que percibimos y el simplón lenguaje que tenemos para describirla.

¿Por qué? ¿Acaso no es nuestro lenguaje la cima de la evolución, lo que nos distingue de los primitivos animales? ¿Acaso no es lo que hacen Quevedo o Cervantes lo más elevado a lo que puede aspirar un ser vivo? Es un error antropocéntrico pensar que porque una facultad sea exclusivamente nuestra tenga que tener una mayor complejidad y sofisticación que otras facultades que compartimos con los animales. También lo es pensar que porque algo ha llegado después en la carrera evolutiva ya tiene que ser mejor o más perfecto, como si la evolución siguiera una línea direccionada hacia producir seres superiores a los anteriores. Nuestro sistema visual tiene una antigüedad de unos 1.000 millones de años en los que ha estado gradualmente puliéndose y mejorando para servir de poderoso medio de adaptación. Sin embargo, nuestro lenguaje puede tener tan sólo  unos tres millones aproximadamente. La visión ha tenido muchísimo más tiempo que el lenguaje para aumentar su complejidad. No hay más que ver que casi un tercio del cerebro humano está ocupado por el córtex visual. Y pensemos en el esfuerzo que nos cuesta mirar por la ventana en comparación con escribir un soneto. Abro los ojos y, de forma totalmente automática, sin tener que pensar, sin tener que seguir proceso mental consciente alguno, veo instantáneamente toda esa ingente cantidad de formas y gamas cromáticas. Pero si volvemos al soneto puedo tardar días, semanas, en encontrar la palabra correcta, en conseguir una buena rima, en lograr una forma gramatical elegante. Decir una simple frase, amontonar un pequeño grupo de letras, requiere un esfuerzo. Mirar por la ventana y ver decenas de miles de colores y formas es instantáneo. Con toda evidencia, somos animales más visuales que lingüísticos.

Paul Churchland nos ofrece un ilustrativo ejemplo para evidenciar la enorme cantidad de datos sensoriales de los que podemos ser conscientes. Pensemos en el superdesarrollado olfato de un perro. Supongamos que tiene unas siete clases de receptores olfativos diferentes (el ser humano tiene siete o quizá más) y que puede percibir treinta niveles de estimulación distintos con cada tipo de receptor, desde un leve matiz olfativo hasta un olor de una intensidad insoportable. El cálculo es sencillo: elevamos 30 a la séptima potencia para conseguir un resultado espectacular: ¡Unas 22 mil millones de percepciones sensoriales diferentes! Esto explicaría por qué un perro puede distinguir el olor de una persona entre millones o descubrir unos gramos de cocaína en una maleta escondida en la bodega de un avión de pasajeros. Sin lugar a dudas, el olfato del perro es algo mucho más sofisticado que nuestro sistema lingüístico.

Véase también: ¿Es más difícil caminar que realizar ecuaciones?

Anuncios
comentarios
  1. hectorM dice:

    “Sin lugar a dudas, el olfato del perro es algo mucho más sofisticado que nuestro sistema lingüístico.”

    ¿¿Cómorrllll??? Tal y como lo has razonado, pareciera que crees que la eficacia de nuestro lenguaje radica en su vocabulario y no en ser una estructura recursiva que nos permite una gama cuasi infinitas de expresiones de todo tipo para todo tipo de situaciones, o sea, el lenguaje verbal tiene una mayor efabilidad razón por la cual es el sistema comunicativo que es y ha dado lo que ha dado a diferencia de, por ejemplo, la comunicación por fermonas de las hormigas o los bailecitos de abejas, vamos.

  2. Hola Héctor:

    Estoy hablando únicamente en términos de complejidad. Imagina que nuestro lenguaje, en lugar de tener 28 letras tuviera 22 mil millones… y que tu memoria pudiera memorizar automática e instantáneamente bibliotecas enteras… Eso es lo que hace la visión en comparación con lo que hace nuestro lenguaje, y por eso nuestro cerebro utiliza muchísimos más medios para ver que para hablar.

