Plantean-nueva-teoria-del-origen-del-Universo-no-fue-el-Big-Bang

Uno de los temas más densa, a la par que infructuosamente, tratados por la tradición filosófica occidental ha sido el de la posibilidad de la nada. Si Leibniz establecía como pregunta fundamental de la metafísica “¿Por qué existe algo en vez de nada?”, parecía primordial definir de algún modo qué significa que algo sea una nada. Para Parménides, el primer metafísico de Occidente, la nada era un contrasentido lógico ya que decir que existía ya era sostener que era algo y, precisamente, la nada se define por no ser nada. Así, la nada era algo en lo que ni siquiera cabía pensar puesto que no podía tener existencia ni siquiera como un objeto mental. La nada era imposible.

Aristóteles, con su sensatez y cordura habituales, siguió a Parménides y expulsó la nada de su física. No existe, todo está lleno de ser. Incluso los aparentemente vacíos espacios interplanetarios estaban llenos de una sustancia divina denominada éter. Todo estaba saturado de ser, sin el más mínimo espacio para la no existencia. Filósofos y científicos siempre han sufrido de horror vacui. Incluso cuando Torricelli produjo por primera vez vacío de forma experimental, se podía seguir argumentando a favor de la no existencia de la nada ¿Cómo?

Si dado un espacio cualquiera quitamos todos los objetos que lo pueblan, incluso el aire, tal y como hizo Torricelli, ¿no estamos ya ante puro y genuino vacío, es decir, ante la nada? No, porque queda el espacio, queda un continente tridimensional donde flotan las cosas. Y de eso no podemos prescindir porque, pensaban todos los físicos de la Edad Moderna, este espacio es inmutable… No hay forma de interactuar con él. Pero es más, no solo no podíamos hacer nada a nivel ontológico sino que tampoco lo podíamos hacer a nivel mental. Para Kant, el espacio era una condición de posibilidad de la percepción de cualquier objeto físico. Sin espacio no podemos imaginar siquiera un objeto en nuestra mente. Intente el lector pensar en una pelota de fútbol sin las categorías de altura, longitud y volumen… absolutamente imposible.

Pero todo cambió con la Relatividad de Einstein. Ahora el espacio era algo que se podía modificar, se estiraba y se contraía como el chicle. El espacio ya no es sencillamente un contenedor, un vacío abstracto en el que está todo, sino que cobra una nueva entidad ontológica: parece ser algo, ya es menos una nada. Edwin Hubble nos dio además un nuevo e importante dato: el universo se expande, es decir, el espacio se hace cada vez más y más grande. Para entender esto todo el mundo recurre a la idea de un globo que se infla, siendo nuestro universo solamente su superficie. Pero aquí se empieza a complicar nuestra comprensión intuitiva de las cosas. Esta metáfora tiene la virtud de mostrarnos visualmente como todos los objetos se alejan a la vez de todos los demás, es decir, lo que realmente significa la expansión del espacio en todas direcciones. Si en el globo dibujamos puntos simulando ser estrellas, al inflarlo todos los puntos crecerán a la vez que se irán alejando de todos los demás puntos. Sin embargo, la limitación de la metáfora está en ver que, realmente, la superficie del globo no puede ser todo lo que existe: hay un interior y un exterior del globo. Nuestro universo globo se estaría expandiendo en un espacio, no sería todo el espacio.

Es por eso que, igualmente, falla la metáfora del Big Bang entendida como una gran explosión. Cuando decimos que, al principio, todo el universo estaba comprimido en una diminuta singularidad, ya estamos fallando en algo pues, ¿qué había fuera de esa singularidad? Nada, podría responderse, ya que todo lo existente se encontraba allí. Pero entonces, ¿qué sentido tiene decir que el universo se expandió? ¿Hacia dónde lo hizo si no había más a donde ir? Todo el mundo suele visualizar en su mente un pequeño punto que, a gran velocidad, va aumentando su radio pero… si queremos aumentar cualquier longitud necesitamos un espacio en el que alargarla… ¿No es entonces un sinsentido hablar de expansión del universo?

El cosmólogo ruso Alexander Vilenkin intentó definir la nada como un espacio-tiempo esférico cerrado de radio cero, cayendo en este mismo problema: si esa nada se transforma en algo y, por lo tanto, aumenta su radio, ¿ese radio se expande hacia dónde? Kant veía estos problemas irresolubles y quizá lo sean. Dentro de la historia de la filosofía y de la ciencia, no he visto otros temas donde las respuestas hayan sido más escasas y precarias.

Pensemos de otra manera. Un universo esférico como el globo de Hubble tiene una propiedad muy interesante. Su superficie es ilimitada pero finita, al igual que la de una cinta de Moebius. Tú puedes estar dando vueltas y vueltas a un globo que jamás encontraras nada que pare tus pasos, ninguna frontera ni muro que ponga un límite a tu trayectoria. Sin embargo su superficie es finita, es decir, que podemos calcularla y nos dará un número finito normal y corriente (4πr²). En la visión de Vilenkin, y de muchos otros, está la idea de que nuestro universo puede ser algo así: finito (con una longitud y una cantidad de materia y energía finita) pero ilimitado (no hay un muro detrás del cual esté la nada). Tiene sentido pero nos encontramos con que es difícil (más bien imposible) extrapolar la metáfora del globo de Hubble a un mundo tridimensional ¿Cómo podemos imaginar un espacio con altura, longitud y volumen que sea finito pero ilimitado? Yo no encuentro el modo.

Por otro lado la infinitud del universo, la alternativa a la nada, también parece compleja. El mismo Kant pensó que si el pasado era temporalmente infinito nunca podríamos llegar al día de hoy, ya que para que éste llegara deberían pasar infinitos días. Según Holt nos cuenta, Wittgenstein argumentaba igual con un divertido chiste: Nos encontramos a un tipo que recita en voz alta: “9… 5… 1… 4… 1… 3… ¡Fin!” ¿Fin de qué?, le preguntamos. “Bueno – dice aliviado -, he enumerado todos los dígitos de π desde la eternidad hacia atrás, y he llegado al final”.

