In memoriam Hilary Putnam

Publicado: 27 marzo 2016 en Sociología, Teoría del conocimiento
Etiquetas:

brain_vat

¿Qué pasaría si encontráramos nuestro cerebro en una cubeta, conectado a un computador programado para hacer creer a dicho cerebro de que vive en el mundo real?

Descanse en paz, uno de los grandes de la segunda mitad del XX.

PD: absolutamente lamentable el nulo eco mediático en el mundo hispanoparlante de la noticia de su muerte el pasado 13 de marzo.

comentarios
  1. Marta dice:

    Pues sí, lamentable, me acabo de enterar. Con la de juego que ha dado y da el experimento del cerebro en la cubeta…

  2. neuronacalva dice:

    ___Yo también me acabo de enterar, pues no encontré antes la información. El desafío del cerebro en una cubeta tiene tela para hablar del asunto. Sobre todo para analizar los aspectos de las naturalezas de la Mente y de los estados mentales. Un abrazo desde Argentina. Atte: Antonio Salguero – Mente Simultánea.

  3. Carlos Ernesto dice:

    No sé quién era… pero este blog me inspira a buscar e investigar de todo lo que aquí sale… La filosofía sigue siendo tan práctica que para mí es mágica… gracias a aquel librito de “El Mundo de Sofía” que me regalaron hace ya 9 años…

  4. wachovsky dice:

    Una entrada sobre vida y obra de Marvin Minsky? recientemente fallecido un 24 de enero en 2016
    Alguna mención alguna vez a Theodore Kazcinsky? preso desde 1995 por oponerse como neoludita a la sociedad industrial que lleva al posindustrialismo que reprime en salones de smartTV extragrande ultraHD toda voluntad de poder y pulsiones de libertad en el intento de elites que en Davos junto a Nadella y la dupla de Google Page-Brin buscan convertir en homo pets a nuestros descendientes.

  5. Antonio dice:

    ¿Qué pasaría si encontráramos nuestro cerebro en una cubeta, conectado a un computador programado para hacer creer a dicho cerebro de que vive en el mundo real? Pues si partimos de que esa premisa fuese cierta, nunca tendríamos posibilidad de manipular ni nuestro cerebro real ni ese ordenador real, pues lo que realmente estaríamos viendo sería una imagen creada por nuestro propio cerebro. Podríamos desconectar el ordenador o romper la cubeta sin que el “yo” imaginario muriese.

    Los matrix son difíciles de demostrar. Algo parecido a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s