    El lenguaje humano puede servir para muchas cosas maravillosas pero es discutible que su eficacia evolutiva sea mayor que las feromonas de las hormigas o que los bailecitos de las abejas. Recordemos que los insectos dominan el planeta (con decenas de miles de especies) mientras que los homínidos sólo tenemos una especie no extinta: el homo sapiens sapiens.

  3. José Manuel dice:

    Santiago:

    Una aclaración sin importancia: los homínidos tienen varias especies no extintas: el hombre y sus parientes cercanos (orangutanes, gorilas, chimpancés y bonobos). Nosotros nos autodenominamos homininos.

    Por otro lado, la complejidad del lenguaje -humano- reside en la abstracción, que es la mezcla de todas las sensaciones y percepciones automáticas e inconscientes. La mezcolanza de todas las percepciones e intentarlas explicar, por tanto, debe ser más complejo a nivel neuronal. El todo es más complejo que las partes. Un sistema complejo -por definición; con pliegues, nunca mejor dicho, por contraposición a simple, sin pliegues- posee más información que la que da cada parte independientemente.

  4. yack dice:

    Una camara kodak de cartón es capaz de transmitir buena parte de la complejidad que nuestro Una cámara kodak de cartón es capaz de transmitir buena parte de la información visual que nuestro sofisticado sistema de percepción puede captar. Lo difícil es convertir una imagen de 10 megapixeles en una secuencia de unos cuantos sonidos silábicos. El lenguaje mayormente está pensado para poner en contacto dos cerebros humanos y permitir que comuniquen el 99% de la información relevante que manejan. No está mal para un advenedizo.

    Por otro lado la parte difícil del sistema visual está en interpretar, al nivel que lo hacemos, un montón de puntos de colores en continuo cambio y movimiento y todo ese software y hardware está también a disposición del lenguaje por lo que no cabe compararlos en cuanto a rendimiento.
    Evidentemente, en bruto, hay más horas de diseño en el sistema visual, pero el lenguaje es un nuevo escalón, un nuevo concepto de diseño más avanzado y la clave de nuestro éxito como especie, en cuanto que nos permite formar un supercerebro del que ha surgido la civilización, la tecnología y la ciencia.

    No hay nada comparable en sofisticación y eficacia al lenguaje humano. El olfato de un perro es al lenguaje humano lo que un botijo a un iphone. Si de lo que se trata es de enfriar agua, el botijo gana, pero en trabajo de diseño avanzado, gana por goleada el iphone.

    Saludos.

  5. Antonio dice:

    Yo tampoco estoy de acuerdo en que el olfato del perro sea más sofisticado que nuestro sistema lingüístico. Si hablamos de cantidad, habría que ver el nº de neuronas involucradas y no se que decir. Y de calidad, está dicho más arriba.

    Lo que es cierto es que el lenguaje es un recién llegado y eso se nota. Un ejemplo: el reconocimiento de caras y el de nombres. Salvando las diferencias individuales, recordamos las caras con mucha facilidad. Pero es muy común olvidar los nombres. Llegas a una fiesta, te presentan a una persona y te dicen su nombre. 15 minutos después coincides con esa persona. Sabes que la has visto, que te han presentado, que os habéis estrechado la mano. Pero no recuerdas en absoluto su nombre.

  6. José Manuel:

    El término taxonómico homínido puede usarse con dos significados: en primero es usarlo como sinónimo de la familia hominidae, la cual sí incluye a los póngidos o primates antropomorfos como los chimpancés o los bonobos; y el segundo, que es el que yo he utilizado y es más moderno, es usarlo como sinónimo de la subtribu hominina, la cual sólo incluye a los primates con locomoción bípeda y posición erguida. De los homininos la única especie no extinta es el homo sapiens sapiens. ¡Qué pedante que soy! 😀

    http://es.wikipedia.org/wiki/Hominina

    “La mezcolanza de todas las percepciones e intentarlas explicar, por tanto, debe ser más complejo a nivel neuronal. El todo es más complejo que las partes. Un sistema complejo -por definición; con pliegues, nunca mejor dicho, por contraposición a simple, sin pliegues- posee más información que la que da cada parte independientemente.”

    Hombre, si dices que sistema visual+lenguaje es más complejo que solamente sistema visual, estas diciendo una verdad de perogrullo. Lo que yo digo es que el sistema sistema visual por si solo es más complejo que el sistema lingüístico por si solo.