Ni contigo ni sin ti. Mal concepto éste de la nada.

 152-moebius-klein-formas-simbolicas-universo-digital_2_723951

comentarios
  1. Creo que hay varios malentendidos en este texto.
    P.ej., pensar sobre “la nada” no implica pensar qué quiere decir que “algo sea nada”. La alternativa a que haya algo es que no haya nada, no que haya algo que sea nada, o que sea la nada.
    P.ej., podemos tener dificultades para imaginar un espacio tridimensional finito pero ilimitado, pero ese es problema de nuestra imaginación; la descripción matemática de ese espacio es perfectamente coherente, y por lo tanto, concebible.

  2. Samu dice:

    Muy buen artículo, Santiago. Realmente es un asunto que da mucho que pensar.

    Un saludo!!

  3. Felicidades, Santiago, extraordinario tema este, que me tiene personalmente intensamente intrigada hace años🙂
    “¿qué sentido tiene decir que el universo se expandió? ¿Hacia dónde lo hizo si no había más a donde ir?”
    No sé si has leído La Historia Interminable (imagino que sí) donde la Nada amenaza con “comerse” al país de Fantasía. A mí me dejó una huella tan indeleble que la mantengo en la memoria.
    Tras leer variada documentación sobre “Why is there something instead of nothing” lo único que me queda como indudable (o casi) es que algo tiene que haber por el hecho de que estemos aquí preguntándonoslo.
    Es la Nada algo experimentable? de momento lo pongo en duda aunque sigo preguntándome sobre ello. Te felicito de nuevo, un abrazo!

  4. Samu dice:

    Sobre las cuestiones del tipo “¿qué sentido tiene decir que el universo se expandió? ¿Hacia dónde lo hizo si no había más a donde ir?”, hay que decir que la física moderna se aventura a defender la existencia del multiverso; el cual sería precisamente el sustento de nuestro mundo (y de otros muchos). Es decir; que la expansión tiene sentido desde el momento en que se acepta que dicha expansión acontece DENTRO Y DESDE una sustancia (quizás eterna e infinita) que trasciende a nuestro mundo, a la cual se la llama por convención el Multiverso.

    Para todo aquel que quiera profundizar más en este tema, recomiendo el fenomenal libro del físico Brian Greene: “La realidad oculta” (la obra fue nominada al premio Aventis en el año 2012).

    Un saludo!!

  5. Hombre Samuel, ya que le veo por aquí y hablando de la nada…

    Podemos usar a su “idolatrado” Mainländer, y dar cierta referencia ontológica a la nada: ¡Es el tránsito de una esencia y absoluta divinidad que eligió suicidarse!

    Mainländer obviamente no explicita, aunque sí se hace un lio con el budismo al intentar hacerlo, acerca de qué demonios debería ser esa esencia divina que eligió suicidarse, ¿existía la posibilidad de nada en ese pre-cosmos absoluto? ¿En qué sentido fue buscada? ¿La nada es redención divina?… uff que preguntillas ¿no?
    Sea como sea, es un modo de refrendar que es la nada muy peculiar este de Mainländer, dios crea la nada al suicidarse. Je je je, que genial es este hombre apodado Mainländer.

    Pero digámoslo un poco más “termodinámicamente”:

    La creación de la entropía es el camino que crea la posibilidad de la nada (que no es) desde una ontología termodinámica (que sí es). Al parecer un homogéneo absoluto (que sí es) rompe “las paredes” del sistema cerrado en que se hallaba contenido y en el cual la entropía no podía aumentar. Dicho en cristiano: ¡El universo no viene de la nada, sino que va hacia la nada! ¡El universo crea la nada como tránsito de dios en su suicidio! ¡La nada es el fin del universo!, que es la herencia en la que estamos y de la que formamos parte, la del dios-suicida y libre que eligió esa nada, que eligió el no-ser. Todo lo existente no es sino multiplicidades heredadas de un absoluto que quiso transitar hacia la nada como vía hacía al suicidio. Por eso la nada está anidando en todo lo que pensemos y digamos de nuestro universo, es nuestro inevitable camino de verdad y vida.

    Y los pajaritos cantan y la nubes se levantan, que sí, que no, que llueva a chaparrón…

    Un saludo.

  6. Samu dice:

    Hola amigo, Enric.

    Me parece bien que se pitorree de la metafísica de Mainländer (que por cierto ha explicado usted bastante bien), pero me imagino que entenderá que pese a su reticencia frente a ella, es mil veces más creíble que, por ejemplo; el “Génesis” de las religiones abrahámicas, que ni tomadas como metáforas hay por dónde cogerlas😉.

    En fin, que puestos a creer en algo, al menos intentemos molestarnos en buscar alternativas que sean congruentes con el mundo que nos rodea (y no con nuestros deseos personales subjetivos), y en este sentido, la propuesta de
    Mainländer es consistente (y mucho) con la realidad termodinámica…que ya es algo.

    Un saludo!!

  7. wachovsky dice:

    La nada es un constructo, como el software vinario digital de unos y ceros es un constructo, cualquier pregeometria en una singularidad es un constructo, pero lo peor pasa por cuando nuestras vidas deciden discurrir su tiempo y cerebro dentro del universo en la nada de nada saber, poco pensar y algo entender. La nada es solo otro constructo, no existe realmente, pues tenemos algo para poder pensarla y luego no entender que sería esa nada.

