Carta abierta a Frits Rosendaal

Publicado: 28 marzo 2020 en Ética y moral
Etiquetas:

Según informa El Confidencial, las declaraciones del señor Frits Rosendaal, un excelente científico, jefe de epidemiología clínica del Centro Médico de la Universidad de Leiden (Países Bajos), han sido estas:

En Italia, la capacidad de las UCI se gestiona de manera muy distinta (a Holanda). Ellos admiten a personas que nosotros no incluiríamos porque son demasiado viejas. Los ancianos tienen una posición muy diferente en la cultura italiana.

Con esto se criticaba la gestión italiana y española de la crisis: si aceptamos a ancianos en el sistema sanitario, lo colapsamos y al final habrá más muertos, ya que a esos ancianos que ya de por sí tenían muchas probabilidades de morir, le sumamos los jóvenes que hubieran sobrevivido si el sistema no se hubiera colapsado ¿Parece lógico no?

Siguiendo su precisa lógica, señor Rosendaal, le propongo lo siguiente. A partir de ahora en Holanda, a todo anciano que supere, pongamos los 75 años de edad, se le suministrará gratuita, pero obligatoriamente, una dosis de cianuro (Reconozco que 75 ha sido una edad elegida arbitrariamente. A usted le dejo elegir a partir de qué año exacto una persona merece ya morir o todavía podemos dejarle un ratito más en este valle de lágrimas). De ese modo el sistema sanitario estará siempre en plena forma y podrá atender a todos los demás holandeses dignos de atención. Es más, tal medida será muy saludable para las arcas públicas ya que, el siempre difícil de mantener sistema de pensiones, quedaría muy saneado. Además, los ancianos no consumen demasiado, no producen ni hacen mucho más que estar todo el día sentados y quejándose. No serán una gran pérdida.

Es más, señor Rosendaal, le propongo un nuevo juego, un clásico dilema ético que creo que usted debiera conocer. Usted, a pesar de tener 61 años, dispondrá de muchos órganos sanos y fuertes. Seguramente que en el hospital de Leiden donde usted trabaja hacen falta varios trasplantes. Seguro que hay gente más joven que usted esperando corazones, hígados, pulmones, riñones… Bien. A ver que le parece este trato: un grupo de excelentes cirujanos le llevará al quirófano. Allí, le extirparán los órganos sanos que puedan ser útiles a otros con la condición de que esos otros sean más jóvenes que usted. Tranquilo, no le dolerá. Y fíjese que maravilla: matándole a usted, que, siendo sinceros, está al final de su carrera profesional, podremos salvar a cuatro o cinco personas productivas en plenitud de su vida ¡Una vida por cuatro o cinco! ¡Vaya chollo de trato!

En fin, fuera de bromas, las declaraciones de Frits Rosendaal son, en términos éticos, completamente vomitivas y absolutamente impropias de un profesional con un cargo tan relevante en su país. Ponderar el valor de la vida de las personas en función de su edad es una aberración ética mayúscula que, creía yo, se estudiaba en la asignatura de Ética en secundaria. Se ve que en Holanda no hay necesidad de enseñar tales preceptos.

Y por supuesto, espero muy honestamente, señor Rosendaal, que usted mismo no se vea abocado a decirle a su madre o a su padre, que no le va a atender en su hospital, y que no tenga que ser usted mismo, en persona, el que lo acompañe a la puerta y le pida un taxi para que se vaya a morir a su casa.  Le deseo, de verdad, que no se vea en ese caso porque tiene que ser atroz.

comentarios
  1. Asier dice:

    Entiendo tu indignación pero sus declaraciones parecen reflejar la ideología de todo un país o cultura más que un punto de vista individual. Es decir, habla de qué criterios se siguen en Holanda frente a España o Italia. Aunque a nosotros nos resulte chocante bien podría ser que en su país se considerase normal y lógica esa manera de actuar. Si no, ¿acaso no habría un escándalo en su propio país acerca del criterio que siguen para hospitalizar enfermos? ¿La gente no exigiría hospitalizar a los mayores?

    Hay muchos ejemplos de este tipo de fenómenos donde lo que es aceptable en ciertas culturas o países resulta inaceptable en otros (la vigilancia y control gubernamental en China sin ir más lejos).

    Ayer mismo escribiste cómo el vicegobernador de Texas estaba dispuesto a morir por el bien del país. ¿Si resulta que esa mentalidad está mucho más extendida de lo que pensamos? ¿Es algo objetivamente malo pensar y actuar así?