    Jack:

    “Lo difícil es convertir una imagen de 10 megapixeles en una secuencia de unos cuantos sonidos silábicos. El lenguaje mayormente está pensado para poner en contacto dos cerebros humanos y permitir que comuniquen el 99% de la información relevante que manejan. No está mal para un advenedizo.”

    No, lo difícil es conseguir que una imagen de 10 megapixeles, que a priori sólo es una caótica y confusa amalgama de colores y formas, en una representación mental con sentido, es decir, donde identificamos cada objeto de modo diferenciado en un espacio tridimensional en movimiento. Los programas informáticos de reconocimiento visual todavía no han conseguido esto de modo plenamente satisfactorio porque realmente es muy complejo. Por eso el cerebro utiliza un altísimo porcentaje de recursos en conseguirlo (ya lo he dicho, casi un tercio del cerebro se usa para eso).

    El lenguaje, por el contrario, no describe bien el 99% de la información recibida ni mucho menos. Si pensamos en que, por ejemplo, una hoja está formada por millones de átomos en movimiento, la simple palabra “hoja” no describe prácticamente nada… se le escapan los millones de matices que diferencian a cada hoja. Las palabras son una burda simplificación de una realidad complejísima.

    “Evidentemente, en bruto, hay más horas de diseño en el sistema visual, pero el lenguaje es un nuevo escalón, un nuevo concepto de diseño más avanzado y la clave de nuestro éxito como especie, en cuanto que nos permite formar un supercerebro del que ha surgido la civilización, la tecnología y la ciencia.”

    Es que hay que evitar términos como “nuevo escalón” de la evolución. La evolución sólo genera sistemas de adaptación cada vez más eficaces para un determinado medio. El lenguaje nos hizo sobrevivir, pero también lo hizo la locomoción bípeda, el sentido del gusto o el desarrollo de un sistema inmunológico. Creo que no hay que ver la evolución como un proceso hacia arriba que culmina en nosotros como el culmen de la perfección.

    “No hay nada comparable en sofisticación y eficacia al lenguaje humano. El olfato de un perro es al lenguaje humano lo que un botijo a un iphone. Si de lo que se trata es de enfriar agua, el botijo gana, pero en trabajo de diseño avanzado, gana por goleada el iphone.”

    No, precisamente defiendo lo contrario. En cuestión de complejidad nuestro sistema visual es el iphone y el lenguaje es el botijo. Piensa lo fácil que es para un programa de ordenador generar lenguaje y lo difícil que es interpretar lo que ve. De hecho, yo, con mis escasos conocimientos en informática hice un pequeño programa en BASIC que generaba poemas que, para cualquier persona, pasarían por poemas hechos por un humano. Ya os lo enseñaré.

    Antonio:

    “Yo tampoco estoy de acuerdo en que el olfato del perro sea más sofisticado que nuestro sistema lingüístico. Si hablamos de cantidad, habría que ver el nº de neuronas involucradas y no se que decir. Y de calidad, está dicho más arriba.”

    Ya lo he dicho: el cerebro utiliza un tercio de su espacio para la visión. El lenguaje bastante menos (aunque reconozco no saber exactamente el dato numérico), principalmente las áreas de Broca y Wernicke.

    “Lo que es cierto es que el lenguaje es un recién llegado y eso se nota. Un ejemplo: el reconocimiento de caras y el de nombres. Salvando las diferencias individuales, recordamos las caras con mucha facilidad. Pero es muy común olvidar los nombres. Llegas a una fiesta, te presentan a una persona y te dicen su nombre. 15 minutos después coincides con esa persona. Sabes que la has visto, que te han presentado, que os habéis estrechado la mano. Pero no recuerdas en absoluto su nombre.”

    Totalmente de acuerdo. Nuestra memoria de caras es otra cosa realmente sorprendente… ¿cómo es posible que reconozcamos una cara familiar entre millones? Además, nuestra memoria visual es muchísimo mejor que nuestra memoria lingüística y numérica. Puedo recordar y reproducir más o menos la Gioconda, pero me es muy difícil recordar un número de móvil. Las matemáticas también son unas recién llegadas y también se nota.

