Sobre demos y kratos (II): antisistema

Publicado: 17 junio 2011 en Filosofía política
Etiquetas:, , , , ,

Igual que a cualquier sistema de pensamiento, a la democracia se le pueden aplicar las clásicas paradojas de autorreferencia: ¿sería válido abolir el sistema democrático si todos votamos que así sea? ¿Podemos abolir la democracia democráticamente? ¿Es legítima una decisión que cambie las mismas reglas del juego democrático? Sería como cambiar las reglas del ajedrez mientras jugamos una partida. O, más interesantes aún son los problemas que surgen cuando nos acercamos a los límites de la democracia: ¿tiene alguno? ¿Podríamos votar democráticamente exterminar a los judíos, negar derechos a minorías étnicas o al género femenino? ¿Deben regirse democráticamente todos los ámbitos de toma de decisiones? ¿Una empresa o el ejército han de funcionar democráticamente?

Uno de los objetivos, si no el principal, de las asignaturas que imparto como profesor, es crear alumnos con capacidad de pensar por sí mismos, con sentido crítico. A mí me gusta decir que educo para crear una sociedad civil ingobernable. Educamos para la ingobernabilidad. Y así ocurre: hijos de las clases de filosofía de principios de siglo tenemos el 15-M, pero cuando se deciden a acampar en las calles realizando asambleas (ecos de la idolatrada ágora griega) no sabemos qué hacer con ellos. Después, cuando boicotean las investiduras de alcaldes y diputados decimos que hay líneas rojas que no se deben pasar. Estamos de nuevo ante una paradoja: ¿Quieren más democracia a la vez que atacan las instituciones democráticas? ¿Quieren más representación a la vez que increpan a los legítimos representantes? Claro, diríamos, pero es que precisamente los hemos educado para ello: si quieres rebelarte contra el sistema tendrás que atacarlo ¿Desde cuando las revueltas no molestan? Los políticos quieren que los movimientos críticos sean majetes con ellos y no hagan ruido alguno. Sí, critica lo que quieras sentado en tu placita debatiendo con tus amiguitos, que yo seguiré a lo mío. Es más, si me viene bien y queda popular, voy y muestro públicamente mi simpatía hacia ti. No queridos políticos, la desobediencia civil significa desobediencia, es decir, dar problemas.

Artur Mas dijo que costó mucha sangre erigir el parlamento catalán. Es cierto, las instituciones democráticas que tenemos son fruto de siglos de esfuerzos y, en gran parte gracias a ellas, gozamos de unas cuotas de bienestar inauditas en la historia. Pero, ¿qué pasa cuando políticos mancillan ese parlamento con sus corruptelas y demás bajezas? No les votes, diríamos. Pero, y aquí va otro de los grandes problemas de la democracia: ¿qué pasa si no podemos echar a esos políticos? El sistema democrático se da muy fácilmente a la manipulación, al engaño, a la retórica, al populismo sofista. Como ya denunciaron Platón o Aristóteles, la democracia degenera fácilmente en demagogia. Los políticos luchan por controlar los medios de comunicación, marcan las directrices de los informativos de las televisiones y las líneas editoriales de los periódicos. ¿Cómo entonces dar legitimidad absoluta a los resultados de las votaciones si pueden ser fruto de la manipulación? Resulta poco más que evidente como la atención mediática se centró primordialmente en los altercados violentos en el parlamento catalán y no dijo apenas nada de los duros recortes que se aprobaron en él ¿Es legítimo un gobierno erigido por una población manipulada?

Podríamos contestar que no y entonces sería lícito entrar en el Parlamento y tomarlo. ¡Peligrosísima solución! No, nuestra democracia tiene serios problemas a todos los niveles pero la solución no está en llevar su crítica al extremo de tener que cambiarla de raíz (esta es la simplista bipolarización en la que solemos caer muchas veces). La solución está en una regeneración, en cambios profundos, pero admitiendo y conservando los elementos positivos, que son muchísimos. Aquí el árbol no nos deja ver el bosque. Es curioso como cuando alguien se declara antisistema no duda en acudir a un hospital público para curarse los moratones que le han causado los antidisturbios como si el hospital no fuera parte del sistema. Supongo que tampoco le gustará el agua caliente que sale por las cañerías, la luz eléctrica o las carreteras por las que circula. O nuestro querido acampado al que la ha tocado la lotería… ¿No debería renunciar a un premio dado por un sistema tan corrupto?