    Yo también he crecido en una cultura donde lo prioritario es intentar salvar todas las vidas posibles como sea, pero entiendo que puede haber otras formas de sentirlo/vivirlo.

  2. Pablo Malo dice:

    Hola Santiago,

    con todo el respeto y con ánimo constructivo y de debate, creo que estás subestimando el desafío moral que está suponiendo la infección por coronavirus para nuestras sociedades. Me parece que estamos ante la madre de todos los dilemas morales de los tranvías, o así es como yo lo veo.

    El dilema endemoniado del tranvía al que nos enfrentamos sería más o menos éste. Viene un tranvía (el coronavirus) que va por una vía en la que va a matar a un número N de personas (desconocido). Tenemos la posibilidad de cambiar con una aguja su trayectoria para que se desvíe a otra vía en la que sólo mataría un número menor N- X (donde X es también desconocido, sería el número de muertes que evitaríamos al cambiar de vía) de personas pero no sabemos cuánto menor. Pero desviar el tranvía supone también crear una crisis económica de dimensiones y duración desconocidas que va a generar pobreza, hambre, disturbios sociales y probablemente también un número desconocido de muertes durante un tiempo que puede ser muy largo. Algo así:

    Vía 1= N muertos
    Vía 2= N-X muertos + Crisis Económica

    Es decir, se trata de elegir entre dos vías sin saber lo que hay en cada vía. Y esto es así porque la ciencia (que es la que debería decirnos qué hay en cada vía) ha fracasado estrepitosamente y no sabe: no sabe N, no sabe X y no sabe la profundidad y duración de la crisis económica. Así que el panorama es realmente terrible.

    Tu postura, si la entiendo bien, es que hay que cambiar de vía sin ninguna duda, es decir, que hay que salvar el mayor número de vidas posibles, a cualquier coste. Puedo haberla entendido mal y si es así seguro que me lo vas a aclarar. Evidentemente, es la postura que todos deseamos y con la que nos sentimos más cómodos.

    Pero esta postura tiene por lo menos un problema. Si decidimos seguir ese principio moral, entonces deberíamos ser coherentes y aplicarlo a otras enfermedades, por ejemplo a la gripe. Según cifras de la ONU, la gripe ocasiona al año unas 250.000-500.000 muertes en el mundo al año. Si nosotros nos quedáramos en casa todos los inviernos y paramos la economía, seguro que podríamos evitar un montón de contagios y también parte de esas muertes. Es decir, tal vez podríamos salvar 100.000-200.000 o 300.000 vidas al año. ¿Por qué no lo hacemos?

    Por otro lado, e independientemente del tema del coronavirus, parece que hay ya iniciativas en algún partido holandés para que cualquier ciudadano mayor de 70 años pueda pedir una pastilla para suicidarse (lo que indica -no lo apruebo, sólo describo- una cierta coherencia en los valores de por lo menos una parte de la sociedad holandesa) .
    https://www.abc.es/sociedad/abci-holanda-aprobara-pastilla-letal-para-mayores-70-cansados-vivir-202002042028_noticia.html

    Yo no sé qué es lo correcto, pero sí creo que el tema es endemoniado y que la sociedad debe aprender de esta experiencia y debatir este problema moral porque podemos volver a encontrarnos con él en el futuro (bueno, lo tenemos ya planteado con la gripe, a mi modo de ver)

    Saludos

  3. Marta dice:

    El valor de una vida humana no puede juzgarse en función de “otras formas culturales de vivirlo o de sentirlo…” Respetemos las diferencias culturales y de costumbres, pero siempre y cuando esas diferencias respeten los valores morales universales, que son los derechos humanos. No todo vale, estoy completamente de acuerdo con Santiago. Otra cosa es que uno quiera morirse, pero lo que está pidiendo el señor Rosendaal es totalmente inaceptable, aquí y en cualquier país del mundo. Los holandeses (y la UE, para variar) están quedando fatal en esta crisis horrible que estamos viviendo…

  4. Asier:

    ¿Aceptamos entonces un relativismo ético fuerte? ¿Y si en mi cultura nos gustase masacrar a los judíos por entretenimiento? ¿O si nos gusta lapidar señoritas o quemar homosexuales?

  5. Asier dice:

    Marta, Santiago:

    Yo entiendo que en Holanda la mayoría de los ciudadanos admiten el proceder establecido aun cuando les toque a ellos ser las víctimas. Nada que ver con no respetar derechos humanos o masacrar a ciertos grupos por diversión u odio. El criterio en principio se aplica a cualquiera, es para todos igual, se podría decir que no hay discriminación (paradójicamente).