  8. wachovsky dice:

    Según Hilbert-Einstein el tiempo es finito y el espacio previo preexistente donde se desparrama el espaciotiempo que se crea en este universo es infinito. Esta en sus ecuaciones de relatividad general, forma del universo y constante cosmológica, luego existe también una constante de Hubble para la expansión y su velocidad. La nada no existe, otro problema es que no sépanos cual es la substancia subyacente de todo lo que forma algo: energía, calor y gradiente térmico, gravedad, espacio, tiempo. No logramos ir más allá de nuestros constructos mentales, llámanosles cuerdas y en la escala de Planck.

  9. Pablo dice:

    Casualmente, acabo de leer hace 20 minutos un artículo de Martin Gardner sobre “Nada”.
    Es fresco y muy bien escrito. El último párrafo es memorable…

    Aparece en un libro recopilatorio de artículos suyos publicados en Scientific American titulado “Mathematical Magic Show”.

    Creo que hay traducción al castellano en Alianza Editorial (o había).

    Dejo el enlace en inglés. Es el primer artículo, “Nothing”:

    https://bobson.ludost.net/copycrime/mgardner/gardner07.pdf

  10. wachovsky dice:

    Y tenemos casi mil páginas de Sartre sobre El Ser y la Nada. Otro problema constructo de los existencialistas, que por supuesto como ellos no sabemos porque existimos y porque los entre tienen existencia.

  11. wachovsky dice:

    Y porque los entes tienen existentia

  12. sirnewton3813 dice:

    El concepto de nada absoluta creo hay que tomarlo desde la postura en que se entiende que puede haber ausencia de algo,(no hay azúcar), eso nos lleva a elaborar la pregunta de ¿ es posible la ausencia de TODO?.
    Ya que nos damos cuenta de que cuando hay algo, quintándolo, deja de haberlo, esa idea se ha generalizado a la nada absoluta.

    Yo creo que la oposición todo-nada no es exacto, más bien diría que el todo hay que mirarlo como multiplicidad, así pues el opuesto del todo sería la unidad.
    Es decir el todo se entiende desde la unidad y la unidad se entiende desde el todo.

    Sería trascender ese opuesto lo que nos llevaría a la nada absoluta, pero ya que no se puede trascender tampoco se puede indicar su existencia o no-existencia, así pues la nada absoluta es un sinsentido.

    Lo que dice Ana de lo de la nada aniquilando el país de la fantasía, me recuerda al génesis cuando Dios expulsó Adan y Eva del paraíso, es decir en un niño representa una caída tremenda a la realidad, osea desde un punto de vista psicológico a la pérdida de la inocencia.

  13. Jesus Zamora,

    “pensar sobre “la nada” no implica pensar qué quiere decir que “algo sea nada”. La alternativa a que haya algo es que no haya nada, no que haya algo que sea nada, o que sea la nada.”

    ·Lo parodójico de la nada (en su sentido metafísico, del cual bien supongo que le “da alergia”) es que la nada es precisamente no siendo.

    ·¿Qué sentido tiene el conjunto vacio de matemáticas para usted?¿No es un algo que no es nada?

    un saludo.

  14. sirnewton3813,

    * “Ya que nos damos cuenta de que cuando hay algo, quintándolo, deja de haberlo, esa idea se ha generalizado a la nada absoluta.”

    Que la cosas sean caducas, dejen de ser y de estar, es precisamente donde encontramos DENTRO del ser mismo su nihiización. Más que una generalización es una constatación de que el cambio necesita la nada para dar cuenta de su explicación. En el mismo ser de las cosas encontramos su posibilidad de no ser, y es ese ser como teniendo su no-ser en el mismo el que nos lleva al problema filosófico de la nada. Es el problema filosófico de los griegos por excelencia: el del cambio, el del movimiento.

    * “Yo creo que la oposición todo-nada no es exacto, más bien diría que el todo hay que mirarlo como multiplicidad”

    Pero el problema es como dar cuenta de la multiplicidad sin el concurso de la nada. En matemáticas el cero no tenía sentido, todo empezaba por el 1, la unidad, sin embargo el cero es fundamental para construir la matemática. ¿Como es que necesitamos simboizar la nada? . Decía Lao Tsé “El ser es lo práctico,la nada es lo útil”:

    “Treinta radios convergen en el cubo de una rueda,
    mas en su nada radica la utilidad del carro.
    Se labra el barro para hacer vasijas,
    mas en su nada radica la utilidad de la vasija.
    Se horadan puertas y ventanas para hacer un aposento
    mas en su nada radica la utilidad del aposento.
    El ser es lo práctico,
    la nada es lo útil”.

    -Lao Tsé, Tao Te King, capítulo 11

    También me gusta este:

    La Luz de las Estrellas le preguntó al No-Ser:
    “Maestro, ¿es usted’ ¿O no es usted?
    Como no recibió ninguna clase de respuestas, la Luz de las Estrellas se dispuso a observar al No-Ser. Esperó a ver si aparecía el No-Ser.
    Mantuvo su mirada fija en el profundo vacío, con la esperanza de echar una mirada al No-Ser.
    Todo el día estuvo a la expectativa, y no
    vio nada. Escuchó, pero no oyó nada. Se extendió
    para tocar, y no agarró nada.
    Entonces, la Luz de las Estrellas exclamó al
    fin: “¡ESTO es!
    ¡Es lo más distante que hay! ¿Quién podría alcanzarlo?
    Puedo comprender la ausencia del Ser,
    pero ¿quién puede comprender la ausencia de
    la Nada?
    Si ahora, encima de todo, el No-Ser Es,
    ¿quién puede comprenderlo?”

    un saludo.

  15. Samu,

    * “Me parece bien que se pitorree de la metafísica de Mainländer”

    Alguien que se suicida a los 35 años para llegar antes a la nada, después de publicar un libro que habla sobre la nada, ha perdido dos años de su vida… a los 33 años es mejor edad para inmolarse buscando redención en la nada.

