Falsa identidad

Publicado: 11 abril 2013 en Filosofía de la mente
Etiquetas:,

Hace un tiempo publiqué una entrada en la que pretendía reflexionar sobre “dónde” reside la nuestra identidad con el conocido experimento mental de la teletransportación. Hace unos día Jesús Zamora publicó una entrada en su blog en donde también se reflexionaba sobre el mismo tema. Una de las respuestas que más me llamaron la atención, ya que fueron repetidas por diversos contertulios y, además, parecen contar con cierta base en experimentos neurológicos, fue la negación de la existencia real de tal identidad tachándola como una mera ilusión. Vamos a reconsiderar esta vía de pensamiento que, además, ya hemos mantenido en muchas otras entradas.

Parece que nuestro cerebro funciona de modo discontinuo. Nuestra consciencia de la realidad parece operar como si fuera un scanner que va haciendo barridos cada pocos milisegundos (de forma muy sugerente, todo lo que pasa en menos de ese tiempo no es registrado por nuestra mente, literalmente no existe para nosotros). En cada uno de estos barridos construimos lo que pasa a nuestro alrededor: registramos los colores, las formas, los sonidos, las sensaciones, etc. que ocurren en ese pequeñísimo lapso de tiempo. Cuando éste pasa volvemos a realizar un nuevo barrido tal y como si hiciéramos fotos con una cámara con un obturador muy rápido. Sin embargo, la realidad no se nos muestra discontinua, no se nos muestra como un conjunto de fotografías, una detrás de otra, sino que se nos presenta continua. Esto se ejemplifica de modo muy claro en el conocido Efecto Phi, descrito por Wertheimer en 1912, y que supone la base de todos nuestros sistemas de visionado de imágenes en movimiento.

muybridge

Este conjunto de imágenes sería lo que realmente percibe nuestra conciencia haciendo sus barridos. Sin embargo, nuestra mente crea la ilusión de movimiento y nos hace ver esta secuencia de imágenes como el continuo galopar de un caballo. Donde solo hay discontinuidad, nuestra mente crea la ficción de continuidad.

Entonces el dilema es el siguiente: si entendemos que nuestra identidad, nuestro yo, tiene dos características principales: la mismidad (yo siento ser yo mismo durante toda mi existencia) y la continuidad (yo siento ser yo mismo durante un largo lapso de tiempo, a saber, toda mi vida), ambas quedan dañadas si aceptamos que el modus operandi de nuestra mente no tiene nada de continuo.  De hecho, si comprobamos lo que realmente somos vemos que no hay ninguna continuidad aunque nuestra mente se empeñe en dárnosla. Si pensamos que somos un compuesto de materia (un conjunto de átomos) y forma (esos mismos átomos estructurados de una forma determinada) podemos comprobar que no hay continuidad temporal alguna en ninguno de los dos casos:

1. Materia: nuestro cuerpo se va regenerando, está cambiando constantemente sus compuestos. Al alimentarnos ingerimos compuestos nuevos y mediante la excreción expulsamos los viejos. Seguramente, si comparamos la materia de la que estábamos hechos cuando éramos bebés y la que nos forma al ser ancianos, muy poquito quedará de los primeros en los últimos. La materia no nos define.

2. Estructura: es evidente que cuando yo era un bebé la forma de mi cuerpo y mis habilidades eran completamente diferentes a las que tengo ahora. Y aunque ciertas estructuras se mantengan durante un tiempo prolongado, ya argumentamos aquí que algo no puede solamente ser estructura.

Entonces, si tanto mi materia como mi estructura no han sido continuas a lo largo de mi existencia, ¿por qué nos obstinamos en creer que somos los mismos en todos los momentos de nuestra vida? Porque nuestra mente crea esa ilusión, nada más.

Si pensamos un poquito más podemos llegar a las inquietantes consecuencias que tiene aceptar esta idea. Yo solo soy yo, idéntico a mí mismo y continuo, durante esos milisegundos que mi consciencia fotografía de la realidad. Al siguiente barrido, y a pesar de que mi mente quiera engañarme con la sensación de continuidad, ya dejo de ser el mismo que era, soy otra persona diferente. Dicho de otro modo: nacemos y morimos a cada segundo.

