La evolución es hipersimplificación

Publicado: 29 marzo 2013 en Evolución, Teoría de la percepción, Teoría del conocimiento
Etiquetas:, , , ,

Falacia cum hoc ergo propter hoc: porque dos fenómenos se den a la vez, se infiere que uno es causa del otro. La base de todas nuestras supersticiones. Si hago un examen, llevo una pata de conejo y lo apruebo, la pata de conejo es causa del aprobado. Forma muy fácil de combatir tal falacia: prueba a ir al examen sin estudiar y con la pata de conejo, y estudiando y sin la pata de conejo y compara los resultados.

Dicho de otro modo: si tenemos dos fenómenos A y B que cuando ocurren, ocurre C, de primeras, no podemos saber cuál de las dos, A o B, es la causa de C. Necesitamos un segundo paso, probar qué pasa cuando solo se da A sin B o B sin A. Esa es la auténtica forma de actuar de la ciencia y que, en este caso, se opone diametralmente al ethos de la superstición. La ciencia establece relaciones causales cada vez más y más finas, es decir, va puliendo falsas causas, reduciendo su número, hasta llegar a la correcta (o siendo algo escéptico, hasta que ya no puede reducir más).

El problema se hace más complejo en el caso de la paloma. Cuando existe una distancia temporal entre la causa y el efecto, teniendo en cuenta que entre uno y otro pasan un montón fenómenos susceptibles a ser también causas, es más difícil determinar la causa correcta. Bueno, probemos igual que antes a ir eliminando todos los fenómenos que se han dado entre la causa y el efecto hasta que demos con la única que puede causar el efecto por sí sola. La paloma se daría cuenta de que solamente aleteando no abre la puerta mientras que solamente dando al manipulandum sí.

Pero llevemos al extremo el razonamiento. Pensemos en que si todos los fenómenos que han ocurrido previamente a cualquier efecto son susceptibles a ser su causa, cualquier cosa que haya pasado desde el Big Bang hasta ahora podría ser la causa de cualquier fenómeno del presente, la tarea de ir eliminando uno por uno todos los sucesos hasta llegar al primero sería algo que ni el mejor superordenador imaginable que pudiéramos construir en el futuro podría conseguir ni en una infinitésima parte. Simplemente el hecho de calcular todos los movimientos de partículas subatómicas que han ocurrido en mi cuarto en el segundo anterior a éste es algo prácticamente incalculable, cuánto más calcular las de los trece mil setecientos millones de años que suponemos que tiene de edad el universo. ¿Cómo es posible entonces que, habitualmente y con cierta precisión, descubramos las causas de la mayoría de los fenómenos cotidianos que nos ocurren a diario?

Respuestas:

1. En primer lugar, los fenómenos que ocurren a diario no son caóticos, sino que siguen unas reglas dadas que los hacen más sencillos. Por ejemplo, todos los átomos que forman parte de una pelota de tenis se comportan de una forma similar cuando la pelota viene hacía mí, de tal modo que no hace falta calcular la trayectoria de todos los átomos uno por uno, sino solo la trayectoria de grupos de ellos. Por decirlo de algún modo, la naturaleza se comporta haciendo “packs”: hay muchas regularidades y repeticiones. Si no fuera así, conocerla y actuar en ella hubiera sido imposible.

2. Nuestro cerebro, desde sus remotos orígenes, ha ido descubriendo y simplificando el comportamiento de estos “packs”, de estas regularidades naturales.  Cuando veo la pelota de tenis acercarse hacia mí, no veo millones de partículas interactuando, sino una única unidad, la pelota, desplazándose en el aire. Mi sistema perceptivo se adaptó a percibir la realidad de un modo económico y eficaz teniendo en cuenta sus limitados recursos. Pensemos en cómo utilizo el concepto “perro” para referirme a un montón de entidades distintas: perros de diferentes colores, edades, tamaños, razas… a todos los llamo “perro”.