    * “es mil veces más creíble que, por ejemplo; el “Génesis” de las religiones abrahámicas”

    Ya veo que compara la metafísica de Mainländer con un mito religioso, me parece acertada la comparación.

    un saludo.

  16. LA NADA ES LA CONDICIÓN SINE QUA NON PARA QUE EXISTA ALGO.
    Ni más ni menos.

  17. wachovsky dice:

    Pues Mainlander no aguantó tanto y se mató a los 34, cansado de desear la nada y por su nihilismo y falta de sentido y propósito (como le pasaría a Cioran que eligió la vida y lupanares, como nos pasa a todos antes de inventarios un motivo todos para seguir, degustar, viajar, aprender, etc) acometió suicidio, confundiendo su pulsión destructiva por destruirse con la pulsión autoconsciente del universo (chorradas de su imaginación sobre leyes de la termodinámica, el calor y los cuerpos que no logró entender y otro que entendió mejor el asunto también se suicidó por su pesimismo radical y se llamaba Boltzmann). El asunto es que no había prisa por llegar a ser nada, sus átomos ahora dispersos e inconexos siguen estando t viajando en este universo en expansión, y una amarga medicina podría venir de una replicadora 6D que le ponga casa elemento constitutivo en su lugar, ergo lo resurrecten solo para seguir afirmando que el cosmos es como él y se quiera seguir eliminando, esta vez con una ingrata grande de drogas sintéticas de diseño. Sus pedacitos, que son algo distinto de la nada y paz que busca para su encefaloconsciencia, seguirán existiendo por 10 a la 31 años y se presume que aún más dado que muy poco sabemos de las partículas elementales de las que estamos hechos. Pueden matarse tranquilos que nada por ello cambiará aunque al sujeto ahora desligado de la vida eso le parezca en su nada eterna.

  18. wachovsky dice:

    una ingesta grande de drogas sintéticas de diseño

  19. Sirnewton3813 dice:

    Enric:

    «Más que una generalización es una constatación de que el cambio necesita la nada para dar cuenta de su explicación. »

    De alguna forma le das propiedades a la nada.
    Una nada absoluta con propiedades o con algun potencial de.., supone que la nada absoluta es algo, y eso ya entra en contradiccion.
    Dotar a la nada de una dinámica de fluidez o de cambio es dar mucha esencia a la nada.

    Lo que se puede hacer es decir que el VACIO total puede tener ciertas propiedades, eso si, vacio total pero no nada absoluta, aunque de todas formas creo que el vacio total tampoco es posible desde el punto de vista de la.física actual.

  20. sirnewton,

    • “De alguna forma le das propiedades a la nada.”

    No, no. Se las doy al cambio.

    • “Una nada absoluta con propiedades o con algun potencial de.., supone que la nada absoluta es algo, y eso ya entra en contradiccion.”

    ¿¿??. ¿Dónde dijo yo eso?. La nada absoluta me parece un concepto metafísico cuyo origen es teológico. Creo que entra en la metafísica en función del Dios cristiano, de la razón griega en relación a un mundo creado desde la nada por un Dios. Creo que esa perspectiva teologica ha sido funcionalmente muy fructifira para la ciencia moderna, como horizonte metafísico que se cuestiona la realidad como contrpuesta a su no posibilidad, a su posibilidad como realidad dada desde Dios… Pero yo no dije nada de eso en referencia a la nada, la intenté situar en el horizonte griego de la pregunta por el cambio.

    • “Dotar a la nada de una dinámica de fluidez o de cambio es dar mucha esencia a la nada.”

    La fluidez, la dinámica, el devenir, la posibilidad de cambio, la temporalidad… se la doy a la realidad, no a la nada. La nada es en tanto que no es.

    • “Lo que se puede hacer es decir que el VACIO”

    El vacio, concepto muy de los atomistas por cierto, no hay que equipararlo con la nada en sentido metafísico. Ni el vacio cuántico tampoco.
    Nota: yo acerca de la nada y tal, tengo poca opinión propia bien establecida, simplemente adopto una postura crítica respecto a las respuestas que se dan, pues creo que en eso consiste la filosofía (actividad crítica) y creo que es lo que da verdadero interés a los comentarios que se hagan.
    Un saludo.

  21. sirnewton3813 dice:

    Enric:

    “No, no. Se las doy al cambio.”

    ah bueno, es que como dijiste que la nada era explicación necesaria para el cambio, entendí que la nada era un elemento activo, necesario hacia la dinámica del cambio.
    Yo pienso que el cambio no necesita la nada para funcionar por el mismo, no se si estás de acuerdo conmigo.

    “¿¿??. ¿Dónde dijo yo eso?. La nada absoluta me parece un concepto metafísico cuyo origen es teológico. Creo que entra en la metafísica en función del Dios cristiano……”

    claro, es que al utilizar frases como (Pero el problema es como dar cuenta de la multiplicidad sin el concurso de la nada) o matemáticos como ( En matemáticas el cero no tenía sentido, todo empezaba por el 1, la unidad, sin embargo el cero es fundamental para construir la matemática. )
    estás dando argumentos a favor de la que la nada absoluta es necesaria y activa.
    No entiendo tu postura hacia la nada absoluta,¿desde tu punto de vista es necesaria la nada, o no lo es para explicar algún fenómeno cualquiera?.

    “La nada es en tanto que no es.”

    Es que creo que tomas la nada como el NO-SER y el todo como el SER. Yo parto de la base que la nada absoluta NO TIENE OPUESTO, es un sinsentido.
    Para mi el NO-SER tiene tanta esencia como el SER, la realidad estaría polarizada hacia el SER, es decir para explicarme el SER sería la parte activa, el NO-SER la parte pasiva pero los dos estarían intrínsecamente unidos, y la NADA, nada tendría que ver con ellos.