    En nuestra sociedad también admitimos ciertas formas de discriminación (mujeres y niños primero, cuotas para discapacitados, etc.) que sabemos que en un momento dado nos pueden perjudicar pero entendemos buscan un bien común mayor.

  6. Hola Pablo:

    No creo que haya que llegar a los irresolubles dilemas del tranvía para tomar una postura aquí. Partimos de un durísimo ad ignorantiam: no sabemos muy bien qué va a pasar. Solo sabemos que una estrategia daña la economía y otra no. Holanda elige salvaguardar su economía a costa de que mueran sus ancianos… Sencillamente están poniendo el bienestar material por encima de la vida de una parte de su población, además con el agravante de ser la más débil. Creo que no hay planteamiento ético que pueda sostener esa opción.

    Y si su cultura tiene como hábito o costumbre que sus ancianos se sacrifiquen por el bienestar económico de hijos y nietos, su cultura es una cultura de mierda. Y no hay mucho dónde debatir. Todavía podría entender que los ancianos se sacrificaran por salvar la vida de sus hijos y nietos (yo, lo haría por mis hijos), pero no por el bienestar económico que, aunque traerá muertes colateralmente, no dejamos de hablar del vil metal. No podemos matar al abuelo para que el niño tenga un mejor puesto de trabajo.

    Has sacado muy bien el tema de la gripe porque tienes razón, o en parte. La diferencia estriba en que para la gripe hay vacuna. Lamentablemente, gran parte de los que mueren son pacientes de riesgo que no se ponen la vacuna por clara imprudencia. Y, en el caso de que no fuera así, y que una cuarentena pudiese salvar un número considerable de vidas, habría que plantearlo. Sí, yo no tendría ningún problema en tomar medidas de cuarentena todos los años para salvar a ancianos morir de gripe si, verdaderamente, fuera la mejor solución.

    Saludos.

  7. Asier:

    Es que no es esa la dicotomía: no es o ancianos o jóvenes. Es ancianos o bienestar económico. Y eso sí que es insostenible. Yo entendería que si tengo en la UCI a un anciano y a un joven y solo tengo un tubo respirador, elija al joven porque tiene más probabilidades de sobrevivir, o que incluso elija a una mujer antes que a un hombre porque mi criterio ético es optar por el que creo más débil ante la enfermedad, pero no se puede elegir entre que muera un anciano y que mi hijo gane más pasta en el futuro. Eso es miseria moral se mire por donde se mire.

  8. F. Joya dice:

    En último término la dicotomía se reduce a si es el ser humano el objeto de derecho o es el colectivo. Ya sabemos que en los sistemas totalitarios como el comunismo o el fascismo, los supuestos derechos del colectivo asfixian al individuo y sirven como excusa de todo tipo de crímenes.

  9. elrulo dice:

    La gente olvida cual es la razón de que vivamos en comunidad, de que nos organicemos en tribu, y es protegernos entre todos. Si desahuciamos a una parte de los nuestros nada de lo que hacemos tiene sentido.

  10. Decodificador dice:

    Quisiera traer al debate unos pequeños matices que intentan aportar un poco de luz al calado de los dilemas que aquí se exponen …

    Se tienden a construir las argumentaciones éticas siempre en base al binomio individuo – colectividad. Creo que aquí se esconden muchos autoengaños tanto individuales como sociales.

    Es la familia el nucleo de vida del Homo Sapiens, no el colectivo ni el individuo.

    Un individuo nace y necesita ser cuidado. LLega un momento en su vida que puede autocuidarse. Al final esa capacidad es imposible de mantener individualmente y necesita volver a ser cuidado.
    NO existe el INDIVIDUO y si existe es solo como “objeto temporal”. Siendo la familia “imprescindible” para la existencia del individuo, tampoco la sociedad puede subsistir ni ha subsistido jamás (de momento) sin la familia como “nucleo de posibilidad”.

    Un dilema: “Una efermera holandesa se pone EPI para cuidar a seres extraños pero socialmente afines”. De pronto le dicen que su padre o madre está enferma de CV-19 pero que el Sistema que le paga no va a tirar adelante con su vida”. POR LEY tendrá que atender a extraños más jovenes que directa (como un ministro) o indirectamente (con sus votos), habrán sentenciado a su padre …”.

