Epistemología evolucionista

Publicado: 29 marzo 2016 en Evolución, Teoría del conocimiento
Etiquetas:, , , ,

25221098865_2c90ef0829_o

Antes de nada, tenemos tres posturas sobre el origen evolutivo de la mente:

  1. La mente como fruto de la evolución constituye una adaptación al medio. Grave problema: podemos explicar nuestro conocimiento y forma de actuar ordinarias, pero nos sería muy difícil explicar el conocimiento avanzado (el científico) ¿Descubrir las ondas gravitacionales es algo que va a aumentar claramente la eficacia biológica de sus investigadores? Tener un gran conocimiento del mundo a escala mesoscópica parece una gran adaptación pero, ¿para qué a escala cósmica o microscópica? En fin, que si parece que es más fácil y económico conseguir el éxito reproductivo en una discoteca que en un acelerador de partículas… ¿para qué un acelerador de partículas?
  2. La mente es un efecto colateral o epifenómeno de otras adaptaciones al medio. Problema: parece que gran parte de las habilidades cognitivas de un sujeto sí que son adaptaciones… ¿no sería un tanto extraño que la evolución hubiera premiado tanto tener un cerebro tan grande si no tuviera utilidad adaptativa alguna?
  3. La mente es algo bastante complejo y chapucero (realmente son muchas cosas) por lo que contendrá adaptaciones y efectos colaterales de esas adaptaciones y de otras que no tendrán nada que ver con la mente. Problema: es muy difícil diferenciar qué es una adaptación, qué lo fue y ya no lo es, qué lo fue pero ahora lo sigue siendo aunque para otra cosa, etc, etc. No obstante, es el camino a seguir. Ingeniería inversa, historia biológica y adelante.

Aceptando 3, llegamos a tres nuevas posturas con respecto al conocimiento:

  1. Realismo: La mente como fruto de la evolución nos proporciona un conocimiento, cómo mínimo, lo suficientemente válido para que hayamos podido sobrevivir. El argumento clásico a favor es decir que si no conociéramos correctamente el mundo no hubiéramos sobrevivido como especie. Parece evidente que si confundes un depredador con una presa, poco durarás en la lucha por la supervivencia. Además, habría cierta evidencia empírica a favor, a saber, comprobar que, en general, tanto nuestros sistemas perceptivos como de toma de decisiones (tanto a nivel consciente como inconsciente) suelen acertar. A pesar de cometer errores, solemos movernos bastante bien en nuestro entorno. Problema: realmente, para sobrevivir, no hace falta tener una información ni completa ni siquiera fidedigna de la realidad (ahora veremos en qué sentido), tan solo la que sea útil para sobrevivir.
  2. Ficcionalismo: La mente como fruto de la evolución nos proporciona un conocimiento fundamentalmente falso acerca de la realidad porque, en general, la mentira es más rentable que la verdad.  Por ejemplo, suele argüirse que las religiones o los patriotismos nacionalistas son teorías falsas que sirven muy bien para cohesionar un grupo y, en consecuencia, mejorar las posibilidades de supervivencia de sus miembros. Problema: la evidencia parece ir al lado contrario: a pesar de que la mentira pudiese ser rentable en casos puntuales, más rentable será la verdad.  No obstante, entendiendo el ficcionalismo tal y como lo entiende Nietzsche, en el sentido de que el conocimiento no es verdadero ni falso, sino como algo diferente, un instrumento al servicio de la vida, es decir, una especie de ficción útil, la cosa no va tan desencaminada y nos lleva a una tercera opción…
  3. Pragmatismo: La mente como fruto de la evolución nos proporciona un conocimiento, únicamente, útil para sobrevivir. Parece una imperdonable pérdida de recursos diseñar organismos para conocer toda la realidad. Y, en este sentido, parece más económico hacer un sistema simbólico que impulse a pautas de acción adecuadas para la supervivencia que un sistema que replique la totalidad de lo real. Por ejemplo, parece más barato tener una luz roja que se encienda cuando hay peligro, como puede ser el dolor de garganta ante una infección vírica, que no  un informe detallado de todos y cada uno de los millones de virus presentes en la faringe. El dolor no tiene ninguna similitud, no tiene parecido alguno a un virus y, sin embargo, de un modo biológicamente barato (no hay un gran procesamiento de información) me informa de la presencia del patógeno (o, al menos, de que algo va mal) y, además, me impulsa con mucha urgencia a hacer lo posible por reducirlo.

El pragmatismo, no obstante, tiene que hacer cierta concesión al realismo. Si seguimos con el ejemplo del dolor de garganta, el símbolo “dolor” debe activarse tras la detección veraz de la amenaza, es decir, realmente deben existir virus en mi garganta. Mi organismo, en un principio, debe percibir correctamente lo que le pasa para que “la transformación simbólica” tenga sentido evolutivo.  Aunque a mi consciencia solo llegue un símbolo sin relación alguna con la realidad, mi organismo tiene que “conocer” o interactuar de algún modo con lo real para que tenga sentido mandar la información simbólica.