Si algo se puede sacar de positivo de los disturbios en el parlamento catalán es que a los políticos se les ha dado un toque muy serio, se les ha asustado. Está bien (advierto que voy a decir una barbaridad) que los políticos no puedan tomar a la ligera decisiones tales como hacer recortes en sanidad, que sepan que no tienen impunidad total para hacerlo. Eso es lo único bueno que veo en unos altercados bochornosos a todas luces condenables e injustificables. Las grandes crisis llevan todo al extremo y ahora estamos viendo como todos nos estamos moviendo en los límites de la democracia, en los límites del sistema.

Véase Sobre demos y kratos

Anuncios
comentarios
  1. Suscribo lo que dices, si bien una cosa. Los altercados son, sin duda, bochornosos, condenables e injustificable, sean quienes sean los que los han producido, si los propios mossos, o los manifestantes. Pero, también, a todas luces son impropias las amenazas de Artur Mas en un duro comunicado que, quizá, ya tenía preparado de antemano. Y ello porque, ellos mismos, los mismos políticos que lo respaldan hicieron cosas mucho peores en el mismo escenario, la Ciutadella, insultando, atacando, e incluso, llegando incluso a emitir amenazas de muerte a los diputados de la oposición.

    http://www.planetatortuga.com/uploads/5332c007-3454-7135.pdf

    Evidentemente, que ellos fueran peores no justica un ápice a quienes usan de la violencia, pero si que pone en su lugar a cada uno.

  2. Hola Fernando:

    Jaja. ¡Qué bueno que es tener memoria! Es vergonzoso como esta gente cambia según suena el viento sin tener ningún tipo de problemas de conciencia. Cuando no estaban en el poder, gritando “mateu-lo, mateu-lo” y ahora diciendo que se dará un castigo ejemplar a los cafres ante atentados flagrantes a la democracia.

    Voy a colgar la noticia del periódico en el twitter.

  3. Héctor M dice:

    ¿Y si acabamos de una vez con el pensamiento mágico y asumimos que NO se pueden cambiar las leyes físicas votación mediante y otro tanto -porque viene a ser lo mismo- las leyes económicas? ¿Y si es posible -ojo, digo posible, no digo que sea así- que la sanidad pública NO se sostiene dadas las condiciones materiales actuales -como seguro NO se sostendría en Somalia- y, en tal caso, que los políticos no puedan tomar a la ligera decisiones tales como hacer recortes en sanidad no deja de ser una pataleta infántil contra una realidad menos moldeable que lo que quisieran nuestros anhelos democráticos?

    No digo que sea así, insisto, no digo que sea así, tal vez sí se puede evitar recortes en la sanidad, pero en ningún momento, ni en este post ni muchísimo menos en los tejeritosConRastas (twitter dixit), he visto que se contemple, siquiera brevemente, la posibilidad de que las decisiones democráticas se vean limitadas por cuestiones materiales.

    Y no soy precisamente yo un materialista … pero me molesta que se hable siempre de derechos y privilegios sin tener en cuenta si éstos son realizables…

  4. Héctor:

    Estoy de acuerdo en que no sería criticable un recorte en sanidad, en educación o en churros y porras, si no quedara otra opción. Pero es que el déficit que tiene la sanidad y por el cual hay que hacer recortes TIENE UNA HISTORIA. Los presupuestos pueden gestionarse de muchas formas, pueden quitarse de unos sitios para ponerse en otros, pueden hacerse previsiones económicas, pueden hacerse muchísimas cosas… Seguramente que una mejor gestión en tiempos de bonanza no hubiera obligado a recortes tan estrictos ahora. Yo no les critico que no puedan sacar de donde no hay, yo les critico lo mal que han gestionado lo que hay: a tirones, con miedo de perder votos y con mucha irresponsabilidad.