    Su dilema: o rompe con su vocación + el sistema y se va a cuidar a su familiar o aguanta la injusticia en nombre de la economia y traga con todas las miserias que “además” le imponen éticas que ella no ha buscado, pues se dedica a cuidar a los demás (a no ser que vote al ministro).

    ¿Pueden entender ahora porque es tan dificil en el debate actual la “Objeción de Conciencia” en el ámbito de la salud y que en colectivos como en enfermeria no se acepte. ¿Acaso son esclavas y tiene que venir una epidemia a mostrarlo?.

    Les paso un artículo para la reflexión que demuestra que antes de entrar en quien “es o no es” merecedor de calificarse de “salvable” entre nosotros, hace falta que nos estudiemos más a nivel evolutivo para averiguar cuales son las “verdaderas estrategias de supervivencia” que nos han traido hasta aquí.

    https://www.scientificamerican.com/article/what-can-baboon-relationships-tell-us-about-human-health/

  11. joserizomassu dice:

    Siempre inspirador leerte. Y en este caso, es literal. Empecé un espacio de divulgación de ciencia y bueno, agarrado por la contingencia y tu escrito, me aventuré con esto:

    https://joserizo.laconcepciondelarte.com/2020/04/01/etica-en-tiempos-de-crisis/

  12. Pau dice:

    Hola Santiago.

    Le contestas a Asier que la dicotomía no es elegir entre ancianos o jóvenes. Sin embargo, tu mismo en la entrada escribes: “si aceptamos a ancianos en el sistema sanitario, lo colapsamos y al final habrá más muertos, ya que a esos ancianos que ya de por sí tenían muchas probabilidades de morir, le sumamos los jóvenes que hubieran sobrevivido si el sistema no se hubiera colapsado”. Según esta proposición lo que yo entiendo es que realmente SI estamos en la dicotomía entre tener que salvar a viejos o jóvenes. Además, como tu bien dices en caso de dos personas y un respirador escogerías al joven. Por lo tanto, en el fondo hacemos una valoración según la edad. Ahora bien, la crítica que alguien podría hacer, es que la proposición del colapso es falsa o incompleta. Por ejemplo podemos argumentar que realmente si que hay recursos para prestar una atención sin tener que entrar en la dicotomía.

    Respecto a la respuesta que das a Pablo, yo también opino que la vida de una persona es más valioso que una mejor situación económica de por sí. Sin embargo tengo dudas en tu punto en que dices que es irrelevante las muertes colaterales que traería la crisis. Preferiría que muriera una persona de 80 años hoy, a que dentro de 20 años murieran 3 personas de 25 años. Creo pero, que depende de las circunstancias. Si por ejemplo se tuviera que sacar los órganos de esa persona de 80 años para salvar a los de 25 en efecto me parecería inmoral. Seguramente pero, por qué hay una acción activa. Pero bueno, esto es más complejo cuándo metemos variables como por ejemplo el consentimiento. Aun así yo creo que no se trata de un relativismo ético fuerte comparable al de masacrar judíos.

    En mi opinión, no veo claro que ética seguir cuándo hay una dicotomía entre salvar distintas vidas. Tengo muy claro pero, qué elegir cuándo hay una dicotomía entre vida y recursos económicos. Pero lo veo todo más complicado cuando la dicotomía se puede transformar entre vida y recursos económicos pero que a su vez puedan suponer una mayor pérdida de vidas. Me gustaría matizar esto de la probabilidad. Puede parecer estúpido y arriesgado. Pero pongamos por ejemplo que si salvamos una vida, tenemos una probabilidad del 95% que mueran 5 personas. Cómo hemos visto anteriormente hay variables como el consentimiento y la propiedad del cuerpo que pueden hacer variar nuestra posición, pero yo a priori escogería salvar a las 5 aunque hubiese un 5% de posibilidades que no murieran. (este ejemplo me recuerda al del nuevo testamento dónde un pastor arriesga todas sus ovejas por salvar a una)

    Para terminar, aunque pueda parecer que en general he hecho una defensa del utilitarismo, creo que este está siendo utilizado para justificar según qué posiciones políticas. Creo que Frits Rosendaal hace una simplificación del caso y nos da a escoger entre dos alternativas (y sabe que la mayoría de la gente prefiere una de estas dos) cuando en realidad es probable que haya otras opciones.

    (Por cierto, recientemente he descubierto el blog por tu último artículo en Xataka. ¡Es muy interesante!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s