Tal como sugirió Bacon con sus ídolos de la tribu, la maquinaria humana de reconocimiento de patrones tiende a dispararse en exceso, lo cual conlleva que creamos ver patrones en lo que en realidad es simple ruido. Hay un famoso experimento en el que este fenómeno produce el divertido resultado de que los sujetos humanos suelen rendir peor que las palomas y las ratas al afrontar la misma tarea. Al sujeto se le muestran dos lámparas, una roja y otra verde. A intervalos regulares, una de ellas se enciende y a los sujetos se les pide que predigan qué lámpara se encenderá a continuación. No se les informa sobre ningún mecanismo subyacente a la secuencia de encendidos de la lámpara roja y de la verde, pero lo cierto es que se encienden al azar, con un 0,8 de probabilidad para la roja frente a un 0,2 para la verde, independientemente de lo que haya sucedido antes. Los sujetos humanos observan la asimetría, intentan imitar el intrincado patrón de las luces, y predicen que la lámpara roja se enciende el 80% de las veces y la verde el 20% restante. De este modo acaban averiguando el correcto encendido aproximadamente 0,8 . 0,8 + 0,2 . 0,2 = 68% de las veces. Los animales más simples rápidamente averiguan cuál es la que se enciende con más frecuencia, con lo que aciertan un 80% de las veces. Ver, por ejemplo, Hinson y Staddon (1983), y Wolford, Miller y Gazzaniga (2000).

Häggström, Olle. Aquí hay dragones

Bacon tenía toda la razón del mundo: la metafísica tradicional tendió a ver en la realidad muchísimo más de lo que en ella había. La navaja de Ockham y el tenedor de Hume fueron una buena terapia aunque, parece ser que todavía no lo suficiente. Seamos humildes y aceptemos nuestro papel de intentar, al menos, ser unos buenos escépticos.

Véase, por supuesto, la superstición en las palomas de Skinner.

comentarios
  1. Félix dice:

    Hola, muy buena entrada, como siempre.

    Una cuestión, no sé ver el % de aciertos humano, dice:

    De este modo acaban averiguando el correcto encendido aproximadamente 0,8 . 0,8 + 0,2 = 68% de las veces.

    Si es 0,8*0,8 + 0,2 seria 84%

    Si es 0,8 . Final de frase y luego 0,8+0,2, es 100%

    Seguro que no lo entiendo bien. Gracias!!

    Félix

  2. Hola Félix:

    Gracias y sí, tienes razón. Había copiado mal. El cálculo era 0,8 * 0,8 + 0,2*0,2, Me faltó multiplicar por 0,2.

    Un saludo.

  3. wachovsky dice:

    Lo del palomo no parece supersticioso, ni posee un mecanismo propio de comportamiento para adorar la recompensa alimentaria: es más bien simplemente su trastorno obsesivo compulsivo que lo lleva a repetir esquemas, el inconciente del palomo.

  4. wachovsky dice:

    La teoría de cuerdas, naturaleza fractal de las cosas, las series secuencles de Fibonacci, la topología en cordados, grafos, nudos y fibrados del invariante continuo conforme en la conservación de la energía y los campos cuánticos con las constantes universales asociadas del principio antrópico, teleología de los bosones en discretos de energía por la constante de Planck; la simetría bilateral y la supersimetría de partículas, las ecuaciones de reacción-difusión en Turing, el entrelazamiento y superposición de qubits en máquinas oráculo y la transcriptómica y embriología meiótica genómico molecular; todo ese gran superconjunto ve más allá de lo que la realidad nos muestra, por ello mismo pertenece al reino de la Metafísica, el que el Estagirita colocó detrás de sus pergaminos de Física. Hay que se más prácticos con toda esa mera chapuza supersticiosa que cree en fenómenos paranormales de los componentes del universo.

  5. wachovsky dice:

    hay que ser más práctico y arrojarla a la basura por la borda del actual mundo Titanic en el que vamos ensalzando a Nietzche tanto como a Marx pero nunca a Gödel, von Neumann y Dirac, en el mundo anticientífico en el que persistimos junto a Dawkins y sus memes y junto a Jung metafísico de veras inventor de arquetipos e inconcientes colectivos inexistentes.

  6. pharmakoi dice:

    Aquí hay una explicación alternativa sobre el comportamiento supersticioso de las palomas. Quizá no se deba a la superstición, sino a la activación de sistemas motivacionales heredados filogenéticamente, realmente es posible que las palomas estén anticipando el estímulo y no creyendo que es su conducta la que lo produce.
    http://psicoteca.blogspot.com.es/2009/11/el-experimento-de-skinner-sobre_2651.html

    ” La teoría de los sistemas de conducta predice que lo que realmente aprende la paloma son las claves temporales sobre el EI, esto es, el tiempo que tarda en aparecer. Observando las conductas de la paloma en dicha situación, tras los ensayos de entrenamiento, se puede ver que en los puntos de máxima distancia a la aparición del EI la paloma realiza conductas propias del modo de búsqueda general, como deambular por la caja. A medida que se aproxima la aparición del EI la paloma va realizando cada vez más conductas propias del modo de búsqueda específica, como picotear o curiosear cerca del comedero. La aparición del EI (la comida), lleva a su ingesta (modo de consumo), y tras ésta la paloma volvería al modo de búsqueda específica y, paulatinamente, al de búsqueda general. Este análisis es más sencillo de realizar si se amplía el intervalo entre los EI, ya que con intervalos de tiempo tan cortos como los usados por Skinner (12-15 segundos) el modo de búsqueda general apenas se expresa.”

  7. elneuromante dice:

    Gracias pharmakoi. Así debe ser la Ciencia, sin dogmatismos, ni negacionismos. Pura. La subjetividad sobra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s