    Simplemente una cuestión: ¿Por qué los médicos no sólo recetaban el número exacto de medicamentos que tienes que tomar en tu tratamiento sino cajas completas? ¿No sería, a todas luces, un ahorro más que sensato recetar sólo siete paracetamoles, uno por día durante una semana que no una caja de cuarenta? ¿Cuánto tiempo lleva esta propuesta en el aire sin que se haga nada?

  5. Jose Manuel dice:

    Por eso hay que votar a los políticos que prometan y cumplan austeridad y prestaciones realistas, no a los que vayan tirando caramelos a manos llenas, que luego nos salen muy caros.

  6. Renaissance dice:

    Muy interesante, pero una cosilla:

    El movimiento de los “indignados” está hueco, es sólo eso, indignación. Rabia que se escupe, pero no es constructivo. Ser crítico no es eso.

    Observo que la situación supera a los “jóvenes” del sol, los “indignados” ven que no tienen trabajo pero no atinan a explicarse por qué, sus tesis son una mezcla de tópicos izquierdistas con burdas y muy serias simplificaciones de la realidad. Cuando leí sus “propuestas” confirmé mis peores augurios: No saben y no entienden la naturaleza del problema que vivimos, no es un problema de democracia ni mucho menos, el problema no es que los malvados especuladores secuestran la voluntad del pueblo. No eso eso, señores del 15M.

    La realidad es más dura, todos fuimos responsables, los bancos dieron hipotecas, sí, pero sólo porque nosotros las pedimos… qué detalle, eh?

  7. Hola Renaissance:

    Ya leí en tu blog las críticas que haces a los indignados. Estuve a punto de responderte allí pero, como siempre, me falta tiempo. Te doy la razón en que muchas de las propuestas son ingenuas o utópicas y que muestran un profundo desconocimiento de los más básicos rudimentos del sistema económico. También te doy la razón en que con más democracia no vamos a solucionar el problema del paro juvenil o de la deuda pública. Una democracia más representativa o más directa no baja los tipos de interés ni hace subir las acciones.

    Sin embargo, eso no quita que muchas de las propuestas estén bien. Una democracia más directa o más representativa no nos hará salir de la crisis, pero será una democracia mejor. Una menor corrupción política tampoco mejorará la economía pero será mejor que haya menos ladrones.

    Aquí es donde más ordenado y serio he encontrado el conjunto de propuestas del 15-M:

    http://www.publico.es/espana/380220/21-ideas-inspiradas-en-el-15-m

    En general, yo veo todas ellas muy razonables aunque puedo entender que sean discutibles. Sin embargo, de aquí a decir que el 15-M es un movimiento hueco va un trecho.

  8. Alejo Urzass dice:

    Hombre, Renaissance, dice usted “los bancos dieron hipotecas, sí, pero sólo porque nosotros las pedimos… qué detalle, eh?”, y yo le repondería “nosotros pedimos hipotecas, sí, pero sólo porque ellos las daban… qué detalle, eh?”

    La verdad que pocas veces se oye es que todo el mundo no puede incrementar beneficios de forma continua. En cierto modo (solo en cierto modo, ya sé) deberíamos aplicar a la riqueza aquello que decíamos de la energía, que ni se crea ni se destruye, sólo se transorma. O sea, que cambia de mano y se acumula de formas poco eficientes. Porque para que unos acumulen dinero, otros lo desacumulan. ¿Y eso de que el libre mercado se “autorregula”? Pues no lo creo: todos hemos jugado al monopoly y sabemos que en cuanto uno empieza a acumular riqueza ya no hay quien le pare, todos los demás jugadores se empobrecen rápidamente y el juego se vuelve aburrido.

    Así pues, la cuestión de fondo no es tanto el modelo de democracia (con la que se eligen gobernantes) como que los gobernantes cedieron el mando al mercado falsamente “autorregulable”. La democracia en sí no da herramientas para cambiar esto. Hay que inventar la herramienta. En el pasado se inventó la guillotina y funcionó. Aquella herramienta no es válida hoy con nuestros fundamentos morales. Pero habremos de inventar algo que, tal como la palabra inventar sugiere, hoy por hoy aún no existe.

