Ciencia versus Filosofía

Publicado: 18 abril 2015 en Filosofía de la ciencia
Etiquetas:, ,

Anoche encontré en la red este pequeño debate y me lo tragué. Para mi desilusión, encontré lo mismo que tantas veces he encontrado. Un defensor de la ciencia mal formado en un asunto que se ha dado esencialmente en el ámbito de la filosofía (entonces, mal formado en filosofía), repitiendo unos tópicos que se han puesto en duda desde hace ya bastantes años. Y es que quien no conoce la historia de la filosofía está condenado a repetirla. En el bando de los filósofos, dos tipos bastante más ilustrados y mejor informados, pero bastante pedantes (sobre todo, el señor Albiac) y que tienden a irse por los cerros de Úbeda y a hablar mucho y no dejar hablar (sobre todo, el señor Maestre). Vamos a repasar algunos puntos interesantes:

1. Jorge Alcalde comienza sosteniendo que el método científico es solo uno, por lo que solo hay una ciencia, mientras que filosofías hay tantas como filósofos, no constituyendo la filosofía un saber unificado. Con respecto a la filosofía, tiene razón, cada filósofo es una filosofía, pero con respecto a la ciencia, está defendiendo un mito. Por ejemplo, desde mi trabajo, los campos de la ciencia que más he estudiado son la biología, las neurociencias y la Inteligencia Artificial. ¿Constituyen estas tres ciencias un saber unificado, sin fisuras, fruto de la utilización de un mismo método? NO. La biología es un saber muy descriptivo encuadrado dentro del marco teórico del darwinismo, en el cual rara vez hay leyes del estilo de la física (de hecho, ha habido un fuerte debate acerca del estatuto científico de la misma biología). La neurociencia es un saber más experimental, pero muy ligado a la filosofía de la mente. Todos los grandes neurólogos hacen planteamientos totalmente filosóficos. Y la IA es un saber muy instrumental, muy ligado a la ingeniería, a la creación de software y máquinas, de modo que también hay debate acerca de si la IA es una ciencia o una tecnológica. Como vemos, en las mismas ciencias hay controversia sobre su mismo estatuto científico. Pero, ¿entonces no tienen nada en común? ¿Son saberes totalmente fragmentarios? NO. Sin llegar a Feyerabend, a la negación del método científico en cuanto a tal, a mi me gusta hablar de que las diferentes ciencias comparten un cierto ethos, unos ciertos hábitos o directrices epistemológicas. Todas ellas se preocupan mucho por la justificación de sus afirmaciones, siempre que sea posible desde un marco experimental. Intentan hacer afirmaciones generales que, al hacerse públicas, tengan la aprobación de la comunidad científica. Intentan ser muy rigurosas recurriendo a la precisión de las matemáticas: hacen modelos que puedan ser lo más predictivos posibles. Todo ello, insistimos, siempre que sea posible (que en mil ocasiones no lo es). Pero lo que no se puede afirmar de ningún modo es de que exista una sola ciencia. No existe la ciencia normal de la que hablaba Kuhn, un saber unificado claro, distinto y verdadero. Todas las teorías científicas nacen con muchos problemas. Todas ellas tienen lagunas, vacíos, dificultades para explicar ciertos fenómenos. El mismo darwinismo, base central de la biología, nació sin explicación alguna del origen de la vida, sin mecanismos de herencia (hasta la llegada de Mendel), sin suficiente evidencia experimental (el registro fósil en la época de Darwin era bastante más deficiente que el actual), de modo que el mismo Darwin murió defendiendo el lamarckismo con una teoría tan falsa como la pangénesis. Hoy en día el neodarwinismo explica muy bien algunas cosas, pero otras mucho peor (el famoso problema del gradualismo, por poner un ejemplo entre tantos otros), de modo que está en continua revisión. El mismo Mendel, si hoy viviera y contemplara lo que ha cambiado la genética desde que el la fundó, no la reconocería. La ciencia es muy dinámica y, precisamente, eso es lo que a mi juicio, le da fortaleza y la aleja del dogmatismo.

2. Pero es que el mismo Alcalde se contradice cuando para defender la humildad de la ciencia, ésta reconoce su falibilismo: lo que hoy se considera un saber certero dentro de tres siglos podría considerarse algo completamente falso. Si esto es así, ¿dónde queda la unidad de la ciencia? Habría entonces tantas ciencias como épocas históricas, casi lo mismo que pasa con la filosofía.