Otra forma de ver esto algo menos radical es pensar que aunque la continuidad que mi consciencia crea no fuera del todo una ilusión, dicha continuidad queda dañada cada vez que la conciencia se apaga, es decir, cada vez que dormimos o quedamos inconscientes. Cuando yo me echo una siesta, la persona que se despierta después es otra diferente a la que se acostó, a pesar de que mi mente se empeñe en engañarme con la sensación de continuidad. La consecuencia es parecida a la de la postura anterior: nacemos y morimos cada vez que dormimos y despertamos.

Es interesante pensar que, a pesar de que esto podría ser cierto, es imposible no vivir así. Yo, aunque sepa que no soy la misma persona que vivió en el segundo anterior o que se acostó hace unas horas, no puedo abandonar esa ilusión, no puedo vivir pensando que soy otra persona, estando obligado mentalmente a seguir siendo yo mismo. Lo mismo pasa con la libertad. Aunque hemos defendido que es otra ilusión de nuestro cerebro, es imposible vivir como si no eligiéramos nuestras decisiones con libre arbitrio. Ambas ilusiones son ficciones de las que no podemos desprendernos aunque sepamos que no son ciertas. Como decía Sartre (en un sentido muy diferente claro) “estamos condenados a ser libres”, a lo que habría que añadir también que “estamos condenados a ser nosotros mismos”.

Anuncios
comentarios
  1. Víctor SG dice:

    Mientras leía esta entrada me he acordado de la película The Prestige (el truco final en español) y me hacía pensar como sería la concepción de la realidad para cada uno de “ellos”, si no podría ser una paradoja haber dos “yo”.

    Leyendo esta entrada la verdad es que se aleja un poco esa idea, si se pudiera hacer instanteamente un yo completamente igual a mi en el momento, solo duraría esa milésima de segundo como ser idéntico, pero al siguiente sería otro ser diferente.

    También me ha recordado a “El fin de la eternidad” de Asimov cuando Harlan viaja al pasado.

  2. Hola Santiago, el razonamiento final me recuerda a los postulados kantianos. Es forzoso suponer… Tiene toda la fuerza de la sensatez. Pero me inclino más hacia el “yo soy otro” de Rimbaud. O algo más pragmático tipo Nietzsche: las ficciones que ayudan a la supervivencia, eso es la verdad.

    Saludos.
    Eugenio.

  3. alejandrovu dice:

    Pues la ilusión debe haber dado una tremenda ventaja evolutiva.

  4. Antonio dice:

    En efecto, las dos ilusiones son obligatorias e irreductibles a la razón. Me siento libre aunque puede razonar otra cosa.
    El yo es aún más poderoso. Yo soy Yo. Soy siempre Yo. Soy único. La frontera entre Yo y el mundo es nítida. No hay dos Yo.
    La quiebra del Yo produce terror. Los extraterrestres manipulan mi conducta es una pavorosa sensación del esquizofrénico.
    El Yo es una ilusión imprescindible.
    El cerebro no es lógico, es psicológico

  5. sirnewton3813 dice:

    Totalmente de acuerdo con que el “yo” es una ilusión, con lo cual lo “mio”, “nuestro” , “tuyo” también son ilusiones.

    Pero no deja de ser curioso, que esa ilusión esté tan generalizada! ya que toda la humanidad, independientemente de las diferencias culturales de todos los tiempos han estado fijadas en esa fantasia del “yo”.

  6. Claro, la ilusión del yo tiene una finalidad evolutiva. En primer lugar, parece muy lógico entender al otro como una unidad coherente ya que realiza acciones que pueden ser hostiles o beneficiosas hacia mí. Pensar que el tigre que viene a comerme es diferente a cada segundo no parece una buena estrategia. Y, en segundo, para planificar acciones a largo plazo también parece tener sentido que yo me perciba como una unidad.

    Pensad en la película “Memento” de Christopher Nolan. El protagonista tiene dañada la memoria a corto plazo y, para él, cada pocos minutos empieza todo de nuevo, siendo una persona diferente a la anterior ya que rompe su continuidad. Vivir así es casi imposible.

  7. Yack dice:

    Respecto a lo que se ha dicho, pienso que si hay algo que no es una ilusión, eso es el yo consciente. La realidad es lo que el yo consciente observa o creer observar y esa sí podría ser una ilusión.