  9. JL Salgado dice:

    ¿Seres ingobernables? Desde luego, por la manifiesta incapacidad de los gobernadores.

    Si las propuestas #15M son utópicas; meter un papelito en una caja con una raja cada 4 años ¿no es acaso en si una utopía? Si no se pone la meta en el horizonte, no tenemos dirección donde caminar.

    Si te dan una hipoteca y como garantía se establece el bien hipotecado, su devolución debería saldar la hipoteca, de lo contrario el sistema es corrupto.

    Si un cuerpo de policía crea por la fuerza un pasillo para proteger diputados, y falla.
    El problema es el cuerpo de policía y sus directores.

    ¿Kale borroka, don Arturo? Lo dicho, gobernantes ineptos.

    El #15M es utopía frente corrupción.

    Salud, saludos y buenos alimentos

  10. Renaissance dice:

    Alejo Urzass lo siento pero estás equivocado, pero que muy equivocado. La visión típica de que la riqueza como un quesito en el cual si unos tienen más, otros irremediablemente tendrán menos… no es cierta, y es bastante fácil de desmentir: tenemos la misma riqueza agregada que en la edad media? NO, ni de lejos, la economía crece.

    Aunque si sumamos a la ecuación los recursos naturales, entonces la cosa tiene disculpa, porque al fin y al cabo la riqueza son cosas, y las cosas son recursos naturales, es decir, materia que ni se crea ni se destruye. En este sentido, el crecimiento ecnómico no es más que tomar cosas de la naturaleza y ponerlas en “manos humanas”, así pues no puede haber crecimiento infinito porque no hay recursos infinitos. Pero bueno, sospecho que esto no era lo que tenías en mente.

    Tampoco la economía es un monopoli, el monopoli es un malísimo ejemplo, porque es un juego de “suma cero”. La bolsa, por ejemplo, es un juego de suma cero, pero en general la economía no lo es, de lo contrario no habría ni podría haber jamas crecimiento económico. (aunque siguiendo con el ejemplo anterior, si sumamos a la ecuación los recursos naturales, sí hay juego de suma cero).

    No hay escrito en ningún sitio que la economía de mercado produzca desigualdad, de hecho la economía de mercado redujo notablemente la desigualdad en los años 60 y 70 en este país cuando el gbierno de franco empezó a liberalizar la economía (qué débil es la memoria), y de hecho, la economía de mercado está reduciendo la desigualdad en China y la India mucho mejor de lo que lo hizo la economía marxista. Aunque bueno, es más cómodo desde el punto de vista intelectual echarle la culpa al capitalismo.

  11. Renaissance:

    Entonces, sí que estás de acuerdo, como mínimo, en que hay que cambiar el modelo productivo.

    Y con respecto a la eliminación de la desigualdad, yo creo que el capitalismo sí que puede traer cierta prosperidad generando una riqueza de un modo más eficiente que en otros sistemas pero… ¿garantiza un buen reparto de la riqueza?
    ¿Qué opinas de la regla de Pareto?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_Pareto

  12. Renaissance dice:

    La crítica ecologista al sistema no entra dentro del ideario del 15M, ellos van por otro camino que no tiene nada que ver.

    Y sobre la cuestión de la desigualdad… es realmente la desigualdad el problema? o es la pobreza? Hay un matiz importantísimo. ¿D0ebe ser la desigualdad un problema a tratar por la política económica? No estoy tan seguro. La psicología humana a veces es perversa y en general preferimos cobrar 40000 euros si el vecino cobra 30000, que cobrar 50000 si el vecino cobra 100000. Odiamos la desigualdad, porque odiamos que el vecno cobre más que nosotros. Pero la política económica no está para tapar nuestros prejuicios cogniticos, está para ponernos un plato de lentajas sobre la mesa.

    Fíjate que si yo cobro 50000, y el vecino 10000, hay más desigualdad, pero todos viven mejor que en el primer caso (yo cobro 40000 y el vecino 30000).

