Posts etiquetados ‘Brian Dettmer’

Brentano tuvo una ingeniosa idea para clarificar la compleja diferenciación entre objetos físicos y objetos mentales, a la que llamó intencionalidad. Que un objeto sea intencional quiere decir que una de sus características es la de referir o apuntar a algo. Cuando yo pienso que «Brentano inventó una teoría», mi pensamiento tiene la característica de ser intencional, a saber, de referirse a algo, concretamente a la circunstancia de Brentano inventando una teoría. Por el contrario, los objetos físicos no refieren a nada, son directamente ellos mismos sin necesitar referir a nada para existir. La piedra es, sin más, no apunta a nada.

Sin embargo, la cosa no es tan sencilla y lo que, a priori, parece una definición clarificadora quizá acaba, a posteriori, por oscurecerlo todo. En primer lugar, ¿todos mis estados mentales apuntan a algo? Es que en mi mente no sólo hay «pensamientos sobre algo» sino también, por ejemplo, emociones. Cuando yo sufro dolor, parece que el sufrimiento no refiere a nada fuera de él, tiene tanta entidad como cualquier objeto físico. Es muy probable que en mi mente haya muchas cosas que no son puramente intencionales (sensaciones, sentimientos, automatismos, etc.), por lo que la distinción de Brentano no es suficiente. Pero es que si nos vamos al mundo físico o, como mínimo, extramental, también encontramos objetos no humanos cuya naturaleza es probablemente intencional. Es el caso de los libros: cualquier texto apunta hacia algo pues la naturaleza de la escritura, al ser simbólica, suele referirse a cosas que no son ella misma… ¿tendría mi libro estados mentales?

No, qué disparate, podríamos decir. El libro no es consciente, necesita un lector para «activar su intencionalidad». Sí pero, ¿y si existieran pensamientos inconscientes? Si fuera así, la consciencia no sería requisito para ser estado mental. ¿Qué diferenciaría entonces mis estados mentales de los del libro? No, de nuevo, el libro no tiene pensamientos, ni conscientes ni inconscientes… ¿pero no habíamos dicho que lo que definía al pensamiento era la intencionalidad? El libro es intencional… ¿piensa o no?