Objeción: ¿no parece que la cantidad de información que manejamos es muchísimo más alta que la necesaria para la eficacia biológica? El impresionante detalle con la que se nos presenta la información visual… ¿para qué tanta? ¿No hay una enorme inflación informacional?

Posible respuesta 1 : en la clásica carrera armamentística entre organismos luchando por sobrevivir, se perfeccionaron los sistemas perceptivo-cognitivos mucho más de lo que, a priori, pueda parecernos necesario. Si quiero transmitir mis genes, compito con otros, por lo que tanto al combatir con ellos como al competir por pareja he de ser el mejor, por lo que no hay techo en la mejora de cualquiera de mis facultades.

Pero no nos convence: ¿realmente otorga ventaja con mis competidores la nitidez  y riqueza de detalles con la que contemplo la realidad? ¿Qué ventaja me da ante otro tipo con el que me peleo por una hembra distinguir tres tonos de rosa más que él? Está muy bien saber calcular un poquito para sobrevivir pero… ¿para qué sistemas de ecuaciones no lineales? Está muy bien tener visión espacial pero… ¿resolver un cubo de Rubik? Está muy bien tener buena memoria pero… ¿memorizar más de cien mil dígitos de pi?

Posible respuesta 2: Como dijimos al principio de la entrada, mucho de este excedente podría deberse a efectos secundarios de adaptaciones. Por ejemplo, si tengo facultad para imaginar diversos futuros alternativos para escoger la mejor planificación de una acción determinada, también podré imaginar mundos fantásticos sin ninguna utilidad.

Algo mejor pero nos sigue rechinado: parece que en algunos caso podría ser esa la causa pero parece mucha causalidad que, prácticamente, todas nuestras capacidades cognitivas sean muchísimo más avanzadas que lo necesario para sobrevivir y reproducirse: demasiado léxico, demasiada gramática, demasiado cálculo, demasiada imaginación, demasiada cultura…

Creo que la psicología evolucionista todavía no tiene una explicación sólida al excedente de facultades cognitivas propio del ser humano. Recuerdo una entrada en la que hablábamos de cómo el psicólogo Geoffrey Miller intentaba explicar el tema referido al lenguaje humano, y que, al igual que ahora, no nos terminamos de convencer.

comentarios
  1. Aquí es oportuno traer a colación el argumento de Alvin Plantinga de que no se puede aceptar racionalmente el naturalismo y la teoria evolucionista al mismo tiempo.

    un saludo

  2. Estimado Santiago:
    El hecho de que no se puedan dar argumentos convincentes que demuestren la existencia de algo lo único que demuestra es la improbabilidad de ese algo. ¿qué es la mente, dónde está, cómo opera, etc?, no sabemos nada, entonces lo más lógico es suponer que no existe. Las personas creen que debe existir ese algo llamado mente, del mismo como creen que dios tuvo que ser el creador de todas las cosas incomprensibles e inexplicables.

    La cuestión es donde buscar y la respuesta es simple, en los procesos biológicos, nada más. Si la explicación no incluye procesos biológicos básicos entonces esa explicación es claramente insuficiente. Por otra parte no puede especularse sobre supuestas ventajas evolutivas si no se comprende cuales son los procesos biológicos de los cuales ha evolucionado.

    En fin, hay que ir donde están las respuestas y esto es la investigación biológica. La especulación filosófica ciertamente no va a resolver el problema y creo que ni siquiera ayuda.

  3. Miguel Angel Rangel dice:

    Los procesos biológicos regulados por quién?

  4. En realidad no se me ocurrió que debía ser un quién, ¿tu crees que debe haber un quién?… si así fuera primero habría que demostrar la naturaleza de ese quién, o sea, el problema no solo no se resuelve sino que se complica.

    Saludos

  5. Samu dice:

    ¿Hay acaso alguna alternativa a la propuesta por la psicología evolucionista?

  6. Samu dice:

    ¿Hay quizás alternativa imaginable a la propuesta de la psicología evolucionista? En caso afirmativo, ¿cuál podría ser esta (a ser posible que no incluya extraterrestres y demás)?

    Un saludo.

  7. Estimado Samu:

    Con anterioridad he expuesto en este mismo sitio una teoría alternativa que explica el origen y desarrollo de los procesos biológicos involucrados en la producción de todos los fenómenos asociados normalmente con la mente, con esto quiero decir que al menos es posible imaginar soluciones basadas en hechos (procesos) biológicos. El texto de esa teoría y un resumen de la misma está en la web, y se puede buscar por su título: Teoría de la función cerebral, y por mi nombre que aparece arriba. Ahora bien como yo soy solo yo y nada más (un don nadie) no ha tenido demasiada difusión.