  7. yack dice:

    Identificar formas y manejarlas con sentido es algo que muchos sistemas de IA están empezando a hacer con creciente éxito. El día que dominen el lenguaje podrán superar el test de Turing y estaremos hablando de Inteligencia artificial indistinguible de la humana.

    Pero comparar el lenguaje con la visión es poco práctico. Esta conversación es una pequeña demostración de lo que da si el lenguaje y hay quien dice que el lenguaje forma parte inseparable del pensamiento característico del ser humano, el que lo diferencia de las bestias del campo. El lenguaje no está pensado para recordar personas ni describir paisajes porque para eso están los ojos, sino para desarrollar y transmitir las ideas que nos hacen humanos.

    Para un ordenador es tan fácil simular el lenguaje humano como lo es para una gallina de juguete poner un huevo de pega. Sin embargo poner un huevo de verdad y superar el test de Turing es otro cantar.

    Dices que “Creo que no hay que ver la evolución como un proceso hacia arriba que culmina en nosotros como el culmen de la perfección”. Yo pienso que una célula eucariota es un escalón con respeto a la procariota y un gusano es un salto respecto a una ameba. Un hombre es un salto brutal en diseño respecto a un mono y la prueba es que el hombre ha sido capaz de crear máquinas inteligentes que tal vez pronto lo superen y ha sido capaz de entender el mecanismo de la vida y está en condiciones de reconducirlo gracias a la ingeniería genética.

    A medida que avanzamos en el tiempo evolutivo descubrimos diseños intrínsecamente más complejos y con mayores posibilidades, como de hecho ocurre en la tecnología humana. Supongo que estarás de acuerdo en que la tecnología humana del siglo XXI representa un salto decisivo respecto a la de hace tan sólo medio siglo. Por la misma razón, la evolución biológica asciende en la escala del diseño, consiguiendo procedimientos más capaces y más eficientes. Y el lenguaje es un buen ejemplo del último escalón en concepto de diseño evolutivo, un escalón que nos ha separado, en capacidades, de las demás especies a una distancia astronómica.

    Decir que el lenguaje es una adaptación más como las antenas de un insecto o los ojos de los camaleones es cerrar los ojos ante un hecho relevante que exige una explicación o al menos una constatación explicita. Afirmar que la vida en un proceso estancando en la recurrencia eterna, y que el hombre es sólo una especie más, es simplificar artificialmente el problema y un intento de echar un candado a uno de los aspectos filosóficos más interesantes en relación con la Vida como fenómeno singular.

    Saludos.

  8. José Manuel dice:

    Santiago:

    Creo que estás en un error y no precisamente en la conclusión, que también, sino en las premisas. Afirmas: “Ya lo he dicho: el cerebro utiliza un tercio de su espacio para la visión. El lenguaje bastante menos (aunque reconozco no saber exactamente el dato numérico), principalmente las áreas de Broca y Wernicke”.

    No. Es el lenguaje el que utiliza casi la tercera parte de la corteza y el córtex visual primario bastante menos. Sin contar que para usar el lenguaje hay primero que utilizar las zonas de la memoria de corto y largo plazo más el área de la atención selectiva. .

    Vide: http://www.inianeural.com/af_lenguaje.html

  9. Yack:

    “A medida que avanzamos en el tiempo evolutivo descubrimos diseños intrínsecamente más complejos y con mayores posibilidades, como de hecho ocurre en la tecnología humana. Supongo que estarás de acuerdo en que la tecnología humana del siglo XXI representa un salto decisivo respecto a la de hace tan sólo medio siglo. Por la misma razón, la evolución biológica asciende en la escala del diseño, consiguiendo procedimientos más capaces y más eficientes. Y el lenguaje es un buen ejemplo del último escalón en concepto de diseño evolutivo, un escalón que nos ha separado, en capacidades, de las demás especies a una distancia astronómica.”

