Diálogo para esencialistas

Publicado: 22 junio 2015 en Teoría del conocimiento
Etiquetas:

– Tío, Nuria me ha dejado. Estoy hecho polvo.

– Lo siento macho ¿Y cuándo ha sido?

– El sábado quedó conmigo y me lo dijo. Me dijo que se acabó para siempre.

– ¿Y por qué te ha dejado?

– Las tías son todas unas superficiales. Me dijo que ya no le gustaba. Que no le atraía físicamente, que estoy gordo y me estoy quedando calvo…

– Hombre, la verdad es que te estás descuidando bastante.

– Ya sí, pero lo valioso de una persona está en el interior. Fijarte solo en el físico es de ser una superficial de mucho cuidado.

– ¿Y qué más te dijo?

– Que le parecía un ignorante y un vago ¡Ya ves que estupideces!

– Bueno Paco, culto, culto… no eres. Yo solo te he visto con el Marca y solo te lees los titulares. Y trabajador… llevas años parado sin hacer nada.

– Sí, pero eso no es lo importante. No todos vamos a ser profesores universitarios. Me gusta vivir tranquilo sin que abuse de mí un empresario explotador. Nuria solo ha visto eso y no ha sabido mirar dentro de mí. Y  luego que si no soy gracioso ni detallista ni elegante ni educado… ¡Me ha hecho menudo retrato!

– No quiero ofenderte Paco, pero es que tampoco has tenido ni un detalle con ella en ocho años. Y tampoco eres el rey de la fiesta. Estás todo el día viendo fútbol y enganchado a Internet. A lo mejor sí que has descuidado un poco la relación…

– Joder Luis ¿Tú también? Lo realmente importante, lo que tiene valor de verdad, es lo que auténticamente somos, nuestro ser. Lo demás va y viene, es efímero, es solo superficie.

– Vaya Paco, te has vuelto muy filósofo. Pero recapacita: eres feo, gordo, calvo, ignorante, vago, no tienes gracia, ni detalles, eres maleducado y poco elegante en el vestir ¿Qué crees que podías ofrecer a Nuria para que te quisiera?

– Macho Pedro, pues lo esencial, mi maravilloso yo interior.

comentarios
  1. Yack dice:

    Esto, que tiene formato de parodia, es el núcleo de la terapia psicológica en boga y de buena parte del paradigma de la autoayuda actual. Tú eres un ser excepcional y único y te tienen que querer y admirar por eso mismo. No cambies. Sigue así y ya verás que los demás acabarán rindiéndose ante tu personalidad irresistible. Muéstrate tal cual y caerán a tus pies.

    Te da ánimos, eso es cierto, pero te quita las escasas posibilidades que tengas de enmendarte y convertirte en un ser atractivo y seductor.

    Valemos, exactamente, lo que los demás estiman que valemos y siempre se nos valora por las expectativas que despertamos en relación con el placer que somos capaces de producirles.

    No hay más.

    Saludos.

  2. Route 66 dice:

    Tyler Durden si sabía de que iba eso del esencialismo:
    No eres un bonito y único copo de nieve, eres la misma materia orgánica en descomposición que todo lo demás, todos somos parte del mismo montón de estiércol…

    Núria cree valer más que Paco, y Paco cree que no se le reconoce su valor.
    Lo que ambos quieren ignorar es que “todos somos parte del mismo montón de estiercol”. El montón de estiercol X se cree mejor que el montón de estiercol Y ¡Qué ridículo!. Núria y Paco son igual de bobos.

    Y ya que estamos, una recomendación literaria para monistas motivados: “El giro” de Stephen Greenblatt, este libro me entusiasmó y seguro que entusiasmará al autor de este blog.

  3. Yack:

    Efectivamente. La ironía iba, en parte, para la “autoayuda” contemporánea. Me hace mucha gracia cuando te dicen cosas como “Sé tu mismo”. Pero, ¿si ser yo mismo consiste en ser un gilipollas integral? O “Busca en tu interior”, como si existiera algo oculto y maravilloso que fuera mucho mejor que lo que somos en nuestro día a día. Hay mucha estupidez en esos planteamientos.