    Saludos

  8. Samu:

    Con el debido respeto a Sergio, no. Por eso mismo urge encontrar respuestas dentro de la psicología evolucionista.

  9. Solrac dice:

    Hay animales que superan perceptiva y sensorialmente al hombre, pero este último los supera en el razonamiento, que no es más que relacionar mas eficientemente las percepciones de cantidad y cualidad, y simbolizarlas. Cómo llegó allí?; trabajo para la neurociencia.

    Pero es el lenguaje, y la escritura como aumento memoria a largo plazo de ayuda externa lo que permite una evolución acelerada del conocimiento (con tradición oral, y contando con la sola memoria cerebral, todavía fuéramos indígenas, y no creo que existirían jamás los aceleradores de partículas).

    Personalmente pienso que la carrera armamentística es la responsable de esa evolución, primero del cerebro y luego del conocimiento. El ser humano no cuenta con ninguna otra ventaja física o biológica, y adaptativa, que supere a cualquier otro primate. Pero si el ser humano hubiera simplemente llegado a la cima de la cadena alimenticia y no se explotara a sí mismo como especie, quizá se hubiera ralentizado o detenido esa carrera armamentística y evolutiva; una ironía ética, porque toda esa tecnología es lo que pudiera ayudarle a sobrevivir al planeta.

  10. Samu dice:

    Siendo honestos, Santiago. Poco hueco de mejora queda dentro de la psicología evolucionista como tal. Es una opinión personal por supuesto, pero yo creo que eso de buscar la respuesta dentro de la psicología evolucionista…no sé yo. O nos conformamos con lo que ya más o menos tenemos o empezamos a tirar de Dioses o alienígenas.

  11. Sergio Aranda Klein,

    · “El hecho de que no se puedan dar argumentos convincentes que demuestren la existencia de algo lo único que demuestra es la improbabilidad de ese algo. ”

    NO necesariamente. Puede ser que ese algo se escape a los argumentos que se están utilizando para poder determinar desde ellos su existencia. Por ejemplo: que desde la mecánica clásica no se pueda argumentar porque hay partículas que tienen una propiedad cuántica que se llame spin no necesariamente significa que esa propiedad no exista en algunas partículas o sistemas de partículas, sino simplemente ocurre que la mecánica clásica es insuficiente para “esas cosas”.
    —-

    ·” ¿qué es la mente, dónde está, cómo opera, etc.?, no sabemos nada, entonces lo más lógico es suponer que no existe. ”

    La mente es el conjunto de procesos que llamamos mentales: dolor, miedo, percepción, sentir un ruido, ver un color, “darse de cuenta de”, sentir sueño, aborrecer, disfrutar la música, amar, tener creencias, sentimientos…uff vivimos en infinidad de procesos mentales, inexplicables desde la ontología propia de las ciencias, hoy por hoy. Sabemos que están correlacionados con la actividad cerebral, y acerca de cómo operan tenemos alguna que otra chapucilla en nuestro saber, desde la psicología y las neurociencias básicamente. Sabemos muy poco aún, cierto; pero sí sabemos lo suficiente como para no dudar que hay procesos cerebrales que están correlacionados con esos aspectos que llamamos mentales y que no tenemos que considerar inexistentes. Lo mental existe, sea como mero epifenómeno si quiere, ficción, mero fenómeno emergente colateral de lo cerebral… qué sé yo…pero existir existe. Ahora sí, si sólo existe lo que es expresable desde la ontología de las ciencias, tenemos un problema me temo, y es que creemos que existe, lo mental y con razón, y que no podemos hacer que “adquiera existencia” desde lo que usted cree que debe ser condición necesaria y exclusiva para existir, a saber, ser expresable desde la ontología propia de la ciencia. NO es de extrañar que arrincone, lo niegue y Santas Pascuas.

    Por otro lado decir que “lo más lógico es suponer que no existen” es decir algo que es muy mental, creo yo, o sea inexistente según usted.
    —–

    · “Las personas creen que debe existir ese algo llamado mente, del mismo como creen que dios tuvo que ser el creador de todas las cosas incomprensibles e inexplicables. ”

    Debería para ser coherente con su argumentación decir no que “Las personas creen” sino que lo cerebros “creen” y después establecer que significa que un “cerebro cree”, sin residuo alguno, de lo que típicamente consideramos como mental. En mi pueblo una persona que no tiene mente no es una persona, es un zombi.