    No, no, no, no. La evolución no hace mejores diseños a escala global, sólo hace mejores diseños para adaptarse a un nicho ecológico concreto. Los osos polares están muy bien adaptados a la nieve pero morirían irreversiblemente en el desierto del Sahara. Hay que tener mucho cuidado al hablar de progreso en la evolución. Lamarck pensaba igual que tú, Darwin no. El lenguaje surgió como una excelente adaptación para unos primates bípedos que tenían que comunicarse para cazar en grupo o transmitir información cultural. En otro entorno el lenguaje no serviría para nada y no hubiera supuesto ventaja evolutiva alguna.

    “Decir que el lenguaje es una adaptación más como las antenas de un insecto o los ojos de los camaleones es cerrar los ojos ante un hecho relevante que exige una explicación o al menos una constatación explicita. Afirmar que la vida en un proceso estancando en la recurrencia eterna, y que el hombre es sólo una especie más, es simplificar artificialmente el problema y un intento de echar un candado a uno de los aspectos filosóficos más interesantes en relación con la Vida como fenómeno singular.”

    Yo no he dicho que la aparición del lenguaje no sea un hecho relevante que requiera explicación. Sólo digo que la aparición del lenguaje no es algo ajeno ni misterioso dentro de las reglas de la misma evolución. Creo que el error consiste en pensar que sí, que el lenguaje se sale de la evolución, constituyendo una especie de milagro o de supersalto inexplicable (eso es lo que argumentan muchos religiosos para acabar recurriendo a la gracia divina). El hombre es una especie más, con unas habilidades fascinantes y muy distintas a las de otros animales, pero es una especie más, tan natural, biológico, físico y químico como una lechuga.

    Me tengo que ir, luego te contesto a la primera parte de tu entrada, que está muy bien razonada.

    José Manuel:

    Vuelvo a decirte lo mismo de antes. Si al sistema lingüístico le añades la memoria y la atención, le estás incorporando partes que harán que al final, para hablar hace falta todo el cerebro (y todo el cuerpo. Ya me dirás cómo se habla sin corazón o pulmones). Yo sólo me refiero a las partes del cerebro exclusivamente dedicadas a comprender y ejecutar lenguaje, que llegaron al final, cuando todo lo que mencionas ya estaba hecho. Además, para ver e interpretar lo que se ve, no sólo se usa el córtex visual primario, sino todo el córtex visual más los mismos ojos, los nervios ópticos, los cuerpos geniculados del tálamo, las áreas de Brodmann 17, 18 y 19, las áreas de asociación, algunas partes del hipotálamo… Además, lo que vemos lo memorizamos, por lo que también intervendrían las zonas dedicadas al almacenamiento de memoria visual, etc, etc.

  10. yack dice:

    Santiago, no he pretendo decir (y no lo he dicho) que el hombre sea un producto mágico de la evolución, sino que en la evolución hay escalones y una dirección ascendente.

    Si comparamos un ratón con una piedra de peso similar, percibimos una diferencia esencial que requiere una explicación.

    Dennet habla de dos posibles explicaciones: Los ganchos celestes (la intervención de una fuerza sobrenatural) o grúas sobre grúas que consiguen el mismo resultado (Darwinismo).

    Aceptando que hay una diferencia relevante entre una piedra y un ratón, tracemos una línea vertical cuyo origen es la piedra y hagamos una marca “1” que representa a la primera bacteria que vivió sobre la Tierra.

    Las dos cuestiones que yo planteo son estas: ¿Hay que hacer nuevas marcas “2”, “3”, etc. para representar a otras especies o todas están al mismo nivel 1 en la escala que hemos establecido (creo que es lo que tú defiendes).

    Y la otra es: ¿entre el origen 0 y la marca 1 se ha producido algún progreso que permita dividir esa distancia en varios hitos:. 0.1, 0.2, 0.3 etc.?

    No voy a entrar en qué tipo de magnitud estamos midiendo, pero la intuición nos dice que entre una piedra y una ratón se ha realizado mucho trabajo de diseño “ascendente” y no simplemente horizontal, sea lo que sea lo que eso signifique y que podríamos comparar, para entendernos, con lo que ha ocurrido entre un teléfono de los 80 y un Smartphone actual.

    Saludos.