  13. Renaissance dice:

    Se me ha olvidado de decir.:

    Mi opinión, quizá el problema que hay que solucionar,es la pobreza y no la desigualdad. y la solución de la pobreza pasa irremediablemente por crear más puestos de trabajo. No hay atajos que se puedan tomar.

  14. Alejo Urzass dice:

    ¿Crear más puestos de trabajo? Llevamos un par de siglos inventando máquinas para hacer más trabajo con menos esfuerzo, pero se nos insiste para que sigamos trabajando muchas horas, que aunque sean menos que hace un siglo, son tantas como antes de que se extendiara el uso de los ordenadores, pongamos hace 25 años, curioso. ¿Es que hay tanto por hacer? Amigo Renaissance, mientras una gran empresa como por ejemplo una de nuestro país que lanza a la calle 8000 trabajadores a la misma vez que la empresa está dando beneficios y está pagando a sus altos ejecutivos a manos llenas, no se puede dejar de afirmar que la economía de mercado genera desigualdad y pobres. No voy a llamarlo pobreza sino “pobres”. Es decir número de pobres, ya que normalmente quienes opinan como usted suelen decir que un pueblo es rico solo mirando el saldo del conjunto. O sea, que si un vecindario de 10 personas de las que 9 ganan un dolar al día mientras que la décima gana un millón al día, será para usted un vecindario más rico que aquél otro de 10 vecinos que ganan 100 dólares al día cada uno.

    En resumen, hay que repartir el trabajo. Esto sí generaría riqueza suficiente, quizá no tanta como en el vecindario primero. Pero como no haría más ricos a quienes ya lo son, pues se tiende a decir que es algo que no funciona, que mejor nos olvidemos…

  15. A mí me hace gracia eso de que a prácticamente nadie le gusta trabajar y trabajamos once meses al año, seis días a la semana hasta los 67 años y subiendo. ¿Es que somos imbéciles o qué?

  16. Renaissance dice:

    Alejo Urzass Por qué dices “las personas como yo”? A caso me conoces para juzgarme?

    El ERE de telefonica me parece mal, pero sólo por un motivo: lo acabaríamos pagando todos, porque el dinero de las prejubilaciones va a salir de la SS. Ante el revuelo, telefónica ya dijo que se encargaría ella misma del coste de los EREs, en tal caso: mutis callao, nadie tiene derecho a objetar nada. ¿Has preguntado a los trabajadores de telefonica qué les parece el ERE? Porque es bastante evidente que muchos están ansiosos para que les prejubilen (en realidad, al final serán 5000, no 8000), te garantizo que esos no van a ser pobres. Y además, telefonica es una empresa con beneficios, pero gracias a sus filiales en el extranjero, en el mercado nacional es la operadora más ineficiente en este sentido, el ratio beneficios/coste es el más bajo del sector. Y lo que cobre el sr. directivo X, personalmente me da igual, y no sé por qué debe de importar a nadie.

    Y a Siantiago y Alejo UrzassLa idea de que las máquinas nos quitan el trabajo es un fósil ideológico, está desmentido desde el siglo XIX. E ídem con aquello de “repartir el trabajo”.

    En España los sueldos son bastante cortos, explícale a un trabajador con hipoteca e hijos que ahora trabajará la mitad y cobrará la mitad, enonces sí íbamos a tener propestas de verdad, y con toda la razón. “Repartiendo” el trabajo no se crea riqueza de ningún tipo. Lo que hay que hacer es crear más puestos de trabajo creando más empresas y favoreciendo la expansión de las empresas existintes, pero para eso tendríamos que dejar zancadillear la iniciativa privada.

    A nadie le gusta trabajar, y mi generación con toda probabilidad no sé si quiera si llegará a jubilarse ni siquiera a los 67. Pero es eso o hambre, y tampoco es cosa del malvado capitalismo, en todas las sociedades y en todos los sistemas económicos hay que trabajar, porque, bueno, tenemos que comer y vestirnos, ese es el coste existir.