    El yo consciente posee la sorprendente facultad de poderse desplazar libremente por el espacio virtual (al que llamamos tiempo) haciendo continuas incursiones en el pasado y en el futuro, porque en otro caso quedaría emparedado en el hiperdelgado tabique del presente.

    La interpretación que damos a esta ilusión es la siguiente:

    – Existe algo llamado memoria que recopila información del presente y la indexa para que el yo consciente pueda reconstruir el pasado y adentrarse en él. En realidad el yo no tiene acceso directo a la realidad sino a través de la memoria.

    – Existe algo llamado imaginación que permite generar información sobre lo que ocurrirá en el futuro para que el yo consciente pueda adentrarse en el futuro.

    Con la mediación de estos dos mecanismos el yo consciente dispone de un espacio temporal (virtual) donde moverse y llevar a cabo esa actividad que llamamos “vivir”.

    Pero hay algo que no encaja. Todos los procesos implicados en la generación y mantenimiento de esta pecera virtual donde nuestro yo consciente puede solazarse. han de ejecutarse en el presente y el presente es tan corto que no admite ningún proceso.

    Una posible explicación (que no la solución) es que hay algo importante que se nos escapa.

    Saludos.

  8. sirnewton3813 dice:

    Santiago:

    Si realmente el “yo” es una ilusión (que creo que lo es) y realmente el “yo” tiene una finalidad evolutiva (que creo que la tiene) entonces la evolución nos está llevando a una falsa realidad, ÚTIL, pero falsa!!.

    Yack:

    El razonamiento está bien, pero en lo que dices de: . “han de ejecutarse en el presente y el presente es tan corto que no admite ningún proceso.” eso es incierto, ya que si en el presente no se pudiera admitir ningún proceso, significaría que no podría haber ningun proceso de ningún tipo en el presente!!
    Si el presente fuera tan infinetisimal, no podría “el yo consciente” como tu lo llamas ejecutar nada de nada, pero es más, no podría suceder nada en la naturaleza, no daría tiempo a que sucediera nada en el presente, ni memoria, ni movimiento, ni nada de nada, por fuerza el presente tiene que tener un intérvalo temporal, si se reduce a cero, incluso desaparecería el propio presente!!

  9. Sirnewton:

    Claro. Piensa: ¿qué percibes, la realidad tal y cómo es o la realidad que me es útil en términos evolutivos?

  10. alejandrovu dice:

    Darwin meets Kant. xD

  11. sirnewton3813 dice:

    Santiago:

    Mi “yo” ilusión está de acuerdo con lo que ha dicho tu “yo” ilusión.

  12. Masgüel dice:

    “la evolución nos está llevando a una falsa realidad, ÚTIL, pero falsa”

    La ficción no es una falsa realidad. Es tan real como la chicha del interior del cráneo, pero a diferencia de esta, no se puede tocar. Pero tampoco es una sustancia inmaterial. Lo que ocurre es que la descripción física de la naturaleza (especialmente si lo que estamos considerando es la naturaleza del propio sistema que se hace la pregunta), no supone una descripción completa. Algunos sistemas naturales tienen aspecto subjetivo, que es tan real como su aspecto físico, organiza efectivamente su conducta y tiene efectos causales sobre el medio. Nuestra especie ha abierto este aspecto subjetivo a las infinitas posibilidades de la comunicación simbólica, la invención de juegos lingüísticos (generalmente por asociación metafórica), que suponen el nivel en que se organiza nuestra conducta social. La identidad personal es una invención, una ficción, una ilusión, pero las ficciones son reales y sus efectos también. El problema, claro está, consiste en identificar lo físico con lo real, cuando no es sino uno de sus aspectos.

  13. Gracias por el enlace!

  14. sirnewton3813 dice:

    Masgüel:

    “la evolución nos está llevando a una falsa realidad, ÚTIL, pero falsa”

    Lo que quiero decir con esta frase, es que quiero desmitificar el proceso evolutivo como algo que al final siempre tiene que ser “bueno”,(que al final puede serlo), me refiero más al hecho de que el proceso evolutivo puede equivocarse, puede eligir callejones sin salida (EXTINCIÓN).