  11. José Manuel dice:

    Santiago:
    no existe una área específica del lenguaje para el cerebro (adapta muchas regiones “primitivas”, que, por lo que se puede constatar, eran para otra cosa). No obstante, el sistema visual sí que está suscrito a sus áreas y circuitos neuronales (las áreas de Brodmann 17, 18 y 19; las otras regiones que citas son redundantes. El lenguaje lo es por antonomasia). Se tiene constancia de personas que ven pero no pueden interpretar lo que ven. Ahí es donde entra a saco el sistema tálamo-cortical, es decir, la conciencia de las emociones y los sentimientos. La consciencia.

    Vide: http://www.bioblogia.com/2010/05/no-existe-una-region-especial-del-cerebro-para-el-lenguaje/

    Vide (abstract): http://www.pnas.org/content/107/16/7539

    Se me perdió el comentario otro comentario un poco más largo. Con este vale. Seguimos…

  12. Ananías. dice:

    Estimado maquinista: antiguamente los niños iban a la escuela y estudiaban matemáticas en la Enciclopedia bajo las advertencias y señalamientos del maestro que decía: una cosa son las peras y otra cosa son las zanahorias. Podemos sumar peras con peras y zanahorias con zanahorias, pero no se os ocurra sumar peras con zanahorias o zanahorias con peras porque..¿qué tendréis? Una cosa son las churras y otra cosa son las merinas. Por este motivo pienso que no deberías haber dicho eso de que “sin lugar a dudas, el olfato del perro es algo mucho más sofisticado que nuestro sistema lingüístico”.

  13. Yack:

    Es que tú propones una escala a nivel global y yo, y creo que Darwin y Dennett estarían de acuerdo conmigo, sólo la acepto a nivel local.

    Me explico. Para un contexto evolutivo dado, por ejemplo las nieves del ártico, tener una serie de sistemas que te protejan del frío te harán ser más apto que otros. Por lo tanto, la evolución va generando gradualmente diseños cada vez mejores para sobrevivir al frío. Una piel rica en grasas cada vez más gruesa es un nuevo hito de diseño en el que cabría ir haciendo la clasificación que propones. Sin embargo, ¿tiene sentido comparar este diseño con, por ejemplo, la joroba del camello o los mecanismos para ahorrar agua del cactus?

    Sí que es cierto que hay diseños que han triunfado porque son válidos para muchos contextos: ser vertebrado, ser simétrico, tener ojos, desplazarse, hacer la fotosíntesis… pero de aquí no podemos deducir la idea de que la evolución va produciendo seres cada vez más perfectos y mejores. Piensa, por ejemplo, en los virus o las bacterias. Son seres infinitamente más sencillos que un mamífero, pero pueblan el mundo siendo muchísimo más numerosos. Si hubiera algún tipo de catástrofe natural como una nueva glaciación o el choque de un enorme meteorito con la tierra, seguramente que virus y bacterias sobrevivirían aunque la especie humana se extinguiera. Mira las virtudes de estos bichitos:

    https://vonneumannmachine.wordpress.com/2009/04/29/los-seres-que-heredaran-la-tierra-ii/

    Hace un tiempo hice una entrada criticando la vieja idea de scala naturae, es decir, de que hay una escalera jerárquica de seres:

    https://vonneumannmachine.wordpress.com/2009/07/10/una-antigua-taxonomia/

  14. yack dice:

    Esto que dices también podría aplicarse a la tecnología. No se puede comparar un sacacorchos con un ordenador, porque están pensados para funciones distintas, pero es claro que hace un siglo podían existir los sacacorchos pero no podían existir los ordenadores porque el nivel de desarrollo vertical los hacía inaccesibles. Tampoco hace cien millones de años podía existir el lenguaje humano, y no porque no fuera necesario, sino porque era inaccesible desde ese nivel de diseño.

    Y si hubiera una catástrofe realmente gorda, dentro de dos siglos, los únicos animales que podrían sobrevivir serían los humanos, aunque también los virus, bacterias, ácaros y otros parásitos que lo acompañaran. Y no me has contestado a la pregunta concreta que te hice sobre si hemos superado el nivel de las bacterias admitiendo que la vida ha superado el nivel de los seres inanimados.