3. Después, Alcalde enuncia la vieja idea de que la ciencia ha ido comiendo terreno a la filosofía, de modo que temas antes clásicos de la filosofía son ahora campo propio de la ciencia. Alcalde no llega al final de este argumento, pero, en el fondo, lo que quiere decir es que en un hipotético fin de la historia, la ciencia habrá conquistado todo el terreno de la filosofía, dejándola como un saber obsoleto. Alcalde está repitiendo el esquema, propio del siglo XIX, de que la historia del conocimiento humano sigue tres fases: mito, filosofía y ciencia. Nada más anticuado y falso. Sí que es cierto que el conocimiento racional occidental surgió como oposición al mito (si bien en esto también hay controversia: ¿fue un paso repentino o gradual? ¿Se ha superado completamente el mito?), pero no puede entenderse que la ciencia surgiera por oposición y superación de la filosofía. Si estudiamos mínimamente la historia de la ciencia vemos como, en su surgimiento hasta el XIX, no hay una distinción entre ciencia y filosofía en el sentido de que la primera ha de oponerse y superar a la otra. Me gustaría que alguien me enseñara un texto de Galileo, Kepler, Euler, Pascal, Descartes, Bacon, Leibniz, Newton… en donde se vea este esquema positivista. Muchos de ellos plantearon la ciencia moderna por oposición, por ejemplo, a la escolástica o al aristotelismo, pero nunca en términos de ciencia versus filosofía, sino en términos de unas teorías viejas por otras nuevas. Se planteó un novum organum, pero no en términos positivistas. Hoy en día ciencia y filosofía se entremezclan tanto que es tremendamente difícil establecer un criterio de demarcación preciso entre ambas tal y como intentaron, y evidentemente fracasaron, los miembros del Círculo de Viena. Otra cosa es que exista una ciencia positivista (algo nefasto) y una filosofía acientífica (igualmente nefasta).

4. Nuestro defensor de la ciencia, también sugiere, poniendo el ejemplo de Hawking, que, a veces, los científicos dejan de serlo y se convierten en filósofos, pero, cuando lo hacen, cometen errores, pierden fuerza. Aunque tampoco lo diga directamente está sugiriendo que la ciencia es el ámbito del rigor y que la filosofía es algo especulativo en el peor sentido de la palabra: fantasía, fabulación, alejamiento de las pruebas empíricas… De nuevo una gran falsedad. Si uno lee algo de buena filosofía, cualquier clásico vale, se dará cuenta de que, precisamente, la filosofía se caracteriza por su rigor. Un buen filósofo no se cree nada, duda de todo y vuelve a dudar. Un buen filósofo pone cualquier idea a prueba una y otra vez. Alcalde confunde la filosofía con la mala filosofía. Existen muchos pseudofilósofos que solo dicen majaderías (me viene justo a la mente la figura de Jodorowsky, entre tantos otros), al igual que existen tantos otros pseudocientíficos. Hay buena ciencia y mala ciencia, al igual que hay buena filosofía y mala filosofía, pero desde luego, la ciencia natural no es la única poseedora del rigor.

5. Luego está el tema de la ideología. Albiac y Mestre insisten en que la ciencia se ha convertido en ideología, tal y como ya expuso Habermas hace ya algún tiempo. Es la idea clásica de la Escuela de Franckfurt. Es cierto en parte. En muchas discusiones uno termina la disputa diciendo que lo que afirma está respaldado por la ciencia, por lo que, necesariamente, es verdad. Yo recibo constantemente en mi Facebook noticias de estudios científicos que demuestran las más rocambolescas chorradas. El otro día recibí uno que sostenía que un estudio científico demostraba que los hombres que miran los pechos a las mujeres viven más años que el resto (si esto fuese cierto la mayoría de los hombres seríamos inmortales). Es decir, la ciencia se entiende en muchos casos como un saber infalible que nos dice la verdad de una vez por todas, como el juez supremo ante cualquier controversia. Falso. Como reconocía el mismo Alcalde, la ciencia es un saber tan falible como cualquier otro. Pero creo que, en este caso, la filosofía ha tendido a exagerar esta perspectiva. Hay un uso ideológico de la ciencia, está claro, pero eso no convierte a la ciencia en ideología. Si miras por un microscopio y ves bacterias, por mucho que, ideológicamente, no te interese ver bacterias, eso es lo que hay. Si quieres construir un misil al servicio de tus ideas políticas y no posees la ciencia ni la tecnología necesarias, no podrás construirlo por mucho que estés convencido de tu credo. Exagerar el carácter ideológico de la ciencia la termina por relativizar demasiado, y la iguala al mito. Ni tanto ni tan calvo.