    Por otro lado, cuando dice que los creyentes creen que Dios es el creador de la cosas incomprensibles e inexplicables, parece apelar a un dios tapa agujeros, pero el creyente no tiene por qué creer que Dios es la explicación de lo que no sabemos, sino que es creador de todo, lo sabido y no sabido, de lo explicado o no. Eso de usar a Dios para explicar lo que no explicamos o no podemos explicar aún, es hacer de Dios una especie de “teoría científica”, una actitud equivocada respecto a la concepción de Dios y lo que es peor, de la ciencia. Dicho de otro modo, la creencia en Dios no surge de la necesidad de tener un as bajo la manga para explicar lo que la ciencia no explica, eso es una memez.
    —–

    ·”La cuestión es donde buscar y la respuesta es simple, en los procesos biológicos, nada más.”

    Claro!!. Y eso es el problema filosófico que se está planteando, si la confianza en la explicación desde lo físico-biológico respecto a lo mental, es una confianza desmesurada e ingenua. Pero tiene razón, en el sentido de que si nuestras pretensiones son naturalizar, solo en lo “natural” (física y química) podemos poner la búsqueda. Del mismo modo que no vamos a buscar en las reglas del ajedrez cómo resolver una ecuación de segundo grado, habrá que buscarlo en la matemática; es de Perogrullo.
    —–
    ·”En fin, hay que ir donde están las respuestas y esto es la investigación biológica. La especulación filosófica ciertamente no va a resolver el problema y creo que ni siquiera ayuda. ”

    Interesante filosofía la suya.

    Un saludo.

  12. Solrac dice:

    He leído que las abejas saben comunicar a sus compañeras si una flor se encuentra cerca o lejos, y si el sol está quemando por la izquierda o derecha; pero difícilmente sepa como multiplicar esas flores, o medir y calcular que el sol volverá a salir cada cierta cantidad de tiempo.

  13. Santiago Sánchez-Migallón Jiménez ,

    “Por eso mismo urge encontrar respuestas dentro de la psicología evolucionista”.

    Pero todas la dificultades filosóficas que magnificamente ha expuesto en esta entrada, no sólo dicen que urge encontrar respuestas desde la psicologia evolutiva, sino que hablan también acerca de una inevitable incompletitud explicativa respecto a lo que usted llamo “el excedente de facultades cognitivas propio del ser humano.” Es decir, no sólo se trata de que no han podido dar explicación aún (por eso urge) , sino que tal vez esté fuera de su alcance explicativo (que requieren de algo fuera de su constituyente paradigmatico actual) que logre completar su aparente infranqueable insuficiencia explicativa actual, insuficiencia que magnificamente ha mostrado usted en su post.

    un saludo.

  14. Estimado Enric:

    Cuando se afirma que es la mente, por ejemplo, como hace usted al decir, “La mente es el conjunto de procesos que llamamos mentales: dolor, miedo, percepción, sentir un ruido, ver un color, “darse de cuenta de”, sentir sueño, aborrecer, disfrutar la música, amar, tener creencias, sentimientos…”, sin establecer algún tipo de relación causal de carácter orgánico que vincule esa variedad de fenómenos, más allá de simplemente atribuirselas recursivamente a la propia mente, entonces estamos frente a un problema que intenta definirse con el mismo concepto con que se designa, ejemplo, “la mente es el conjunto de procesos que llamamos mentales”. No veo ahí ningún argumento y ni siquiera, para decirlo derechamente, intento de argumento alguno.

    De todos modos, no estoy diciendo nada que otros no hayan dicho, es cierto que en la manera de decirlo hay matices y diferencias, pero básicamente como usted afirma sabemos muy poco.

    Usted cree que no hay que abandonar la idea o concepto de mente, yo le pregunto, que saca con mantener vivo un concepto que no explica, que tampoco define con algún grado de certeza, que puede referirse a multitud de fenómenos en diversos grados y relaciones. Ese concepto a mi modo de ver es un estorbo. Yo no desecho la fenomenología al contrario, es la base de mi razonamiento. Sin embargo otros pensadores que también la consideran igual han intentado encajar esa fenomenología (que representa los hechos) en las concepciones preconcebidas del concepto de mente. En otras palabras intentar acomodar la realidad a las creencias.

    Deshacerse del concepto de mente implica buscar en el funcionamiento orgánico los procesos reales causantes de los fenómenos que llamamos mentales, pero, partiendo desde el funcionamiento orgánico y siguiendo sus consecuencias al margen de las ideas preconcebidas. En definitiva, arriesgarse a buscar donde hay que buscar. Como por ejemplo, preguntarse porqué se forman las redes neuronales, que relación tienen con la experiencia sensorial, que efecto tienen sobre la conducta, que diferencia hay entre las neuronas que forman redes con las que no, que función sistémica cumplen esas redes, etc.

    Por último dos cosas: primero, lo que hace persona a las personas es el resultado de sus procesos cerebrales así que al hablar de personas lo hacemos respecto del conjunto de procesos sistémicos (incluidos los cerebrales) que los caracteriza.