    “yo acerca de la nada y tal, tengo poca opinión propia bien establecida, simplemente adopto una postura crítica respecto a las respuestas que se dan, pues creo que en eso consiste la filosofía (actividad crítica) y creo que es lo que da verdadero interés a los comentarios que se hagan.”

    Ok, estoy de acuerdo en lo de la actividad crítica, pero supongo que en definitiva sólo puede haber dos posturas o crees que la NADA tiene sentido o no lo tiene, yo estoy en la postura de que no lo tiene.

    Saludos.

  22. wachovsky dice:

    Por ello el 0 de los mayas, los hindúes y los arábigos no es nada, sino ausencia de parte. Se construye un sistema posicional superador de la numeración romana, griega, hitita, babilonia, china o egipcia dándole valor a ese 0 como diminutivo de magnitudes decimales a la izquierda, como multiplicador decimal a la derecha, luego podemos potenciar, exponenciar y factorizar; no se trata exactamente de negar la totalidad con un cero nulo. Por más que nuestros cerebros se devanen en el tiempo tratando de aprehender ese concepto es solo inventio, la nada no existe, la he buscado por años en unos y ceros lógicos vinarios y en las partículas termiónicas y bosonicas de la cuanto mecánica, no he encontrado nada, no tenemos nunca nada. Dios no crea de la nada, crea desde él pues es lo previo, el pasado volviéndose presente y espaciotiempo en expansión desde ese desconocimiento que ahora llamamos energía oscura antigravitatoria.

  23. wachovsky dice:

    Binarios en el vino, software de uvas que como un río corre en el tiempo al son de la música y un metrónomo celeste, sidéreo, orbital, cosmológico.

  24. Sirnewton,

    Intentaré mostrar en qué sentido asocio la nada como el problema griego del cambio que intenté traer a colación, como punto de partida sobre el problema filosófico de la nada. Sobre lo otro, no acabo bien de entender qué o qué no debo responder; estoy un tanto despistado, discúlpeme. .

    • “Yo pienso que el cambio no necesita la nada para funcionar por el mismo, no se si estás de acuerdo conmigo.”

    Cuando digo que todo cambio requiere de la nada, lo que digo es que la requiere en sentido formal:

    Si A estaba en X y pasa a estar en Y, ocurre que donde estaba A pasa a no haber A (hay nada, en el sentido de que en X no hay ya A ) y donde no había nada (en el sentido que en Y no había A) ahora hay A. No haber y haber, haber y no haber, esa es la dialéctica del ser y el no ser, entre el ser y la nada, y es en ese sentido que la nada es un elemento necesario para ENTENDER el cambio.

    Dice Santiago, nuestro anfitrión: “¿qué sentido tiene decir que el universo se expandió? ¿Hacia dónde lo hizo si no había más a dónde ir?”.

    Es decir, ¿Cómo entender que el universo deja de ser un punto, si fuera del punto no hay nada en donde poder estar? ¿No es necesario que para dejar de ser un punto haya la posibilidad de no ser solo un punto? ¿Sin posibilidad de que en lo que hay esté la posibilidad de lo que no hay (la nada) como entender esa singularidad que “ahora no hay” desde el universo que ahora sí hay y en
    expansión?

    Pues bien, yo estas preguntas me parece que es posible hacerlas, no sólo para la singularidad originaria del big bang; sino, por ejemplo, para la simple traslación de mi cuerpo al caminar. ¿Cómo puedo ir a otro lugar si no es NO ESTANDO en ese lugar y pasando a no estar en el que ahora estoy? Solo es posible el cambio de lugar si en mí estar en X hay la posibilidad de no estar en X. Si la posibilidad de no estar en X no existiese, sin el concurso formal de la nada para la comprensión del cambio, si no fuera posible que mí no estar en X sea posible, entonces el cambio de lugar es imposible, creo yo, hacerlo inteligible.
    Desde esta perspectiva, la nada, no es sobre algo, sino que es una relación formal co-creada dentro y fuera del devenir. Lo ausencial en lo que deviene es condición necesaria para entender el cambio. No es que generalicemos desde el “aquí hay X y ahora no hay X”, la nada, sino que en X mismo, en tanto en X hay devenir, nuestra intelección necesita formalmente, la nada, lo que la cosa no es, para la comprensión del cambio.

    No podemos entender la realidad del cambio, sin la realidad del ser y sin la realidad de la nada (no-ser). Ser y nada son formalmente necesarios para la comprensión de la realidad como devenir.

    Saludos.

  25. Sirnewton3813 dice:

    Enric:

    «Si A estaba en X y pasa a estar en Y, ocurre que donde estaba A pasa a no haber A (hay nada, en el sentido de que en X no hay ya A ) y donde no había nada (en el sentido que en Y no había A) ahora hay A. No haber y haber, haber y no haber, esa es la dialéctica del ser y el no ser, entre el ser y la nada, y es en ese sentido que la nada es un elemento necesario para ENTENDER el cambio.»

    Ok, pero eso no seria la nada absoluta, sino una sucesión de ausencias que llevan a A de X a Y.Ahora está en X, luego en X habrá ausencia de A, eso es como defines tu el movimiento, el cambio de posicion como una sucesion de ausencias en todos sus puntos de X a Y, con lo cual A puede avanzar de X a Y.
    Pero esas ausencias parciales no son la nada absoluta, la nada absoluta ha de ser eso, ABSOLUTA, y las nadas parciales o ausencias son relativas y eso ya es otra cosa.

    «Dice Santiago, nuestro anfitrión: “¿qué sentido tiene decir que el universo se expandió? ¿Hacia dónde lo hizo si no había más a dónde ir?”.
    Es decir, ¿Cómo entender que el universo deja de ser un punto, si fuera del punto no hay nada en donde poder estar? ¿No es necesario que para dejar de ser un punto haya la posibilidad de no ser solo un punto? ¿Sin posibilidad de que en lo que hay esté la posibilidad de lo que no hay (la nada) como entender esa singularidad que “ahora no hay” desde el universo que ahora sí hay y en
    expansión?»