3. Pero no solo mi percepción simplifica, mi razón también lo hace. Un ejemplo. Tengo un coche y lo guardo en mi garaje, olvidándoseme echarle gasolina. El auto permanece diez años en el garaje y un día decido sacarlo. Cuando lo saco, a los cien metros, el coche se para y yo me pregunto cuál será la causa. ¿Tengo entonces que ir analizando todo lo que ha pasado de aquí a diez años atrás para descubrir la causa? No: hipersimplifico. Solo pienso en eventos relacionados con el coche y su funcionamiento porque yo ya sé, previamente, que los coches funcionan con gasolina. Entonces recuerdo que no le eché gasolina y descubro, entre infinitas causas posibles, la correcta. La clave está en que conozco el funcionamiento del coche, tengo almacenado en mi memoria las diversas causas que explican cómo funciona un automóvil, poseo ese resumen, esa síntesis causal, lo cual evita que tenga que obrar por ensayo y error, eliminando posibles causas, cada vez que intente explicar su funcionamiento.

4. La historia evolutiva ha tenido que ser un colosal proceso de simplificación causal. Desde los primeros seres unicelulares que aprendieron a responder de una manera y no de cualquier otra a los cambios en su entorno, hasta la llegada de los mamíferos y de los sapiens, todo fue un enorme dispositivo de almacenamiento de información causal, primero en el ADN y luego en nuestras portentosas memorias de primate. La evolución es hipersimplificación.

Anuncios
comentarios
  1. sirnewton3813 dice:

    Está claro QUE EN LA PRIMERA VEZ que hacen el experimento con la paloma, en la que ella asocia su aleteo de alas, con la apertura de la puertecilla que le permite comer, la causa de que la puertecilla se abra no es el aleteo de la paloma,(aunque el experimento que efectúan si que es la causa de que al final aletee la paloma constantemente), pero supongamos que se repite una segunda vez el experimento con la paloma para demostrar por ejemplo la superstición de la paloma que al aletear esta piensa que se abra la puertecilla, pues bien aqui ya no estaría tan claro que el aleteo de la paloma no es la causa de que se le abra la puertecilla, ya que al fin y al cabo, el aleteo del primer experimento condicionó al experimentador para que volviera a repetir el experimento por el hecho del aleteo, así pues se podría decir que la causa de volvear a recrear el mismo experimento con la misma paloma es el aleteo repetitivo de la paloma, entonces, en cierta medida, el aleteo de la paloma es causa aunque indirecta de que haya un segundo experimento en donde se abra la puertecilla para que ella coma.

    ¿quizás el experimento que se ve en el video no es el primer experimento SINO EL SEGUNDO? y por tanto tendría dudas en afirmar que el aleteo de la paloma no causa la apertura de la puertecilla.

  2. Masgüel dice:

    La historia evolutiva ha tenido que ser un colosal proceso de simplificación causal.

    ¿Pero simplificación de qué?. ¿De causas falsas?. ¿De estímulos relevantes?.¿De respuestas a esos estímulos?.

    “La ciencia establece relaciones causales cada vez más y más finas, es decir, va puliendo falsas causas, reduciendo su número, hasta llegar a la correcta (o siendo algo escéptico, hasta que ya no puede reducir más).”

    ¿Pero hablamos de la evolución de la naturaleza o de la historia de la ciencia?.

    “todo fue un enorme dispositivo de almacenamiento de información causal, primero en el ADN”

    El ADN no almacena información de causas, sino de efectos. La selección natural de genes es un efecto de la selección de organismos, un ejemplo clásico de causalidad descendente.

    “de algún modo, la naturaleza se comporta haciendo “packs””

    Y esa es la clave, la impredecible emergencia de “packs”, sus propiedades y el abanico que abre de nuevas relaciones entre estructuras macroscópicas, para entender por qué la naturaleza, con el tiempo, no se hace más simple, sino más compleja y diversa. No somos sistemas más simples porque seamos capaces de simplificar.

  3. Masgüel:

    “¿Pero simplificación de qué?. ¿De causas falsas?. ¿De estímulos relevantes?.¿De respuestas a esos estímulos?.”