    Segunda cuestión, dios sirve para cualquier cosa que les sirva a quienes creen en él. No seré yo que soy ateo el que determine para qué y cuantas cosas sirve dios.

    Saludos

  15. Enric:

    El problema está en: ¿cuál es la alternativa? Creo que hay que mantenerse dentro del paradigma evolutivo porque la explicación sobrenatural parece más pobre y problemática que la evolutiva. Y dentro del naturalismo no se me ocurre más explicación. La mente surgió de la evolución, eso me parece un hecho. Así que creo que nos falta entender mejor la evolución, es decir, profundizar más en el paradigma evolutivo.

  16. Sergio Aranda Klein,

    · “sin establecer algún tipo de relación causal de carácter orgánico que vincule esa variedad de fenómenos, más allá de simplemente atribuirselas recursivamente a la propia mente, entonces estamos frente a un problema que intenta definirse con el mismo concepto”

    Yo no digo eso. Digo que la mente es existente en tanto interpretamos con tal término un conjunto de procesos acerca de cómo se nos da, nos sabemos y sentimos acerca nuestro modo de estar en el mundo: sintiendo, teniendo creencias, amando, percibiendo, imaginando, elaborando teorías científicas, conceptualizando, hablando, haciendo matemáticas, jugando al ajedrez, leyendo poesía, soñando… y que está correlacionado y causado con lo orgánico (cerebro). No hay mente sin cerebro, eso es obvio, pero eso no significa que lo mental sea el cerebro, sino en todo caso algo que enigmáticamente existe como proceso orgánico cerebral que no es ni mero proceso orgánico ni meramente cerebral. Si usted quiere decir que es absurdo creer en la existencia de lo mental sin cerebro, y decir que lo “mental sin cerebro” no existe, estoy totalmente de acuerdo con usted (¿Hay alguien que crea lo contrario?).
    —–

    · “Usted cree que no hay que abandonar la idea o concepto de mente “

    Exactamente, eso es lo que quiero decir. Pero de mentes existentes en virtud de cerebros, y como hipostatización de “lo mental”. La mente es un modo de expresar conceptualmente el “conjunto de lo mental”. Es algo ontológicamente diferente a la ontología propia de cómo describimos lo físico-biológico, y es esa ontología diferente lo que lo hace que lo hagamos partícipe de ser de una “mente”.
    —–

    · “yo le pregunto, que saca con mantener vivo un concepto que no explica”

    ¿Cómo que no explica? Busco una explicación de por qué Juan llora. Y digo, porque está triste. Hago referencia a un proceso mental para entender un hecho físico, y no necesitamos más, no necesitamos saber qué pasa en el cerebro para saber porque Juan llora. Más aún, si eso biológico que pasa en el cerebro cuando Juan esta triste, no lo acompañamos de que “Juan estaba triste por eso pasaba eso biológico en su cerebro”, no perdemos lo fundamental de la explicación. Si lo mental no explicamos. La ciencia es también un modo de explicación “mental”.
    —–

    ·“Ese concepto a mi modo de ver es un estorbo”

    Niego que se pueda eliminar la concepción de lo mental, lo cual no es equivalente a que esté afirmando que hay algo así como una mente. Lo que digo es que no es lo mismo decir que hay procesos cerebrales que ocasionan o se correlacionan con lo mental, que decir que lo mental no existe. Repito, que lo mental no se categorice bajo el concepto de algo que sustantivizamos como “la mente”, lo acepto sin reparo alguno. Precisamente por eso intentaba definir la mente como el conjunto de procesos mentales (y que ejemplificaba diversificadamente para evitar eso que usted calificaba de definición recursiva), para evitar la sustantivación de lo mental bajo la categorización de “la mente”.

    · “Yo no desecho la fenomenología al contrario, es la base de mi razonamiento.”

    Usted desecha lo fenomenológico, y tanto que lo hace, al calificarlo de inexistente. Lo fenomenológico no es biológico, y usted dijo aceptar sólo lo biológico como existente. Yo lo que creo que no da mucho juego es la fenomenología, la ciencia fenomenológica a lo Husserl, por ejemplo. Pero la fenomenología no es necesaria para afirmar que existe lo fenomenológico, o lo mental. Precisamente por ser fenomenológico es imposible que sea meramente biológico. En todo caso estará ocasionado desde lo biológico, pero ¿Qué es eso que se ocasiona desde lo biológico y que calificamos de fenomenológico?
    —–

    ·“En otras palabras intentar acomodar la realidad a las creencias.”