6. Albiac y Mestre parecen estar de acuerdo en que la filosofía jamás da respuestas. Según ellos es una actividad que solo se encarga de problematizar, de poner en duda todo, de hacer más y más preguntas. Seguramente, esta actividad crítica es una de las más características de la filosofía y la que le ha dado más éxitos, pero no me parece convincente. Si miramos la historia de la filosofía, cada filósofo no solo ha creado interrogantes, sino que también ha dado respuestas. Cada corriente filosófica es un conjunto de respuestas a una serie de problemas. A mí me parecería un sinsentido que la filosofía solo fuera una generadora interminable de cuestiones sin, ni siquiera, intentar responderlas. No, la filosofía claro que da respuestas, pero son respuestas siempre parciales. En esta línea me gusta el perspectivismo de Ortega y Gasset: cada nueva filosofía es una nueva perspectiva, una nueva forma de mirar algo que, hasta entonces, no se había visto de esa forma. Sin embargo, como toda perspectiva, no alcanza a ver la totalidad del cuadro. Quizá no exista la perspectiva global, el “ojo de Dios”, que nos permita conocer la realidad en su plenitud, pero cada nueva forma de mirar enriquece nuestro saber en su conjunto. Cuando una filosofía intenta convencernos de que constituye esa perspectiva global, automáticamente sabremos que estamos ante algo falso, ante una intención totalizadora y dogmática (y, casi siempre, peligrosa). Sin embargo, en tanto que forma de mirar que reconoce su parcialidad, todas las buenas filosofías tienen algo de verdadero.

comentarios
  1. Pitiklinov dice:

    Excelente post, Santiago, pero al ver lo del problema del gradualismo con respecto a la evolución ahí no he podido resistirme. No hay ningún problema de gradualismo ni de equilibro puntuado, todo eso son historias de Gould. Mira lo que dicen Lewontin y John Hawks en el enlace que te pongo. Gould era un cantamañanas que quería pasar a la historia como un gran teórico de la evolución y se inventaba debates donde no los había. La antorcha de la evolución no pasa por Gould, pasa por Fisher, Haldane, Hamilton, Williams, Trivers, Dawkins, incluso, pero no por Gould. Como dice Hawks, Gould estaba sistemáticamente equivocado acerca de la evolución:
    http://johnhawks.net/weblog/topics/history/biology/lewontin-wilson-gould-interview-2015.html
    Un saludo

  2. Yack dice:

    De acuerdo con Pitiklinov.

    El gradualismo significa que cualquier estructura compleja de un organismo vivo se ha formado, necesariamente, por acumulación selectiva de cambios minúsculos y aleatorios. Que un determinado proceso evolutivo se realice en 100 millones de años en 1 millón de años no cuestiona el concepto de gradualismo. Simplemente nos dice que el ritmo evolutivo no es siempre el mismo.

    Por otra parte la filosofía, como la religión, adolece de un grave problema que explica su lamentable situación. Si se diera el caso improbable de que un filósofo descubriera algo demostrable (que no fuera obvio), ese algo pasaría automáticamente a formar parte de la ciencia.

    Es lo que ocurriría (nunca ha ocurrido) si la medicina alternativa descubriese algún método que curase realmente. A partir de ese momento el descubrimiento pasaría a formar parte de la medicina oficial.

    Es el inconveniente que tiene vivir del cuento y de la estafa durante milenios.

    Saludos.

  3. No me refería especialmente a la teoría del equilibrio puntuado, sino a fenómenos que parecen constituir un buen salto más que una lenta gradación de cambios. El ejemplo que más suele citarse es el del paso de la célula procariota a la eucariota. Hay una inmensa diferencia entre ambas que no se explica bien a base de pequeños cambios graduales. También existen las macromutaciones o cambios genéticos que producen muchos cambios de una vez en el fenotipo (los llamados “monstruos prometedores”); o la transmisión horizontal de genes propia de los microorganismos, que puede producir grandes cambios sin tener que esperar demasiado tiempo. Creo que el neodarwinismo puede hacer frente e integrar perfectamente estas críticas, pero ahí está la controversia.