  17. “A nadie le gusta trabajar, y mi generación con toda probabilidad no sé si quiera si llegará a jubilarse ni siquiera a los 67. Pero es eso o hambre, y tampoco es cosa del malvado capitalismo, en todas las sociedades y en todos los sistemas económicos hay que trabajar, porque, bueno, tenemos que comer y vestirnos, ese es el coste existir.”

    Evidentemente hay que trabajar, no simplifiques lo que he dicho. El asunto es que, ¿por qué no trabajamos cinco horas diarias cuatro días a la semana? ¿Tanto hace falta trabajar para tener un plato de comida? Una legislación universal que regulara las horas de trabajo pondría solución a este asunto. No creo que las actuales ocho horas diarias sean una cifra mágica que al ser reducida el mundo se vaya a pique.

    Antaño trabajaba sólo el hombre, estando la mujer dedicada al hogar, y no se pasaba hambre. ¿Por qué ahora trabajando los dos el poder adquisitivo de las familias sigue siendo similar? Seguramente que entonces, también salieron algunos diciendo que o trabajaba también la mujer, o hambre.

    Yo no digo que haya que eliminar drásticamente la desigualdad. Entiendo que quien trabaja más ha de obtener más beneficio. Lo que me parece obsceno es la diferencia de sueldo entre un peón de fábrica y un alto ejecutivo. ¿Pasaría algo si en vez de ser treinta o cuarenta veces superior fuera sólo dos o tres?

    ¿Por qué la idea de que las máquinas nos iban a quitar de trabajar es un fósil ideológico del siglo XIX? Cuando las máquinas llegaron a las cadenas de montaje no se redujo el horario laboral ni se aumentó el sueldo del trabajador a pesar de multiplicarse la producción. El empresario podría haber reducido ese horario y aumentado los salarios manteniendo la misma producción inicial.

  18. Alejo Urzass dice:

    Renaissance, léame bien, en ningún lado he escrito “las personas como usted” sino “quienes opinan como usted”. Yo a usted no le juzgo, pero sí a sus opiniones, que para eso las pone, supongo.
    Dice luego “La idea de que las máquinas nos quitan el trabajo es un fósil ideológico, está desmentido desde el siglo XIX. E ídem con aquello de “repartir el trabajo”. A eso me refería, usted repite un discurso que le viene dado. Santiago ya se lo ha argumentado bien.

    Pero yo añado aún más: niego que trabajando la mitad se deba reducir a la mitad el sueldo: en España hay un 20% de paro. Eso significa, aproximadamente, que 8 trabajadores pagan con su productividad (40 horas semanales x 8 = 320 horas de trabajo) el sueldo de 2 desempleados (0 horas semanales, 0 horas totales). ¿No podrían esos 2 desempleados estar trabajando de forma que el total de los trabajadores (10 personas) trabajaran 32 horas semanales? El sueldo total apenas disminuiría ya que no sería necesario retraer de los sueldos de aquellos 8 el coste de los subsidios de los otros 2, o en todo caso disminuiría muchísimo menos que las horas dedicadas. Eso aumentaría la riqueza ya que el reparto, tanto del trabajo como del ocio, redundaría en vidas más plenas y disponibles, sin la sensación psicológica de crisis, aumento de confianza, lo que incrementaría el consumo y la demanda de bienes y servicios.

    Sigue usted pensando en términos de “expansión” de las empresas existentes, sin contar con que el mundo es finito por lo que la expansión en tamaño no es una fórmula universal. Nuestro cuerpo deja de “expandirse” a partir de los 16 o 18 años, pero seguimos creciendo como humanos en otros sentidos que no el del tamaño. Esto es lo que deberían entender las empresas, que el crecimiento de mercado debe ser solo una parte limitada de sus historias. Pero desgraciadamente la avaricia sí que lamentablemente no conoce límite de tamaño. Y es triste hacerse eco de la filosofía de la ley del mercado tan a la ligera. En su primer sentido, la palabra empresa significaba “acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo, ” pero hemos acabado por otorgarle su único sentido en lo económico, como si hubieramos venido al mundo solo por el fin de la economía. Hay que despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s