    Usted también tiene una creencia, y es que los procesos mentales (no la mente) son exclusivamente procesos reductibles a la ontología de las ciencias actuales. Cree que los procesos mentales solo hay que buscarlos en lo biológico, y acomoda también la realidad a esa creencia. Yo señalo la casilla, no sé no contesto. Eso sí, lo que sí digo afirmar, y con rotundidad, es que lo mental existe.
    —–

    · “Deshacerse del concepto de mente implica buscar en el funcionamiento orgánico los procesos reales causantes de los fenómenos que llamamos mentales”

    Si utiliza el concepto de mente como una especie de concepto explicativo, o sustantivación enigmática de lo mental, o una fantasmagórica entidad que causa lo mental, estoy totalmente de acuerdo con usted. Pero si está interpretando la mente como el conjunto diverso de procesos que calificamos de mentales, no.
    —–

    · “Lo que hace persona a las personas es el resultado de sus procesos cerebrales así que al hablar de personas lo hacemos respecto del conjunto de procesos sistémicos (incluidos los cerebrales) que los caracteriza.”

    Pero el asunto es si entre esos procesos sistémicos está lo mental o no está. Si existe lo mental o no, dentro de ese sistematismo. Si usted afirma que no, que no hay nada mental en esos procesos sistémicos, entonces creo que usted confunde, como le dije, una persona con un Zombi, un QUE con un QUIÉN.
    —–

    · “Segunda cuestión, dios sirve para cualquier cosa que les sirva a quienes creen en él. No seré yo que soy ateo el que determine para qué y cuantas cosas sirve dios.”

    Pues entonces disculpe y olvídese del comentario que hice sobre el que usted hizo: “Las personas creen que debe existir ese algo llamado mente, del mismo como creen que dios tuvo que ser el creador de todas las cosas incomprensibles e inexplicables.” Está de más.

    Saludos

  17. Estimado Enric:

    No soy militante de ninguna causa, si tu crees que el concepto de mente está bien y es suficiente, pues OK.

    Los argumentos de mi trabajo están en el texto mismo, y bastante trabajo me dio encontrarlos y exponerlos, aun así no resulta nada simple explicarlo, justamente por eso está escrito.

    Allí está todo lo que tengo que decir.

    Saludos

  18. Santiago,

    “¿cuál es la alternativa? Creo que hay que mantenerse dentro del paradigma evolutivo porque la explicación sobrenatural parece más pobre y problemática que la evolutiva.”

    En eso estoy de acuerdo, más aún, una explicación sobrenatural no sé yo si se puede calificar de tener “conocimiento de como”.

    Pero al margen de eso, las dificultades que exponia usted en la entrada respecto a la epistemologia evolucionista vislumbran otra cosa , creo yo, a saber: que el paradigma evolutivo nos está mostrando que o bien estamos abocados al escepticismo acerca de poder establecer algo acerca de la “verdad” de lo que hay, o bien que el paradigma evolutivo es insuficiente para entender como es que estamos capacitados para saber acerca de “la verdad de lo que hay”.

    Y como la ciencia es una muestra de que sí estamos capacitados para conocer algo de esa verdad, al menos eso creo yo, el paradigma evolutivo es incompleto acerca de como es que tenemos las capacidades cognitivas que tenemo. Por eso, creo yo, debemos, no sólo profundizar tal paradigma, sino buscar nuevos paradigmas, en particular: paradigmas acerca de como se relaciona la inteligencia humana con “la inteligibilidad” del mundo, más allá de lo meramente establecido por la teoria evolutiva. Que relación hay entre un mundo donde aparece la inteligencia y un mundo que es posible interpretarlo como teniendo inteligibilidad, orden, razones, estructura, modos propios y determinados de ser y no mero caos desde esa inteligencia.

    un saludo.

  19. Sergio Aranda Klein,

    “Allí está todo lo que tengo que decir.”

    No sabía que sólo venía a hablar de su libro. Disculpe.
    Intentaré leerlo, aunque estoy muy viejo ya para tanto libro.

    un saludo

  20. Estimado Enric

    Una vez más, estimado, no, de hecho solo he mencionado el texto de la manera más escueta y prudente posible, el caso es que sí habla del tema, y por supuesto nadie está obligado a leerlo, y si lo hace es porque le da la gana. Solamente he dicho que ahí está, eso es todo.

    Saludos

    PD: yo más que viejo estoy cansado para explicar todo el razonamiento desde el principio, lo cual tomaría demasiado tiempo.

  21. wachovsky dice:

    Como enel emergente mente nos perdemos mejor vayamos al neocórtex y cerebro

    https://kodesubstanz.wordpress.com/2015/12/31/el-cerebro-a-escalas-macroscopica-microscopica-submicroscopica-cuantica-a-esa-no-llegamos/

    https://kodesubstanz.wordpress.com/2015/05/31/ex-machina-de-alex-garland/

    Perdón si me excedo en enlaces pero es para ya no clausurar el debate que insisto.

  22. Samu dice:

    Enric:

    Dice usted: “Por eso, creo yo, debemos, no sólo profundizar tal paradigma, sino buscar nuevos paradigmas”

    ¿Tiene alguna propuesta concreta al respecto?