  4. Route:

    A mí también me gustó mucho “El club de la lucha”, hasta me leí la novela en la que está basada la película.

    Y me apunto la recomendación, gracias.

  5. Yack dice:

    Totalmente de acuerdo con tu comentario Santiago. Si no tenemos la suerte de nacer con unos genes maravillosos la única alternativa que nos queda es luchar por intentar compensar las limitaciones invirtiendo tiempo y esfuerzo en cambiar nuestra imagen y nuestra conducta en la dirección correcta.

    Esta idea de “sé tú mismo” quizá venta de la observación ingenua de los triunfadores que parecen comportarse con naturalidad en las situaciones más comprometidas, pero esto es el resultado de la genialidad o de un trabajo exhaustivo de perfeccionamiento o más probablemente de ambas cosas.

    Quién domina un arte o una habilidad parece desempeñarla con suma facilidad y de ahí algunos sacan la estúpida conclusión de que para caminar sobre un alambre solo hay que relajarse y actuar como si ya fuésemos consumados acróbatas: con decisión y sin miedos.

    Por otra parte, me parece otra impostura del mismo tamaño aunque de signo contrario, meternos a todos en el mismo montón de mierda.

    Existen diferencias abismales entre los individuos, según las habilidades que consideremos y la auténtica autoayuda viene a decirte: Observa en la imagen que te devuelven los demás tus propias limitaciones/talentos y trabaja para superarlas/mejorarlos si es que crees que puedes conseguirlo y que merece la pena intentarlo.

    Después de todo, el motor del progreso reside en la diferencia en las capacidades y en la uniformidad en los objetivos.

    Saludos.

  6. Junger dice:

    Hola, Santiago.
    Te escribe un adicto a tu blog.

    Abusando de tu generosidad, te planteo una sóla pregunta:

    ¿Filosofía o Psicología?.

    No se que carrera estudiar.
    No me importan las salidas laborales, no tengo que trabajar para vivir.
    Tampoco me interesa ayudar al prójimo ni la docencia.
    Me gustaría conocer tu opinión.
    Gracias.

  7. Hola Jünger:

    Yo creo que estaría bien que hicieras una carrera cualquiera, por ejemplo Psicología si te interesa, y luego, estudia Filosofía o, si te parece demasiado, haz un máster en filosofía después de terminar la carrera o, ya tirando por lo bajo, complementa tu formación en plan autodidacta con muchas lecturas filosóficas. A mí me gusta la filosofía como complemento esencial a otro saber primario.

    Si tienes tiempo y no necesitas trabajar para vivir (que envidia), ¡no pares de estudiar nunca¡ ¡Hazte las dos! ¡Y más!

    Pero en fin, es tu decisión: piénsala bien en función a tu situación e inquietudes y no le hagas caso a nadie (ni a mí).

  8. slayertyrael dice:

    Bonita historia, si el autor desvela la moraleja que él espera tenga la historia sería la guinda del pastel jeje.

  9. Vicente dice:

    No creo que haga una gran aportación al debate si recuerdo aquello de Machado “Todo necio confude valor y precio”.

    El precio nos lo ponen los demás, el valor lo otorgamos nosotros y es, en cierta medida, modificable. Claro que si lo que quieres es “mojar el churro” (disculpad la ordinariez) tu precio habrá de ser similar o mayor al de tu partenaire ¿no?

  10. vicente dice:

    Yack dice:
    Te da ánimos, eso es cierto, pero te quita las escasas posibilidades que tengas de enmendarte y convertirte en un ser atractivo y seductor.

    Valemos, exactamente, lo que los demás estiman que valemos y siempre se nos valora por las expectativas que despertamos en relación con el placer que somos capaces de producirles.

    O sea, convertirnos en unos auténticos “pagafantas” moldeándonos al gusto ajeno. ¡Qué vida más sacrificada!

  11. Yack dice:

    Permíteme corregir a Machado: Todo necio diferencia entre valor y precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s