    Os recomiendo una obra en la que se hace una fuerte crítica al darwinismo en muchas más facetas: Decostruyendo a Darwin de Javier Sampedro.

    http://books.google.es/books/about/Deconstruyendo_a_Darwin.html?id=OIruHoWBxggC

  4. Yack dice:

    La biología no es matemática y hay que utilizar el sentido común para interpretar las excepciones a la norma.

    Si dos entidades complejas entran en simbiosis y llegan a constituir una única estructura funcional, no ha habido ninguna violación del gradualismo, aun en el supuesto de que el proceso simbiotico tuviese lugar en un instante, cosa que no es posible.

    La teoría de los monstruos prometedores parece proceder de alguna película de serie B y lo de los genes de transmisión horizontal, si es que tienen alguna relevancia en la evolución, tampoco pone en cuestión el gradualismo.

    Si suponemos que un gen capaz de producir una proteína compleja se asienta en el genoma de un individuo de otra especie, y seguimos suponiendo que contra todo pronóstico representa alguna ventaja adaptativa y se conserva, pues es más de lo mismo.

    La nueva proteína y las funciones asociada a ella, no podrán dar lugar a la aparición de un nuevo órgano o facultad compleja, sino todo lo más a alguna leve mejora de tipo general y poco relevante que con el tiempo (millones de años) puede (o no) propiciar un cambio significativo con la ayuda de otras mutaciones complementarias en otros genes.

    Pero hay que tener en cuenta que el gen productor de la proteína se ha generado en otra especie mediante la acumulación de cambios selectivos aleatorios (gradualismo).

    Si tenemos en cuenta que las mutaciones son aleatorias, es imposible que produzcan cambios teleonomicos de cierto nivel por sí mismas. Si así fuera, ya habríamos detectado en el laboratorio mutaciones relevantes (en sentido positivo) y no es el caso

    Saludos.

  5. Yack:

    Lo contrario de gradual es repentino, abrupto. En el caso de la trasmisión horizontal de genes hay cambios que se dan de modo muy abrupto. Si un virus indexa en un ADN una gran cantidad de genes de modo que quedan integrados y pasan a los descendientes, es posible un gran cambio en unas pocas generaciones. Eso no es gradualismo.

    En el caso de los “monstruos prometedores” no hay nada de cine ni de serie B. Ahora sabemos que hay genes que regulan la expresión de muchos otros, de modo que un cambio en un único gen puede provocar una gran cascada de cambios en una sola generación. Eso, de nuevo, no es gradualismo.

    Un ejemplo muy clásico de todo es el de los genes Hox, que regulan la estructura del eje antero-posterior de muchos organismos. Pequeñas mutaciones en ellos producen enormes cambios en la estructura del cuerpo. Cada mutación no es siempre solo un pequeño cambio que necesita de muchos otros para llegar a ser significativo en el organismo. Insisto, hay cambios abruptos.

    Esto no quiere decir que en la mayoría de los casos, la evolución gradual no sea lo común y habitual en el mundo natural y que, a pesar de todo, el neodarwinismo goce de buena salud. Lo que he querido mostrar en la entrada es que no hay teoría científica en la historia que no tenga problemas de diversa índole, ya sean teóricos, experimentales, etc… Por poner ejemplos diferentes al gradualismo, en el ámbito teórico también hay diversidad de opiniones con respecto al concepto de especie o de adaptación, además de que hemos cambiado las definiciones conforme ha pasado el tiempo.

  6. Yack dice:

    Todo depende de lo que consideremos gradualismo.

    Si gradualismo significa un cambio significativo de forma o función, sin más, llevas razón.

    Un niño con dos cabezas o sin piernas es un salto brusco evolutivo. También se pueden conseguir moscas con patas en la cabeza sometiéndolas a radiación para inducir mutaciones en los genes Hox.

    Si definimos gradualismo como el proceso acumulativo de información aleatoria que da lugar a estructuras teleonomicas sumamente improbables, no la llevas.

    Una violación del gradualismo sería que naciera un niño con alas funcionales, pero no lo sería que naciese con 10 piernas humanas.

    En todo caso, que un artrópodo consiga un par de segmentos torácicos adicionales de un día para otro, no lo considero una violación del graudalismo bien entendido.

    Lo que afirma el gradualismo bien entendido es que el único procedimiento para obtener estructuras teleonomicas complejas es la acumulación selectiva de mutaciones aleatorias. Pero no entra en si se pueden o no transferir elementos teleonomicos complejos entre especies, ni en la reorganización, multiplicación o eliminación de elementos ya existentes.