    Un saludo.

  23. Masgüel dice:

    “parece mucha causalidad que, prácticamente, todas nuestras capacidades cognitivas sean muchísimo más avanzadas que lo necesario para sobrevivir y reproducirse: demasiado léxico, demasiada gramática, demasiado cálculo, demasiada imaginación, demasiada cultura…”

    Conviene recordar que la evolución cultural es lamarckiana. Eso hace especialmente relevante la distinción entre causas últimas y causas próximas. La difusión y mejora de los usos culturales no necesita la supervivencia y reproducción de los individuos. Las causas próximas obedecen su propia lógica y es distinta para cada ámbito. Desde el punto de vista de la evolución biológica, el diseño de un barco es mejor que otro porque cuando sale a la mar, trae de vuelta a sus tripulantes. Los ahogados ya no tienen más hijos. Pero la causa próxima es la flotabilidad o maniobrabilidad del barco, y eso poco tiene que ver con el hambre que tengan los tripulantes o lo que añoren a su mujer.
    Aplica el cuento a todo lo demás. Otras especies manejan símbolos. El sustrato biológico que lo permite probablemente sea muy parecido al nuestro. Pero para ser competente en los juegos simbólicos que resultan de unas pocas decenas de miles de años de evolución cultural acelerada, hace falta kilo y medio de ese sustrato y décadas de imitación y aprendizaje.

    “Ingeniería inversa, historia biológica y adelante.”

    Cambia ese ambíguo “adelante” por “historia de la cultura” y las piezas encajan. Pero claro, eso supone salirnos del ámbito de la psicología evolucionista y nos mete de lleno en una antropología cultural particularista.

  24. Masgüel dice:

    En otras palabras, casi todas nuestras herramientas cognitivas son culturales. Así es como lo expresa Daniel Dennett y es lo que explica el efecto Flynn.

  25. Yack dice:

    Una posible explicación al exceso de competencias intelectuales podría ser esta:

    La especie homo sapiens apostó por el desarrollo de una inteligencia versátil y flexible, distributiva (social) y acumulativa (cultural). Y eso, tal vez por un cambio en el entorno, nos condujo hacia el borde de la extinción, del que sólo nuestra especie de entre los homos consiguió escapar.

    Durante este proceso extremo, nuestro cerebro se rediseñó a partir de dos conceptos nuevos: compartir conocimientos simbólicos a través del lenguaje y conservar y enriquecer esos conocimientos por tiempo indefinido en una suerte de cerebro virtual colectivo (cultura).

    En la época en que se desarrollaron estas nuevas estrategias, las comunidades humanas eran muy pequeñas y fragmentadas y los conocimientos acumulados escasos. Para compensar esas limitaciones, hubo de potenciarse las habilidades intelectuales (imaginación, identificación de patrones, lenguaje, flexibilidad sináptica, etc.).

    Con el paso del tiempo esas dos estrategias se vieron ilimitadamente recompensadas por el incremento continuo de la población y la acumulación de conocimientos, lo que permitió la expansión y perfeccionamiento de los contenidos de ese gran cerebro colectivo a los niveles actuales. Y ahora sobrevaloramos la inteligencia individual olvidando que sólo es una parte emanada de la inteligencia colectiva en el mismo sentido que un ordenador sólo es un soporte flexible en el que puede anidar un programa inteligente.

    De alguna manera, somos capaces de interaccionar con ese cerebro colectivo a niveles muy superiores a los que suponemos, obteniendo de él no solo ideas o datos, sino métodos de pensamiento refinado que sólo son posibles con la concurrencia de la extraordinaria flexibilidad neuronal propia de nuestra especie. ¿Podría un hombre idear el cálculo diferencial sin haber tenido acceso e interiorizado previamente el método de pensamiento paso a paso acumulado en la cultura por miles de antepasados geniales?

    En cuanto a la utilidad de las teorías falsas, como la religión, hay que partir de la base de que no existe, ni existirá un mecanismo neuronal que pueda determinar si una teoría es o no correcta, cuando está no puede someterse fácilmente a comprobación (los cuerpos sólidos caen hacia abajo, por ejemplo).

    Esa función solo puede ejercerla la ciencia que es, a su vez, una acumulación gigantesca de procedimientos y conceptos refinados a lo largo de cientos de miles de años por cientos de millones de individuos interaccionando entre sí.

    La religión, como tantas otras teorías erróneas, es solo un intento de comprender la realidad, como es el caso del resto de conocimientos que poseemos. Si, como ocurre con los elementos físicos de nuestro organismo, pueden, por casualidad, volverse útiles para otras funciones, se perpetuarán si se manifiestan adaptativas, con independencia de si son o no falsas.

    En nuestra cultura persiste lo que es cierto (porque es útil) y lo que es falso pero por alguna razón se ha vuelto útil (por ejemplo, que hay un ser superior que nos vigila para que seamos razonablemente altruistas).