    Poder salvar ese problema de muchas formas distintas, por ejemplo y especulando:

    Supongamos que el Big bang viene dado por el Big crunch, es decir el universo seria ciclico, de inicio a fin de fin a inicio.
    Pues bien el BIG crunch seria la antesala del Big bang, el universo no se extendería y luego se contraeria, lo que sucedería es que habria un CAMBIO DE METRICA del espacio tiempo.
    El instante final y el instante inicial serian la destruccion y creacion simultanea de esa metrica, asi pues un cambio de METRICA en positivo nos parece a nosotros como EXPANSION, y un cambio de metrica en negativo como CONTRACCION.
    Realmente no habria ni expansión ni contraccion, solo cambio de las relaciones intrisecas de la metrica, pero como no podemos visualizarlo, utilizamos el ejemplo del globo.
    Por decirlo de alguna manera el volumen total del universo siempre seria el mismo, solo la metrica cambiaria y por supuesto este universo no estaria ubicado en alguna parte, sencillamente estaria y ya esta.

    «Desde esta perspectiva, la nada, no es sobre algo, sino que es una relación formal co-creada dentro y fuera del devenir. Lo ausencial en lo que deviene es condición necesaria para entender el cambio. No es que generalicemos desde el “aquí hay X y ahora no hay X”, la nada, sino que en X mismo, en tanto en X hay devenir, nuestra intelección necesita formalmente, la nada, lo que la cosa no es, para la comprensión del cambio.»

    Ok , pero que necesitemos el concepto de cero o la nada para formalizar lo que sea, significa que el cero o la nada en el fondo no es neutral, y eso contradice su propia definicion.
    En el fondo la nada es un sobrante inutil, en el sentido que es redundante, es como decir subir hacia arriba.

    Saludos.

  26. sirnewton,

    * “Ok, pero eso no sería la nada absoluta, sino una sucesión de ausencias que llevan a A de X a Y.”
    . No entiendo que significado dar a que las “ausencias” llevan algo de un lado a otro. ¿¿??.
    . Respecto a lo ab-soluto, es decir que está suelto, separado, “libre de relación”, no veo porque la nada de la que hablo desde la intelección del devenir no puede ser absoluta.

    * “las nadas parciales o ausencias son relativas y eso ya es otra cosa”

    Es que lo ausencial se da siempre en relación con aquello que deviene, precisamente ese es el sentido de la dialéctica entre ser y nada, pero que sea relativo a lo que deviene, que no se dé sin aquello que es positivamente siendo, no significa que no pueda ser un ab-soluto de la intelección del cambio, del devenir.
    Por usar un ejemplo aclaratorio: Que solo pueda comprender el hueco de la jarra desde la “materialidad” de la jarra, desde lo que no es barro pero que formalmente se da en la forma del barro hecho jarra, como siendo algo propio de la jarra pero que no es barro, no significa que el hueco no pueda ser un ab-soluto respecto a la materia, a la arcilla. Que no pueda ser algo que no es materia aunque se dé siempre en relación a la materia. De hecho, en un jarrón, el hueco, lo que no es barro, la nada-de-la-jarra es lo buscado para ser aquello que formalmente no es el-barro-de-la-jarra. Lo aparentemente absoluto, lo material y positivo de la jarra es insuficiente para entender el barro como aquello que puede ser la jarra como teniendo agua en su seno.En el hueco de la hemoglobina hay asusencialmente oxígeno. EL hueco es tan ab-soluto, como lo es el barro. El oxígeno que no está en la molécula de hemoglobina está ausencialmente en la molécula de hemoglobina como el resto de atomos que sí están en la molécula. No hay jarra sin barro y no hay jarra sin hueco. Lo que pretendo ejemplificar, es en qué sentido lo que es y lo que no-es son absolutos para nuestra intelección del ente y su devenir.

    * “lo que sucedería es que habría un CAMBIO DE METRICA del espacio tiempo”

    Respecto al espacio y el tiempo hay que distinguir entre su sentido topológico y la métrica que se pueda inducir desde su topología. Que en el espacio-tiempo la métrica sea esta o aquella o la otra, no es lo relevante para la presencia de la nada en nuestra intelección del devenir, sino más bien el que haya posibilidad topológica en el devenir del cosmos (sea sólo en expansión o en infinidad de expansiones-contracciones, eso no importa) que el espacio-tiempo desde una singularidad donde espacio y tiempo no existían aparezcan de la “nada” (como siendo aquello que no era en la singularidad).

    * “El instante final y el instante inicial serian la destrucción y creación simultanea de esa métrica”

    Pero destrucción y creación son dos términos que sólo pueden tener sentido desde la nada. Destruir es dejar de ser lo que es, y crear es tener lo que no se era. Si hace del ser un absoluto y la nada un sinsentido, usted acabará diciendo lo mismo que Parménides y deberá negar el devenir, el cambio, como él ya hizo.

    * “y por supuesto este universo no estaria ubicado en alguna parte, sencillamente estaria y ya esta.”

    El problema en esto, estriba, creo yo en como concebimos el estar de algo.
    Cuando yo digo que el libro está en mi despacho, puedo entender el estar del libro en relación al despacho, como un ente en relación a otro u otros entes.