    De todo. La historia de la evolución es una historia de optimización de recursos limitados. Percibimos de la manera más sencilla, pensamos del modo más simple y actuamos de la forma más eficiente.

    “¿Pero hablamos de la evolución de la naturaleza o de la historia de la ciencia?.”

    Aquí, la historia de la ciencia es una continuación de la evolución natural.

    “El ADN no almacena información de causas, sino de efectos. La selección natural de genes es un efecto de la selección de organismos, un ejemplo clásico de causalidad descendente.”

    No entiendo por qué el ADN no almacena información de todo tipo. Si en el ADN se guarda la información de cómo sintetizar una proteína determinada, aquí se guarda información de todo el mecanismo causal de poner en funcionamiento tal proteína. Luego, esas proteínas forman órganos, los cuales, en su funcionamiento, también juegan con información causal de todo tipo.

    “Y esa es la clave, la impredecible emergencia de “packs”, sus propiedades y el abanico que abre de nuevas relaciones entre estructuras macroscópicas, para entender por qué la naturaleza, con el tiempo, no se hace más simple, sino más compleja y diversa. No somos sistemas más simples porque seamos capaces de simplificar.”

    La naturaleza, en el sentido biológico, puede haberse hecho más compleja (y seguir haciéndose en un futuro) pero en este aumento de complejidad los sistemas de simplificación se van haciendo también más complejos, es decir, más eficaces en su labor de simplificación. Podríamos ver aquí una doble carrera evolutiva: por un lado una naturaleza haciéndose más compleja y por el otro, los organismos, luchando por percibirla, entenderla y actuar en ella, y en este sentido, compitiendo por gestionar de manera cada vez más eficiente la información.

  4. Sirnewton:

    Jejeje. Vale. Es un tanto rizar el rizo pero así es. El hecho de que la paloma aleteé es la causa de que se realice un segundo experimento sin el cual la puertecilla no se habría abierto. Esto prueba lo difícil que es realmente establecer la auténtica causa de un suceso.

  5. Iñigo dice:

    Este texto me ha recordado el abordaje que hize en su dia del asunto que traes, en fin quizas resulte interesante, dado que trata precisamente de esto de los modelos y de las escalas. Saludos

    http://ministerioteescucha.blogspot.com.es/2010/06/modelos-y-escala.html

  6. alejandrovu dice:

    Ian Stweart en “De aquí al infinto” (creo que dentro del capítulo trece) hablaba de una carrera de armas evolutiva entre las presas y los depredadores. Las presas debían ser capaces de generar trayectorias cada vez más complejas (¿caóticas?) y los depredadores, recrear el espacio fásico para poder predecir el movimiento de su comida.

  7. Yack dice:

    La superstición es la primera y más básica estrategia para adquirir conocimientos, aunque sólo se la llama superstición si se puede establecer que la correlación es falsa. Tengo una herida y por casualidad me restriego con el hongo X. La herida se me cura más rápidamente de lo habitual o al menos eso es lo que me parece.

    Mi cerebro está diseñado para vincular hechos que ocurren secuencialmente, pero dado que no dispone de medios para establecer certezas (un laboratorio de alta tecnología), se tiene que conformar con aproximaciones estadísticas, muchas veces incompletas.

    Es posible que la ciencia, que ha superado ese método básico de adquisición de conocimiento, determine sin lugar a dudas que el hongo X es antiséptico o no, y entonces la creencia se transforma en conocimiento ancestral o en una superstición absurda.

    Pero en aquellos ámbitos que no controla la ciencia, seguimos guiándonos por estas correlaciones casuales, sin tener claro si son válidas o simples casualidades. Pero ante la duda, y si el coste no es muy alto, nos decantamos por lo que, al menos una vez, funcionó o creemos que funcionó.

    Necesitamos patrones para tomar decisiones y preferimos un patrón que puede ser erróneo que la falta de patrones, porque los patrones, aunque sean falsos, como la religión, aportan la ventaja adicional de que nos ayudan a establecer mapas-guía de las regiones inexploradas de la realidad.