    Que el proceso evolutivo no distingue camino correcto de incorrecto, si al final sale bien, es correcto, sino es incorrecto.

    Supongamos que dentro de cien años la humanidad con armas más sofisticadas se carga el planeta, y se extinguen entonces todas las especies incluida la nuestra, ¿eso que significaría? que el proceso evolutivo se equivocó, hizo evolucionar una especie que al final se extingue no por otra especie o por fenómenos naturales, sino por ella misma.

    A lo que dices tu de: “La ficción no es una falsa realidad.”

    Por supuesto que la ficción ES una falsa realidad!! claro que la idea que expresa una ficción es real, pero lo que no es real es que la ficción se corresponda con una realidad externa.

    Y si partimos de la base de que realmente una ficción es una realidad, entonces todo son realidades, también las mentiras, pues subsisten en la mente del que la dice, por lo cual ya tiene una fuerza real.

    Saludos.

  15. alejandrovu dice:

    ¿Pero para poder catalogarla de falsa no tendríamos que tener acceso a la verdadera?

  16. Vesteralen dice:

    “la evolución nos está llevando a una falsa realidad, ÚTIL, pero falsa”

    ¿acaso conoces una evolución que implique una realidad que sea verdadera? ¿cómo puede la evolucion crear las condiciones para que un organismo consciente juzgue a la evolucion misma de la que cual deviene y depende?

    me parece que implicitamente estás señalando a otra evolucion que sería la real pero que es inaccesible para el pseudo-yo, evolucion que juzgas como la real y verdadera, pero que de cualquier forma, permanece inaccesible. La evolucion implica a la realidad, no es que esté llevando a las personas a una realidad, sino que la evolucion ya da una realidad a éstas, y en tanto que es la unica evolucion que las personas padecen, entonces es la unica realidad que éstas pueden sentir.

    Como dice alejandrovu, no puedes catalogar a la evolucion de falsa a menos que tengas otra con la cual la puedas comparar y que sería la evolucion auténtica.

    no creo que me haya explicado bien, en fin… te felicito por tu blog, ya tengo tiempo visitandolo pero nunca habia comentado, este es el primer comentario, tu articulo fue muy interesante y estimulante intelectualmente hablando, saludos, y no dejes de publicar…

  17. Alejandro, Vesteralen:

    Entiendo la objeción que, además se puede aplicar a cualquier teoría escéptica, es decir, que niegue la verdad de la realidad. Si todo es falso, la proposición “Todo es falso” será falsa también por lo que caeremos en una paradoja. Así, si todo es falso la idea de evolución desde la que se justifica esa falsedad también será falsa.

    Pero fijaos que aquí no se dice que TODO nuestro conocimiento de la realidad sea falso, sino solamente la idea de identidad o de “yo” entendido como sujeto de la acción y de la mente humana. Un computador no tiene “yo” y, sin embargo, procesa información verdadera.

    Y, de todos modos, es que creo que hay que huir del concepto de verdad entendido como una correspondencia entre nuestra mente y la realidad universalmente válido para todo tiempo y lugar. En vez de ello es mejor hablar de modelos teóricos de la realidad con capacidad predictiva de los cuales hay que asumir su falibilidad y que, quizá (no hay forma de tener certeza de ello), no tengan nada que ver con la realidad que “está hay fuera”.

  18. alejandrovu dice:

    Santiago:

    Justamente, con modelos con alguna capacidad predictiva (y alguno que otro fallo) me siento cómodo. El punto anterior deja claro un cambio de mentalidad respecto a la verdad/realidad.

    También no puedo evitar tener cierto punto de acuerdo con Masgüel en el sentido de que nuestras percepciones son reales… ¿Pero esto no se contradice con el punto anterior? ¿O es necesario una modificación del concepto de real?

  19. sirnewton3813 dice:

    La frase que he dicho es corta y le falta contenido explicativo, por eso puede dar pie a malas interpretaciones de lo que realmente quería apuntar.

    Pero insisto en que la evolución no ha de llevar obligatoriamente a algo “bueno”, de hecho, el ser humano ya puede considerarse como una epidemia para su planeta, su propio hábitad, y creo que eso no es “bueno” ni para el, ni para las otras especies surgidas de la evolución.

