Posts etiquetados ‘Mito de Sísifo’

Me gustan los programas de bricolaje. No sé por qué me gusta ver como, poco a poco, va construyéndose algo. Por un lado está el buen hacer del constructor, su innegable habilidad para, lo que para el común de los mortales sería un desastre garantizado, acabe por llegar a una obra intachable. La virtud es algo que, desde siempre, ha gustado admirar. Pero también esta contemplar una planificación y una ejecución, ver como se desarrolla algo con pasos bien estructurados en busca de unos fines claros. Me gusta ver un proceso con sentido, en el que no se hace nada en vano, en el que no sobra ni falta nada. Supongo que es una salida ante el absurdo cotidiano que contemplo en mi trabajo como profesor de secundaria y, quiza de modo mas general, en la misma vida.

Ver como esta silla se va autoconstuyendo es algo hipnótico. A pesar de que uno pronto supone que pasos va a dar este extraño robot, gusta ver como los ejecuta. Hay algo de simpático en él, algo en su lentitud, en la paciencia con la que realiza su tarea o en la dificultad inicial a la que parece enfrentarse, que hace que nos reflejemos en él.   Quizá sea esa labor constructiva, esa capacidad técnica de enfrentarnos a un problema y resolverlo, ese tener un objetivo claro y darlo todo por él, o la fragilidad misma que representa la escena, sean buenas metáforas de lo que es un ser humano. Mejor que la del artista o del filósofo, presentadas tantas veces como la esencia del ser humano únicamente porque los animales carecen de ellas. Quizá me minusvalore pensándome como un robot-silla, pero veo aquí mucha humanidad, mas cuando, al final, la silla vuelve a caerse, como en el famoso mito de Sísifo, como en la vida misma.

Visto en Art Futura

Anuncios