    Pero ¿Qué significa decir que el libro está en LA REALIDAD? ¿Al decir que el libro está en la realidad estamos diciendo meramente que el libro está en relación espacial con todos los entes del universo? ¿Todos los entes del universo son ya la realidad o están en la realidad?¿Si sólo hubiese un ente en el universo, uno sólo, podríamos decir que el ente está en la realidad(¿Desde dónde si nosotros no estamos?) , o él mismo sería ya toda la realidad? ¿Los entes están en la realidad o son la realidad? ¿La realidad es el modo como los entes son concebidos por el “espacio de existencia” que se abre al ser inteligidos por el hombre como siendo en aquello que no es, como siendo de la realidad y no la realidad? ¿Qué significa que algo que ya es en sí mismo, por sí mismo y para sí mismo todo, se diga de él que está pero sin posibilidad de estar en la nada (en aquello que no es el) para estar? ¿Se puede simplemente estar sin lugar en donde estar? ¿Qué significa que el cosmos no está en ningún sitio sino que simplemente está? Concebir el universo como un todo, ¿No sitúa al universo, al inteligirlo de ese modo, como estando o siendo desde algo que no es él, en la nada que nuestra intelección “impregna” en todo lo que intelige?

    Un saludo.

  27. sirnewton3813 dice:

    Enric:

    .” No entiendo que significado dar a que las “ausencias” llevan algo de un lado a otro. ¿¿??.”

    no, yo no creo esto, solo traducía lo que tu me decías sobre el tema del movimiento en referencia a que tu crees que la dialéctica entre el ser y el no-ser hace posible el movimiento,(el cambio de ubicación).
    Yo pienso que no es necesario el no-ser para el cambio de posición, sino que el movimiento es relativo, uno está en movimiento con respecto a un sistema inercial, pero con respecto a otro sistema inercial puede estar en reposo.

    ” Respecto a lo ab-soluto, es decir que está suelto, separado, “libre de relación”, no veo porque la nada de la que hablo desde la intelección del devenir no puede ser absoluta.”

    Tú tomas la nada como el no-ser, y el no-ser está relacionado con el ser, por tanto tu nada de la que hablas es relativa en tanto y en cuanto no opera libremente.
    Tu crees que el NO-SER es la nada particular del SER, y yo no creo eso.

    “Es que lo ausencial se da siempre en relación con aquello que deviene, precisamente ese es el sentido de la dialéctica entre ser y nada, pero que sea relativo a lo que deviene, que no se dé sin aquello que es positivamente siendo, no significa que no pueda ser un ab-soluto de la intelección del cambio, del devenir.”

    Es que tu estás convencido que el opuesto del SER es la nada, y que además es absoluta,
    a partir de ahí construyes como ha de ser el cambio en las cosas.
    Yo creo que eso es un prejuicio, para mi el cambio de las cosas es la dinámica de las relaciones que se establecen entre las cosas y no necesito justificar que en ese cambio opere un ente sin-esencia, el no-ser, para mi eso es superfluo.

    La jarra y el hueco que deja de la jarra.
    Tu tomas el hueco desde el punto de vista de que ANTES había la jarra,pero has de pensar que ANTES de la jarra(en ese hueco) podía haber otra cosa, así pues, ¿el hueco de la jarra, a que no-ser pertenece? al SER de la jarra o al SER de otro cosa anterior a la jarra que ocupaba ese hueco?.

    “…….que el espacio-tiempo desde una singularidad donde espacio y tiempo no existían aparezcan de la “nada” (como siendo aquello que no era en la singularidad).”

    Es que yo no pienso que desde la nada aparezca una singularidad. Que el espacio y el tiempo no existieran no significa que forzosamente ANTES no había nada, lo que significa que ANTES había otra cosa distinta, muy muy distinta claro, y con eso no quiero decir que el tiempo sea infinito.

    “Pero destrucción y creación son dos términos que sólo pueden tener sentido desde la nada. ”

    Sabía yo que esta frase iba a traer cola.
    No definí más por falta de tiempo, con destrucción y creación simultanea me refiero a que hay una especie de rebote de la metrica, un cambio de signo y que ese punto, es un punto de inflexión.

    Lo que sucede es que tomas la NADA como un ente creador o destructor(de ahí que intervenga en el cambio de las cosas), esa visión omnipotente de la NADA quizás te provenga de prejuicios religiosos.

    En resumen tu necesitas un noúmeno para explicar el cambio de las cosas, necesitas el no-ser o la nada para justificar el cambio, yo lo veo desde un punto de vista distinto(lo cual NO significa que tenga razón).

    Saludos.

  28. wachovsky dice:

    Tu lo has dicho Enric, el hueco donde luego la jarra, el cero y el uno lógicos. Esa nada es mental, existe nuestra mente, la nada concepción inexistente solo puede ser fabricada en nuestra mente. Siempre hay algo.

  29. sirnewton,

    *“solo traducía lo que tu me decías sobre el tema del movimiento “

    Pues eso, que no entiendo su traducción

    *“ la dialéctica entre el ser y el no-ser hace posible el movimiento,(el cambio de ubicación).”

    Si lee con atención yo no digo que hacen posible el devenir, sino su intelección, su comprensión, el trasfondo metafísico para comprenderlo.

    *”Tú tomas la nada como el no-ser, y el no-ser está relacionado con el ser, por tanto tu nada de la que hablas es relativa en tanto y en cuanto no opera libremente.”

    Claro que es relativa al ser, y el ser a la nada, y esa es su dialéctica, ya lo dije. El hueco de la jarra es relativo al barro de la jarra, pero por mucho que pienses desde el barro en sí mismo no vas a encontrar algo que sea su hueco. El ente, si tiene una forma X, un modo de constituirse realmente, lo tiene porque bien podría no tenerlo o bien porque podría tener otro, por eso ha devenido en ser lo que no era, y ser lo que ya no es. No es que la nada sea mero no-ser, como dije antes: que “x está y ahora no está” y eso lo generalizo como la nada absoluta; sino en tanto que el ser deviene es inteligido desde la nada.
    El sentido de la nada, como dimensión suelta del ser, se encuentra en la intelección del ser deviniendo, no en la negación del ser. Es el ser que al devenir me muestra su nada, lo cual no significa que la nada cause o altere el ser en su cambio.