    Por otra parte entiendo que la evolución utilice todo lo que tiene a su alcance para que la especie sobreviva en el entorno donde esté, si realmente el “yo ilusión” es una pieza importante para que el ser humano haya logrado perpetuarse en su hábitad, pues me parece muy bien!!.

    Pero eso no quita, por muy útil que sea, que lo que es falso se convierta en verdadero, y entiendo por FALSO:aquello que indica una cosa y que no se corresponde con aquello que precisamente indica!!.

    De todas formas, es difícil ver que peso tiene un aspecto mental (ilusión del yo),con respecto al proceso evolutivo del ser humano.

  20. alejandrovu dice:

    Yack:

    Una alternativa a ese plenteamiento es que vamos atrasados (en cuanto al proceso de información) respecto a lo que está pasando en nuestro entorno. El proceso no se ejecuta en el presente, sino sería el resultado de un proceso distribuído entre varias unidades de tiempo; el presente que percibimos sería una ilusión (aaarg. me estoy hartando del término… xD), por supuesto, muy ilusión será, pero es el espacio en el cual “vivimos”.

    http://www.quinapalus.com/wi-java.html
    ¿Tal vez algo como el modelo anterior?

    PD: Supongo que estarás de acuerdo en que en una unidad temporal, no puede ocurrir una cantidad arbitraria de eventos. ¿O sí? 😉

    PPD: Me sigo sintiendo más cómodo con un módelo continuo para el tiempo, pero eso, eventualmente, puede cambiar si surge evidencia de que un modelo discreto se ajusta mejor a las observaciones.

  21. Alejandro:

    Es que estoy seguro de que el presente que percibimos tiene cierto retardo con el “presente real” debido a que nuestro cerebro tiene que tardar algo de tiempo en procesar la información del instante presente. Con toda seguridad, vamos algo retrasados.

    Y tus dos postdatas… No tenemos ni idea. No sabemos cuántos fenómenos caben en una unidad de tiempo porque no sabemos si el mundo está a nuestra escala humana o, por ejemplo, nuestra escala es gigantesca. Al igual que no sabemos si los quarks o las supercuerdas son lo más pequeño que existe, tampoco sabemos cuál sería el fenómeno más corto posible. Solemos poner el límite en el tiempo de Planck, ya que, a partir de ahí, parece que es extraño aplicar el concepto de “espacio” o de “medición” tal y como lo aplicamos en el mundo de tamaño medio.

    Sobre la continuidad o discontinuidad del tiempo… ¡uuuuuuuffffff! se suele hablar del continuo espacio-temporal pero yo no sé aún qué es realmente eso.

  22. alejandrovu dice:

    Santiago:

    La respuesta iba enfocada a Yack: “han de ejecutarse en el presente y el presente es tan corto que no admite ningún proceso.”

    Toma el continuo espacio-temporal como un modelo matemático. Lee sobre la genésis de la Relatividad Especial (que es muy probable que ya hayas hecho, esta sugerencia es como… ¿redundante?) y la Relatividad General y te harás una idea de por qué surgió la necesidad.

    PD: ¿Cuántos ángeles pueden tener una fiesta en la cabeza de un alfiler durante el tiempo de Planck? 😉

  23. Yack dice:

    Sirnewton:

    Podemos suponer que la realidad presenta una configuración C1 en el instante T1 y que en el instante T2 tiene la configuración C2, por la simple aplicación de las leyes de la física.

    El yo consciente tiene acceso en el presente a una recreación estática de eso que llamamos pasado y futuro. El problema es explicar cómo el yo consciente se las arregla para recrear el pasado y el futuro a partir de la información estática disponible en el presente y todo eso en el transcurso de un cronón, que hasta donde yo sé, tiene duración cero.

    Alejandrovu:

    Sin duda vamos atrasados porque se tarda un tiempo en recopilar información, enviarla al cerebro y procesarla para ponerla a disposición de la conciencia. Pero eso no es relevante para lo que estamos hablando. Simplemente estamos percibiendo el pasado como si fuera presente, tal como ocurre notoriamente cuando miramos a las estrellas.

    Evidentemente en el tiempo de Planck sólo puede ejecutarse una unidad de procesamiento, de la misma manera que en un ordenador sólo puede efectuarse una operación elemental a cada pulsación del reloj interno.