    Saludos

  15. paco dice:

    Mi opinion es que el lenguaje que usamos los humanos en la actualidad (amen de los idiomas) no nos conduce mas que a discusiones.¿Porqué?- Porque no es cientifico y no usamos los mismos parametros para definir las cosas y la prueba es que para construir naves espaciales, edificios, medicamentos etc. hemos recurrido a un lenguaje que no deje cavos sueltos—Es el lenguaje cientifico. Planos, formulas etc permiten que todos entiendan lo mismo. Si le damos un plano de un avion a ingenieros de varios paises- Todos construiran lo mismo, aun sin hablar el mismo idioma.
    El lenguaje actual es prehistorico.

    Santiago Sánchez-Migallón Jiménez
    Creo que si hablas de Darwin te va a flipar una conferencia en You tube
    DARWINISMO, CIENCIA Y PODER- del profesor Maximo Sandin. te dejo el lim,–Saltate las intervenciones de los tres primeros y pasa directamente al ultimo que es maximo..–Perdona por las faltas.

  16. Paco:

    Ya conocía las ideas del profesor Sandín si bien esta larga conferencia no la había visto. Sólo te diré que, si bien es cierto que la postura darwinista se ha modificado y ha evolucionado a lo largo de los diversos descubrimientos del siglo XX y del XXI, el neodarwininismo (que por eso se llama neo, porque no es exactamente lo que dijo Darwin, sino ampliado y revisado) es la mejor teoría de la que disponemos hoy en día para explicar la evolución de las especies. Te dejo un enlace en donde se rebaten algunas de las tesis de Sandín:

    http://oreocarabus.blogspot.com/2010/04/esta-entrada-es-una-respuesta-resumida.html

    A los demás os contesto luego, perdonadme pero es que no tengo tiempo material para hacer todas las cosas que quiero hacer a lo largo del día.

  17. Ananías:

    Acepto parcialmente tu crítica. Es verdad que es difícil comparar dos sistemas cuyas funciones son muy diferentes. Pero la idea que quiero dejar clara es la de romper con el prejuicio de que algo porque sea exclusivamente humano y sirva para hacer catedrales y naves espaciales ya es superior, más perfecto, más complejo o una nueva fase en la “ascendente” carrera evolutiva, en comparación con cualquier cosa propia de otros organismos “inferiores”. Creo que la biología nos demuestra constantemente lo contrario y que, pensar así, es fruto de sesgos teológicos y antropocéntricos, muchas veces, injustificados.

  18. Yack:

    Sí que es cierto que, a nivel de complejidad, como también, por ejemplo, de tamaño, la evolución ha tendido ha hacer individuos más complejos (y más grandes). Pero tenemos que tener mucho cuidado en pensar que hay una carrera hacia la perfección. Más apto sólo es más adecuado para sobrevivir a un determinado y complejo entorno, nada más. Muchos virus han estado millones de años sin variar en nada porque no lo han necesitado, porque ya son lo suficientemente eficaces en la lucha por la supervivencia. Si comparas la biomasa que ocupan los virus con la de los demás seres vivos comprobarás algo sorprendente… ¡la inmensa mayoría de lo vivo (contando con que un virus sea algo que entendamos por vivo) ha aumentado muy poco su complejidad en la mayor parte de la historia de la vida! Ese espectacular progreso hacia diseños tan avanzados sólo se ha dado en una pequeña proporción de seres…

    Con respecto al salto entre lo vivo y lo inerte, te diré que es uno de los grandes misterios de la ciencia. No sabemos todavía demasiado bien cómo ni por qué sucedió todo, pero me parece que jerarquizar la historia biológica en inerte, vivo y consciente es harto peligroso. Supone, de nuevo injustificadamente, pretender decir que la evolución avanza en una dirección cuando eso no es cierto. En breve publicaré una entrada en la que mencionaré la chorra que tuvimos los seres humanos para llegar a ser inteligentes (y, en consecuencia, lo improbable que suceda esto en otros planetas en donde se diera la vida como en la tierra).

  19. yack dice:

    Me dices en respuesta a mi pregunta que es un gran misterio y que es peligroso y que no es cierto.