    *”Yo creo que eso es un prejuicio, para mi el cambio de las cosas es la dinámica de las relaciones que se establecen entre las cosas y no necesito justificar que en ese cambio opere un ente sin-esencia, el no-ser, para mi eso es superfluo.”

    ¿Un ente sin esencia? ¿Que opera? ¿¿??. La realidad deviene, es la que es y deja de serlo para ser otra. La dinámica que se establece entre las cosas no es una cosa. Aquello que no está en las cosas, que está haciendo que las cosas sean en su devenir realidad nueva, es pensar el ser desde la nada. ¿Que hay que no es cosa que hace que las cosas sean en su devenir del modo en cómo devienen?, nos preguntamos para entender su devenir. Decimos entonces, por ejemplo, interacciones, principios de simetría…(en fin todas esas fantásticas cosas que dice la ciencia), pero eso solo es concebible porque algo que no es el ser debe dar cuenta del cambio; es decir, el ser, al cambiar, impele a nuestra intelección a pensarlo desde fuera de él mismo, desde principios, leyes que transciende al ser, es decir desde aquello que es la nada del ser, aquello que “está no siendo” es lo que está siendo a la hora de inteligir el devenir. La mecánica clásica, la mecánica cuántica, la teoría de la relatividad… son modos de entender la realidad del ser desde la realidad de la nada, es decir desde la nada que aporta el hombre al inteligirlo. La nada siempre es aquello que inteligimos como ausencialmente para entender el cambio, el devenir. Es algo que está sin ser, pero que se muestra en el devenir del ser. Como el cero o el conjunto vacío, o el cubo de la rueda, o el hueco de la jarra, o las leyes de la mecánica cuántica,…

    *”¿el hueco de la jarra, a que no-ser pertenece?”

    El hueco de la jarra pertenece a la jarra, y antes de la jarra tal hueco no pertenecía a la jarra pues ni siquiera había tal hueco. El hueco de la jarra aparece en el devenir del barro en jarra.

    *”Que el espacio y el tiempo no existieran no significa que forzosamente ANTES no había nada, lo que significa que ANTES había otra cosa distinta, muy muy distinta claro.”

    NO claro. Significa que el espacio y el tiempo no eran aspectos del cosmos-singularidad. Ese no estar en el cosmos es lo que hace que algo que no existía sea. Si algo distinto a lo nuevo deja de ser, y lo nuevo pasa a ser, si el cosmos-singularidad deviene en cosmos en expansión, es porque lo que el cosmos era deja de ser en ciertos aspectos, y eso es inteligir el cosmos desde el trasfondo de una nihilizacion del ser dando novedad. Buscamos por eso que es aquello que está en la singularidad para entender aquello que no está en ella, su espacio-tiempo. ES decir inteligimos el devenir desde el trasfondo intelectivo de la nada.

    *”En resumen tu necesitas un noúmeno para explicar el cambio de las cosas, necesitas el no-ser o la nada para justificar el cambio, yo lo veo desde un punto de vista distinto(lo cual NO significa que tenga razón).”

    No está mal interpretado, el noúmeno Kantiano bien puede interpretarse como la nada que la intelección humana necesita poner en el devenir del ser para su comprensión. Pero creo no estar diciendo nada de eso… en fin.

    Nota: intento poner el asunto de la nada desde la perspectiva griega, bajo la aportación que la
    teología induce metafísicamente desde la edad media. Y en qué sentido esa metafísica sigue vigente en la actualidad desde nuestras concepciones científicas. No estoy diciendo nada de lo que creo o dejo de creer, que como ya dije tengo escasa o nula opinión sobre el asunto, estoy como en casi todo instalado en la incertidumbre y la perplejidad, y en el atractivo de la mala compañía que supone el gustar de la metafísica.

    Saludos.

  30. Sirnewton3813 dice:

    Enric:

    Ok, ya quedo clara la postura de cada cual.

  31. Es un artículo filosófico, no físico.
    Se hace un repaso al concepto de nada a lo largo de la historia de la filosofía, y a ello no le veo ninguna pega.
    Se intenta relacionar la nada filosófica con la realidad física, y ahí se mete la pata. Se confunde la nada con el vacío, y son dos cosas que no tienen nada que ver.

  32. Asuntos Legales y Científicos dice:

    Entiendo que el espacio es un tejido sobre el que se sustenta la masa y la gravedad, los dipolos y el electromagnetismo, la simetría, la información y la materia … un tejido que además se está dando de si como los jerseis de lana, pero la nada y el cero, son elementos útiles de cálculo y contrucción. Basta con ser algo, para que el resto sea no algo y la suma de algo+no algo es un algo completo, donde no existe el límite de no algo, pero si el límite de algo (muy taoista), pero es así.
    No somos capaces de definir la vida sin la no vida y solo la suma de lo vivo+lo no vivo define lo vivo, por poner un ejemplo.
    Así que la nada solo puede redefinirse como la suma de la nada+ lo-no-nada, donde de incluye espacio, tiempo, dimensiones y calidades. En definitiva, la nada solo tiene sentido en su eje de referencia. No hay una-nada-general, solo hay nadas específicas, concreta y delimitadas.
    Salud y saludos

  33. VCV dice:

    La nada fisicamente no existe, si a un receptaculo le quitamos todo, hasta la ultima molécula de aire, el receptaculo no esta vacío, dentro de el hay campos gravitacionales generados por lo que no es la nada, particular sub atómicas la cruzan por millones como los nuetrinos, etc, y para saber donde esta el receptaculo “vacío” debemos verlo entonces estará tambien los fotones.

  34. sanchezky dice:

    Habra alguna relacion entre la nada y la energia/materia oscura??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s