    Sin embargo, aunque el tiempo fuese continuo, es un hecho que la conciencia no tiene acceso directo al pasado ni al futuro reales. Por lo tanto, el proceso de concienciación, sea lo que sea, debe completarse en el presente.

    Imaginemos una película proyectándose ante un observador y que cada fotograma permaneciese en la pantalla un cronón. El observador es consciente del movimiento porque almacena fotogramas estáticos en su memoria y puede procesarlos para reconstruir la historia, pero dispone de todo el tiempo que necesite para procesar esa información.

    Trasladado a la percepción continua, debe existir en la física del universo una instrucción elemental, que pueda ejecutarse en un cronón y que permita, a partir de la disposición de un grupo de átomos o partículas (memoria), generar una pulso elemental de consciencia.

    Un pulso elemental de consciencia es lo que permite a nuestro yo consciente percibir un fotograma estático con toda la información suficiente para generar la imagen dinámica y compleja que tenemos de la realidad y dado que sólo podemos ser conscientes en el presente, este pulso debe desplegarse y culminar necesariamente en el tiempo que dura el presente.

    Y no parece razonable que exista un tipo de instrucción tan peculiar como innecesaria en un universo nacido de una explosión casual.

    Saludos.

  24. sirnewton3813 dice:

    Yack:

    Con respecto a C1 corresponde a T1 y C2 corresponde a T2, esto es válido en la física clásica, pero a escala cuántica quizás las cosas no son tan lineales, me refiero a que a esa escala funciona todo por probabilidades, quizás a esa escala algunas veces C2 corresponde a T1 y C1 corresponde a T2, de todas formas si que es verdad que a cada instante le corresponda una configuración particular.

    Por otra parte el intérvalo más corto entre dos instantes medibles que se conoce, desde un punto de vista matemático, es el tiempo plack.

    Con respecto al presente, piensa que estamos en escala humana y que nuestra percepción de las cosas ocurre en márgenes temporales grandísmos, comparadas con la cuántica, desde que se percibe hasta que uno es consciente de lo que percibe pasa un tiempo elevado!

    En nuestra escala el presente sería una mezcla por decirlo de alguna forma de presente(percibo), mecla de memoria(reconozco lo que percibo) y si quieres mezcla de imaginación(consecuencia de lo que percibo), pero no creo que el presente psicológico humano sea tan puntual como por ejemplo una calculadora.

    Quizás percibimos si que es verdad con cierto retardo,(aunque para nosotros la percepción es totalmente presente) pero eso sí! con retardo o sin retardo el proceso se realiza en el presente, entendiendo por presente humano aquellos procesos que se advierten conscientemente en un momento dado.

  25. alejandrovu dice:

    El universo como un automáta celular… Habrá que preguntarle a un físico de profesión.

  26. Yack dice:

    Sirnewton, al margen de las consideraciones que has hecho, con las que estoy de acuerdo, hay un hecho incuestionable y es que sea lo que sea eso que llamamos “ser conscientes de” (un pulso de consciencia) ha de producirse en el presente. Y aunque el proceso de maduración de un pulso de consciencia puede durar tanto como se quiera, la culminación ha de ocurrir en un cronón.
    Es decir, la sensación de que estoy aquí y ahora y tengo tras mi una vida concreta debe ser un proceso o una parte de un proceso que quepa en un cronón.

    Si la culminación de un pulso de consciencia necesitase 3 cronones, por ejemplo, ninguna de mis tres identidades separadas y aisladas en su propio presente, que asistiesen a estas tres etapas llegaría a ser consciente.

    La consciencia implicaría la existencia de una megainstrucción que pueda ejecutarse en un solo tic-tac del reloj cósmico.

    Saludos.

  27. sirnewton3813 dice:

    Yack:

    Entiendo lo que quieres decir, pero no creo que la culminación de un proceso, es decir, que el resultado del proceso(ser consciente) sea tan corto.

    Por varios motivos:

    Piensa que estamos tratando el “presente” desde un punto de vista mental-biológico, me refiero al hecho de que el presente de una mosca, no es el mismo que el presente de un humano.