    En la medida que un modelo es compartido, aunque sea falso, ayuda a predecir la conducta de los demás y eso sí es útil para la estructuración y sincronización social. Naturalmente si ese modelo es correcto, mucho mejor para todos.

    Saludos.

  8. David dice:

    Mas bien la evolucion es optimizacion. La simplificacion de la que hablas es mas bien un sesgo inductivo que aplicamos en la cognicion, a la hora de preferir unos modelos de la realidad sobre otro. Puedes relacionar los dos conceptos diciendo que la optimizacion de los sistemas nerviosos conlleva dotarles de un sesgo inductivo ya que estos han funcionado mejor en el pasado. Pero tambien se puede hacer la interpretacion inversa, el sesgo inductivo esta implicito en la optimizacion hace la evolucion dado que asume que aquellas cosas que funcionaron en el pasado tienden a funcionar en el futuro (que es un sesgo hacia la simplicidad disfrazado). Ale, ya tienes un bucle estilo hofstadter para dar vueltas sin fin.

  9. Iñigo:

    Gracias por el enlace. Está bien tener la correlativa explicación matemática de lo que uno dice 😉

    Alejandro:

    Muy interesante. ¿Cómo debería ser la trayectoria de vuelo de un insecto para ser impredecible? ¿Y cómo debería ser el sistema de caza del depredador para que no hubiese trayectoria que se le resistiera? ¿Qué pasaría si un rayo que puede destruirlo todo cayera sobre una torre indestructible? 😀

    Yack:

    Todo de acuerdo. Realmente obramos así.

    David:

    ¿Simplificación u optimización? Qué más da… ¿es posible optimizar sin simplificar o simplificar sin optimizar? ¿No son lo mismo?

  10. David dice:

    Claro que no son ni mucho menos lo mismo. El ejemplo mas evidente somos nosotros, el cerebro humano optimizado por la evolucion gano en tamaño y complejidad. Lo mismo sucede con la optimizacion de codigos informaticos, son mas complejos que sus versiones no optimizadas.

  11. David:

    He pretendido diferenciar la naturaleza de nuestros sistemas de simplificación. El cerebro es, quizá, el objeto más complejo del universo, pero su forma de percibir y pensar la naturaleza es tremendamente simple en comparación con la complejidad de lo que percibe. Repito: naturaleza compleja, conocimiento de ella simple.

    Y fíjate, es posible que sea por eso que nos cueste tanto explicar el funcionamiento del cerebro, ya que este esta diseñado para entender y operar en su entorno pero, evolutivamente hablando, a lo mejor no era tan útil conocer con precisión su propio funcionamiento dado el entorno de supervivencia en el que se desarrolló. Somos muy hábiles para comprender y predecir la conducta de los otros… ¿por qué no para explicar el mismo cerebro?

  12. David dice:

    Claro, el cerebro necesita hacer simplificaciones para ser util, y como bien dices, esta forma simplificada de entender el entorno que resulta util en terminos evolutivos no tiene mucho que ver con el entendimiento preciso de sistemas complejos como es el cerebro. Por eso nos resultan tan dificiles, comparativamente hablando, las disciplinas de matematicas y tecnicas. Nuestro cerebro tiene los recursos justos para abordarlas, pero probablemente como consecuencia accidental de alguna otra facultad que si era adaptativa.

  13. alejandrovu dice:

    Santiago:

    Pensaba que la solución al problema era que dadas las definiciones nos quedábamos o con una o con otra… Aunque también es posible que el universo implote. xD

    Volviendo al tema. Me vino a la mente la caza en grupo. Si tuviésemos una presa con un generador de movientos aleatorios (sea lo que sea esto) y una cazadora una capacidad de predicción menor, es probable que nuestra cazadora quede con hambre, pero si ingresaran más cazadoras al juego y se repartieran distintas regiones del espacio de fase es probable que se queden con menos hambre que la primera. ¿Sería esto una optimización? ¿Una presa por cabeza, pero sabiendo que hay gran probabilidad de fallo? ¿Una presa entre varios sabiendo que será comida segura, pero que tocará menos? ¿Algún biólogo en la sala?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s