    Si una mosca pierde sus alas por una mutación Hox, posiblemente se extinga tras varias generaciones, pero si vive en una isla pequeña con fuertes vientos es posible que sobreviva. ¿Es esto una violación del graudalismo? Yo creo que no. Si pierde las alas tendrá que readaptarse a su nueva limitación, pero tardará miles de años en acumular cambios significativos que supongan una ventaja real. Una violación al gradualismo sería que de un día para otro un gusano adquiriese alas y saliera volando.

    Por otro lado una mutación que produzca una cascada de cambios es letal de necesidad, a menos que sean cambios irrelevantes que permitan un reajuste lento posterior. Sería tan absurdo como golpear el motor de un formula I pensando que así se conseguirá una versión mejorada.

    Saludos.

  7. eduideas dice:

    Muchas gracias por el resumen., se agradece poder leer lo mas interesante sin necesidad de ver todo el vídeo

  8. Jose dice:

    Tenía entendido que el neodarwiniso no necesita en sus premisas ser gradual. Se supone que puede incorporar sin ningún problema los saltos bruscos (“bruscos”; casi siempre implica escala geológica; otras una eternidad de tiempo…. Para una vida bacteriana). Las bases del neodarwinismo son variabilidad, herencia y supervivencia ligada en parte a esa variación heredable. No debería ser incongruente con velocidades rápidas o lentas y hay espacio para ambas, no?

  9. Ananías de Cantimplela dice:

    Se echa de menos a una Belén Esteban, a un Kiko Matamoros, a un Boris Izaguirre… ¿Cómo puede existir un debate medianamente serio y sustancioso – sobre todo acerca de ciencia y filosofía- sin la partticipación de estas figuras del saber?
    Y para más descajonamiento: ¿Cómo cajones puede alguien contraponer filosofía y ciencia? Ya los prolegómenos indican el bajo nivel del debate. Todo lo demás sobra. ¿Qué figura de la cultura no ha definido ciencia y filosofía o no ha legado a la posteridad una frasecita ingeniosa sobre ellas? Yo -modestamente- dejaré una aquí, en el territorio del maquinista: “El científico analiza los gases, el filósofo huele los pedos. Ahora bien, que nadie piense que el científico no huele los pedos o que el filósofo no analiza los gases”.

  10. Yack dice:

    El gran valor de la teoría evolucionista, en cualquiera de sus versiones pasadas presentes o futuras, está en que puede explicar, sin la ayuda divina, la existencia de millones de especies diferentes que aparentemente han sido diseñadas con un fin especifico (sobrevivir) y que su diseño complejo es tan improbable que constituyen una violación del sentido común y de la experiencia acumulada.

    Pero si admitimos que pueden darse cambios bruscos en un diseño, que supongan una mejora significativa (la aparición de un órgano complejo como un ojo, una pluma o un hígado por ejemplo) estamos asesinando la idea esencial: que se puede obtener un diseño extremadamente complejo y teleonomico con la única ayuda del azar (mutaciones aleatorias) y su acumulación selectiva (reproducción invariante sometida a selección natural).

    Los enemigos del evolucionismo, después de haber sufrido incontables derrotas, insisten en aparentes violaciones del gradualismo sin especificar muy bien si esos cambios bruscos se producen de un día para otro o en el transcurso de un millón de años.

    También ignoran el hecho de que en los raros casos en los que se transfieren genes, órganos o cualquier otra cosa entre especies, no se está violando el gradualismo porque los elementos transferidos son el producto de un proceso evolutivo que les ha proporcionado su utilidad en el nuevo organismo.

    Si transferimos, desde una medusa a un ratón, un gen que produce una proteína fluorescente, simplemente estamos utilizando una herramienta fabricada por la selección (el gen que produce la fluorescencia) para implementar la función en otra especie.

    Esto puede hacerse por ingeniería genética o por una infección viral, pero en ambos casos solamente se está empleando elementos teleonomicos constituidos gradualmente, es decir, por acumulación selectiva de mutaciones aleatorias.

    Saludos.

  11. redhead dice:

    En tu entrada dejas ver que la ciencia y la filosofía están (ahora) enfrentadas. Negativo, que expreses quejas. Si la filosofía es lo que se supone que es, con una hábil y elegante finta dialéctica debe quedar por encima de todas las disciplinas. Si no es así, los filósofos -de hoy- no lo están haciendo bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s