    Que en la mosca entre su percepción y su “relativa consciencia” de su percepción seguramente será más rápida, porque es más simple.
    Que la sensación que tenga ella temporal de los sucesos será totalmente diferente a la de los humanos.

    Es decir que la sensación de presente, en diferentes especies, es relativa.

    Que incluso entre los humanos también es relativa!! el dolor se siente de una forma “como más de presente”, que el placer por ejemplo, y me refiero al hecho de que si te pinchan con una aguja, ese presente será más vivo, que la misma duración de un placer cualquiera en el mismo intérvalo de tiempo!.

    Y que el resultado de consciencia de algo, pueda durar mucho más de lo que parece:

    Cuando yo soy consciente de que veo un semáforo, se ha de mirar desde un punto de vista “gestalt”, no es que en un momento infinitesimal yo sea consciente de que veo el semáforo, sino que a modo “gestalt” tenemos la sensación de que eso ocurre en un presente instantáneo.
    Y esa sensación de ese presente instantáneo, es en ese momento nuestro presente.

    Con todo esto quiero decir que aunque las cosas ocurren en un presente estricto, depende de la referencia que se utilice, será un presente más corto o más largo.
    Desde un punto de vista de las ciencias exactas(que no deja de ser una referencia como otra cualquiera) el presente es muy puntual.

  28. alejandrovu dice:

    Yack:

    “in duda vamos atrasados porque se tarda un tiempo en recopilar información, enviarla al cerebro y procesarla para ponerla a disposición de la conciencia. Pero eso no es relevante para lo que estamos hablando. Simplemente estamos percibiendo el pasado como si fuera presente, tal como ocurre notoriamente cuando miramos a las estrellas.”

    Es que eso sí es importante. Si aceptamos que las señales tienen una velocidad máxima de transmisión, no hay necesidad de que los ángeles tengan toda una fiesta durante una unidad de tiempo discreto.

    Tomando el ejemplo del computador (pido disculpas por lo chapucero)

    Mover el contenido de la celda de memoria 0x0000 a registro general 1.
    Mover el contenido de la celda de memoria 0x0001 a registro general 2.
    Poner en el registro general 3 el resultado de la suma entre el contenido del registro general 1 y el contenido del registro general 2.
    Mover el contenido del registro general en la celda de memoria 0x0003.
    Mover el contenido de la celda de memoria 0x0003 al puerto 1.
    Transmitir el contenido del puerto 1.

    (supongo que los multiplicadores de reloj están prohibidos en este modelo de tiempo discreto… :D)

    Saludos.

  29. Yack dice:

    Veamos un ejemplo:

    Supongamos para simplificar que la mente humana sólo puede sumar dos números en un cronón.

    Si yo te digo: Alejandro, por favor, calcúlame esto: 2+7+5= ?, tú harías lo siguiente:

    1: 2+7 = 9

    2: 9+5 = 14

    3: Tomar conciencia de que Yack me ha pedido que sume varios números y, de que los he sumado y de que he encontrado que la solución es 14.

    El problema está en lo que ocurre en el cronón 3. Esta operación no se puede desglosar e implica demasiados procesos como para admitir, sin más, que puede ocurrir en un solo cronón. Y además, hay que considerar que tal prodigio no tiene utilidad alguna, como demuestra el hecho de que el cálculo puede hacerlo mejor y más rápido una calculadora de bolsillo, sin necesidad de ser consciente de nada.

    ¿Y por qué digo que no se puede desglosar? Considera este posible desglose:

    3: Tomar conciencia de que Yack me ha pedido que sume varios números.

    4: Tomar conciencia de que los he sumado.

    5: Tomar conciencia de que la solución es 14.

    Dado que el yo sólo puede tener acceso a un cronón (el presente), para ser consciente de todo eso a la vez debe ser capaz de procesarlo en un solo cronón, aunque el cálculo previo se haya realizado en n cronones.

    La conciencia no puede observar desde el cronón 3 lo que ha ocurrido en el 1 ni en el 2, sino que toda la información debe estar transcrita, condensada y accesible a la conciencia en el cronón 3. Y la conciencia tiene que hacer su trabajo en un solo cronón porque si tarda más habrá perdido su oportunidad y tendrá que empezar de nuevo en el cronon 4.

