Posts etiquetados ‘El séptimo sello’

Estoy listo para morir (mi alma es grande) pero la carne es débil (Agustín de Hipona). Dadme un poquito más de tiempo (mi conatus consiste en querer seguir siendo). “Eso piden todos”. La carne es universalmente débil. A la muerte le gusta jugar al ajedrez, le gusta la estrategia, le gustan las apuestas… ¿quién no ha vendido alguna vez su alma al diablo? ¿Quién no se ha comprometido a algo que no podía realizar? ¿Quién no ha arriesgado demasiado? ¿O quién no ha soñado con, por lo menos, hacerlo? En la apuesta está ese salto al vacío, ese salir de la seguridad de la norma iterada para entrar en el riesgo de lo probable. En la apuesta está romper el orden del mundo, salirse de él.

“Sí, es mi mano. La puedo mover. Noto el pulso, corre la sangre. El sol sigue en lo alto, iluminándolo todo y yo… Yo, Antonius Block… juego al ajedrez con la muerte”. Es uno de los mejores cantos a la vida que he escuchado jamás. Y la conversación con la muerte es un buen resumen del existencialismo. Unamuno no lo habría dicho mejor.