    No digo que no exista un dogma defensivo contra la interpretación mágica de la evolución, que proscribe explícitamente cualquier interpretación direccional que pueda llevarnos a Dios, pero es obvio que existe un proceso ascendente que está en la raíz del fenómeno de la Vida.

    No es necesario conocer la respuesta para aceptar el hecho. Ya sé que es una grieta peligrosa por la que pueden entrar todo tipo de espíritus irracionales y malignos, pero está ahí, aunque la neguemos.

    Dejémosla estar, pues.

    Saludos.

  20. Solrac dice:

    Es cierto que como hardware, la capacidad olfativa del perro, y la propia visión, es mucho más compleja y evolucionada que la reservada por el cerebro al lenguaje humano; pero como software, esas cinco vocales y alrededor de 16 consonantes, nos separaron cognitivamente de los demás animales, y al inventar la escritura libramos a nuestro cerebro de tener que evolucionar al respecto. El olfato no puede emitir olores, ni la visión imágenes.

    Esta cualidad permite obviar el elongado método de herencia genética, y ensayo y error, para trasmitir habilidades de supervivencia tecnológicas a las generadores futuras, y así cada nueva generación no comienza su disco duro en el mismo lugar, sino que tiene acceso a toda una enorme data acumulada de trucos probados de supervivencia.

  21. Solrac dice:

    Podré ser calificado como antropocéntrico, pero somos un salto evolutivo de la naturaleza en el sentido de posibilidades de supervivencia de la especie (no capacidad donde una cucaracha nos supera). Estamos aprendiendo a salir al espacio exterior; los dinosaurios no tuvieron esa brecha, como no la tendrán los monos.

    Saludos.

  22. pharmakoi dice:

    Aquí llego muy tarde pero bueno no muicho más que solrac y viendo la cantidad de respuesta que recibo. Sobre lo del recuerdo (recuerdo no es lo miso que reconocimiento) de caras y nombres, estais comparando reconocer una cara con recordar un nombre. El reconocimiento es siempre más fácil que el recuerdo. Para que esa comparación fuese válida tendríais que comparar el reconocimiento de la cara, con el reconocimiento del nombre, es decir, y si asumes que el lenguaje es sonido (aquí está unos de los errores también del argumento principal de la entrada, que hablas del lenguaje como algo independiente de los sentidos) tendrías que repetirle el nombre de la persona y ver si así lo reconoce. No es tan raro que cuando te dicen su nombre, incluso antes de terminar dices, ah, sí, claro. Eso es porque no es lo mismo recuerdo que reconocimiento (o por quedar bien), en el reconocimiento estás activando el engrama correspondiente y facilitando el proceso de recuperación, que ya no es recuperación sino reconocimiento.

    Si que es cierto también, como han dicho, que mediante el sonido (el instrumento básico del lenguaje?) podemos simular una mayor variedad de sonidos que imágenes con nuestro cuerpo, aunque con las manos podemos usar un lenguaje visual y/o construir aparatos que evoquen de un modo práctiacmente eidético escenas visuales y sonoras . El ameslan qué es? lenguaje o visión?

  23. pharmakoi dice:

    Sobre lo del nombre y la cara yo veo una explicación más fácil, los estímulos sociales, en concreto las caras, atraen más nuestra atención que otro tipo de estímulos como un conjunto de manchas de tinta o un sonido arbitrario asociado a una cara.

  24. pharmakoi dice:

    Bueno, lo del recuerdo y el reconocimiento es lo que recordaba (o reconocía?) pero en la wikipedia lo explican de un modo un poco distinto, mi argumentación seguría siendo válida, la explicción sería por el modelo de codificación específica (cuestión de definiciones, vaya)

    “Las claves de recuperación serán tanto más eficaces en la medida en que el contexto de recuperación se ajuste a las características del contexto de codificación y de la huella de memoria formada.7 Así, el principio de codificación específica tiene en cuenta las pistas contextuales, ya que pone el énfasis sobre el contexto o ambiente en que tiene lugar el proceso de recuperación.6”

    También podríamos decir que el recuerdo de la cara es un recuerdo serial, y el del nombre es un recuerdo con clave. En cualquier caso, podría ocurrir que el recuerdo serial (reconocimiento) fuese menos eficaz, pero no es lo habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s