    Por eso digo que la conciencia debe ser una instrucción capaz de ejecutarse íntegramente en un cronón sobre un determinado contenido (Estoy-mordiendo-una naranja-dulce, Estoy- leyendo-Rojo-y-negro, No-consigo-resolver-este-problema-de-trigonometría, etc.).

    Damos por supuesto que nuestro yo observa la sucesión ultrarrápida de presentes estáticos y sucesivos a través de una rendija desde una dimensión temporal bidireccional, (como el espectador de una película) pero el hecho es que si nuestro modelo de la realidad es correcto, nuestro yo fluye al mismo ritmo que el presente y sólo puede existir fugazmente en una sucesión de cronones inconexos entre sí.

    Y la única explicación que se me ocurre es que el mecanismo de la conciencia debe contar con un truco tan bueno como para que algunos expertos nieguen que la conciencia existe y otros piensen que nos hace falta un modelo distinto de la realidad para explicarla.

    Personalmente me decanto por la segunda opción.

    Saludos.

  30. alejandrovu dice:

    Yack:

    ¿Y si consideraramos una unidad mínima de duración de conciencia que no fuese de la misma duración que este cronón?

  31. alejandrovu dice:

    Saludos. (la formalidad xD)

  32. Yack dice:

    La percepción de que eres consciente de algo, de lo que sea, debe ocurrir en el presente. Incluso la percepción de que estoy siendo consciente de algo durante los 3 últimos segundos, debe formar parte del contenido del que estás siendo consciente en el presente.

    Cada instante de nuestra existencia está aislado del resto y por tanto, debe contar con su propio pulso de conciencia autocontenido y autosuficiente, si es que en ese instante somos conscientes de algo.

    Saludos.

  33. alejandrovu dice:

    ¿Hay un reloj maestro que defina el presente?

  34. Yack dice:

    Es posible que cada instante de la historia del universo esté permanentemente “presente” y que la conciencia asociada a cada uno de esos presentes crea que sólo existe su presente, por el simple hecho de que no tiene acceso a los demás presentes. Es decir, que no existe un fotograma (un instante) privilegiado que es el presente, sino que todos tiene el mismo estatus desde cualquier punto de vista, excepto el de la conciencia individual que habita ese instante.

    Incluso es posible que sólo exista un instante (este instante) y la creencia de que existe el tiempo (más instantes que fueron o que serán) sólo sea una conjetura sin fundamento. Sería la versión más económica y compatible con todas las observaciones y percepciones.

    Pero en el modelo que maneja la ciencia y cada uno de nosotros, sólo existe el instante del presente y suponemos, o damos por seguro, que existieron diferentes versiones del universo encadenadas por las leyes físicas y que existirán otras versiones del universo que podemos imaginar.

    El presente, en todo caso, se define como el fotograma estático de realidad donde habita el yo consciente (atrapado en un cronón) que lo percibe. Este es mi presente. Este es el presente, pensamos.

    Pero no podemos saber si esto también ocurre (está ocurriendo) en cada fotograma de nuestra vida futura o pasada. No deja de ser sorprendente que estemos vivos (conscientes) justo en el presente, teniendo en cuenta la escasa probabilidad de este hecho considerando la fugacidad de nuestra vida en relación con la del universo. Esto (estamos justo en el centro del tiempo) me recuerda a la visión geocéntrica (estamos en el centro de todo).

    En mi opinión, las propiedades de la conciencia plantean inconsistencias severas en el modelo estándar del tiempo.

    Saludos.

  35. alejandrovu dice:

    Yack:

    Esas son palabras mayores. ¿No deberíamos adaptarnos al modelo de tiempo utilizado?

  36. Yack dice:

    Sí, eso es lo que hacemos, salvo cuando cuestionamos cosas que damos por supuestas, para responder a preguntas que rara vez nos planteamos, como qué es y cómo funciona la conciencia.

    Saludos.

  37. alejandrovu dice:

    Me parece que es estirar mucho el elástico; sin embargo, pensar el universo como un autómata celular tiene su encanto ¿no?

  38. Rajkumar dice:

    Quizás el ‘yo’ sea el medio de manejar el tiempo. Un truco de cierta utilidad.
    Enlazado desde http://unbosqueinterior.com/blog/si-no-eres-tu-por-que-sufres/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s