    Saludos.

  26. wachovsky dice:

    La ciencia tiene 400 años frente al eon fanerozoico de unos 542.000.000 años, la presciencia no llega a los 4000 años ni por lejos, la comunidad humana cada tanto desbarranca todo su nacervo para comenzar de nuevo ignorando que puede volver a perder lo todo; sí es cierto que nuestro cerebro es todo un gran desarrollo plastiforme neuronal, flexible en lenguajes naturales y hacedor del software en algebras que echan a andar estas máquinas que usamos, pero cual es la utilidad de un vigía panoptico del tipo camarita IP cósmica que nos espía noche y día a traves de eones, sería introyectarnos el miedo para que la comunidad de homini lupus funcione? Creo que nunca será útil y siempre fracasara toda mentira que evite llevarnos a la mutua destrucción asegurada en la que estamos hoy como nunca. La religión por falsa solo sirve para opiar a los del rebaño de idiotas, robots, creyentes en algo como el sentido de la supervivencia y otros bárbaros pobres y sin esperanza fidedigna en haber pasado vanamente por la Tierra dentro de estos vanos 542.000.000 años.

  27. pharmakoi dice:

    Puede ser que todas esas facultades conforman la comunicación humana, es así como transmitimos nuestros saberes y querencias. Dicho con otras palabras, la evolución no podría haber seguido otro camino en el ser humano. Y no es menos humano el que habla de fantasías que el que habla de aceleradores de partículas (o el que simplemente no habla).

  28. Deletreador implacable dice:

    ¿Es posible que la inteligencia humana sea fruto de la selección sexual? ¿Si fuera así quedaría explicado el “excedente” de inteligencia del que habla el artículo?

    Creo recordar que leí en algún sitio esta explicación (selección sexual) como una hipótesis para explicar la evolución de la inteligencia en la especia humana, pero no recuerdo dónde.

    ¿Alguien con más conocimientos sobre el tema que yo podría comentar algo sobre esto? (Si os parece una hipótesis plausible y si además proporcionaría una explicación satisfactoria para la cuestión de que tenemos mucha más inteligencia de la estrictamente necesaria para sobrevivir)

  29. readhead dice:

    Se me ha ocurrido una teoría: el último fin de la evolución es la consciencia. Y el punto más elevado de la consciencia, que será cósmica, se llamará punto omega, ¿qué os parece?

  30. readhead,

    · “Se me ha ocurrido una teoría: el último fin de la evolución es la consciencia. Y el punto más elevado de la consciencia, que será cósmica, se llamará punto omega, ¿qué os parece?”

    Desde argumentaciones metafísicas o teológicas se puede tal vez decir cosas como esas, pero eso no sería el fin de la evolución en sí misma, sino el fin de la evolución en tanto pensada “fuera” de sí misma.
    Desde la “inmanencia” de la ciencia, por si sola, no veo forma de como establecer finalidades que van a escapar siempre a su modo de dar cuenta de como se explica algo cientificamente. A mí me parece que la teleologia siempre va a ser un modo de explicación metafísico, o un modo propio de nuestro modo intencional de estar en el mundo, y por tanto ajeno a la teoría científica de la evolución en sí misma. Si alguien consigue “naturalizar” la “explicación finalista”, lo único que va a hacer, creo yo, es mostrarnos como aquello que PARECE sometido a explicación finalista, en el fondo ( y precisamente por eso se ha naturalizado) no lo es. Si alguien cree que el único modo de explicar el mundo es el científico, me parece quedebe asumir que toda teleologia es pseudoteologia, aparente teleologia, pero no “verdadera” teleologia.

    Por ejemplo, decir que el fin último de la evolución es la conciencia, o el hombre, o la aparición de seres que adoren a Dios, es tan valido a “PROPOSITO” DE LA EVOLUCIÓN EN SÍ MISMA, como decir que el fin último de la evolución es la existencia de seres capaces de fumar porros o relacionarse sexualmente en orgías, o de provocar abortos, o la aparicion de jamon de jabugo, o de smartphones, …

    un saludo.

  31. wachovsky dice:

    pero la evolucion no tiene telos o finalidad porque es indemostrable, como es incomprobable que colonias de protoctistas terminen conformando un engendro organismo pluricelular hace 1200 millones de años o ahora mismo en la piscina de la casa que mi amigo tiene en su jardín; la evolución para abortar a todos los niños que van a nacer, y a eso si lo podríamos llamar propósito del campo marxista antihumanista funcionalista e instrumentalista de la Sociedad Racional de la Eutanasia y el dios Ford-Freud in a Brave New World con capital metropolitana mundi en Londres (patrocinador oficial de la evolución y progresos en IA).

  32. Alvaro dice:

    Maravilloso blog, recién descubiertp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s